Barragán, quiero mis 200 euros


barragan 200 euros
Querido Barragán:
Ahora que se terminó la ceremonia habitual de apareamiento a la que nos tiene acostumbrados Coalición Canaria desde su nacimiento, una legislatura con el PP, otra con el PSOE. Ahora que tras la campaña electoral más cara de todos los partidos que se presentaron en Canarias que hizo Coalición Canaria el 26 J criticando el maltrato a Canarias del Gobierno de Rajoy, ustedes han decidido ofrecer una tabla salvadora al náufrago del “sé fuerte, Luis, sé fuerte”. Ahora que no hace falta decir “por ahora el PP no tiene el voto seguro”, porque acabó ceremonia del cortejo con la gaviota. Después de tanto disimulo innecesario porque hasta los periodistas de Madrid ya conocen el andar de la perrita veleta y desde el primer día hacían los pactómetros sumando el voto de la diputada Ana Oramas a cualquier pacto de las derechas o de la progresía (¡menos Podemos, con Podemos nunca!, gritaba la lagunera fiel a sus orígenes).
Ahora que el PP de Canarias solo critica a los consejeros del PSOE en el Gobierno canario para preparar el jueguito de las sillitas que podría hacer Clavijo en su gobierno con el apoyo de Casimiro si al final Rajoy logra un tamayazo en el Congreso y una decena de diputados socialistas obedecen los consejos de Felipe y otras viejas glorias del felipismo como Saavedra, Corcuera o Eligio Hernández (que coinciden, fitetú, con los consejos del Ibex 35).
Ahora, querido Barragán, que cuentan los periódicos que 400 millones de euros es el precio del votito de Ana Oramas para elevar a Rajoy a la Moncloa o al abismo. Aunque esos 400 millones de euros son una calderilla en relación a lo que ha dejado de recibir Canarias por el sistema de financiación firmado por el Gobierno Paulino-Soria con Zapatero. Aunque esos 400 millones no dan ni para compensar 200 días de marginación según la consejera Rosa Dávila.Ahora que tenemos esa cifra, querido Barragán, yo también hago mis cuentas y te digo que quiero los 200 euros que me corresponden. Porque si usaron el nombre de Canarias para sacarle a Montoro (el ministro que amnistió a los delincuentes fiscales) esos 400 millones, digo yo que no se los van a quedar los Plasencias, González, Ramírez, Cazorlas …de siempre. Espero que esta vez repartan un fizquito, hombre.
Ya que usaron el nombre de mi país (me refiero a Canarias, por si no caes), en esas negociaciones, quiero la parte que me corresponde como parte del país. Cuando quieras quedamos en Tindaya y me das mis 200 euros euros. El cachito de queso majorero, el pizco de ron y el puro lo pago yo. Solo un ron, que con el resto me tengo que pagar los pasajes que siguen carísimos a pesar de las décadas que lleva Coalición Canaria defendiéndonos de los gobiernos de la Metrópolis en las campañas electorales a estos sufridos indígenas ultraperiféricos que gracias a ustedes vamos a tener 50 eurillos cada año si Rajoy logra su sueño de estar 4 años más en la Moncloa.
@juanglujan

Publicado en Barragán, Clavijo, Coalición Canaria, nacionalismo | Deja un comentario

Sobre el pretendido teleférico a la Isleta. Antonio González Viéitez


foto telesférico Angel

El ingeniero y autor del proyecto del pretendido funicular hasta la montaña de El Vigía en La Isleta, don Rafael Cabrera Rodríguez, ha respondido a un anterior artículo mío en el que criticaba ese proyecto.
Antes que nada, celebrar que este relevante asunto pueda ser discutido ante la opinión pública. Porque, en mi opinión, lo peor que pudiera ocurrir es que, aprovechando la canícula y el correspondiente despiste de los equipos municipales, el teleférico pudiera llegar algún día a elevarse en el aire. De ahí que agradezca esta posibilidad que, generosamente, brinda don Rafael Cabrera.
1). Ni por asomo he calificado de “malvada clase empresarial” (sic entrecomillado) al empresariado en general ni al canario en particular, como escribe don Rafael. Lo que critiqué y critico es su proyecto. Por eso, don Rafael, no pretenda desviar ni tergiversar el debate. Porque, aunque usted se emperre, no se trata de ninguna polémica ideológica entre la clase empresarial y una persona de izquierdas. ¡No! Y nadie está maltratando al empresariado para que usted, una vez establecida esa falsa premisa, se constituya en su adalid y defensor. No haga trampas. Aquí no se trata de lo que usted piense y defienda. Aquí se trata de criticar lo que usted pretende hacer. Y de sus proyectos y obsesiones, constatadas y documentadas, para hincar un funicular en alguno de los principales hitos geográficos y simbólicos de Gran Canaria.
2). Le critico que su proyecto pretenda que su artilugio sobrevuele el Istmo, sin tener en cuenta el carácter ultrasensible de este fenómeno geográfico, único en Canarias y ya bastante machacado. Y eso que, hace algunos años, pudimos liberarlo del proyecto de la Gran Marina. El mismo espacio sobre el que usted, ahora, propone edificar otro “edificio icónico” como pórtico de entrada para su invento.
3). Donde usted se luce, don Rafael, es cuando intenta justificar su vuelo rasante sobre las azoteas del barrio de La Isleta. Según usted eso supone “la puesta en valor del barrio” ¿No le da reparo escribir eso? Porque a nadie le gusta que esos artilugios aerotransportados y llenos de gente les pasen por encima de la liña donde están tendiendo la ropa recién lavada. Porque a nadie le apetece oír cómo se acerca el cachivache cada x tiempo, y no una ni mil veces, sino de por vida. Porque usted sabe, don Rafael, que su artefacto sobrevolará el barrio para que sus viajeros lleguen a El Vigía y vuelvan de retorno al lado del Acuario. Su pretendida puesta en valor del barrio de La Isleta es pura campaña publicitaria.
4). Dice mi amigo Faustino García Márquez que el mejor negocio que alguien pueda proyectar, es el de “hacer lo que no se puede hacer, donde no puede hacerse”. Usted lo borda. El Paisaje Protegido de La Isleta está protegido no porque esté limpito como una patena (esa es otra). Está protegido, precisamente, para defenderse de inventos como el suyo.
5). Usted dice que el planeamiento urbanístico de La Isleta no le concierne. ¿Usted sabe lo que está escribiendo? Porque, a mi juicio, la razón más importante para descalificar su propuesta es que entra como una fuerza aerotransportada en un espacio emblemático para toda Gran Canaria, sin importarle lo más mínimo (“no me concierne”) lo que su proyecto pueda suponer pare el conjunto de la pequeña Península. Le reitero que hace más de 50 años está pendiente su reconquista para toda la ciudadanía isleña. Con el objetivo de convertirla en un formidable espacio de desahogo y esparcimiento. El pulmón de la ciudad de Las Palmas. Con senderos diseñados no solo para disfrutar del aire y de sus paisajes, sino para aprender a entender nuestro nacimiento volcánico, su flora y fauna, sus huellas y enterramientos aborígenes, su significado histórico en la defensa militar de la Isla, etc. Y entreverado de espacios para el descanso, los deportes en mar y tierra, los encuentros y las fiestas…
Para todo eso hace falta estudiar y pensar mucho, patear lo que no está escrito, hacer y recibir propuestas de los ciudadanos. Y, al final, acordar la estrategia de planeamiento que haya parecido a la gran mayoría como la más inteligente y adecuada.
Y viene usted, don Rafael, para decir que lo suyo es poner en funcionamiento el teleférico y que lo demás “no le concierne”.
Y si a usted no le concierne, a muchos ciudadanos de Las Palmas sí nos concierne. Porque su proyecto es un negocio que mira al beneficio empresarial. Y eso, que es lo normal en cualquier sitio, no lo es en el caso particular de su artilugio en La Isleta.
Usted insiste en la existencia de un montón de importantes ciudades en el mundo que tienen teleféricos. Y nos anima a que les preguntemos si se plantean su desmantelamiento. A estas alturas y en mi opinión, lo más acertado no sería irse tan lejos. ¿Por qué no preguntamos a los ciudadanos de La Isleta qué piensan sobre el particular?

*Antonio González Viéitez es economista. Fue uno de los principales activistas de la Plataforma contra el Frente Marítimo. En este artículo responde a un texto de Rafael Cabrera el promotor oficial del Telesférico que pretenden hacer en la isleta junto al lado del proyecto del acuario del empresario alemán Kiessling. El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria Augusto Hidalgo presentó el proyecto junto al presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra y el empresario Cabrera. El portavoz de Podemos en el ayuntamiento y concejal de Urbanismo, Javier Doreste, manifestó que está en contra del telesférico, y la concejal de Equo, Pilar Álvarez, reconoció que se enteró del proyecto el día que el alcalde lo presentó a los periodistas. Todo muy en la línea de la participación ciudadana que predica el gobierno municipal (entendiendo por ciudadano solo al empresario, claro está).
*La fotografía es de Angel Medina, de Efe. Durante la presentación del proyecto.

Publicado en Antonio González Viéitez, Ecología, González Viéitez, La Isleta, Telesférico | 1 Comentario

La “maldición” de los incendios. Noelia Sánchez *


helicoptero incendio

Buena parte de las opiniones relativas al incendio de La Palma que  aparecen estos días en los medios se centran alrededor de dos cuestiones, una en la imprudencia del chico alemán que causó el mismo y la otra en la necesidad de más hidroaviones en Canarias. Yo me planteo: ¿Nadie se pregunta cómo es posible que la quema de un simple papel se convierta en una tragedia de esas dimensiones? ¿Nadie reflexiona en torno a la tremenda vulnerabilidad en la que vivimos cada verano y si es posible o no revertirla? ¿Se puede vivir tranquilo pensando que cualquiera de los más de dos millones de habitantes del archipiélago y los tantos millones que nos visitan en época estival tiene la capacidad, con un gesto tan pequeño, con mejor o peor intención, de provocar un incidente de tamaña envergadura? ¿Ninguno se ha percatado tras años de asistir a sucesos como este de que, por muchos hidroaviones que se tengan, estos incendios son incontrolables si las condiciones climatológicas –temperatura, viento, humedad- no acompañan?

Creo que ninguna de estas dos razones explica la gravedad de los grandes incendios que azotan las islas en las últimas décadas. Que el monte se incendie es un hecho relativamente normal (la resistencia al  fuego del pino canario como mecanismo de adaptación da buena cuenta de ello), lo que no es normal es la magnitud  que están tomando, y que tiene que ver con otras causas. La mayoría no somos verdaderamente conscientes de que el campo de nuestras islas es en la actualidad una gran gasolinera, un polvorín gigante formado por una cantidad ingente de material combustible. Una de las principales causas de la existencia de esta biomasa inflamable es el abandono de los aprovechamientos silvícolas como consecuencia del abandono  en general de la agricultura y la ganadería. Un montón de pinocha, zarza, caña… que nadie recoge y nadie desbroza en un territorio fuertemente antropizado que ha perdido sus usos tradicionales. Todo esto agravado por las cada vez más elevadas temperaturas (gracias al cambio climático, otra actual amenaza que es la consecuencia de actividades humanas y cuyos efectos devastadores toman esta forma, entre otras), la falta de lluvia y la falta de agua. Aderezado además por los pocos medios  materiales y humanos (y también sus precarias condiciones laborales) que sirven para prevenir estos sucesos más que para atajarlos una vez suceden, esto es agentes forestales, cuadrillas de limpieza, etcétera… y no tanto hidroaviones, que por supuesto también son necesarios. Medios de prevención escasos son también los destinados a labores de concienciación ciudadana que permitan reducir todo cuanto sea posible las negligencias (dirigidas a la población local y a los visitantes) y que conviertan a la población de las zonas rurales en activos protagonistas en la prevención de incendios (manteniendo sus fincas y jardines limpios de mala hierba, etcétera).

En 2013 y tras la gravedad de los incendios ocurridos en  los últimos años la Federación Ben Magec- Ecologistas en Acción llevó a cabo un trabajo de investigación, concienciación y debate público sobre los Grandes Incendios Forestales en Canarias, gracias a un proyecto Leader, bajo el nombre de “En Cada Incendio Algo Tuyo se Quema”. En él se realiza un análisis de las causas de los mismos y se recogen también una serie de propuestas, trabajadas con la población que asistió a las charlas y jornadas que se realizaron en diferentes islas en que se implementó el proyecto. El material resultante así como un interesante documental con testimonios de los afectados de los grandes  incendios de Gran Canaria, La Gomera y La Palma, son de libre acceso en internet. El corolario de este trabajo es que los incendios se apagan en invierno, manteniendo el campo limpio y vivo. Estos y otros materiales de otras organizaciones que están a disposición de todos en la red no parecen despertar el interés de los representantes públicos que se muestran tan consternados frente a estos hechos.

En conclusión, o se ponen en marcha de forma seria políticas públicas de revitalización del medio rural y el sector primario (apoyando la producción local mediante prácticas responsables como la agricultura y ganadería ecológica), gestionamos mejor el monte (de forma regulada y con cabeza) y se invierten más medios en prevención y para la sensibilización ciudadana o seguirá habiendo incendios de estas magnitudes cada año. Existen fórmulas para contar con más recursos, como podría ser la implantación de una ecotasa finalista, destinada a programas y labores de prevención, por proponer sólo una a bote pronto. Me cuesta creer que alguien que quiera visitar una isla como La Palma, que ofrece básicamente naturaleza, se sienta disuadido por pagar un euro para la conservación de sus riquezas naturales. Y si fuera así quizá no es el turismo que queremos. Pero también, si realmente nos duele el alma y tanto apreciamos nuestros campo y queremos proteger la naturaleza, es necesario oponernos a que esos políticos que tan apenados aparecen estos días por el desastre sigan añadiendo más leña al fuego como han hecho con la aprobación de la Ley del Suelo, que es más peligrosa que un incendio para nuestro territorio, paisaje y biodiversidad –que si no queda devorado por las llamas quedará sepultado por el todavía menos reversible cemento – o seguir luchando por la retirada de la reciente ley de montes del PP, que abre la puerta a recalificar un terreno tras un incendio forestal.

Esto o seguir asistiendo  a este desesperanzador espectáculo cada verano, haciendo apuestas a ver a qué isla le toca,  invocando a los santos para que haya suerte y la cosa no se vaya de madre, como si se tratase de una simple maldición divina.

Noelia Sánchez Suárez. Federación Ecologista Canaria Ben Magec. El artículo fue remitido a nuestro blog por su autora para su publicación.

Pincha aquí para ver documental: En cada incendio algo tuyo se quema

PD Fotografía del incendio de La Palma difundida por el Gobierno de Canarias.

Publicado en agricultura, Ecología, Incendio, medioambiente, Uncategorized | 1 Comentario

La Isleta, la obsesión de apropiarse del aire. Antonio González Viéitez


isleta

Hay personas que, cada vez que ven un espacio de aire sin nada, vacío, se sienten desinquietas. Y comienzan a darle vueltas y a pensar que es un despilfarro de la Madre Natura, de la querida Pacha Mama.

Por eso entienden que los paisajes aéreos no son para disfrutarlos  y embelesarse con ellos, sino para apropiárselos, ponerles su marchamo, su logo y, si se tercia y aquí está la gracia, sacarles beneficio económico particular.

En mi opinión, es el caso del ingeniero industrial Rafael Cabrera quien, según la información de La Provincia Diario de Las Palmas del sábado 6 de Agosto, es el autor del proyecto de hincarle un teleférico al istmo de la ciudad de Las Palmas, al barrio de La Isleta y a la misma Península hasta la montaña del Vigía. Y hablo de obsesión porque, de acuerdo con la misma información, el propio Rafael Cabrera fue el que intentó el año pasado hincarle otro teleférico al mismísimo Roque Nublo.

Y, en esta ocasión ya cuenta con una empresa, la sociedad “Teleférico de Las Palmas” constituida por “un grupo de empresarios canarios relacionados con el mundo del golf”.

Y la propuesta consiste en montar un funicular que salga cerca del centro comercial El Muelle, sobrevuele todo el istmo, rasee por encima de las casas del barrio de La Isleta y alcance el pico de la montaña de El Vigía.

En mi opinión, el colocar este artilugio donde se pretende es toda una aberración.

1). El ismo es, sin duda, el hecho geográfico más característico y que le da personalidad a la ciudad de Las Palmas. Bordeado por dos playas, Las Canteras y Las Alcaravaneras que hacen de ese espacio algo único. Por eso, intentar poner el funicular a todo lo largo de ese espacio emblemático y de las dos playas, me parece un irrespetuoso maltrato. Porque ¿a quién se le ocurre machacar el espacio más sensible de cualquier ciudad que se respete a sí misma?

2). Los vecinos de La Isleta han sufrido (y se han rebelado…) de siempre un trato urbanístico de segundo orden. Por el hecho de ser frontera con un territorio militar, por tener que soportar las exigencias del Puerto de La Luz y por ver cercenadas sus posibilidades de expansión por la creación del polígono industrial más importante de Las Palmas: El Sebadal. Atropellarlos ahora obligándolos a sufrir el paso del artefacto por encima de sus cabezas, es el colmo del maltrato. Posibles riesgos aparte.

3). Recordemos que La Isleta es un Espacio Natural Protegido. Por eso, los promotores del funicular pretenden que el Gobierno de Canarias  “acceda a la suspensión temporal de la protección que tiene una parte de la montaña, para poder instalar la plataforma de desembarco” y construir un mirador. Es decir, que los promotores ya saben que eso no se puede hacer, pero eso no les importa, ellos ya buscarán más promotores… Y quieren que se les permita hacer lo que no se puede. Y, ya puestos, “tienen previsto solicitar una subvención europea”.

4). Además, tendrán que conseguir una autorización del Ministerio de Defensa, hasta ahora valedor de la conservación de La Isleta. En esta tesitura, lo que algunos pudiéramos pedirle al Ministerio es que haga honor a su nombre, lo rechace y nos defienda del dichoso artilugio.

5). Lo más importante a mi juicio. Desde hace más de cincuenta años hay un debate pendiente en esta ciudad. Cómo hacer para conseguir que La Isleta sea accesible, de la forma más justa y adecuada, a toda la ciudadanía. Mucho se ha escrito y discutido sobre ese tema, aún sin resolver. Y siempre se planteó que lo que había que hacer era su Ordenación Territorial mediante un Plan, que tuviera en cuenta todas  sus posibilidades y potencialidades como conjunto.  Y que, por medio de un proceso de discusión y debate muy participativo, se plasmara el proyecto de lo que se quería hacer. Pues bien, ahora se pretende montar el funicular, es decir hacer una importante actuación concreta, sin tener en consideración la globalidad del planeamiento integral de La Isleta. En otras palabras, edificar una pesada infraestructura sin haber definido el conjunto de lo que se pretende.

Esta forma de actuar es la que, según  atinada consideración del Consejo Consultivo de Canarias al Proyecto de Ley del Suelo, pretende transformar el modelo de Ordenación del Territorio de Canarias. Y es que, hasta ahora, la Ordenación del  Territorio se hacía a través del Planeamiento Previo, es decir por medio de una visión estratégica y global. De forma racional y razonable. Pero si se llegara a aprobar el Proyecto, la Ordenación del Territorio, se haría a través de Proyectos concretos, sin ninguna otra consideración. Justo lo que pretende esta ocurrencia del funicular.

Ante este tipo de debates  hay una parte ¿importante? de la ciudadanía  que acusa a quienes nos oponemos a este tipo de ocurrencias obsesivas. Y nos califican de pertenecer a la Cofradía del Santo No. Pero habría que preguntarles, como en este caso ¿Por qué decir que sí y aceptar cualquier “agudeza”, que algunos pensamos, y razonamos, que tienen consecuencias negativas para la ciudadanía.

Por último y para mí, lo más grave. De acuerdo con la citada información de prensa, el Ayuntamiento de Las Palmas y la Autoridad Portuaria de Las Palmas respaldan la instalación del teleférico a la montaña de El Vigía.  Me parece un peligroso error.

*Antonio González Viéitez. Economista. Fue uno de los principales activistas en la movilización contra el proyecto de la “Gran Marina” que pretendía el entonces alcalde de Las Palmas de Gran Canaria José Manuel Soria.

vieitez istmo

PD: La fotografía de la Isleta es de la web conoce la Isleta

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Antonio González Viéitez, Ecología, medioambiente, Uncategorized | Deja un comentario

Maldito fuego traicionero que se llevó a Fran


Fran Santana foto
Era “Fran el de la Liga”, que había estudiado en la Universidad Laboral y luego en el mismo barrio donde había estudiado, en el Lomo Blanco, se implicó en los primeros años de Radio Guiniguada, donde tuve oportunidad de conocerlo. A finales de los años ochenta del siglo pasado, Fran con su chiva lo mismo participaba en alguna movilización obrera o social como militante de la Liga Comunista Revolucionaria, que llevaba a los micrófonos de Radio Guiniguada a grupos de música que tenían cosas que cantar y contar.

El fuego tan traidor como Ramón Mercader en aquella tarde de agosto de 1940 cuando entró en la casa mexicana de Trostky con un piolet y se avalanzó sobre el líder revolucionario y acabó con su vida. En una noche de agosto en La Palma el combativo Fran luchaba contra el fuego y el fuego lo traicionó y acabó con su vida causando dolor en tanta gente de La Palma donde llevaba años trabajando, gente de Telde, donde conocían bien a Fran y a sus hermanos en colectivos sociales, en Turcón, y en toda Gran Canaria, tantos y tantos antiguos compañeros de luchas vecinales, ecologistas, estudiantiles y obreras que lamentan-lamentamos la muerte de Fran el de la LCR, aquel troskista de rostro amable.

Me hubiera gustado hablar de la fiesta de la Rama o de cualquier otro asunto, después de un tiempo sin abrir las páginas de este blog. Pero el maldito fuego que está arrasando la bella isla de La Palma, que se lleva por delante lo mejor de la naturaleza vegetal y también de la naturaleza humana me hace volver a este blog a rendir memoria a Fran y a reivindicar sus luchas. Que la memoria de Fran sirva para que reflexionemos si estamos haciendo todo lo posible por evitar estos incendios, si estamos invirtiendo en prevención de incendios, en combatir el abandono del campo, en frenar un modelo económico suicida que nos hace abandonar las tierras de cultivo y seguir dependiendo del exterior para comer. Que la memoria de Fran, que sus luchas en vida y la lucha que le causó la muerte sirva para que no nos quedemos en dar el pésame, para que reflexionemos si más allá de la situación metereológica o del descuido puntual de alguien, realmente estamos haciendo todo lo que podemos para evitar todo lo que está pasando.
En la página de Turcón le rinden un merecido homenaje.¡ Ahul Fran! Nuestra solidarida con tu familia, que se pare el maldito fuego y que tu lucha y tu memoria sirva para maltratemos menos a la naturaleza, a nuestro territorio, para que lo libremos de quienes también provocan incendios con sus leyes al servicio de la especulación y la codicia.
@juanglujan

Publicado en Ecología, Fran Santana, Incendio, La Palma, medioambiente, Obituario | 2 comentarios

Adiós a Paco el guagüero


Paco Acosta
Que mal acabó el 1 º de Mayo, Paco. Paco el guagüero, Paquillo el nuestro, Paco Acosta,  el de San Roque. Parece que el corazón esta vez no tenía ganas de seguir. Justo el viernes Pino me decía que en Semana Santa le diste un susto, que te había dado un infarto. Pero que afortunadamente habías escapado de la parca. “Vete con la familia por San Roque un día ,que Paco sigue de baja”, me dijo Pino, hace solo dos días.
Pero ya no hay tiempo, Paquillo, de echarse los vinos pendientes en la puerta de tu casa, con la barbacoa al lado. Para ti chuletas, para nosotros tofu y verduras. Y esas largas conversaciones sobre la estafa que llaman crisis, sobre la victoria del miedo que está provocando las claudicaciones ante la patronal que en nada se parecen a aquellas luchas de guagüeros cuando tú eras presidente del comité de empresa. Aquella huelga te costó un despido en las fechas navideñas y algún infarto que vino luego. Pero se frenó la privatización de guaguas y los recortes de los salarios. Cuando repasábamos aquella lucha mirando al barranco Guiniguada no sabíamos todavía, Paquillo, que el alcalde que te despidió aquella navidad, que te mandó al infierno en fechas tan cristianas, tenía su dinero en paraísos poco católicos.
Siempre aprendía en las conversaciones contigo. Cada vez cuesta más encontrar a trabajadores con conciencia de clase y con esa capacidad de filosofar, de intuir el horizonte que se viene si seguimos cruzados de brazos, si dejamos las manifestaciones para los liberados sindicales y jubilados con nostalgia de puños en alto. Lo tuyo no era discurso para quedar bien. En los momentos difíciles no me faltó tu “Juanillo, cualquier cosa que necesites…”. Sabía que estabas ahí, Paco, ese vecino por el que valía la pena volver a San Roque.
Contigo también contaban los habituales de la línea 51. Alguna pibita que se quedó embarazada te lo contó a ti antes que a su padre, y tú hiciste de intermediario para que el viejo no montara un incendio en la casa. Tampoco faltaba el “venga, móntate”, para el vecino que subía la cuesta y que sabías que no tenía ni para un bonoguagua.
Cuánta ilusión pusiste en la reforma de tu casa. Cuántos sueños junto a esposa Pino. Qué corazón tan grande en un cuerpo tan chico, Paquillo. Los guagüeros están de luto. Y esta ciudad tiene una compañia  pública de guaguas gracias a que tú te dejaste la piel y parte del corazón en esa lucha. San Roque pierde a uno de sus vecinos más nobles. El primero de mayo, Paco. El día de la clase trabajadora se paró tu corazón para siempre con apenas 57 años. Con conciencia de clase hasta el último minuto. Que la tierra te sea leve, compañero.
@juanglujan

 

PD: Cuentan en facebook algunos compañeros que a partir de las 2 de la tarde de este lunes estarán los restos de Paco en el tanatorio de Miller Bajo y que a las 8 de la tarde será su incineración.

Publicado en cotidianas, Obituario, Paco Acosta, sindicatos | 7 comentarios

31 años de radio Guiniguada


radio guiniguada foto
No fue casualidad que naciera un 1º de mayo, día de la Clase Trabajadora. Fue el 1º de mayo de 1985, en el barrio del Lomo Blanco de Las Palmas de Gran Canaria. Radio Guiniguada, o Guiniguada Radio Abierta, como decíamos en aquellos años en los que daba los primeros pasos aquella emisora gracias al trabajo de la gente de la asociación de vecinos. En aquel estudio con las paredes insonorizadas con unos cartones de huevo. Allí conocí a uno de sus fundadores que ya no está, Chano Fernández, a Fernando Macías, que sigue al pie del micrófono comunitario, a Helio Ayala, a Gregorio Figueras y Paco Santana (Piedrapómez), a muchísima gente que durante 31 años han entendido la radio y la comunicación como un medio para que puedan escucharse las voces de la gente que lucha, de la gente que combate los abusos del poder. Derecho a la información, participación ciudadana y servicio público que ha tenido que lidiar con tantos inconvenientes. Siempre recuerdo con orgullo que allí hace 30 años hice mi primer programa de radio “Sangre en el papel”, dedicado a los cantautores, escritores y poetas de las islas. Felicidades a la gente que hoy sigue haciendo Radio Guiniguada como Bachir Amed con Canarias desde el Sáhara, Expedito Suárez y Antonio León con el programa sobre los taxistas, Fernando Macías con Quebrando censuras, la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras con el programa El Terrero, la defensa de agricultores y ganaderos, de nuestro Medioambiente, de los derechos sociales…
Los programas de Radio Guiniguada sirven para la promoción de escritores, actrices, actores, trabajadores y trabajadoras de la cultura, activistas sociales, colectivos vecinales, organizaciones sociales, colectivos defensores de la identidad canaria…El Gobierno canario convocó el último concurso de licencias de radio cuando estaba presidido por Paulino Rivero. Radio Guiniguada solicitó una licencia, pero el Gobierno las repartió solo entre empresas con fines de lucro. Curiosamente en muchos de los casos no han cumplido los compromisos, incluso vemos que se ha especulado con esas licencias. Hemos leído en los periódicos que se ha pagado ¡ 300.000 euros por una licencia radiofónica que no se podía vender!, y el Gobierno mira para otro lado. Mientras sobre radio Guiniguada pende la espada de Damocles, podrían clausurarla en cualquier momento. A pesar de que cumple un papel social que coincide incluso con los objetivos que se planteó el Gobierno cuando creó la televisión canaria: la cohesión social, defensa de la cultura, derecho a la participación y visibilidad de organizaciones sociales. En otras comunidades autónomas en los concursos de licencias de radio hubo concesiones a radios comunitarias, en Canarias estos predicadores de la democracia y la canariedad ven a Radio Guiniguada como una amenaza porque abre el micrófono a voces críticas con algunos empresarios y políticos corruptos, que en muchos casos son intocables en los medios donde reciben dinero y publicidad.
Por eso este 1º de mayo, volvemos a decir, 31 años después. Felicidades a quienes estuvieron, están y estarán en Radio Guiniguada. Hoy pueden llamar al teléfono de la emisora 928319946 si quieren dar las felicitaciones en el programa especial que se emitirá durante toda la mañana hasta las 3 de la tarde.
@juanglujan

PD: Entrevista a Fernando Macías en 1hora :04 minutos

Publicado en democracia, Libertad de expresión, periodismo ciudadano, Radio, Radio Guiniguada | 3 comentarios