¡Qué sanidad tenemos en Canarias! Chema Tante*



La fiel parroquia que sigue La casa de mi tía habrá observado que a lo largo de este horrible año 2019 la publicación se ha detenido varias veces, por motivos, a veces técnicos, a veces de salud. De salud emocional y psíquica, gracias a la persecución que yo, Chema Tante, he sufrido por la saña rencorosa, las represalias, de granujas como Paulino, Víctor, José Alberto, más los antaño comunistas chaqueteros José Carlos y el godo Paco, y el resto de insalla que nunca me perdonaron que me opusiera a sus chanchullos con los inútiles puertos de Granadilla o Tazacorte, con Tindaya, con el gas y demás maniobras venales con que se han enriquecido a costa de proyectos costosos, sobrevalorados y absolutamente innecesarios. Sin embargo, todo esto no es la materia que me interesa hoy. Ya lo explicaré a su hora con el debido detenimiento.
De lo que quiero tratar en este día es de la sanidad canaria. De la sanidad pública, por supuesto, porque la privada es lo más insalubre que pueda imaginarse.
En este calvario a que me ha llevado mi indigencia, he sido hospitalizado dos veces. Una, por veintidós días, en la UCI y en planta general; y la segunda, reciente, por cuatro días, voluntariamente, siguiendo consejo profesional, en el Servicio de Salud Mental del Hospital General de La Palma.
¡Qué clase de sanidad!. Por encima de la venalidad manifiesta de anteriores responsables -hago salvedad de Teresa Cruz, porque no ha tenido tiempo todavía y de Jesús Morera, porque el indeseable del genuflexo Clavijo le negó todo recurso para desarrollar su trabajo- por encima de esa venalidad, digo, y de la incompetencia voluntaria de tanto tiesto empeñado en derivar la actividad rentable a los ámbitos hospitenianos y sanroquianos, superando el regateo de los recursos que tan generosamente se desvían hacia los buitres de la sanidad privada, la Sanidad Canaria, la pública, insisto en que sé lo que me digo, es una maravilla.
Una maravilla que se apoya en los lomos de las personas que allá trabajan. No es bueno citar nombres, porque siempre se quedan muchos atrás, pero lo haré con dos, no por su calidad, que la tienen, sino porque fueron quienes me atendieron y quiero hacer que ellos representen a toda la jarca de profesionales que se desvelan en nuestro Sistema Público de Salud. Ivan Piñero de Paz, medico general; y Luis Enrique Vidal Palmer, psiquiatra. Estos dos elementos ejercen en La Palma, pero tengo constancia y seguridad de que son paradigma de los valores de la inmensa mayoría de doctores y doctoras, enfermeros y enfermeras, celadoras y celadores, las y los profesionales subalternos, las personas de administración y recepción, la abnegada y eficiente gente de la limpieza y no me olvidaré de quienes ofician en las cocinas, porque debo decir que he comido en el hospital bastante mejor que en algunos de esos hoteles con los que los bucaneros empresarios del turismo estafan a la choniada que nos visita.
Miren. Yo, que siempre había gozado, hasta estos 74 años que ya cargo, una excelente salud, poco o nada sé de medicina, aunque la lógica me dice que sin calidad científica, no hay tratamiento que sirva, pero que la actitud y el buen trato, pueden potenciar los efectos terapéuticos del tratamiento médico. Y eso, en nuestros hospitales públicos, ya digo que de los privados no me ocupo, ese trato es inmejorable.
Tampoco tengo mucho conocimiento del nivel salarial de las y los profesionales de la salud pública. Pero, conociendo a los pájaros burocráticos por sus deposiciones, mucho me temo que no sea muy generoso. De manera que hay que pensar que esta gente del Sistema Público de Salud trabaja por un salario, claro que sí, pero también por una solidaria voluntad de servicio, de ayuda a sus semejantes.
Estuve tres semanas en una planta general y pude observar la dedicación, la amabilidad con que esta tropa bienintencionada, a todos los niveles trata a la gente. Y no estoy hablando de “buenos días”, “buenas tardes”, estoy hablando de limpiar sus suciedades, de acompañarles en sus dolencias y dificultades, de convencerles de lo que les hará bien y desanimarles de lo que les hará mal. Siempre, o casi, con una sonrisa.
Pero estuve también varios días en un Servicio de Salud Mental. Ya comprenderán que quienes allí nos encontrábamos, muy bien de la chaveta no estábamos. Y que, en tales condiciones, se imponen ciertas normas de disciplina por la propia seguridad. Lógico y normal. Pero me maravilló la manera humana, cortés, amistosa, con que este personal impone esas normas.
En definitiva, en las dos ocasiones que tuve que permanecer en el hospital, sentí que me trataban como si fuera mi familia. Como colofón, debo decir que, sabiendo que yo carecía de dinero, esta buena gente hizo una colecta para poder pagarme la guagua.
En estos casos, se suele recurrir al tópico “no tengo palabras para expresar… ” Pero yo sí que la tengo. Una sola, sincera y rotunda: Gracias.
Qué clase de sanidad tenemos en Canarias. Por ustedes, profesionales del Sistema Público de Salud.

*Chema Tante es editor de ‘La Casa de mi tía’ http://www.lacasademitia.es/ una revista digital de pensamiento crítico canario, comprometida hasta los tuétanos con la libertad de expresión, el derecho a la información y los derechos de los pueblos. Desde el blog somosnadie.com aprovechamos para agradecer a Chema Tante su extraordinario trabajo como editor de la Casa de mi tía, su compromiso con Canarias, con los derechos de los canarias y las canarias, con los servicios públicos (como se puede ver en este artículo). Con tres o cuatro editores de diarios digitales con la calidad y el esfuerzo de Chema Tante, en Canarias se avanzaría mucho en libertad de expresión y en derecho a la información sin autocensuras o censuras impuestas por los intereses de los poderes económicos caciquiles de siempre. ¡Gracias Chema!

Publicado en lacasademitia, sanidad | Etiquetado | 5 comentarios

Canarias, paraíso de la desinversión social. Redesscan *


En el archipiélago Canario, en 10 años se ha dado un descenso de la inversión en el modelo social de unos 352 euros por habitante; unos 43 millones menos para Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Esto contribuye al deterioro de las condiciones de vida de la población y en acrecentar desigualdades.

En los últimos cinco años, el presupuesto general creció en 3.000 millones y en Políticas de acción social solo aumentó en 49 millones; sólo un 0,6% del crecimiento del presupuesto global va a Servicios Sociales. De cada 100 euros que se aumentaron al presupuesto general, llegó medio euro para fortalecer el sistema público de servicios sociales. Cifra ridícula en un contexto de aumento del empobrecimiento de las mayorías por desposesión y la acumulación de la riqueza cada vez en menos personas.

En el 2020, de cada 100 euros del presupuesto canario, 5,4 son para políticas de acción social. A todas luces insuficiente para criterios de hacer justicia y equitativa esta sociedad.

En el 2020, de los 6.037 millones para Políticas sociales, el 91,5% son para Educación y Sanidad y el 8,5% para Servicios Sociales. Siendo 244 euros por persona en inversión anual para políticas de acción social en Canarias.

En el presupuesto previsto para el 2020, de doce programas en Servicios sociales, seis programas bajan su presupuesto, seis lo suben y baja el capítulo de personal.

La mitad de los programas de Servicios Sociales ha sufrido recortes, a los anteriores se suman disminuciones en atención a la drogodependencia (5,4%), planificación de los SS.SS. (2,2%), Prestaciones y otras ayudas sociales (9,2%).También bajan las partidas para la infancia y la juventud, las peor financiadas en los presupuestos; partidas específicas han sido recortadas en un 7,5% (1,6 % dirección de infancia y familia, 3,7 medidas judiciales, 2,2% fomento de la calidad de vida jóvenes)

No se ha concretado para el 2020 una ficha de financiación del catálogo de servicios que haga efectivo el cumplimiento de la Ley de servicios sociales, que tenía que estar en seis meses y aún no ha salido la propuesta.

Las líneas prioritarias son Fomento de la Inclusión que crece un 43,2% y acciones a favor de Canarias en el exterior 34,4%, y preocupa que para fortalecer unos programas se tenga que debilitar otros que también afectan a colectivos víctimas de la desigualdad.

Para la Prestación Canaria de Inserción con 40 millones en el 2018 se llegó al 3,4% de la población en situación de pobreza y exclusión social y con el aumento a 89 millones, sólo llegará en previsión al 7,5%. ¿Cómo van a sobrevivir el 93% de personas sin acceso a ese derecho básico?, más de 600.000 personas condenadas presupuestariamente a la miseria.

En cinco años(2014-2019) el capítulo 1, de personal, crece en 3 millones de euros, cifra totalmente insuficiente y del 2019 al 2020 desciende en 600.000 euros en personal. No se hace una apuesta por reforzar la contratación y la gestión directa de los programas ya que en 7 de los 13 programas existentes en la Consejería no existe partida presupuestaria para personal , lo que supone que la gestión sigue la tendencia de que se realicen a través de asociaciones, fundaciones, ongs o empresas; contribuyendo a desdibujar la responsabilidad pública y la obligación del cumplimiento de derechos por parte de la Administración.

Los programas que no cuentan con personal propio son: Coordinación y planificación de políticas para personas mayores, Prestaciones y ayudas sociales, Fomento de la Inclusión Social, Ejecución de medidas judiciales jóvenes infractores, Atención a personas con discapacidad, Promoción Igualdad de oportunidades para mujeres, Planificación y promoción de la diversidad. Se invierte más en altos cargos y en seguridad que en personal para servicios fundamentales.

El fortalecimiento de lo público pasa por contar con recursos humanos dentro de la propia consejería que sean los que diagnostiquen, planifiquen, diseñen y ejecuten desde ese ámbito las políticas en materia de Servicios Sociales. Además de personal que evalúe, controle e inspeccione aquellos programas y servicios que se han delegado a terceros. En este primer año de nuevo gobierno se ha perdido una oportunidad para que esto sea posible, manteniendo la misma línea que gobiernos anteriores en esta situación.

Los Servicios Sociales además de requerir una mayor financiación, requieren que este pilar del Estado del Bienestar no se convierta en un mercadeo ni en negocio de los derechos. Para ello hay que apostar por la gestión directa de los Servicios Sociales revirtiendo las políticas de externalización y privatización que estamos sufriendo que afectan sobre todo a sectores más precarios por la desigualdades y opresiones como son la infancia, las personas en situación de dependencia y los colectivos en exclusión social.

Es urgente reforzar la financiación de los Servicios Sociales contando con más ingresos a través de políticas fiscales progresivas, que paguen más los que más tienen, combatir el fraude fiscal de las grandes empresas, denunciar la corrupción…Recordamos que en el último informe del Foessa sobre Canarias, el 84,4% de nuestra población expresó que optaría por tener más prestaciones y servicios sociales, pagando más impuestos.

En Canarias, por tanto, estos presupuestos no garantizan, respetan ni protegen los Derechos sociales de las personas que aquí vivimos.

Exigimos una financiación estable, suficiente y adecuadamente gestionada, que realmente redistribuya la riqueza y garantice derechos a todas las personas; donde en el centro esté la sostenibilidad de la vida y no el seguir favoreciendo a los más ricos.
Koldobi Velasco Vázquez y Beatriz Guedes Martell, de la Red Canaria en Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales (Redesscan).
*Este texto fue enviado por sus autoras para su publicación en nuestro blog.

Publicado en Koldobi Velasco, movimientos sociales, Redesscan, servicios sociales | Deja un comentario

Domingo Valencia, memoria de la resistencia


El 18 de julio de 1936 Domingo era un muchacho de 15 años, llevaba un año militando en el Partido Comunista, “me afilié a las juventudes comunistas de La Isleta después de escuchar los discursos del diputado Eduardo Suárez”. Franco se encontraba en la isla de Gran Canaria organizando el golpe de Estado que provocaría la guerra civil, pero a Valencia y otros compañeros de su partido les llegó el rumor de que había una huelga general. En una entrevista que le hice en la cadena SER precisamente el 18 de julio de 2012, cuando se cumplían 76 años del golpe franquista, Domingo me contó que aquella mañana fue caminando desde su vivienda en Costa Ayala a Tamaraceite, y se manifestó en la misma puerta del Ayuntamiento de San Lorenzo. “Allí me encontré con el alcalde de San Lorenzo y varios concejales, y nos concentramos para manifestar nuestro apoyo a la huelga general”. Almediodía apareció el diputado del Frente Popular Eduardo Suárez que les dijo “tengan mucho cuidado”.
Cuatro días después, cuando ya estaba confirmado que había un golpe de Estado y los falangistas salían a la calle a buscar comunistas y socialistas, tres guardias civiles y un guardia jurado aparecieron en el mercado del Puerto, y detuvieron a Domingo Valencia y a Manuel Henríquez, el dueño del puesto de verduras donde trabajaba Domingo. “Nos acusaron de tener unas cajas de dinamita escondidas en un barranco”. Y los llevaron al cuartelillo del Ayuntamiento de San Lorenzo “y allí nos dieron leña, a Manuel le daban más leña que a mí, porque yo era un chiquillo y me llevaba unos guantazos”. Ahí empezó la travesía represiva que sufriría Domingo: del cuartelillo de San Lorenzo al Gobierno Militar de Las Palmas, después a Barranco Seco “allí nos dieron caldo papas, pero era de papa, solo había una papa lo demás era agua”. Y tras Barranco Seco estuvo en el campo de concentración de La Isleta y en el de Gando.
En Barranco Seco el expresidente del Cabildo de Gran Canaria durante la segunda república, Francisco García (Pancho Cabildo), enseñó a Domingo a leer y escribir. Luego llegaría el Consejo de Guerra “eramos 21, a cinco los condenaron a muerte (los 5 de San Lorenzo) y al resto diferentes penas”. Desde 1939 hasta 1945 estuvo en el Servicio Militar “dentro del cuartel yo seguía militando en el partido comunista desde la clandestinidad”. En cárceles y campos de concentración conoció a Felo Monzón, Ángel Tristán “y al grupo de intelectuales”. En su casa de Costa Ayala Domingo Valencia escondió durante dos días a Juan García ‘El Corredera’ y durante dos años a Germán Pírez. Hace unos tres años volví a entrevistar a Domingo en Las Palmas de Gran Canaria en casa de su hija. “Las piernas ya no me ayudan a caminar, porque si no yo seguiría manifestándome en la calle por los derechos de los trabajadores”. En septiembre del año pasado volvía verlo en un acto de homenaje a quienes participaron en los “sucesos de sardina”. Comisiones Obreras me invitó a presentar el acto y tuve oportunidad de decirle “Domingo, van a sacar a la momia del museo, del Valle de los Caídos, por fin”, y el sonrió con la mirada brillante de un niño chico. Hace unos meses volví a llamarlo, pero al final no pudimos quedar. Este miércoles 27 de noviembre se paró definitivamente el corazón solidario de Domingo. Me quedé con la magua de comprobar si al filo de cumplir un siglo de vida Domingo Santana Armas, Domingo Valencia, seguía siendo memoria de la resistencia.
@juanglujan

Para escuchar la entrevista a Domingo Valencia realizada el 18 de julio de 2012 en la cadena SER en el programa La Ventana de Canarias pinche aquí.

Artículo publicado también en La Provincia

Publicado en memoria histórica | Etiquetado | 3 comentarios

La presidenta del Colegio del Trabajo Social reivindica que “esta profesión no se queda en un despacho y promueve el acceso en igualdad al sistema público de Servicios Sociales”


El Trabajo Social es una profesión que se vive por dentro, que no se deja en un despacho, que debe promover el movimiento en red, el cuidado y autocuidado, la elaboración de políticas sociales que permitan el acceso en igualdad al sistema público de Servicios Sociales, la solidaridad y el compañerismo”, así se manifestó la presidenta del Colegio del Trabajo Social de Las Palmas, Laura Monroy, durante el Acto Institucional de la esta entidad profesional que se celebró la noche de este viernes en el Centro de Iniciativas Culturales de Canarias (CICCA) de la capital grancanaria. Durante el acto más de una veintena de trabajadores y trabajadoras sociales prometieron cumplir el código deontológico de la profesión, se rindió homenaje a dos trabajadoras sociales que se acaban de jubilar y a la promoción que cumplió 25 años de ejercicio profesional.

Laura Monroy felicitó a la promoción que cumplió cinco lustros “porque han sido 25 años remando contra la corriente de lo establecido, salvaguardando y luchando por la defensa de los Derechos y bienestar de la ciudadanía”. Monroy también reconoció a Teresa López Bordón y María Castro Arbelo, que acaban de jubilar porque “debemos darles las gracias por ser referentes, por enseñar y mostrar un Trabajo Social que permanece del lado de las personas, y lucha por y para ellas”. Durante su discurso la presidenta de la entidad profesional también dio “una calurosa bienvenida a la profesión a las personas que van a realizar la promesa al Código Deontológico, un Código que nos recuerda quiénes somos, por qué y para qué existe nuestra disciplina.”. También agradeció al personal laboral del Colegio su trabajo en la organización del acto, y felicitó también a la anterior Junta de Gobierno del Colegio y al nuevo equipo directivo.

La trabajadora social Coralia Marrero hizo de maestra de ceremonias y presentó a la humorista grancanaria Omayra Cazorla, que se ganó las carcajadas del público cuando contó algunas anécdotas de sus inicios como trabajadora social en Sevilla. Más de una veintena de trabajadores y trabajadoras sociales prometieron respetar el código deontológico del trabajo social, que los compromete a luchar por los derechos humanos y la justicia social, el expresidente del colegio profesional, David Muñoz y la exsecretaria Zoila Brito, ejercieron de padrino y madrina de la nueva promoción. El secretario del colegio hizo de notario del acto de promesa del Código Ético.
Sandra Morejón leyó el texto en nombre de las personas que cumplían de 25 años de su promoción. Sandra recordó a profesores como Nardi, Mario y Pepe Alonso, y también al conserje Juan y a la administrativa Mari Carmen. Sandra Morejón dio la bienvenida a quienes se inician en la profesión, les recomendó que viajen para que sean más tolerantes y señaló que “Después de 25 años seguimos intentando darle sentido a las cosas absurdas que hacen los seres humanos y denunciando las injusticias sociales”.

Durante el acto de homenaje a las dos trabajadoras jubiladas se realizó un recorrido por su trayectoria profesional. Teresa López Bordón empezó su trayectoria profesional en el hospital siquiátrico de Tafira alta, en la época en que los profesionales del trabajo social eran invisible porque la sociedad desconocía sus funciones. Toda su vida ha sido en el ámbito de la salud mental, su último destino fue el Hospital Doctor Negrín. Al principio parte del trabajo se centraba en localizar familiares de pacientes y realizar informes para la administración, después pudo hacer más un trabajo de atención y asistencia a los pacientes.
La otra trabajadora social jubilada es María Castro Arbelo. Con 13 años se fue a estudiar a la universidad laboral de Cáceres porque la de Las Palmas solo permitía alumnos varones, luego siguió formándose en Zaragoza gracias a una beca de formación. Regresó a Gran Canaria, comenzó a trabajar y siguió formándose, criando a sus dos hijos y comprometida con su gente de Sardina del Sur en el Ampa y en la Asociación de Vecinos. Hizo acceso a la universidad matriculándose con mayores de 25, en 1990 entró en la escuela de Trabajo social. En 1993 terminó la carrera y desarrolló la mayor parte de sus 25 años de carrera profesional en el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana.
Al finalizar el acto intervino la vicepresidenta del Colegio del Trabajo Social de Las Palmas Auxiliadora Naranjo Falcón, que agradeció a todo el personal laboral de la entidad profesional su trabajo en la organización del Acto Institucional, también dio las gracias por su presencia a la representante del Consejo General de Trabajo Social, Raquel Millán, la presidenta del Colegio del Trabajo Social de Tenerife, Candelaria Delgado, la vicedecana de T rabajo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Carmen Delia Díaz y el director del centro de la UNED en Las Palmas, Juan José Rodríguez.
*Comunicado enviado por el Gabinete de Comunicación del Colegio del Trabajo Social de Las Palmas

Laura Monroy presidenta Colegio del Trabajo Social de Las Palmas

Promoción de 25 años de ejercicio profesional

Momento del compromiso de cumplir el Código Deontológico de l@s nuev@s trabajador@s sociales

Intervención de la vicepresidenta del Colegio del Trabajo Social Auxi Naranjo Falcón.

Publicado en derechos humanos, servicios sociales, Trabajo Social | Deja un comentario

Dejen al Istmo en paz. Antonio González Viéitez



Hacía tiempo que nos habían dejado tranquilos, pero los emprendedores vuelven con entusiasmo a la carga.
Porque hay que resaltar que todo ciudadano grancanario, sobre todo si es de Las Palmas, se ha dado cuenta hace muuuuuuucho tiempo que la “pieza urbanística del Istmo” es el objeto más deseado por cualquier emprendedor que aspire a beneficiar “a toda la ciudadanía que le estará escuchando”.
Esa fue la bienaventurada justificación por la que, en tiempos de Luis Hernández como presidente de la Autoridad Portuaria, se perpetró el mamotreto del Centro Comercial El Muelle, en primera línea. Ocupando justo el sitio donde debería haberse localizado la necesaria Terminal para cruceristas. Que, como es lógico, nunca se ha hecho ni está prevista porque ya no tiene sitio.
Con posterioridad, la misma argumentación defendió el Ayuntamiento de Las Palmas en tiempos de la alcaldesa Josefa Luzardo, para proyectar y llevar adelante el llamado “Frente Marítimo”. Que pretendía hacer una torre de negocios (por supuesto conocida como City Center) y llenar de rascacielos (denominados “episodios”) todo el Istmo. La contundente, amplia y festiva movilización ciudadana, junto con la inteligente actuación del Colegio de Arquitectos y, por último, con el veredicto de los Tribunales de la Unión Europea, evitamos tamaño disparate.
El último intento que llegó a fin y se acabó construyendo fue el acuario de Kiesling. A mi juicio, menos brutal que el ominoso Centro Comercial El Muelle, pero igualmente insolente con nuestro Istmo, sobre todo por sus posibles y futuros efectos colaterales.
Y es que no ha existido ningún “emprendedor-banefactor” que haya sobrevolado la ciudad y no haya quedado seducido por el impresionante Istmo que todavía une, aunque ya no lo parezca, La Isleta a la isla. Y, con toda su inventiva y “don de gentes”, han venido proponiendo: una espléndida noria gigante, un hotel de todo lujo con más altura de la permitida, la estructura base de un maravilloso funicular hasta la montaña del Vigía y, por último lo que hoy aquí nos trae, un astillero para megayates, es decir para clientes VIP, que tienen que demostrar sus poderes y piden atraque en el santa santorum de la ciudad.
Sobre este astillero, estos días ha habido una discusión muy reveladora entre la Autoridad Portuaria de Las Palmas, el Ayuntamiento y el Cabildo Insular. Aquí nos interesa destacar lo siguiente

AUTORIDAD PORTUARIA DE LAS PALMAS
El actual presidente, nada más reincorporarse (después de una corta etapa en la política) ha decidido reavivar el proyecto de astillero en El Refugio. Y, aprovechando las inmensas posibilidades que se labra en la prensa escrita, difunde y afirma con rotundidad que no va a haber contaminación. Y que su impacto visual va a ser reducido. Teniendo en cuenta que, si en el proyecto inicial la altura era de 24 metros, la afirmación resulta evidentemente increíble. Por último, el astillero es “imprescindible para la ampliación prevista en el muelle deportivo que pasaría de 1.200 a 2.000 atraques” [Esa es otra…]
Es cierto que el presidente viene defendiendo el necesario “Encuentro Puerto-Ciudad”. En ese sentido la Onda Atlańtica del Mercado del Puerto (al margen de quién la pague), persigue mejorar ese encuentro. Pero el astillero, justo al lado y con esa altura, consigue cualquier cosa menos un encuentro. Es entendible que la Autoridad Portuaria persiga conseguir lo mejor para La Luz. Pero en la actualidad, la principal tarea no es ampliar las extraordinarias infraestructuras que ya posee, sino dedicarse a intentar mantener y ampliar los tráficos de todo tipo.
En cualquier caso, el astillero para los megayates cabe en otros sitios. Y no tiene sentido colocarlo en El Refugio, impidiendo que la ciudadanía pueda disfrutar de lo que nos va quedando del Istmo. Que debe convertirse, como lo vienen reclamando las organizaciones sociales y vecinales, en deslumbrante escaparate para quienes nos visiten y espacio abierto y pulmón urbano para todos los que aquí vivimos.

AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS
Hay una primera cuestión, socialmente irrelevante, sobre quién tiene la competencia para emitir un informe sobre la evaluación del impacto ambiental del astillero: El Cabildo o el Ayuntamiento. Que dirima quien sea competente (se supone que eso sí estará claro)
El fondo de la cuestión es otro. El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, interrumpe el plazo para dar la licencia al astillero, a la espera de nuevos informes y pronunciamientos de los técnicos municipales. Y sostiene que “las licencias son actos reglados” pero que se va a “esperar los informes” porque “se tomarán las decisiones que digan los técnicos y no los políticos”.
Estas declaraciones son terriblemente polémicas. Los papeles de los técnicos y de los políticos no son intercambiables. Cada cual tiene sus funciones perfectamente diferenciadas. Los técnicos tienen que indicar y precisar las posibles soluciones que puedan existir para resolver un problema, sus pros y sus contra. A su vez, los políticos son los responsables de elegir la decisión que consideren más adecuada de acuerdo con los intereses generales. Y es que la responsabilidad más importante de los políticos es tomar decisiones. Si no fuese así y los problemas los resolviesen los técnicos, los políticos sobrarían. La tecnocracia no es otra cosa que llevar a ese extremo la solución de los problemas sociales.
Para más inri, que esa dejación de responsabilidad recaiga sobre un tema localizado nada menos que en el Istmo, es aún menos entendible.
Antonio González Viéitez es Economista. Fue profesor de Economía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, luchador antifranquista y consejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias.

Publicado en Antonio González Viéitez, Ecología, Economía | Deja un comentario

El apagón de la isla de Tenerife. Antonio González Viéitez


Si ese tremendo apagón, en plena calma meteorológica, se produjo en la isla más grande y más poblada del Archipiélago, está claro que podrá repetirse en cualquier momento y en cualquier otra isla

1.- ENTRE TODOS LA MATARON Y ELLA SOLA SE MURIÓ. Viene a cuento este viejo dicho, porque en la actualidad las competencias y las responsabilidades eléctricas están cruzadas y compartidas en el Archipiélago. Así, cuando sucede cualquier accidente (y más si es de esta gravedad) siempre ocurre lo mismo. Las empresas afectadas tratan de escurrir el bulto y sacudirse las culpas de encima y echárselas al de al lado. Ya viene en el guión. En esta ocasión, la trasnacional Red Eléctrica de España (REE), la operadora y reguladora del sistema, reconoce que el apagón (ahora la moda es llamarlo cero eléctrico) se inició en la subestación de su propiedad en Granadilla y que “este tipo de averías son frecuentes y nunca derivan en una caída total, de ahí que se esté analizando qué otros elementos adicionales o factores desencadenantes intervinieron”. Incluso el propio presidente de REE arremete (¿¿) contra la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya que “todo servicio público necesita cuidarlo, mantenerlo, mejorarlo y no recortes ni hachazos que acaben deteriorando el servicio prestado. Ojo”. También, la otra empresa trasnacional afectada, la generadora de energía Endesa, quiere “dejar claro que la avería fue totalmente ajena a sus instalaciones” [Exactamente el mismo argumento que utilizó hace unas semanas, en el último tremendo incendio de Gran Canaria con origen en el barranco de El Andén, cuando echó todas las culpas a la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas. Lo que está por ver]
La conclusión a la que se llega con facilidad es que si se permiten y se alientan competencias compartidas y cruzadas, en cualquier actividad y a la hora de los conflictos, aparecen con fuerza las contradicciones y la enorme dificultad en coordinar intereses comunes, pero también contrapuestos.
No obstante, el objeto de estas líneas no es buscar las verdaderas responsabilidades del apagón entre las dos empresas trasnacionales. Esa actuación ya está en marcha por quien corresponde

2.- COMPETENCIAS COMPARTIDAS Y PROCESO DE TRANSICIÓN ENERGÉTICA.
Lo que se quiere resaltar es que esa difícil complejidad, ahora es mucho más profunda porque coincide con el proceso de Transición desde el Viejo Modelo Energético, basado en la concentración, el grandismo y en la quema de combustibles fósiles, hacia el Nuevo Modelo (NME), basado en las energías limpias y renovables, más democrático y mucho menos polarizado. [No se cree necesario insistir en que, además, es imprescindible para la sostenibilidad de la Biosfera]
Resulta evidente que, para que ese Tránsito se afronte y culmine con éxito, se necesita una concepción global y unitaria y una dirección con plenas competencias no compartidas, que aspire a desembocar en una planificación de óptimos técnicos, económicos, medioambientales y sociales.
Teniendo en cuenta el hecho más relevante: el futuro NME va a ser aislado (las conexiones interinsulares deberán minimizar esa realidad) e independiente. Es decir independiente y desconectado de cualquier otro sistema eléctrico y, por lo tanto, teniendo opción a aspirar a su plena Soberanía Energética.

3.- REDISEÑAR EL SISTEMA. Los mecanismos utilizados hasta ahora por el Gobierno de España (el último, el de los Cupos Subastables) no es capaz de favorecer adecuadamente el Tránsito hacia el NME. Produce piezas desconexas de un puzzle que no se sabe si, al final, pretende ser (exagerando) un paisaje polar o un grupo folclórico quechua. En cualquier caso, es inimaginable que la resultante sea la más adecuada a los intereses generales del pueblo canario. Entre otras cosas, porque la inmensa mayoría de parques de renovables, con ese método, se adjudicaron a las grandes trasnacionales energéticas, que se erigieron como las mayores beneficiarias del aprovechamiento de los Bienes Públicos canarios.
Por eso se plantea que hay que transformar todo el sistema institucional. Y, como el sistema isleño es aislado e independiente, lo más idóneo es unificar todas las competencias necesarias en un ente de obediencia canaria, que asuma la responsabilidad y el liderazgo de concebir, diseñar y planificar el Tránsito hacia el NME. Lo que va mucho más allá de lo que propone estos días el Gobierno de Canarias: “Un plan de inspección sobre el estado de las instalaciones eléctricas de Canarias”. En mi opinión, no es cuestión de revisar, cuando hay accidentes, lo que otros diseñan y ponen en marcha. Es, justamente, atreverse a gestionar en su integridad nuestros Bienes Públicos, con la aspiración de alcanzar nuestra Soberanía Energética.
Siguiendo ese razonamiento, lo que nos parece razonable es lo siguiente:

3.1 Encontrar el Diseño Óptimo Técnico. Habrá que tener en cuenta la totalidad de las fuentes primarias de energía, de acuerdo con las posibilidades técnicas. La finalidad es la definición del mix más adecuado. En segundo lugar y considerando que el problema fundamental del NME en Canarias es su sistema aislado, el problema fundamental a resolver es el del almacenamiento. Está el sistema tradicional, tipo Gorona del Viento que consiste en depositar agua en altura para su turbinación reversible. Es el caso de Chira-Soria en Gran Canaria, con los graves inconvenientes que algunos denunciamos. El impresionante avance tecnológico en baterías hace que podamos incorporar con facilidad estos artilugios y plantear las cosas de otra manera. En tercer lugar, la inmensa variación de potencia de estas baterías nos permite abandonar el grandismo del NME. Porque si el principal inconveniente del sistema canario es su pequeña dimensión, ésta se puede compensar (además de las conexiones interinsulares) creando una mayor densidad y mallado de centros de producción y de almacenamiento. Se conseguiría así disminuir la vulnerabilidad estructural y aumentar la robustez del NME de Canarias. Además, se estimularían las pequeñas instalaciones de carácter familiar y empresarial, con sistema de balance neto.

3.2 Diseño Óptimo Territorial. Por todo lo anterior, la dispersión geográfica que sea técnicamente viable, será una estrategia también para evitar el grandismo y robustecer el sistema dotando de mayor densidad las interconexiones de la red.

3,3 Diseño Óptimo medioambiental. En principio, se garantizará la preferencia y el valor estratégico del sistema renovable y limpio. Pero eso no quiere decir tener patente de corso para hacer cualquier cosa. El respeto a los territorios protegidos, a la flora y a la fauna será mantenido. Por razones evidentes, el impacto paisajístico puede llegar a ser insoportable, pero siempre hay alternativas a elegir. Canarias ya tiene experiencias deslumbrantes, “todos somos vilaflor” impidió el desastre, gracias a la movilización popular que desplazó hacia la costa el trazado del tendido. En su caso, el encarecimiento de las instalaciones por cuidar el paisaje, será asumido por el NME.

3.4 Diseño Óptimo Social. El cuidado de los Bienes Públicos canarios que comporta esta estrategia del NME, supone también reconocer que los beneficios económicos de todos esos aprovechamientos energéticos, recaerán sobre el común de los ciudadanos canarios. Como en tantos otros lugares del mundo, las grandes instalaciones de producción, transporte y almacenamiento serán públicas. Los beneficios así obtenidos se dedicarán en su momento a establecer una política social de tarifas eléctricas y, en parte, a financiar a todas las corporaciones locales del Archipiélago.

3.5 Diseño Óptimo político. Políticamente esto supondría que, tanto el Parlamento como el Gobierno de Canarias, asumirían manejar y liderar el Proceso de Transición Energética que se acuerde, facilitando la participación ciudadana y pasando el texto definitivo a referéndum, para dificultar cualquier intento posterior de dar marcha atrás en un tema tan trascendental. La posible creación de una empresa pública canaria y, a nivel insular, la coordinación con los Consejos Insulares de Agua (que tendrán que transformarse), podría ser una forma adecuada de gestionar conjuntamente el agua y la energía, en tanto que producciones duales e interconectadas técnicamente.

3.6 Diseño Óptimo económico y financiero. (Se omite porque ya se esquematizó en ocasión anterior y para no alargar este escrito).

Antonio González Viéitez es economista y profesor jubilado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Este artículo fue enviado por su autor a nuestro blog para su publicación.

Publicado en Antonio González Viéitez, Economía, Economía Social, Red Eléctrica | Deja un comentario

Quién es quién (último relato). Juanbe Hernández García


Odio a los que se mofan a través de las cerraduras. Sus ojos grises me perturban y me angustia que nadie, en este pueblo donde escasea el silencio, se percate de la estupidez humana. La marea está bajando más de lo normal dejando un montón de huesos encallados en la arena mientras colonias de hormigas siguen a lo suyo como en el principio de los tiempos. Mi alma, que habita en una jaula de oro, se balancea en la blanca oscuridad de los ciegos, sin estar libre de culpas, sin conocer el porqué de las cosas y allí, en ese problema inverso donde escasean los dioses, en esa constelación oscura de la noche, señalamos, sin nombrarnos, quién es quién.
Juanbe Hernández García.
Este relato corto fue el último que publicó Juanbe en su facebook, lo hizo este domingo a las 9 y 22 de la mañana. Un relato que acaba diciendo “quién es quién”. Juanbe fallecía de forma inesperada la mañana de este martes mientras hacía deporte. Su muerte fue un duro golpe para familiares y amigos, también para sus compañeros de la Biblioteca Insular que esperaban encontrar a Juambe en el trabajo cuando les llegó la dura noticia y tuvieron que cerrar las puertas del centro de lectura porque no tenían fuerzas para atender a nadie, y publicaron este mensaje:
“La biblioteca es hoy más gris y la tristeza se ha instalado en todos los rincones y en el de los corazones de todos sus compañeros y compañeras que tanto le queríamos. No podemos abrir al público porque nos ha sacudido el desánimo y la tristeza más profunda. Se ha ido un ser vital y lleno de luz. Hemos sentido la muerte de un violinista. ¡Te queremos, Juanbe!”.
Su amigo Neketán escribe en facebook: “La gente no deja de decir cosas buenas de ti, las mismas que te decíamos en vida. Tuve, tuvimos, la suerte de compartir tu amistad, tu generosidad, tu sosiego, tus consejos. Nadie nos regaló nunca nada y el destino nos puso a todos los que coincidimos en el instituto de Agüimes cerca para no dejar nunca de saludarnos y alegrarnos en cada encuentro. Tuvimos largas noches, muchas de ellas aderezadas con música salsa, y Teto las padeció todas pero siempre estuvo ahí con nosotros”.
En La Provincia dice el escritor Alexis Ravelo: “No sé cuántos años hace que lo conozco, porque yo aún era camarero en Cuasquías en aquel tiempo y él ya estaba enredando para dinamizar la Biblioteca Insular de Gran Canaria. Me acogió (como acogía a todos) entre quienes aprendimos a quererle y me aupó (como aupaba a todos los que se le acercaban) a su altura humana, a esa calidez que siempre era una sonrisa, una mano tendida, una puerta abierta”.
Que más se puede decir de ti Juambe. Siempre te acompañaba esa sonrisa de buena gente. Miré en mi chat de facebook y cada cumpleaños no me faltaba el detalle de tu felicitación, por vía interna, sin hacer ruido, casi como tu marcha. Gracias por tus textos y por tu sonrisa.

Publicado en cultura, Juanbe, Obituario, relato | 2 comentarios