No pienses que estás sola. Yeray Rodríguez


cartelcontraviolencia

Creemos que este es un país moderno;
pero son más que muchas las que mueren
o sufren, porque quienes “más las quieren”
las han puesto a vivir en un infierno.
Cabría para ti un mensaje tierno
pero hay que denunciar las injusticias,
porque no quiero verte en las noticias
como una más que pudo haber vivido
por no gritar a tiempo que has tenido
más golpes y desprecios que caricias.
No pienses que estás sola, no te creas
que nadie va escuchar lo que te duele
no dejes que la angustia te consuele
ni des normalidad a las peleas.
Tu sueños, tus anhelos, tus ideas
merecen una vida caudalosa
y no la tan violenta y tan celosa
conducta de quien nunca comprendió
que quieres decir no si dices no,
que eres un ser humano y no otra cosa.
Escapa del control y la amenaza
quien te quiere, querrá que vivas libre
y hará que el corazón solo te vibre
por la fuerza sutil con que te abraza.
Escapa del temor que te atenaza,
jamás debe vencer la indiferencia
sé dueña del valor de tu experiencia
distingue entre el control y la ternura,
que tu autoestima siempre esté a la altura
y no le des respiro a la violencia.
Denuncia a quien camufla con detalles
el odio visceral con que te trata
no olvides que es la mano que te mata
la mano que te obliga a que te calles.
Por deprimida y sola que te halles
no des normalidad a la tristeza
escapa de ese abismo sin certeza
te esperan comprensión, sueños, abrazos,
sé dueña del destino de tus pasos
verás cómo, otra vez, tu vida empieza.

*Yeray Rodríguez es verseador y profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

PD: En la fotografía que encabeza esta entrada se ven los dos carteles del concurso de dibujos sobre violencia machista realizado en los institutos del municipio de Santa Lucía. El cartel de la izquierda fue el ganador, su autora es la alumna del IES José Zerpa Gisela Rojas Tojo, de 3º de la ESO. El de la derecha es el cartel que se llevó el segundo premio, su autora es Idaira Suárez Rodríguez, de 4º de la ESO del IES Gran Canaria.

Publicado en derechos humanos, desigualdad, machismo, violencia machista, Yeray Rodríguez | Deja un comentario

Aniversario de la traición española. Bachir Amed Aomar*


dibujo-traicion
No es la primera vez, ni será la última si nada cambia, que me repito muy a pesar mio. Vuelvo a hablar de una fecha triste para mí y para todo el pueblo saharaui. No es fácil olvidar que el catorce de noviembre de 1975, el estado español decidió unilateralmente firmar unos acuerdos por los que vendía a miles de personas, como si de corderos se tratase, a un país extranjero.
Nunca conoceremos toda la verdad hasta que aquellos documentos se hagan públicos, pero si podemos contar lo que vimos con nuestros propios ojos. No es temerario decir, aunque a algunos les duela, que España traicionó al pueblo saharaui. La población que vivía en el territorio confiaba en las promesas hechas; en el referéndum de autodeterminación, en la independencia de la colonia. Aún hoy, todavía hay nostálgicos que nos acusan de ser los culpables de la entrega del Sahara a Marruecos. Decían “Fuera España”, nos dicen. Les da vergüenza aceptar que en la colonia los únicos que vivían mal eran los saharauis, que pisoteaban nuestros derechos porque éramos ciudadanos de segundo orden en nuestra tierra. No quieren reconocer que el Sahara era nuestro, que los que vinieron de fuera eran ellos. Más que pedir que se fuera España, deseábamos que se restituyeran nuestros derechos, la dignidad nos lo pedía.
Un momento histórico tan ignominiosos no puede ser ignorado. Estamos obligados a recordarlo cada 14 de noviembre. La firma de ese documento condenó a la muerte a miles de personas. Por supuesto que el culpable es Marruecos, pero sin el acuerdo de España nunca hubiese ocurrido lo que sigue pasando. El reino alauí es culpable, pero el reino de España es responsable, por mucho que intente mirar hacia otro lado.
El pueblo canario es quizá el que más vínculos ha mantenido con los pobladores del territorio desde tiempos ancestrales. Hay pruebas que demuestran los intercambios de diversa índole entre los pescadores isleños y las tribus del desierto. Una historia común que hoy se desconoce. Personalmente me duele, cuando en institutos y universidades observo que los jóvenes desconocen la existencia del Sahara Occidental. A la pregunta obligada de si saben que país es el más cercano a las islas, la respuesta es siempre la misma: Marruecos. Un territorio que se encuentra apenas a cien kilómetros es totalmente desconocido. No creo que sean ellos los culpables de ese desconocimiento, aunque estoy convencido que hay intereses ocultos a los que beneficia que el Sahara no exista en la mente de las nuevas generaciones. Ellos, por supuesto, no pueden saber que antes de 1975 no habían marroquíes en Canarias, tampoco que los únicos que venían de la otra orilla eran los saharauis. Mucho menos que miles de canarios vivían y trabajaban en el Sahara Español.
foto-tripartito

Los medios de des-información ya se encargan de esa tarea, cuando menos se hable del Sahara, mucho mejor. No digamos nada de las plumas de algunos pseudo periodistas que están al servicio del que entrega el sobre en el consulado. Realmente es patética la simbiosis entre algunos políticos y empresarios que se mueren por poder invertir en el Sahara Ocupado, pasando por alto, que es un territorio donde cualquier explotación de los recursos naturales es expolio. Lo mas grave es que intentan convencer de que allí no ocurre nada. Para ellos no existen los presos políticos, ni las torturas, ni las violaciones, ni las desapariciones, ni las fosas comunes, solo un territorio casi virgen, donde intercambiando dádivas con los marroquíes, se pueden hacer ricos.
La relación de Canarias con el Sahara debe ser otra cosa. Somos dos pueblos hermanos que hemos estrechados lazos de amistad en una historia común, no dejemos que la serpiente nos envenene. Luchemos mano con mano para que no haya más catorce de noviembre.

Escribió el poeta Pedro Lezcano:
Mirando al sol poniente
los niños saharianos,
rezan, sueñan y cantan una patria
que jamás han pisado.
Más allá del ocaso, nuestros niños,
en idioma común, oyen sus cantos
desde la misma arena,
el mismo sol y el mar que les robaron…

Bachir Ahmed Aomar es periodista saharaui residente en Canarias. El texto fue remitido a nuestro blog por su autor para su publicación. El dibujo está sacado del muro de facebook de Bachir Amed y la fotografía es la imagen de la firma del Acuerdo Tripartito de Madrid del 14 de noviembre de 1975, seis días antes de la muerte de Franco.

Publicado en autodeterminación, Bachir Amed, Internacional, Sáhara | Deja un comentario

Un Trabajo Social para transformar. David Muñoz *


manifa-trabajo-social

El pasado lunes 24 de octubre el consejo de Gobierno de Canarias aprobó el inicio de la tramitación de la nueva Ley de Servicios Sociales. La propuesta había sido presentada el viernes anterior al Consejo General de Políticas Sociales, el órgano consultivo del Gobierno canario en el que estamos representadas diferentes organizaciones sociales, entre ellas los dos colegios profesionales de Trabajo Social de Canarias. Desde nuestras entidades profesionales seguiremos acudiendo a presentar nuestras aportaciones cada vez que nos llamen.
Desgraciadamente todo lo relacionado con la Ley de Servicios Sociales de Canarias está pasando bastante desapercibido en los medios de comunicación. Da la impresión de que la única ley que se va a tramitar esta legislatura es la Ley del Suelo. No cuestiono la importancia de esa ley en la que sectores económicos importantes se juegan mucho, pero creo que una comunidad como la canaria con uno de los índices de pobreza y exclusión más altos de todo el Estado, que lleva años en la cola de la aplicación de la mal llamada Ley de Dependencia y con un incremento de la desigualdad que se ha agudizado en estos años de crisis, requiere una mayor atención e implicación de las instituciones en el desarrollo de políticas sociales. En otras palabras, Canarias necesita más inversión y financiación para sus Servicios Sociales.

Precisamente ahora que escuchamos tantos mensajes triunfalistas sobre la recuperación económica, ahora que el Gobierno canario dice que está elaborando los “presupuestos más sociales de los últimos años”, ahora que se intenta que las cifras macroeconómicas ocupen los titulares y se esconde que los trabajadores y trabajadoras son cada vez más pobres, ahora más que nunca reivindicamos la importancia de nuestra profesión, el Trabajo Social, como una herramienta para combatir las desigualdades sociales, para defender los derechos para todas y todos y para trabajar por un cambio social que frene las políticas de desmantelamiento del Sistema Público de Servicios Sociales.
Este sábado 12 de noviembre celebramos en Ingenio el Acto Institucional del Colegio de Trabajo Social de Las Palmas. Como cada año daremos la bienvenida a nuevos colegiados y colegiadas, reconoceremos el trabajo de quienes llevan 25 años en la profesión y volveremos a reivindicar nuestro trabajo en los Servicios Sociales Comunitarios y en distintas instituciones, en atención a la infancia y la familia, en la promoción de las personas con diversidad funcional, en la atención a la dependencia o a las víctimas de violencia de género, en los centros educativos, en las familias, en los diferentes servicios de salud, en el tercer sector, en el campo de la justicia, en la gerencia de programas y proyectos, en los movimientos sociales, en la dinamización de grupos y colectivos, en la docencia e investigación, en la intervención social en proyectos de cooperación, solidaridad y voluntariado. .. Trabajando junto a otros colectivos como Redesscan y en la Marea Naranja. Desde el trabajo de acompañamiento a las personas y desde la denuncia y la lucha social. En la calle y en las instituciones que apuesten por la participación ciudadana. Desde el colegio de Trabajo Social no nos resignaremos ante las políticas de austeridad que intentan desmantelar el Estado del Bienestar. Seguiremos defendiendo nuestra profesión y a nuestros colegiados y colegiadas, porque cuando elegimos esta profesión nos comprometimos a defender el interés general y los derechos humanos. Como escribió Eduardo Galeano en su derecho a soñar: “Nadie morirá de hambre porque nadie morirá de indigestión. Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas. Nadie vivirá para trabajar pero todos trabajaremos para vivir”. Para que se cumpla ese sueño, seguiremos defendiendo a nuestra profesión, y apostando por el Trabajo Social para transformar esta sociedad.

*David Muñoz es presidente del Colegio de Trabajo Social de Las Palmas
davidmunozfoto

Publicado en David Muñoz, servicios sociales, trabajadores sociales | Deja un comentario

Manuel Lorenzo Perera, premio Tamaimos 2016*


manuel-lorenzo

Fundación Canaria Tamaimos concede el I Premio Tamaimos a Manuel Lorenzo Perera, licenciado en Filosofía y Letras, doctor en Historia y Profesor Titular de Escuela Universitaria. Departamento de Didácticas Específicas (Ciencias Sociales) de la Universidad de La Laguna. Así lo decidió el Patronato de dicha entidad el pasado sábado 22 de octubre, día en que se conmemoraba el aniversario del proyecto matriz de Tamaimos. El Departamento de Comunicación lo hizo público a través de la revista Tamaimos.com. La persona elegida recibió el apoyo de varias personas a la candidatura.

El premiado
Lorenzo Perera es presidente del grupo folclórico de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna, creado en 1981, colectivo que ha desarrollado un importante trabajo sociocultural. También es director de la Revista Tenique, dedicada a la cultura popular canaria, y ha sido director, desde su fundación en 1995, del Aula Cultural de Etnografía de la ULL. Es profesor de dicha universidad desde el curso 1972-1973. Destacable es su labor de rescate de manifestaciones culturales como el baño de las cabras en el mar, ‘Matar la culebra’, Baile de las libreas de Buenavista del Norte, etc.
Entre los premios conseguidos está la Espiral del año 2003 concedida por el Centro de la Cultura Popular de Canarias, Premio Valores Humanos en 2004 y Premio Rural de Tenerife en 2007, ambos concedidos por el Cabildo de Tenerife. Es Hijo Adoptivo de Buenavista del Norte y ha sido propuesto en algunas ocasiones como Premio Canarias. Es autor o coautor de varios libros de temáticas como la etnografía, la historia o el folclore y ha dirigido multitud de proyectos en el ámbito etnográfico. Fue presidente del primer y segundo Congreso de Alfarería Tradicional Canaria, celebrados, respectivamente, en La Guancha (1983) y en Santiago del Teide (2003). Un currículum amplio que le hace merecedor de este nuevo reconomiento.

Primera edición de este premio
El Premio Tamaimos a la Defensa de la Cultura e Identidad Canaria nace con la intención de dar valor a las mujeres y los hombres que, con su esfuerzo y dedicación, contribuyen al avance de las Islas Canarias, desde cualquiera de sus vertientes. El premio se entregará el sábado 12 de noviembre en el transcurso del concierto del Bucio – Foro Tamaimos por una cultura e identidad canaria para el siglo XXI, que tendrá lugar en el Auditorio de Agüimes a partir de las 21:30. La entidad entregará al galardonado una estatuilla original, un diploma acreditativo y 500 euros en metálico.
Programa del I Foro Tamaimos Bucio 2016 por una cultura e identidad canaria para el siglo XXI

*Comunicado de Prensa remitido por la Fundación Canaria Tamaimos

Publicado en Canarias, cultura, identidad, Tamaimos | Deja un comentario

¿Podemos izar la bandera de Panamá, señor Bento?


arico

Este jueves 20 de octubre Luis Alsó Pérez estaba en el parque San Telmo, sentado en el puesto que la organización “Pobreza Cero” puso en la feria Gran Canaria Solidaria. Ahí estaba Luis, conversando con Paco Morote y con las personas que se acercaban al puesto. No sé qué edad tiene Luis, pero debe tener cerca de 80 años. Y ahí sigue nuestro hombre, luchando por un mundo más justo. Luis fue miembro del movimiento Canarias Libre. Su lucha contra la dictadura franquista le costó una condena de dos años de prisión.

Fueron militantes del movimiento Canarias Libre los que confeccionaron la primera bandera tricolor canaria en pleno franquismo. Arturo Cantero Sarmiento, militante del Movimiento Canarias Libre y del Partido Comunista que fue condenado a prisión (estuvo en la cárcel de Cáceres) en el mismo proceso judicial que Luis Alsó., Arturo  lo contó en el libro biográfico de Fernando Sagaseta escrito por el historiador Sergio Millares Cantero: “Arturo Cantero recuerda la fecha del 7 de septiembre de 1961, la víspera del Pino, como una fecha clave porque fue la primera vez que se lanzó la bandera tricolor canaria. Fue confeccionada en la calle de la Peregrina por su hermano Jesús, su madre, María del Carmen Sarmiento, y Arturo “sentados en una mesa enorme que teníamos, uno cortaba el papel amarillo, otro el blanco y otro el azul. La elección de los colores fue una simple superposición de los colores de las dos provincias. Y una vez confeccionada la bandera uno le puso con un bolígrafo CL. Hicimos dos mil o tres mil banderas y se lanzaron en Teror, la víspera del Pino. Era una banderita de veinte centímetros por diez”

Tres años después de aquella movilización en Teror, el 22 de octubre de 1964 el MPAIC (Movimiento para la Autodeterminación e Independencia de Canarias) presentó la bandera tricolor con 7 estrellas verdes. Desde entonces la tricolor ha ido ganando espacios. Aquella bandera creada por un movimiento independentista aparecía cada vez en más actos públicos. Intersindical Canaria, la tercera fuerza sindical de las islas, la asume como propia, en el Parlamento canario la mitad de los diputados y diputadas están en fuerzas políticas que enarbolan en sus actos públicos la que muchos canarios consideran su bandera nacional.

Mientras Luis Alsó estaba en el parque San Telmo este jueves sensibilizando a jóvenes y mayores para luchar por un mundo más justo, en la Delegación del Gobierno en Canarias Enrique Hernández Bento, el hombre puesto a dedo por José Manuel Soria para sustituir a su hermana Mari Carmen Hernández Bento, se dedicaba a mover la maquinaria del estado para impedir que se cumpla el mandato democrático del pleno de diferentes instituciones (cabildo de Fuerteventura, cabildo de Gran Canaria, Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife). Las resoluciones aprobadas por la mayoría de los grupos políticos para que en esas instituciones sea izada la bandera tricolor con motivo de su 52 aniversario.
Hernández Bento no se ha conformado con mover a funcionarios del estado español contra las decisiones democráticas aprobadas por las instituciones canarias, además en las declaraciones en los medios de comunicación se atrevió a vincular un accidente aéreo con la bandera tricolor.

Puestos a buscar manchas de sangre en la bandera de 7 estrellas verdes, Bento puede encontrarlas en la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce como víctima del terrorismo a Antonio Cubillo Ferreira, fundador del MPAIC y uno de los promotores de la bandera de las 7 estrellas verdes. El estado español debió indemnizar a Cubillo como víctima del terrorismo de Estado(pueden leer la sentencia pinchando aquí), los autores del atentado recocieron que recibieron el encargo de matar a Cubillo de mandos de la policía española.

Con su actuación el Delegado del Gobierno español ha hecho un homenaje al fundador de su partido, Manuel Fraga. Con el cadáver de Franco enterrado unos meses antes, en 1976 los sindicatos y las fuerzas de izquierdas querían convocar manifestaciones para celebrar el 1º mayo, y reivindicar la libertad, la democracia y la legalización del Partido Comunista y otras fuerzas políticas que todavía estaban en situación de ilegalidad. En ese contexto Manuel Fraga, ministro de Gobernación que había ocupado otras carteras con Franco vivo, dijo la famosa frase: “la calle es mía”.
Y como la calle era de él, Fraga prohibía que se manifestaran los sindicatos y los partidos políticos. Bento considera que son suyas las fachadas de las instituciones donde él no ha sido elegido y donde el PP se ha pegado un batacazo electoral.
También considera que son suyas las calles de Arico, porque se atrevió a mandarle una carta a su alcaldesa para prohibirle que siguiera ondeando una bandera canaria tricolor canaria con siete estrellas verdes en la plaza municipal. Me pregunto si Hernández Bento se hubiera movilizado en contra del izado de la bandera de Panamá o de la bandera de las Bahamas, que no significan nada para los canarios pero que están en el corazoncito (o más bien en la cartera) de su mentor político.
PD: El cabildo de Gran Canaria mantiene el acto previsto para este viernes a las 11 de la mañana de lectura de un manifiesto sobre el aniversario de la bandera canaria. El presidente de la corporación Antonio Morales leerá el manifiesto aunque no han decidido si izaran la bandera, ya que están pendientes de conocer el alcance del auto judicial que suspende cautelarmente el izado de la bandera a instancias de la Delegación del Gobierno español.

@juanglujan

Publicado en democracia, franquismo, nacionalismo | 2 comentarios

El istmo y el panal de rica miel. Antonio González Viéitez


acuariofoto

Es que no ganamos para sustos. Cada poco tiempo aparecen propuestas, en ocasiones ocurrencias, para localizar algún tipo de deslumbrante actividad y establecerse, aunque sea con calzador, en el lugar más privilegiado de Las Palmas, en el Istmo de La Luz, al naciente de la Playa de Las Canteras.
¿Quién no recuerda el tamaño despropósito, siendo Luis Hernández presidente de la Autoridad Portuaria, de construir el mamotreto del centro comercial El Muelle? Se salieron con la suya y el artefacto comercial (por supuesto, nada que ver con la actividad portuaria) se colocó en plena línea de atraque de uno de los muelles del Puerto de La Luz. Justo donde debería haberse situado una moderna terminal de pasajeros. De la que hoy todavía se carece.
Hace algo más de una década, irrumpió como un vendaval la propuesta de Frente Marítimo de la alcaldesa Josefa Luzardo, con un concurso internacional y la pretensión de sembrar de rascacielos (iconos representativos) el Istmo. La sociedad de Las Palmas, alarmada, reaccionó con importantes movilizaciones sociales y tomas de postura por instituciones de prestigio como el Colegio de Arquitectos, presidido entonces por Javier Mena. Si recuerdan, al final fueron las instancias de la Unión Europea las que tuvieron que tomar cartas en el asunto y pararlo. Gran victoria democrática.
Hace un año o así, se plantearon otras dos propuestas, a mi juicio, con algún nivel de incompatibilidad, el astillero para megayates y el acuario de Kiessling. Y hablo de incompatibilidad porque el tratamiento de todo ese espacio, con la vista puesta en concebir la mejor forma de culminar la “Conexión Puerto-Ciudad”, consiste en convertirlo en una espléndida zona verde y de esparcimiento para toda la ciudadanía.
Lo penúltimo fue lo del funicular a La Isleta (al que ya calificamos de disparate) y, lo último, la empresa Kiessling que, una vez conseguido su objetivo de “dotar a la ciudad de un equipamiento único en el Atlántico Medio, su Acuario”, ahora destapa todas sus cartas y quiere montarse su propio cluster: Acuario, hotel y funicular a la vista. Por ahí podíamos haber empezado…
Y la pretensión de este hotel me parece rechazable.
1). Como se acaba de indicar, dificultaría que todo ese espacio privilegiado se convirtiera en el pórtico abierto de bienvenida a quienes nos visitan. Y en inigualable zona de esparcimiento para toda nuestra gente.
2). A veces nos olvidamos que, geográficamente, el Istmo es un cuello de botella que une lo que todos los canarios conocemos como Las Palmas con el Puerto. Que son dos tremendos focos de generación de flujos de todo tipo, incluyendo el muy importante transporte de mercancías y también de personas. Por eso el Istmo, además de ser la joya que da personalidad a la ciudad, se constituye como el mayor nudo conflictivo de tráficos de la Isla. Y ya está bien saturado. Por todo eso el que Kiessling pretenda construir otro hotel de la misma altura de Los Bardinos (como siempre en estos casos, intentando hacer lo que no se puede hacer), contribuiría a que el colapso de tráfico se ampliase y eternizase.
3). Lo más importante, a mi juicio, es que ese hotel va en contra de lo que se viene perfilando como el verdadero y genuino modelo turístico de la capital. No olvidemos la historia y recordemos que fue justo en nuestra ciudad donde comenzó el turismo en Gran Canaria. Y que tuvo que pasar más de una década para que se iniciara el que sería el predominio absoluto del Sur. Y fue en Las Palmas donde se construyeron los primeros hoteles, como es lógico en Las Canteras. Pero la experiencia demostró que, con el tiempo, el turismo de sol y playa de la ciudad no tenía futuro. El Sur era el verdadero Jardín del Edén.
Y así el turismo en la capital dejó de tener importancia (entiéndase importancia relativa) durante décadas. Y es en los últimos tiempos cuando, al socaire de una nueva reflexión sobre el turismo adecuado a la capital, está apareciendo un nuevo modelo diferenciado y original. Con algunas características notables: A). Este nuevo modelo está siendo protagonizado por empresas locales de mediana dimensión, que están poniendo en funcionamiento una malla de medianos establecimientos hoteleros. B). Lo que están haciendo, en vez de construir nuevos edificios, es aprovechar inmuebles viejos e incómodos y transformarlos dándoles un nuevo uso. Este hecho tiene enorme importancia desde el punto de vista urbanístico. En las zonas en que esto ya viene ocurriendo (Vegueta, Triana, Parque Santa Catalina), las viejas instalaciones residenciales se transforman en modernos y sugerentes establecimientos turísticos. ¿Ustedes se acuerdan de la enorme importancia que hoy se da a la reutilización y el reciclaje? Pues de eso se trata. C). Se observa que estas pequeñas y medianas instalaciones se van esparciendo por todo el entramado urbano de la capital (a excepción de las nuevas barriadas). Y esto revitaliza el pulso urbanístico de la ciudad, evita la aparición de zonas en degradación, e incluso puede ayudar a transformar, mejorándolos en todos sus aspectos, algunos barrios capitalinos olvidados. Por supuesto que hablo del barrio de La Isleta, pero también me atrevo a incluir a los populares y formidables Riscos de nuestra ciudad. D). Todo esto ayudaría a crear una ciudad con personalidad propia, también en el aspecto turístico, con empresas canarias innovadoras y cualificadas. Donde quienes nos visitaran pudieran tener unas experiencias viajeras mucho más genuinas que las que aporta el modelo de sol y playa. Y por supuesto, mucho más estimulantes que las que pueden proporcionar los grandes hoteles estandarizados de las multinacionales. Justo como el que pretende Kiessling para, despreciando las nuevas propuestas, intentar seguir explotando el viejo modelo turístico que ya falló en la ciudad hace muchos años.

*Antonio González Viéitez es economista y fue uno de los portavoces de la Plataforma contra el Frente Marítimo. Este artículo lo publicamos en nuestro blog con permiso de su autor.

Publicado en Antonio González Viéitez, Ecología, Economía, turismo | Deja un comentario

Alegatos sobre el plebiscito en Colombia. Yira Arredondo Ballesteros


colombia-alegatos
Hay cosas que uno jamás sabrá explicar, básicamente porque por más que uno trate determinadas derrotas, no se saben encajar. La más reciente la viví hace dos días, los mismos que me ha costado escribir este artículo. Algunos amigos me dicen que afronte el resultado del plebiscito como algo positivo, como un punto de inflexión o de partida para hacer algo mejor. Por desgracia, mi reloj biológico me impide hacerlo. No creo que estemos como para permitirnos esperar un minuto más para poner punto y final a uno de los capítulos más descorazonadores de la historia de mi país. No sé, puede que me pesen mucho las millones de víctimas que se ha cobrado el conflicto. También puede ser que a estas alturas he aprendido que vivir en paz es mejor que vivir con plata. Me estoy haciendo mayor. Yo qué sé.

Lo que sí sé es que mi sentimiento de frustración ha ido aumentando con el transcurso de los días, y sí, yo sé que me tengo que ocupar de otros afanes, pero este berrinche no me lo quita nadie. He tratado (siempre lo hago por eso de la educación cristiana) de ser lo más comedida en cada uno de mis comentarios públicos, pero claro, llega el día en el que la realidad te sobrepasa. El tema de la esperanza para mí es algo complicado; nací con ella malherida, en medio de una guerra civil sin tregua y que, con los años, se ha ido recrudeciendo.

A medida que ha ido aumentando la violencia, mi esperanza se ha ido diluyendo. Y el tiro de gracia llegó el pasado dos de octubre. Ese día, de forma mayoritaria (número de votantes más los abstencionistas) los colombianos dijeron que NO a un acuerdo trabajado durante cuatro años y que pondría fin a una de las tantas guerras que hay en Colombia. Oiga, se les respeta, pero por más que lo intento, no los entiendo. Ya les he dicho: los años, que no llegan solos; y a los míos los acompaña una testarudez que me lleva por el mundo buscando explicaciones a todo.

En ese intento de comprenderles me he puesto muy juiciosa a leer los motivos que expone la bancada del NO, y eso ha hecho que mi desconcierto crezca porque me he encontrado respuestas poco esclarecedoras. Ojo, no digo que entre los más de seis millones que votaron no haya ni uno con formación o cultura, digo (o escribo en este caso) que la mayoría de los argumentos que he leído no me dan sosiego. Igual el problema lo tengo yo.

A ver, por partes. He leído que éste es un acuerdo del presidente Juan Manuel Santos. Mal, pues que el presidente de una república lidere el proceso no quiere decir que los patrones del acuerdo los haya impuesto él, básicamente porque se ha invitado a una amplia representación nacional e internacional para hacer un seguimiento y que, además, intervengan como garantes. El lunes en una entrevista me preguntaron si el NO de los colombianos fue un NO al presidente, y dije que eso no me cabía en la cabeza. De ser así, tendríamos un grave problema de comprensión lectora. La pregunta no era si nos gustaba más o menos Santos o su gabinete, la pregunta era si estábamos a favor o no del acuerdo.

También he leído que le vamos a regalar el país a los comunistas. Error, pues con una representación minúscula en el Congreso es imposible regalar el país a nadie.

Por otro lado, también temen a las emisoras que se otorgarán a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para, según consta en el acuerdo, hacer una labor divulgativa de su proyecto político. ¿En serio?, ¿de verdad? ¡Si la radio que se escucha en Colombia es aquella donde hay buena salsa, champeta, vallenato o música carrilera!. Como alias Timochenko no se ponga a cantar “El Serrucho”, no veo yo que mucha gente le siga en su emisora de corto alcance.

El dinero, las tierras y amnistía. Esto también es considerado un “regalo”. Nadie, o bueno algunos, se ha parado a pensar un minuto en que la reinserción cuesta, y yo pago mis impuestos encantada para que, entre otras muchas cosas, una persona se reforme y vuelva a la sociedad y no reincida en la delincuencia. Yo no sé si la gente que habla de “la impunidad”, disfrazada según ellos en una absurda amnistía, ha medido las consecuencias de judicializar a miles de personas mediante un sistema judicial, el de Colombia, que según ellos mismos no sirve. Ni hablemos del sistema penitenciario, más de lo mismo. No sé si piensan que los juicios (con sus abogados de oficio, etc.) se pagan solos; mantener a una persona encarcelada aunque sea hacinada tampoco es gratis. Voy a dedicarle unas palabras más a la tan temida impunidad, pienso en crímenes de Estado como el de Jaime Garzón, en Bernardo Jaramillo Ossa, los falsos positivos y el de todos los líderes de izquierda masacrados sin que sepamos con certeza quién ha estado detrás de esas muertes y, ya de paso, de esa diáspora de exiliados que ha dejado este conflicto. La sociedad, bien gracias, no la veo yo muy preocupada por estas minucias.

Las tierras, problema menor, Colombia es de todos. Eso no se puede discutir.

También han involucrado a Dios (como si éste no tuviera ya bastante). Ah, y la inclusión, vetada por los buenos “cristianos” de Colombia. No se ría, se lo digo en serio. El problema para ellos dejó de ser la paz para convertirse en la “perversa” intención de las FARC y el Gobierno, según el señor Ordóñez, exprocurador de todos los colombianos, de tratar igual a cualquier persona al margen de su ideología y condición sexual. Dios nos libre.

Las prisas; para los defensores del NO cuatro años no fueron suficientes. El acceso libre a todos los puntos del acuerdo tampoco lo fue. La campaña institucional, según ellos, era más bien una campaña para que el “malvado” presidente Santos llegara al Nobel. La transparencia, muy poco valorada, y el plebiscito, ya ven, ignorado por más del sesenta por ciento de los votantes y rechazado por más de seis millones de personas que quieren tardar el tiempo que sea necesario para hacerlo mejor. Menos mal que no se trata de la vida de una persona, porque la pobre podría morir mientras entra al quirófano esperando a que los médicos le apliquen el mejor tratamiento.

El perdón. Lamentablemente es una acción inherente a la libertad de pedirlo y la generosidad de darlo.

El Castrochavismo. Ni me detengo en este argumento. Prefiero que interpreten mi silencio.

Y así vuelvo al principio, a mi frustración. Porque no les entiendo. Pienso que nos hemos acostumbrado tanto a la guerra, que hasta nos permitimos el lujo de condicionar la paz. Y sufro porque muchos de esos comentarios los leo de gente joven y presuntamente formada, y es cuando se me hace el nudo ese que te atraganta. Lo peor es que me he dado cuenta de que o no conocen el conflicto o nos lo contaron de forma diferente. Y ¿qué nos queda? el ellos y el nosotros, lo de siempre. No voy a buscar los motivos del fracaso ni a razonar al amparo de teorías filosóficas los matices de la conducta de los colombianos. Hoy no. Hoy me limito a pensar que cuando una sociedad es incapaz, es incapaz y punto, sin matices y sin explicaciones. Ésa es mi derrota.

Ayer un respetado y querido amigo me dijo que leer era un acto revolucionario. Después de todo lo que leí en mi viaje hacia la comprensión de quienes votaron por el NO, sólo pido que la próxima vez nos levantemos en libros y no en armas.

*Yira Arredondo Ballesteros es periodista colombiana que reside en Canarias hace más de 15 años.

Publicado en Colombia, democracia, derechos humanos, Internacional | 1 Comentario