Detenidos 70 activistas (dos de Canarias) en la cumbre de la OTAN en Bruselas


70 antimilitaristas de diferentes países del mundo (entre ellos dosde Canarias, Koldobi Velasco y Juan Carlos Navarro), fueron detenidos en Bruselas cuando realizaban una acción en contra de la cumbre de la OTAN que se celebra en Bruselas. Los antimilitaristas bloquearon durante 4 horas la entrada a la cumbre en una acción no violenta en la que denunciaron la muerte y la destrucción que puede provocar el aumento del presupuesto militar que los países de la OTAN están decidiendo en esta cumbre a la que acude el presidente norteamericano Donald Trump.

Los antimilitaristas habían participado ayer en una marcha de 10.000 personas en contra de la OTAN, de los gastos militares, las políticas neoliberales y la situación de países como Palestina o el Sáhara. Los activistas fueron puestos en libertad a las 8 de la noche de este jueves.

Koldobi Velasco, de la Asamblea Antimilitarista de Canarias, manifestó anoche al blog Somosnadie.com que “en Bruselas hay una gran militarización, con controles y cierres de calles”. Según Velasco “en la manifestación mostramos nuestro rechazo al incremento de un 2% del PIB del presupuesto de la OTAN, también denunciamos que ese aumento de los países del bloque militar, entre ellos el Estado español, significará más muertes de personas porque el dinero se quita de la sanidad, la educación o los servicios sociales”. Fuentes del movimiento antimilitarista informaron a este blog que los detenidos podrían estar arrestados hasta la próxima medianoche.

Mientras activistas de toda Europa realizaban acciones de bloqueo y de denuncia en Bruselas, el KEM-MOC de Bilbao  bloqueó la representación de un convoy de la OTAN, que iba “capitaneado” por la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y cuyo corto recorrido ha trascurrido desde las instalaciones de la Comandancia de Marina hasta el contenedor de basura más cercano a dicha instalación militar. Esta acción pueden verla en la siguiente foto

Algunos de los antimilitaristas detenidos en Bruselas también fueron detenidos en la acción desarrollada en Madrid durante la feria de Armas que se puede ver en el siguiente vídeo.

Publicado en antimilitaristas, derechos humanos | Deja un comentario

También en Canarias falta Libertad de Prensa


La Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC) recuerda que, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, en las islas se tiende a mirar al exterior y compararse con países lejanos para luego concluir que en España y en Canarias no se está tan mal. Sin embargo, todos los días se demuestra, tanto a nivel nacional como regional, que no hay que irse tan lejos para ver que falta Libertad de Prensa.

Para el sindicato de periodistas, perteneciente a la Federación de Sindicatos de Periodistas, el problema es la errónea concepción de las empresas de comunicación ya que se ha permitido que no sean lo que deberían ser: Entidades que, más allá de su naturaleza jurídica -empresas públicas o privadas-, participan en el ejercicio de un derecho constitucional, que es condición necesaria para la existencia de un régimen democrático.

Esta reflexión, según UPCC, es un extracto literal del tímido e incompleto desarrollo legislativo [Ley reguladora de la Cláusula de Conciencia de los profesionales de la Información] del Derecho Fundamental a la Información que establece la Constitución. El sindicato recuerda que es esa misma legislación la que considera al profesional de la información como agente social encargado de asegurar ese derecho constitucional de toda la ciudadanía y que los medios de comunicación son los “mediadores”, según deja claro el Código Europeo de Deontología del Periodismo.

Para UPCC, es “contradictorio” que el Consejo de Europa sí haya realizado esta y otras recomendaciones a los países miembros de la Unión mientras España “tiene guardado en un cajón, desde hace ya siete años”, el borrador de Ley Orgánica de Garantías del Derecho a la Información de la Ciudadanía que elaboró el Foro de Organizaciones de Periodistas (FoP) formado, entre otros, por la FeSP, CCOO, y UGT.

Como ya dejó claro la propia UPCC con la organización del I Congreso del Derecho a la Información de la Ciudadanía en 2011, “esta Ley no se puede seguir aplazando” porque “los grandes grupos de comunicación ostentan el poder sobre la información que reciben los ciudadanos sin tener un marco regulador que ponga límites precisos para garantizar que la información cumple con los requisitos básicos de veracidad, relevancia pública, diligencia y pluralidad”.

Para la organización sindical, única en Canarias centrada en exclusiva en el sector de la información y comunicación, es necesario establecer “una relación inequívoca” entre el 1 y el 3 de mayo ya que “la situación de precariedad laboral es especialmente destacable en el sector de la comunicación, no por casualidad, sino por una causalidad”. Se trata de “una clara relación entre la causa, la precariedad laboral, y el efecto que no es otro que el impedir que se ejerza ese Derecho Constitucional por el que no sólo tenemos que luchar los periodistas sino también toda la ciudadanía”.

Además de a la Federación española, la UPCC pertenece a la Federación Europea de Periodistas (FEP) y a la FIP, la organización de periodistas más importante del Mundo que, este Día Mundial, ha presentado un estudio en el que se revela que “la Libertad de Prensa está bajo amenaza” ya que, en todo el planeta “los periodistas se enfrentan a asesinatos, ataques, violencia, prohibiciones e intimidación en su día a día”.

Comunicado de la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias con motivo del día de la Libertad de Prensa. Este comunicado fue remitido a los medios de las islas, como suele ocurrir con las denuncias que realiza la UPCC, la mayoría de los medios no lo han publicado.

Publicado en derechos humanos, Libertad de expresión, periodismo, periodismo ciudadano | Deja un comentario

Aquella entrevista al imputado Zerolo


Debió ser el mes de marzo o abril del año 2007. Un servidor de ustedes trabajaba como editor de informativos en la Televisión Pública de Canarias. Combinaba esas funciones con la de presentador y director del programa Parlamento, un programa de actualidad política. Habitualmente yo elegía a los invitados con libertad. Pero en esta ocasión el jefe de informativos me pidió que entrevistase a Miguel Zerolo, que era entonces diputado de Coalición Canaria y alcalde de Santa Cruz de Tenerife. Mi jefe me reconoció que era un encargo del director y me dijo de forma clara: “pero solo como diputado autonómico, no como alcalde de Santa Cruz de Tenerife”. Ante mi cara de asombro fue más directo: “lo que quiero decirte es que no saques el tema de Las Teresitas”. Le dije que en un programa de actualidad política no se puede entrevistar a un político que está imputado por corrupción sin sacarle precisamente el tema que justifica la actualidad, y le aporté otro dato: Zerolo ha presentado cero iniciativas en el Parlamento, así que no me iba a pasar 35 minutos de entrevistas preguntándole por las pinturas de la cámara autonómica. Entonces me dijo que podía sacar el tema “pero solo una o dos preguntas”.

Zerolo estaba acostumbrado a un periodismo de pesebre, en la mayoría de los medios de Tenerife le hacían entrevistas casi a la carta previo contrato publicitario del Ayuntamiento. El alcalde chicharrero respondió con su respuesta modelo a la pregunta de Las Teresitas “fue votado por unanimidad, también los socialistas, aunque después el señor Santiago Pérez hizo la denuncia por razones políticas”. Le repliqué que en realidad esa unanimidad fue una desobediencia de los concejales del PSOE; que fueron expedientados por votar a favor del proyecto. También le recordé que algunos de los ediles que votaron a favor de la compra de Las Teresitas habían terminado en las filas de Coalición Canaria e incluso de asesores suyos. Y le trasladé, en forma de pregunta, si el beneficio que habían logrado los empresarios con la compra de los terrenos por parte del Ayuntamiento había sido un pelotazo de libro como decía la fiscal.

Zerolo me respondió con un tono cada vez más tenso y me dijo que gracias a su iniciativa se había salvado la playa de Las Teresitas de la especulación, que siempre defendió el interés general. En la entrevista le planteé otros asuntos de la actualidad política, aunque el caso de las Teresitas al final debió durar unos diez minutos. Al despedirlo en la entrevista le dije: “gracias por venir como diputado y como alcalde de Santa Cruz al programa Parlamento”. Y con risa nerviosa me dijo mientras me señalaba con el dedo “usted me ha entrevistado como alcalde, como diputado y como imputado, usted también me entrevistó como imputado”.

No me esperaba esa salida de Zerolo en antena, pero menos me esperaba el responso que me echó el jefe de informativos cuando finalizó el programa, lo tengo grabado en mi cabeza: “Te pasaste en el contenido de la entrevista, deberías saber que no era el momento, no era el lugar y no era el personaje para hacer la entrevista que hiciste”. La frase no tuvo que aclarármela, no era el momento porque faltaban unos meses para las elecciones, no era el lugar porque consideraba que en la Televisión Canaria no se podían hacer entrevistas críticas y no era el personaje, porque San Miguel Zerolo era un pope de Coalición Canaria. Después de explicarles las razones periodísticas de mis preguntas mientras intentaba salir de mi asombro, le dije a mi jefe: “Mira, en realidad creo que era el momento, el lugar y el personaje, pero para la entrevista que tú querías hacerle yo no era el periodista”.
A partir de ese momento mis pasos en la Televisión Canaria se ataron en corto más en corto de lo que llevaban tiempo haciendo. Me preguntaban siempre a quién iba a entrevistar, me pedían que les pasaran los contenidos del programa y ya tenían previsto quitarme del programa Parlamento. Ocurrió que me quité yo solo porque ese verano me marché de Televisión Canaria. Esto no es una historia de héroes y canallas. Es una simple historia que representa lo complicado que es muchas veces ejercer el periodismo en un país como Canarias, donde se intenta tapar a los empresarios y políticos corruptos desde los medios privados y públicos. Un personaje de Albert Camus decía en la novela “La Peste”: “Yo no sé lo que es la honradez. Para mí la honradez es ejercer mi oficio”.
Me han venido todos estos recuerdos al escuchar en la radio la sentencia del caso Las Teresitas que condena a 7 años de prisión a Miguel Zerolo y a 5 años a los empresarios Antonio Plasencia e Ignacio González. En aquella entrevista el periodismo sobrevivió a las presiones políticas, me fui de la Televisión Canaria y mi jefe batió el récord de permanencia en el cargo, porque lo hizo muy bien en opinión de Adán Martín, Paulino Rivero, José Manuel Soria y José Miguel Pérez, hoy trabaja en el gobierno de Clavijo. En el caso de Zerolo ha habido corrupción política, empresarial y periodística. Hace menos de un año todo un Premio Canarias de Periodismo como Carmelo Rivero, y un mercenario mediático como Andrés Chaves, seguían dibujando a Zerolo y a los empresarios delincuentes como víctimas de envidias. Pueden escucharlo pinchando en este enlace. Afortunadamente ni Zerolo ni los empresarios beneficiados del pelotazo han sobrevivido a la corrupción.
@juanglujan

valla zerolo

Portada del Diario de Avisos, cuyo dueño es Lucas Fernández, que estuvo imputado en el caso Las Teresitas, y que está dirigido por el Premio Canarias Carmelo Rivero, que ha pintado a los empresarios delincuentes del caso Las Teressitas como “victimas de envidias”.

diarioavisoszerolo

Publicado en Coalición Canaria, corrupción, periodismo | 2 comentarios

Los cayucos cotizan en bolsa (negocios de Indra y Amper)


elsiveindra

Para los accionistas de Amper fue una buena noticia la aprobación de la directiva del retorno de sin papeles, que permitirá tener durante 18 meses en una cárcel a personas que han cumplido una falta administrativa
El índice general de la bolsa de Madrid cayó ayer un 1,83%, mientras que las acciones de Amper subieron un 0.57%. Casi todas las empresas de telecomunicaciones bajaron su cotización, Amper fue una de las dos excepciones. Los inversores bursátiles que tenían puesto un ojo en Amper se pasaron la mañana mirando con el otro ojo al Parlamento europeo, finalmente 369 diputados votaron a favor de la nueva directiva comunitaria que recorta derechos humanos de los inmigrantes sin documentación legal, 197 eurodiputados votaron en contra y 106 votaron en blanco. Entre los votos a favor todos los del PP español y todos los del PSOE excepto dos eurodiputados.

Para los accionistas de Amper fue una buena noticia la aprobación de la directiva del retorno de sin papeles, que permitirá tener durante 18 meses en una cárcel a personas que han cumplido una falta administrativa, los menores migrantes podrán ser entregados a personas u organizaciones ajenas a sus familias de origen. Las expulsiones podrán tomarse por vía administrativa, suprimiendo el derecho a un juicio.

La votación del Parlamento europeo y los resultados de Amper en la bolsa demuestran que el sistema capitalista funciona a la perfección: estamos ante una nueva victoria de los poderes económicos que se alimenta de una derrota de los sectores sociales más débiles.Los pedidos a Amper han aumentado un 91% respecto al año 2007.Aunque la empresa tiene previsto despedir a 50 empleados para poder ahorrar 3 millones de euros este año y multiplicar todavía más sus beneficios. La compañía podrá además repartir entre sus accionistas 0,13 euros por acción con cargo a los resultados de 2007, lo que supone un incremento del 40% respecto al ejercicio anterior.

Pero lo que multiplicó los beneficios de Amper en la bolsa no fue el despido de 50 trabajadores, ni el aumento en un 91 % de pedidos, ni el incremento del dividendo que repartirán entre los accionistas. Lo que provocó ese aumento del valor de Amper fue la nueva directiva europea. Porque Amper es la empresa que vende en Europa el Sistema de Vigilancia Exterior, conocido como SIVE, son los radares que los estados europeos colocan en sus costas para detectar las embarcaciones de inmigrantes irregulares.

Cada vez que los periódicos sacan en las portadas el número de inmigrantes africanos que fue detectado en nuestras costas, cada vez que hacemos balances mensuales o anuales de la llegada de cayucos, cada vez que convertimos la llegada de africanos en un baile de cifras sin causas, cada vez que reiteramos la cantidad de africanos que quieren entrar en el rico club europeo y son detectados por los radares del SIVE, estamos contribuyendo a incrementar el valor de Amper en la bolsa.

Amper no sería un negocio si los seres humanos tuviesen la misma libertad de movimientos que las mercancías, los recursos naturales de los países del Sur o el capital financiero internacional. Amper no sería negocio en un mundo sin leyes de Extranjería o directivas europeas que suponen la anulación de los derechos humanos para los recién llegados al club de los ricos. La solidaridad no cotiza en bolsa, las industrias de la guerra y de las fronteras sí. Pero el mundo en el que vivimos es el que es. En nombre de los accionistas de Amper, gracias a todos.

 

*Artículo publicado en canarias ahora el 19 de junio de 2008. Ya entonces existía vinculación empresarial entre Amper e Indra. Cinco años después de la publicación de este artículo Indra formó una UTE con Amper, que ganó el concurso del Ministerio del Interior del S.I.V.E. el sistema de vigilancia de fronteras en la costa africana por un importe de 2.000.000 de euros. Volvemos a difundir este texto el día en el que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil por la posible vinculación entre los concursos que han ganado algunas empresas como Indra y la financiación irregular del Partido Popular. 

-El gráfico que encabeza este artículo fue publicado en la web el salmón contra corriente

Publicado en corrupción, inmigración, Uncategorized | 1 Comentario

100 euros para Jerónimo Saavedra



Queridas y queridos vecinos de Las Palmas de Gran Canaria. Me siento a escribir frente al ordenador todavía con los ojos llenos de lágrimas, intentando serenarme, respirando profundo para que el penar que me embarga el alma no me frente las ganas de gritar mi solidaridad con nuestro Excelentísimo Diputado del Común Jerónimo Saavedra
En apenas unas semanas Saavedra dejará el cargo que ha ocupado durante 5 años con una enorme responsabilidad, las crónicas periodísticas contaban hace poco que ha recibido a 20.000 personas, lo que me sale a 16 personas al día (supongo que habrá descansado sábados y domingos). Es increíble la capacidad de trabajo de Jerónimo Saavedra para atender a 16 personas al día, y a la vez haber asistido a conferencias´-desayunos de ministros y ministras, presidente del Gobierno, de cabildos, alcaldes, comidas de la patronal o de empresarios amigos, además de asesorar al Festival de Música de Canarias, conceder entrevistas a los medios de comunicación para defender que el Festival no pierda su esencia austriaca, participar en cumbres de masones o en comilonas de la UD Las Palmas Todas esas cosas contadas en los la periódicos, lo que debe significar que las cosas de nuestro Diputado del Común si no obedecen al interés general, al menos sí deben tener general interés.
Pero no quiero distraerme con otras cosas. Quiero mostrar públicamente mi solidaridad con Jerónimo Saavedra, con su taxista particular y con todos los ancianos de Vegueta que no pudieron ver la representación de La Favorita en el Teatro Pérez Galdós. En 5 años como Diputado del Común no recuerdo haber leído ningún artículo de Saavedra sobre desahucios, exclusión social, pobreza en Canarias, … Será que no ha tenido tiempo. Tampoco ha tenido tiempo en décadas de residente en Vegueta de protestar por el corte de calles en Semana Santa, será que don Jerónimo acepta con resignación cristianas estas celebraciones protagonizadas por sus nobles vecinos del barrio señorial.

Por eso su relato de melómano secuestrado por una carrera organizada por el Ayuntamiento me conmueve. Y su humilde gesto de llamar al alcalde de la ciudad para quejarse, en lugar de utilizar el tráfico de influencias y reunirse consigo mismo como Diputado del Común y presentarse una queja, lo cual hubiera significado tener que cambiar el titular periodístico por uno nuevo que pondría: “Jerónimo Saavedra se despide como Diputado del Común atendiendo a 20.001 personas y tramitando 1782 quejas”.
Propongo recaudar 100 euros para dárselos a Jerónimo Saavedra. Se me ocurre que podría echarnos una mano Julia, una madre de 4 niños que por una deuda de 1.200 euros Banesto subastó su casa para quedársela el mismo banco y presentó en los juzgados una denuncia para desahuciarla. Ni el Gobierno canario ni el ayuntamiento socorrieron a Julia. Por eso presentó una queja al Diputado del Común, que le respondió con una carta que decía:

Estimada Señora:
En cumplimiento de lo establecido …bla,bla, bla…
Al respecto le comunicamos que del análisis de su queja y de los documentos que se han aportado se observa que se trata de una cuestión jurídico privada entre usted y una entidad bancaria, y que además se encuentra actualmente en trámites judiciales.
Por tanto, conforme a los artículos 16, 17 y 26 de la ley 7/2001 de 31 de julio del Diputado del Común, se procede a la inadmisión de la queja que ha presentado al Diputado del Común.
A pesar de ello debemos comunicarle que desde nuestra instituciones se han realizado diversas gestiones y se ha observado que por parte de las administraciones públicas existe especial sensibilidad y conocimiento de su problemática”.
La carta la recibió Julia el mismo día en que la policía se presentó en la puerta de su casa para desahuciarla (esa era la sensibilidad institucional que le escribió Saavedra). Pude leer la carta porque estaba en la puerta de la casa de Julia junto a decenas de ciudadanos el día que la iban a desahuciar. Desde entonces hasta hoy no había leído un texto de Saavedra. La carta a Julia me dio una pista de cómo atendía Saavedra a los problemas de la gente más humilde, parece que no tenía el teléfono del acalde de entonces o de la consejera de Políticas Sociales para preguntarle por el caso de Julio, y también la carta nos muestra el precio que hemos pagado los ciudadanos y ciudadanas de canarias por la decisión de José Miguel Pérez y Paulino Rivero de regalar el cargo de Diputado del Común a Jerónimo Saavedra como pago por su contribución al destierro de López Aguilar de la política Canaria. Suena para sustituir a Saavedra el eterno diputado de La Palma Antonio Castro Cordobez, siguen empeñados en considerar al Diptudo del Común como un cementerio de elefantes y no como una institución para defender los derechos fundamentales, tal y como recoge la ley.

El artículo de Saavedra en el periódico de hoy donde cuenta que llamó al Alcalde para protestar por el corte de calles que le impidió llegar a la ópera me demuestra lo valiente puede ser un excalcalde con su delfín político después de haber sido tan insensible con Julia y tan cobarde con Banesto.
@juanglujan

 

PD: Fotografía de Jerónimo Saavedra con lo mejor de cada casa en una comida de la Unión Deportiva Las Palmas

Publicado en desahucio, desigualdad, Jerónimo Saavedra | Etiquetado | 13 comentarios

Dibujando el Trabajo Social. David Muñoz Pérez *



El 21 de marzo, conmemoramos el Día Mundial del Trabajo Social, bajo el lema “Promoviendo comunidades y entornos sostenibles”. Desde el Colegio Oficial de Trabajo Social de Las Palmas, queremos hacer partícipe a toda la comunidad del valor que nuestra profesión tiene como instrumento para el desarrollo de esta sociedad. Un instrumento al servicio de la ciudadanía, despojado del clientelismo, del partidismo, y de los intereses de unos pocos; seducido por las realidades individuales, grupales y comunitarias; generador de ilusiones y grandes retos para quienes lo descubren.
Mientras el sistema neoliberal desata políticas que reproducen de forma sistemática, significativas diferencias sociales entre la ciudadanía, el Trabajo Social se sobrepone a base de prácticas profesionales basadas en la justicia social, la autodeterminación humana y la igualdad. En muchas ocasiones, me he visto en la necesidad de explicar qué es el Trabajo Social. Y ciertamente, resulta difícil describir una profesión que por su carácter globalizador e integral, se ocupa de promover, en el sentido más amplio, el desarrollo de la sociedad. El Trabajo Social no ha nacido para ser el brazo ejecutor de las políticas de austeridad. No se ha reconceptualizado para resolver con un “sí” o “no” un problema, ni mucho menos para ocuparse únicamente de la carencia material o económica de las familias, o “retirar” a un/a menor de un entorno considerado poco apropiado. Tampoco somos los responsables de dirigir la vida de las personas o tomar decisiones en nombre de éstas. Al contrario, el Trabajo Social tiene como propósito empoderar a las personas, acompañándolas en procesos que verdaderamente pongan en valor sus potencialidades, desde diferentes ámbitos, empleando metodologías diversas, enriquecidas por fundamentos teóricos y ante todo, avalado por una larga experiencia como ciencia social rigurosa y fiable.
Por eso, cuando me toca explicar qué es el Trabajo Social, no me conformo con describir en una frase lo que hacemos en esta profesión como si de hacer un dibujo se tratara, sino que me dedico, concienzudamente, a explicar con detalle cuál es la misión de esta profesión en nuestra sociedad. Una sociedad caracterizada por el cambio. En ocasiones con discursos y conductas polarizadas que restan en lugar de sumar; supeditada a las decisiones de las clases poderosas; una sociedad carente de principios y valores que provoquen ilusión por un mundo mejor. Muchas veces, empeñada en segregar en lugar de tolerar, generando violencia o simplemente, dejando en lo invisible lo que afea, lo que asusta o sencillamente, lo que se ignora. Es por ello, que el Trabajo Social, si cabe, cobra aún mayor importancia y protagonismo para dibujar una sociedad más justa, equilibrada y generadora de felicidad.
Es por ello que, el Trabajo Social se hace presente en muchos ámbitos (la sanidad, los servicios sociales, la educación, la justicia, la vivienda, etc.) con múltiples funciones que nos permiten estar cerca de la realidad social, identificando sus principales necesidades y aportando herramientas que contribuyan a dibujar un nuevo horizonte de futuro. La investigación, la docencia, la orientación, la mediación, la promoción e inserción social, la asistencia y la coordinación de programas, son sólo algunas de las funciones que el Trabajo Social incorpora en su cuerpo teórico y práctico y que afortunadamente, lo ha catapultado como ciencia social preocupada y ocupada por y para el desarrollo de la sociedad.
La evolución del Trabajo Social se sustenta en los valores de la universalidad que integra a todas las personas indistintamente de su condición personal o social; la igualdad, la solidaridad y la participación comunitaria. No cabe duda que a los/as profesionales del Trabajo Social nos fortalece ser integrantes de procesos participativos que en la vida comunitaria, despierten el interés de la ciudadanía por un mundo mejor. En Canarias, nuestra profesión se siente orgullosa de contar con profesionales que han portado un legado que mantiene viva el espíritu del Trabajo Social, como es Marco Marchioni, recientemente premiado por el Consejo General del Trabajo Social por su trayectoria y dedicación profesional en el ámbito del Trabajo Social. Un profesional que destaca no solo por su dilatada experiencia en el campo de la intervención comunitaria, sino por portar durante décadas los valores que esta profesión representa para la ciudadanía. Por todo ello, desde el Trabajo Social expresamos nuestro máximo reconocimiento y admiración a nuestro compañero. Y tomamos su testigo en la responsabilidad que esta profesión tiene para revitalizar los intereses colectivos, revirtiendo las dificultades en grandes oportunidades para promover el cambio y la transformación social.
Seguiremos dibujando un Trabajo Social diverso, plural e igualitario haciendo uso de una amplia y variada paleta de colores, que aprecie las singularidades que cada individuo aporta a la sociedad. Un Trabajo Social que despierte el interés por la vida comunitaria y que ante todo, sea capaz de dibujar en cada persona un futuro esperanzador e ilusionante. ¡Feliz día del Trabajo Social!
David Muñoz Pérez
Presidente del Colegio Oficial de Trabajo Social de Las Palmas
Fotografía de pancarta puesta por trabajadores sociales en Lanzarote

Publicado en David Muñoz, derechos humanos, desigualdad, servicios sociales, trabajadores sociales, Trabajo Social | Deja un comentario

Gran Canaria, futuro en común. Faustino García Márquez *


Es para mí un honor adicional dirigirme a ustedes para expresar, en nombre de todos cuantos hemos sido distinguidos esta noche, nuestro profundo agradecimiento al Cabildo Insular de Gran Canaria, en la persona de su Presidente y sus Consejeros, por el honor que nos hacen, el mayor que un grancanario, como tal, puede recibir: el reconocimiento de su isla, de su tierra.

Me enorgullece y me intimida interpretar la voz de mis 17 compañeros de homenaje porque ellos constituyen una admirable y completa personificación del esfuerzo, el conocimiento, la creatividad, la iniciativa, la generosidad y la abnegación desarrollados al servicio y en beneficio de esta sociedad en campos como la economía, la ciencia, la educación, la cultura, las artes, el deporte, la diplomacia y la solidaridad.

Entiendo este acto, por tanto, como un homenaje que se hace a sí misma la sociedad grancanaria, una sociedad viva, culta y solidaria, que afronta el futuro con preocupación y esperanza. Y ello justifica extender también nuestro recuerdo a las miles de personas que, en esta isla, en nuestro continente africano y en todo el mundo se enfrentan a la pobreza, el paro, la enfermedad, el hambre y la guerra y mueren, incluso, por alcanzar las costas de unos países que los rechazan, que los rechazamos, olvidando nuestro propio y no tan lejano pasado.

Por último, es un homenaje a la isla, a la unidad geográfica y administrativa más clara y contundente que cabe imaginar; y la más brillante también, porque tenemos la fortuna y la tremenda responsabilidad de vivir en un auténtico santuario natural y cultural, uno de los puntos del planeta con mayor diversidad biológica, cuyo aislamiento ha favorecido la evolución y conservación de una multitud de especies animales y vegetales únicas, en medio de un singular paisaje volcánico. Y no solo vivimos en la isla, sino de la isla. De ella dependemos, demasiado poco todavía, para producir los alimentos y la energía que precisamos, pero de ella depende por completo nuestra principal actividad económica: de sus playas, de su clima, de su paisaje y del esfuerzo de los grancanarios a lo largo de 50 años, depende nuestro turismo.

No solo es nuestra supervivencia y nuestro bienestar, sino nuestra propia alma la que está anclada a esta tierra, al espejo donde los grancanarios vemos reflejada más clara nuestra propia identidad. Tenemos ciudades únicas, como esta misma, nacida de una cuadrícula renacentista hermosamente amoldada a una colina; una ciudad impúdica, abierta en tres frentes al Atlántico, en una isla pudorosa, plegada en mil barrancos y lomos que hay que bajar y subir para descubrir y disfrutar la enorme riqueza de su naturaleza y la huella de nuestros antecesores: un patrimonio etnográfico que se nos va escurriendo entre los dedos, pero que aún nos enseña cómo la necesidad y el sabio conocimiento del lugar se pueden transformar en arte y memoria, y un patrimonio arqueológico que el Cabildo lleva años acercándonos a través de una ejemplar política de centros de conservación e interpretación.

Pero el reflejo más intenso, sin duda, se experimenta al mirarnos en nuestros paisajes, al alongarnos a las dos calderas centrales de Tirajana y Tejeda para contemplar de nuevo, una y otra vez, un mundo de roques y riscos; al discurrir por la isla vieja, en el suroeste, entre maravillas geológicas celosamente guardadas durante millones de años; al caminar los mismos senderos, cada vez diferentes, cambiando con la luz cada hora, con la floración cada mes, con nuestras piernas cansadas cada año. Nunca recorreremos dos veces la misma vereda en esta isla, nunca sentiremos dos veces la misma exacta emoción. Tenemos suerte, una inmensa suerte.

Y hemos sido consecuentes, dentro de un orden, defendiendo esa fuente de riqueza y de identidad, y requiriendo de otros su colaboración. Las islas cuentan con reservas de la biosfera, espacios protegidos, zonas de especial conservación, parques nacionales, patrimonios naturales de la humanidad; y pronto también, en esta isla, un patrimonio mundial en homenaje y memoria de la cultura indígena.

Sin embargo, sobre todos ellos se ciernen amenazas. Algunas vienen de fuera, con nuestra contribución, como ese calentamiento global que estamos empeñados en olvidar y que afectará a la bondad del clima, las costas, la biodiversidad, el paisaje, la salud, el turismo. Otras, vienen de dentro de cada uno: los grancanarios somos a veces ingratos o injustos con nuestra isla, por sumisión o por pesimismo, por permitir que los lugares degradados, que los tenemos, nos impresionen más que los conservados, por asombrarnos ante lo ajeno y desapegarnos de lo propio. Nos bastaría conocer mejor nuestra isla y nuestras ciudades para curarnos de ese mal pasajero y totorota.

Otras amenazas internas son más duraderas, porque la tierra, como cualquiera de los bienes que manejamos los humanos, cuantos más valores alberga, más conflictos genera. Confluyen sobre ella muchos intereses, derechos, ideologías, costumbres y actitudes, muy difíciles de conciliar. No es una cuestión de cuatro iluminados ni de cuatro oscurecidos, sino de democracia, transparencia, tiempo y consenso. Tenemos, todavía, unas normas cimentadas sobre unanimidades para gobernar una tierra que hay que conservar pero también usar, porque somos muchos los que la habitamos y los que la visitan. Armonizar el uso necesario con la obligada conservación no es fácil, pero justo dentro de 3 días, el 20 de marzo, se cumplen 30 años de la finalización del informe de Naciones Unidas “Nuestro Futuro Común”, que nos enseñó el camino: se trata de promover un desarrollo sostenible, aunque se entiende mejor el término francés, “durable”, duradero; se trata de aprovechar los recursos de forma que duren, que no se hipoteque su utilización en el futuro.

La durabilidad comporta que el crecimiento tiene límites y más cuando se refiere al territorio, un recurso que no va a incrementarse ni renovarse, porque parece que el volcán de El Hierro no está por la labor de duplicarnos la superficie de las islas. Por tanto, hacerlo duradero significa, simplemente, no consumirlo, reutilizar cada vez más eficaz y cuidadosamente el que ya hemos usado. Y ya hemos usado demasiado: entre 1987 y 2002, en solo 15 años, esta isla aumentó un 22% el suelo consumido durante los 500 años anteriores. Y no fue la más insaciable: La Gomera, Tenerife y Lanzarote aumentaron su superficie hormigonada o asfaltada en más de la mitad, Fuerteventura la multiplicó por 2’7. Recientemente hemos conseguido que, por fin, la superficie urbana del archipiélago sea mayor que su superficie cultivada. Es para estar preocupados, muy preocupados.

Pero es más fácil despreocuparnos, dejar que la sostenibilidad no sea más que una palabra vacía, un slogan para encubrir lo insostenible y hasta respaldar el consumo oportunista de territorio, su reducción a un mero recurso económico que pueda ser diluido, transformado en un fluido que las leyes, convertidas en cantoneras y acequias, puedan conducir a algunos estanques.

Tenemos una grave responsabilidad personal y colectiva si no somos capaces, finalmente, de construir un futuro común para nosotros, nuestro territorio, nuestro planeta. Y no es tarea fácil, en este tiempo de culto a la individualidad, de soledad comunicada, de precariedad, incertidumbre y creciente desigualdad. Por eso es aún mayor la responsabilidad de nuestros dirigentes, de nuestras instituciones, porque necesitamos que no acepten su progresivo debilitamiento, que amplíen el espacio de lo público para ayudarnos a recuperar el bienestar y el futuro, para defender el interés y el patrimonio comunes, aunque sean ajenos.

Porque ni este planeta ni esta isla nos pertenecen. Como escribió Carlos Marx un día que andaba particularmente lúcido, nosotros estamos aquí sólo para transmitir esta tierra, mejorada, a sus únicos y legítimos dueños, las generaciones futuras. Yo estoy aquí esta noche para agradecer honores pero también para compartir con ustedes el amor a esta isla y reivindicar el derecho duradero a disfrutar y usar esta tierra que tienen mis nietos, y los nietos de los nietos de todos nosotros. Por ellos, que no tienen voz, exijamos el futuro, asumamos que somos los guardianes de esta maravilla y que nuestro trabajo habrá de ser aquél con el que soñaba Manolo Padorno en sus noches de Punta Brava, aquí al lado:

“Mi trabajo consiste, riguroso,

en un instante de la madrugada,

en colocar la playa Las Canteras

sobre su mismo sitio, donde siempre.”

*Texto escrito y leído por Faustino García Marquez la noche del viernes 17 de marzo durante la entrega de Honores y Distinciones del Cabildo de Gran Canaria. Faustino García Márquez fue nombrado Hijo Predilecto de Gran Canaria y habló en nombre de todos los premiados. El texto lo publicamos con autorización de su autor. Las fotografías son de Ángel Medina.

Foto de los distinguidos en las diferentes categorías

Publicado en cabildo, cultura, Faustino García Márquez, identidad, medioambiente | Deja un comentario