Nivaria Tejera, la niña del barranco


nivaria foto

Guerraguerraguerra. Esta palabra va a romperme. Tengo miedo y es ella que vigila; tengo frío, y es ella que vigila. Y papá detrás, perdiéndose. ¿Dónde estará? Lo extraño a esta hora. Regresaba del periódico sonriente. No, hoy no lo veré. Está escondido en la guerra. En la casa, abuelo y todos lo llaman en secreto, pero él no oye. Anda debajo de ese escándalo, en la calle”
El barranco, Nivaria Tejera

No hubo aguacero en París este seis de enero, pero sí una fina lluvia cuando la madrugada del día de Reyes fallecía Nivaria Tejera, poetisa y escritora cubana y canaria. Nivaria nació en La Habana en 1928 pero con apenas un año su familia se fue a vivir a Tenerife, en esta isla residió hasta 1944. Tras el golpe de Estado de julio de 1936 los fascistas detuvieron y encarcelaron a su padre y cuando logró escapar de la prisión franquista regresó con la familia a La Habana. De esa experiencia vital nació una novela imprescindible para los estudiosos de la literatura sobre la guerra civil española: “El barranco”. Un texto que cuenta el conflicto bélico visto por los ojos de una niña.
La profesora de Literatura en el Hunter College de Nueva York, María Hernández-Ojeda ha investigado y analizado la obra de Nivaria Tejera. Además de varios artículos académicos, Hernández-Ojeda ha publicado los libros: “Insularidad narrativa en la obra de Nivaria Tejera: Un archipiélago trasatlántico” (2009) y “Los exilios literarios de Nivaria Tejera” (2012).
Cuenta María Hernández- Ojeda que de toda la creación literaria de Nivaria Tejera, el texto que mayor éxito ha tenido es “El Barranco”, se editó por primera vez en La Habana (1959), Canarias (1989 y 2004), en francés (1958 y 1986), en italiano (1960), en alemán (1962) en checo (1964) y en inglés (2008).
En su libro “Insularidad narrativa en la obra de Nivaria Tejera: Un archipiélago trasatlántico”, María Hernández- Ojeda escribe que “Los textos nivarianos forman parte esencial de la historia literaria de Cuba, Canarias y el exilio latinoamericano en París. El diálogo que establece entre sus obras conforma un puente transnacional, en el que la anécdota no importa, solo la experiencia vital de la escritora-isla. El mar representa en Tejera la búsqueda de libertad, como se refleja en la escena de El barranco en que la niña por fin se encuentra con su padre junto al océano. Nivaria, quien paradójicamente no sabe nadar, está vitalmente conectada al mar: la isla Nivaria asocia al mar con el proceso de liberación en su escritura.” Además de su obra narrativa, Nivaria Tejera publicó numerosos textos de poesía y ensayo y también practicó el arte de la pintura.
María Hernández-Ojeda comenzó a investigar la obra de Nivaria Tejera después de leer “El barranco”, pasó varios meses hasta que pudo localizar a la escritora cubana canaria en París, y de sus encuentros en la capital francesa surgió una amistad entre la profesora grancanaria y Nivaria y su círculo más cercano. Esa relación cercana (y el habitual compromiso social investigadora canaria ) se vio reflejada en la inmediata reacción de María Hernández-Ojeda que apoyó a la hija de Nivaria Tejera, la escritora Rauda Jamís, para abrir una cuenta de crowdfounding para poder pagar los servicios funerarios de su madre.
Caía una lluvia fina en París cuando murió una escritora que creó un universo literario del que forma parte Canarias, así nos lo contaba la profesora Hernández Ojeda en una entrevista en Tamaimos.com. Sin embargo Tejera no es estudiada en los centros de enseñanza en las islas a pesar de ser la autora de una novela ambientada aquí y traducida al inglés, al francés, al alemán y al checo. Como en los versos del poeta peruano César Vallejo (Me moriré en París con aguacero/ un día del cual ya tengo el recuerdo), también Nivaria Tejera murió en París, solo caía una fina lluvia, aunque sí hubo un aguacero de solidaridad que sirvió para garantizar una despedida digna.

*Este artículo también se publica este viernes en el periódico La Provincia Diario de Las Palmas

@juanglujan

PD: Enlace para apoyar los costes funerarios de Nivaria Tejera 

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en La Provincia, literatura, Nivaria Tejera, Obituario. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nivaria Tejera, la niña del barranco

  1. ejenenacar dijo:

    gracias por compartir la información Juan. Dos cosas: sería interesante saber la editorial de la obra de Nivaria “El Barranco”. Por otro lado, estamos preparando la presentación del libro del amigo Francisco González Tejera “Tormenta en la memoria” que como probablemente sabrás, relata parte de esa historia escondida de la represión fascista en Gran Canaria durante la dictadura. El evento será en el salón del casino de Agüimes, para el próximo 22 de enero a las 20 horas, por si te apetece acudir, está usted y todxs quienes le leen invitados. Salud

    • juanglujan dijo:

      Gracias por seguir comentando los artículos y visitando este blog, Ejenenacar. La última edición de “El barranco” la hizo la editorial Ideapress. La primera la realizó Edirca (Editorial Regional Canaria) . Por razones de trabajo tengo complicado acercarme a la presentación del libro de Paco, aunque me gustaría. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s