Fefa García, la costurera que vino de Juncalillo a coser sonrisas


fefa

Nació Josefa García García un 28 de Julio de 1933 en una cueva en Juncalillo. Ese día los periódicos informaban de la explosión en la estación de tren de Baños de un vagón cargado de 600 kilos de dinamita que provocó el incendio de más de 30 vagones, hubo 17 heridos y las pérdidas causadas por el siniestro ascendían a más de un millón de pesetas,  cantidad que  en esa época era una dineral.

Aunque la explosión del tren fue a 2.000 kilómetros de Juncalillo, podría decirse que hasta la cumbre  de Gran Canaria llegó el impacto. Porque Fefa, la hija  de María y de  Miguel, era pura dinamita que explotaba irradiando sonrisas allá por donde iba.  Fefa fue la mayor de cuatro hermanos y la única hembra del matrimonio, la de más carácter, per o también la de más risas. La primera que salió de la casa de los padres en dirección a Las Palmas sin echar la vista atrás a la cumbre de la isla. Antes de su matrimonio con Juan, cuando todavía vivía en Juncalillo y siendo  adolescente,  aprendió a coser en la cueva de Sirelita en Artenara. Años después lograría el título de costurera en Las Palmas.

No había cumplido los 24 años cuando se casó con Juan Antonio el 2 de julio de  1957, mataron cinco conejos para celebrar su boda aunque la novia no  pudo ir de blanco porque debía llevar luto porque se le había muerto un tío poco tiempo antes. Fefa vivió un noviazgo tradicional en Juncalillo, solo podía salir con su novio si aceptaba como compañero vigilante a su hermano Benito.

En el barrio de Arenales  comenzó a vivir ya casada con Juan, en la casa de su suegra Susita de la calle Ángel Guimerá.  Fefa cosía la ropa del personal de la clínica Santa Catalina y su marido Juan trabajaba de chófer de ambulancias. Luego empezaron a trabajar los dos para un médico de cuyo nombre no quiero acordarme. Con el trabajo honrado entre los dos pudieron ahorrar para comprarse un pisito en Las Rehoyas, al que se mudaron cuando tenían dos hijos, Jesús Mari y Juan Miguel, y allí nacieron luego las otras dos, Margarita y Marimar.

La familia fue creciendo pero cada 24 de diciembre, o el día de San José o con la excusa de algún cumpleaños, Fefa juntaba en el pequeño salón de su casa a hijos, nietos, nuera y yernos. Y en la nochebuena se colaba un servidor, el autor de estas líneas, después de aporrear la ventana de la calle. Mi tía Fefa me invitaba a comer siempre que pasaba por su casa, o a un café, o a un seven up con limón “que es muy sano, Juan Ramón”.

En casa de Fefa me duché con agua calentada en un termo cuando en mi casa de las Rehoyas todavía calentábamos el agua en calderos, crecí escuchando  los ladridos de Bambi y salí con algunas prendas cosidas con sus manos sabias y profesionales. Por ejemplo el chaleco que me hizo con la  tela de un saco de azúcar. Un chaleco que llevé orgulloso a la Romería del Pino en una de mis primeras retransmisiones radiofónicas.

En San José del Álamo  le hicimos a Fefa  una fiesta sorpresa por su ochenta cumpleaños, en la casa que pudieron construir  gracias a  las perras que se sacaron en el gordo de la lotería. Recuerdo a Juan entrando en mi casa de las Rehoyas y gritándole a mi padre “Segundo, Segundo, me saqué la lotería”, yo era un chiquillo que miraba los ojos llorosos de mi padre emocionado al ver la alegría de su hermano por las 400.000 pesetas que había ganado con un golpe de suerte.

En aquella fiesta de cumpleaños  pude decirle a Fefa, delante de tanta gente que la queríamos, que era mi tía preferida. Para molestarla un poco también le nombré  su mala leche y sus palabrotas que nunca sonaban mal cuando salían de su boca. Fefa, madre de un hijo y 3 hijas, abuela de tres nietas y dos nietos, tía de muchos  que la adoramos, que dedicó unos cuantos años a cuidar primero de su madre, luego de su suegra y después de su madre. Y, qué cosas, la cuidadora llegó a los 85 años sin necesitar que nadie la cuidara. La joven costurera que enviudó con menos de 50 años, vivió independiente hasta el último minuto.

Este mismo lunes Fefa, como siempre, fue a nadar a la piscina, y cuatro días después se marchó sin hacer ruido. Y aquí me tienes, tía preferida, en esta madrugada de un sábado tan triste, horas antes de decirte adiós, resumiendo tu vida para intentar agradecerte tanto amor y tanto humor que nos regalaste, tantas risas, tantas ropas, toallas, sábanas, cosidas con amor, gracias de nuevo por el chaleco hecho de tela de saco de azúcar.  Qué irreconocible estabas ayer en el hospital, sin decirme “córtate esos pelos Juan Ramón, no creo que vayas a ir a la tele así”.  Te recordaré siempre jiribilla, cosiendo sonrisas y soltando palabrotas que disfrazaban tanto cariño. Me alegro que, al menos, no hayas sufrido en este viaje, aunque estoy muy cabreado y me dan ganas de decirte: “¡vete a la mierda, Fefa!”…Alguna vez te lo tenía que decir yo a ti.

@juanglujan

Fotografía de mi tía Fefa, entre sus hijas Margarita y Marimar, en la última navidad.

Anuncios
Publicado en Obituario, Uncategorized | 1 Comentario

Insumisión: 30 años desobedeciendo. Asamblea Antimilitarista de Canarias*


acción antimilitarista

Este miércoles 20 de febrero se cumplen 30 años desde aquella primera presentación de insumisos al Servicio Militar Obligatorio. Miles fueron los que les siguieron, tanto a la plaza, como a los juzgados e incluso a prisión. Ni los tribunales civiles ni militares, ni las inhabilitaciones, ni la cárcel pudieron frenar la insumisión. Más bien, al asumir las consecuencias de su desobediencia, los insumisos encendieron un altavoz plagado de significado para sus reivindicaciones.

Fue un salto cualitativo en la estrategia del MOC: esta manera de ejercer la objeción de conciencia suponía transcender del derecho individual y plantear una acción colectiva con el objetivo último de abolir las estructuras militares. Ha habido, desde 1989, más de veinte mil insumisos, tanto al Servicio Militar Obligatorio como a la Prestación Sustitutoria, que no fue sino un intento por parte del Estado de canalizar esa brecha de desobediencia que planteaban los antimilitaristas.

Más de cuatro mil fueron juzgados, y más de un millar, encarcelados. En mayo de 2002, cinco meses después de haber desaparecido el Servicio Militar Obligatorio, fueron excarcelados los últimos insumisos, que rechazaron el indulto encubierto que se les estaba imponiendo. La insumisión asestó un golpe mortal a la vocación militar. Prueba de ello es que en el ejército español el proceso de profesionalización se llevó a cabo con dificultades de reclutamiento mucho mayores que las que ha habido en otros países sin contestación antimilitarista, teniendo que rebajar drásticamente las cifras inicialmente previstas de tropa.

La insumisión entró en la agenda política, aumentó el desapego social al ejército y disparó, como efecto colateral, las solicitudes de objeción de conciencia legal, llegando a saturar y hacer, de hecho, impracticable, la Prestación Sustitutoria. Sin embargo, el fin del servicio militar no fue celebrado por los insumisos como una victoria: todavía está lejos de conseguirse la erradicación del ejército, la industria de armamento, los gastos militares y muchas otras nocividades de las que se sigue ocupando el trabajo antimilitarista.

El legado de la insumisión es significativo: ha mostrado que es posible poner en práctica la desobediencia civil y luchar de manera eficaz desde la noviolencia. Ha servido de referente a muchos movimientos sociales, que hoy en día se la plantean y practican. También ha revelado que la organización y las estrategias colectivas pueden poner en jaque a instituciones tan poderosas como el ejército. La memoria de esta experiencia desobediente nos ayuda a afrontar un camino cargado de retos.

El mundo actual exige nuestra respuesta y nuestra lucha: los poderosos lo son cada vez más, y utilizan los ejércitos para imponer sus condiciones allí donde se juegan sus intereses económicos. Se desmantelan las conquistas sociales a la par que los presupuestos militares siguen aumentando desaforadamente; las bombas que estallan lejos siguen fabricándose aquí, que es donde empiezan las guerras. La insumisión nos señala las herramientas que podemos usar contra estos desmanes: la desobediencia, la noviolencia y el sentido común, con grandes dosis de imaginación y de organización colectiva. Y nos recuerda que son eficaces.

*Comunicado enviado a los medios de la Asamblea Antimilitarista- MOC de Canarias

P.D.:Quiero decir que estoy orgulloso de haber formado parte del movimiento antimilitarista canario. Aunque fueron años duros, con compañeros que cumplieron penas de más de un año de prisión, aunque me tuve que sentar en el banquillo de los acusados señalado por un fiscal, Vicente Garrido ,que no falta a los canapés en instalaciones militares, desfiles y que no se le conoce en estos años  trayectoria de persecución a los corruptos. Pero fue una lucha que valió la pena.

cartel insumisión

noticia juicioinsumisión98

Publicado en antimilitaristas, derechos humanos, justicia, Koldobi Velasco, Uncategorized | Deja un comentario

Un pueblo atlántico sin fronteras. Antonio González Viéitez



Como todos sabemos, la economía canaria desde sus primerísimos momentos en la historia allá por el siglo XV, se caracterizó por ser una economía extrovertida, abierta hacia el exterior. Y eso, debido a su fundacional especialización en la producción de exportables. Así, la sociedad canaria tuvo que acostumbrarse, con enorme rapidez, a participar y manejar los intercambios atlánticos negociando con agentes extranjeros. Además, su especial situación geográfica en el mapa de los vientos oceánicos, le facilitó incorporarse en una primera etapa a la “Carrera de Indias”y, en otra posterior y carbonera (recuérdese el hecho sorprendente que las islas no tenían carbón), a las rutas del Imperio Británico.
Por eso, la “Renta de Situación” del Archipiélago se vio tremendamente revalorizada por el devenir histórico. Como tan bien se viene estudiando e investigando, sobre todo desde Rumeu de Armas en sus “Piraterías y Ataques Navales contra las Islas Canarias” (1950). Así, ha quedado patente el enorme valor geoestratégico de las Islas y el subsiguiente interés, por parte de cualquier potencia que aspire a la hegemonía atlántica, de controlar Canarias. Ya que esto le supondría enormes ventajas de todo tipo.
Esta importante particularidad se volvió a comprobar hace poco más de medio siglo, cuando la Humanidad se vio inmersa (por segunda vez en dos décadas) en una Guerra de alcance Mundial. Porque los dos contendientes, los Aliados y el Eje (cada uno por su lado y de acuerdo con sus propios intereses), prepararon sendas operaciones militares (la llamada “Operación Pilgrin” británica y la “Operación Phoenix alemana) para invadir las islas y utilizarlas como valiosas bases de operaciones.
Se trae todo esto a colación para evidenciar, una vez más si cabe, el carácter vital que tiene para el pueblo canario la existencia, o no, de una “Pax Atlántica”. Porque, cuando los helados y oscuros vientos de guerra se encrespan en el Océano, se hace imposible el normal desarrollo de los intercambios propios de una sociedad extrovertida. Y se pone en riesgo su propia supervivencia.
De ahí la profunda y vernácula convicción de los canarios que la Paz Atlántica es la clave de bóveda de nuestra felicidad y nuestro bienestar. Hoy incluso más que nunca, porque nuestra especialización en exportables servicios turísticos, nos hace mucho más sensibles a la seguridad y tranquilidad de nuestros visitantes.
Es en este marco donde hay que explicarse y entender dos hechos ocurrido en las islas en los últimos tiempo. El primero fue consecuencia de la dejación de responsabilidades internacionales de España hacia el vecino pueblo saharaui. La retirada del Sáhara (1976) y la entrega a Marruecos y Mauritania, obligó a la legión a retirarse del Continente. Y el Gobierno de España decidió recolocarla en Fuerteventura. Lo que originó un impacto brutal en la tranquila sociedad majorera. El rechazo social fue mayoritario y muy conflictivo socialmente. Y se originó un fenómeno complejo y original, ya que prácticamente la totalidad de las fuerzas políticas progresistas decidió no presentarse con sus siglas y confluir en un nuevo partido Asamblea Majorera, que ganó las elecciones y conquistó el único senador insular. Esta victoria deslumbró en un escenario electoral (1977) en el que la UCD barrió. Y mostró la enorme potencia del sentimiento canario a favor de la paz y la neutralidad. Yo hablaría de Inteligencia Colectiva.
El segundo está relacionado con el Referéndum de Permanencia de España en la OTAN (1986). Cuando los canarios votaron mayoritariamente en contra. Lo relevante del caso fue que, en un Archipiélago donde el voto de la gente coincide normalmente con las mayorías peninsulares, en este caso fue un voto “disonante”. Valor de la Experiencia Colectiva.

¿LAS FRONTERAS?

Una sociedad abierta, con una imperiosa necesidad de intercambiar es imposible con fronteras infranqueables, con muros, con “cordones sanitarios”…
Y esta fue la razón por la que ya Fernando El Católico, nada menos que en 1528, dispusiera “que gocen [de la Franquicia] así los vecinos y moradores de la isla [Gran Canaria]…como a otros…de cualquier nación, reinos o señoríos…que vinieren a cargar, descargar, vender, tratar y contratar…”
El Real Decreto de Bravo Murillo de la Declaración de Puertos Francos, más de tres siglos después (1852), así como el primer REF (1972), no hicieron otra cosa que ratificar el Fuero Canario.
Incluso cuando la incorporación de España a lo que entonces era la Comunidad Económica Europea (1986), Canarias se “integra” mediante un Acuerdo Especial de Derecho Primario Europeo (el Protocolo Dos), que reconocía que Canarias quedaba fuera de la Unión Aduanera Comunitaria. Cierto es que, por cuestiones que ahora no vienen al caso, se deroga el Protocolo Dos y Canarias entra de lleno en la Unión Europea (1991). Incluso así, de facto y en la práctica, las libertades comerciales permanecieron. Y es que la realidad se volvía a restablecer. Porque imponer fronteras a los intercambios de todo tipo en una sociedad extrovertida, es y será siempre un contrasentido.
Por último, con la entrada en vigor de las Regiones Ultraperiféricas (RUP, 1999) en su primera versión, se consideraba que Canarias tenía que concebirse como una realidad que tenía que integrarse por completo en el marco europeo. Sus principales conexiones eran de ida y vuelta con el “Centro”, y el Archipiélago se convertía en una especie de “cul de sac”. Pero eso implicaba que las necesarias, tradicionales y multidireccionales relaciones de Canarias en el Mundo Atlántico, no tenían especial relevancia y que la clave para el desarrollo de la Periferia Canaria era que mantuviera el cordón umbilical con el Centro europeo. Pero, como se viene argumentando, esta concepción es absolutamente contraria a la esencia geoestrategica del Archipiélago.
Y de nuevo la realidad (de las RUP, no solo de Canarias) se volvió a imponer. Y la UE apostó por defender el valioso concepto de VECINDAD. Es decir, que no tenía sentido intentar desligar a Canarias de sus vecinos y, en el fondo, de su Atlanticidad. Así, ahora, la UE deja de poner trabas a que el Archipiélago se reencuentre consigo mismo. No como periferia (menos ultraperiferia) de nadie, sino como pueblo atlántico. Y, en la actualidad, como centro geoestratégico del África Occidental, una de las regiones más atrasadas del Planeta.
Todo este relato viene a cuento para subrayar que la estrategia que mejor corresponde a las Islas (y que con tanto tesón e inteligencia se ha conseguido conquistar y mantener) es la Atlanticidad, la apertura a todos los puntos de la Rosa de los Vientos. Y, como mínimo y para el presente siglo, una cierta responsabilidad histórica como zona más desarrollada de la extensa región geográfica africana de la que formamos parte.

LOS DOS PROYECTOS DE PAÍS
Porque, asumida su centralidad atlántica, su decisiva Renta de Situación y su impresionante valor geoestratégico, el hecho adicional de estar en uno de los “Territorios Límite de la Desigualdad de la Humanidad”, nos obliga a elegir entre dos Proyectos, alternativos, para Canarias.
1).-El primero consiste en asumir y colocarse en la posición dominante en ese mapa de las Desigualdades. Así Canarias es parte de la UE, (una de las áreas más enriquecidas del mundo), posee una infraestructura de comunicaciones marítimas, aéreas y de redes, sin igual en nuestra zona de influencia; con una ZEC que tiene bastantes de las características de los Paraísos Fiscales y una dirigencia económica y política que no se cansa en repetir que nuestro futuro está en convertirnos en el Hong Kong o el Singapur del Atlántico. Es decir, se apuesta por convertir a las Islas en una Plataforma Logística (el famoso HUB) para prestar todos los servicios que sean necesarios a las trasnacionales en sus lucrativas actividades productivas en el vecino Continente. Nos convertiríamos en la retaguardia necesaria y próxima que se lo facilitaría todo. Se trataría de repetir un Proyecto ya conocido y replicado en muchos lugares. Donde priman los intereses de las trasnacionales que se localizarían en las islas y el corto y medio plazo de sus estrategias y posibilidades. Pero, sobre todo, hay que insistir que esta posibilidad solo podría mantenerse si el nivel relativo de Desigualdad entre Vecinos aumentara o se mantuviera
2).- El segundo aspira a construir un modelo autocentrado, como pueblo atlántico abierto en todas direcciones y consciente, como mínimo a lo largo de las próximas décadas, de estar situado y pertenecer una de las dos orillas de la Desigualdad Planetaria. Y que somos vecinos de una de las regiones más empobrecidas. Y que el ser vecino es una evidente e inmutable característica geográfica. Y por tanto significativa y condicionante en el largo plazo.
El ser vecinos en este “barranco” de la Desigualdad, nos pone ante la necesidad de definir cómo queremos manejarla y gestionarla. La primera ya la vimos en la opción anterior: aprovecharse de la desigualdad y explotarla, aunque dada la escala y la magnitud de tal empresa, tuviéramos que convertirnos en Plataforma Logística de las trasnacionales
La otra viene concebida y caracterizada por la estrategia de intentar ir disminuyendo los niveles de esa Desigualdad, en tanto que vecinos involucrados e interesados en el codesarrollo a largo plazo de toda esta zona noroccidental del Continente Africano. Y Canarias puede jugar el papel de ser el POLO estratégico y más desarrollado de la zona, entendiendo que el avance global es el que más nos interesa a todos los pueblos vecinos que la conformamos. Y el único sostenible a largo plazo desde todas las perspectivas, incluida la defensa de la Biosfera. El que Canarias, ya, sea una potencia importante en los campos de la desalación y potabilización de agua, en el aprovechamiento de las energías renovables, en la producción de alimentos (en este caso para su consumo interior) y en la presencia de altos niveles de servicios cualificados de todo tipo, coincide justamente con las necesidades objetivas e inmediatas de nuestros vecinos. Por último la financiación podría negociarse a largo plazo con el Banco Mundial, con el Banco Europeo de Inversiones, con toda la infraestructura de Banca Alternativa que viene apareciendo y con las posibilidades de un renacido Sur-Sur

LA FRONTERA MILITAR
Como se ha intentado argumentar, la extroversión atlántica del pueblo canario, su economía y su cultura, necesitan que cualquier tipo de intercambio, de la naturaleza que sea, pueda realizarse con plena libertad. Diría más, se necesita que todo el entramado institucional esté volcado en facilitarlo y estimularlo.
Por eso mismo cuando, por las circunstancias que sea, la inseguridad predomina en el espacio atlántico, Canarias lo sufre con intensidad. Y por eso las fronteras nos matan. Nos desconectan con el resto del mundo y aniquilan las producciones de exportables en las que estemos especializados en cada momento. ¡No digamos cuando la especialización está en atraer visitantes para que residan junto a nosotros una semana!
Ya vimos cómo algunas experiencias históricas alumbraron, en la conciencia colectiva canaria, esa sabiduría genuina y poderosa que apuesta por la Paz Atlántica y, en consecuencia, por la Neutralidad
Y es en este escenario y en estas islas, donde el máximo representante del primer partido de la oposición, el PP, en su reciente visita (allá abajo en el Sur), propone que la OTAN establezca una de sus Bases en Canarias. Menospreciando el hecho que, si las fronteras son perjudiciales, las militares pueden llegar a ser letales.
Para ser exquisitos, esto nos llena de asombro. Supone el más absoluto desconocimiento y desprecio de nuestra historia, del valor y significado canario de nuestra posición geoestratégica y de las necesidades objetivas de una sociedad isleña abierta y atlántica.
No creo necesario añadir nada más por el momento.

*Antonio González Viéitez es profesor de Economía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, jubilado. Este artículo fue remitido por el autor para su publicación en nuestro blog.

Publicado en Antonio González Viéitez, África, Internacional, militarismo | 1 Comentario

Nuevos trabajadores y trabajadoras sociales se comprometen a ser agentes del cambio social por la justicia y los derechos sociales *


 

promesacódigo

El Colegio del Trabajo Social de Las Palmas celebró la noche de este viernes su Acto Institucional en el que 23 nuevos profesionales prometieron cumplir el código ético de la profesión que exige trabajar por la justicia social. La entidad profesional también agradeció el trabajo a dos promociones, la que finalizó en 1992 y la que cumplió  26 años, también se realizó un homenaje especial a dos personas que fallecieron este año,  la primera presidenta del colegio, María Eugenia Quintana y al trabajador social y escritor Orlando Alonso. El presidente del colegio David Muñoz pidió a los nuevos colegiados y colegiadas que se comprometan “a ser agentes del cambio social”.

El Acto Institucional del Colegio Profesional del Trabajo Social de Las Palmas,  que convocó a varios centenares de personas en el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, tuvo al trabajador social Luis Pérez como maestro de ceremonias. Marysol Fernández y José Montero representaron el papel de dos coach para la participación social y acompañaron al Luis en las tareas de dinamizar el acto con un sentido del humor que ganó la simpatía del público. La parte musical estuvo a cargo del grupo  Fusa del que forma parte la trabajadora social Dunia Domínguez.

El presidente del Colegio Profesional del Trabajo Social de Las Palmas animó a los 23 nuevos trabajadores y trabajadoras sociales a “dejarse seducir por la esencia del Trabajo Social y a seguir construyendo el relato de esta profesión”. Muñoz  también felicitó a las tres trabajadoras sociales que se jubilaron este año y a quienes cumplieron 25 y 26 años en la profesión. El presidente de la entidad colegial también rindió homenaje a la primera presidenta del colegio, María Eugenia Quintana, y a Orlando Alonso, porque igual que otros muchos que esta noche reconocemos “fueron referentes en un Trabajo Social crítico, propositivo, creativo, emocional, ideológico, vanguardista”. David Muñoz recordó que “Orlando supo compaginar el trabajo social con el arte” y  reconoció los “sabios consejos de María Eugenia Quintana sobre la imperiosa necesidad de promover la cohesión colegial”.

Tras la intervención del presidente prometieron los nuevos colegiados y colegiadas ante la secretaria del colegio Zolia Brito Pérez. En la pantalla del escenario se proyectaron los principios del código ético del Trabajo Social que compromete a los profesionales a trabajar por la justicia social, la dignidad y los derechos humanos. Después recibieron el reconocimiento la promoción 25+1 (de 1989 a 1992), que no pudieron estar el año pasado en el acto institucional de Lanzarote. Lidia leyó un texto en nombre de todas las personas que formaron este grupo y reconoció el papel del psicólogo social Manuel Alemán, primer director de la Escuela de Asistentes Sociales “que supo elevar a la categoría académica lo que hasta entonces se trataba como asistencialismo y caridad”. Para esta promoción “la escuela supuso el despertar de la conciencia crítica y el reconocimiento de nuestra profesión como agentes del cambio”. El vicepresidente del colegio Ismael de la Fe y la vocal de la junta de gobierno Beatriz Naranjo entregaron unos detalles a los miembros de esta promoción.

promo25+1

También recibieron un reconocimiento quienes cumplieron 25 años de trayectoria profesional. La vicepresidenta del colegio Teresa Báez y la vocal de la junta Ana Pilar Suárez acompañaron a los homenajeados. El maestro de ceremonias Luis Pérez formó parte de esta promoción y la definió como “la promoción del humor, la fiesta y el trabajo en grupo”. Mientras se proyectaba un vídeo con sus fotografías algunos de sus miembros realizaron una actuación que ratificaba la descripción realizada  por Luis, quien también interpretó un monólogo que provocó las carcajadas de los asistentes.

promo25

Este año se reconoció a tres trabajadoras sociales que se jubilaron: Elsa Santana Saavedra, Remedios Pajuelo Lobato y Carmen Herrera (que no pudo asistir al acto). Auxi Naranjo destacó que “Elsa Santana Saavedra estudió la carrera superando muchas dificultades y después realizó un trabajo importante en menores y en el ámbito sanitario”. Nicolás Ojeda  destacó que Remedios Pajuelo, Reme, llegó a la escuela de Cáritas “por casualidad, pero al final le gustó la carrera y logró sacarla por la tarde mientras trabajaba por la mañana”. Reme presidió el colegio entre 1997 y el año 2000. El público se puso en pie para aplaudir a las trabajadoras jubiladas.

DavidMuñozAIfoto1

También hubo tiempo para recordar a las personas que fallecieron este último año: Mariola Vera Monroy, Mave Armas Armas, Orlando Alonso Suárez, Feluca Hernández Domínguez, Gloria Gutiérrez González y María Eugenia Quintana. Koldobi Velasco leyó un poema dedicado a su memoria. Uno de los momentos más emotivos de la noche fue el homenaje a María Eugenia Quintana que hicieron Luis Pérez, Ana Afonso y Cecilia Perdomo, que trabajaron en la junta de gobierno cuando María Eugenia Quintana era vocal. En un vídeo en el que intervinieron otros compañeros y compañeras destacaron el carisma de María Eugenia y su capacidad para entusiasmar a la gente joven y comunicar la importancia del Trabajo Social. También fue muy emotivo el vídeo dedicado a Orlando Alonso “trabajador social y artista, que demostraste que el trabajo social también es un arte y que dejaste una profunda huella en tus compañeros de profesión, tus amigas y tus amigos”. En el vídeo se pudo ver el lado artístico de Orlando Alonso cantando con zapatos rojos para animar un acto institucional del colegio de Trabajo Social.

DSCF5643

Este año la entidad social reconocida fue Gamá, por “su trabajo durante décadas a favor de los derechos de las personas LGTBI”. Una trabajadora social de Gamá y el presidente de este colectivo agradecieron el reconocimiento del colegio.  Y la noche finalizó con una despedida de la junta de gobierno que finalizará su mandato el próximo mes de enero. La gerente Beatriz Alonso leyó un texto en nombre del personal laboral en el que agradeció “el importante trabajo que han realizado durante todos estos años, gracias por esta siempre dispuestos a trabajar de forma voluntaria para defender nuestra profesión y el sistema público de Servicios Sociales, gracias también por el trabajo que no se llegó a hacer porque faltaban manos”. En representación del Colegio Profesional del Trabajo Social de Santa Cruz de Tenerife asistió su presidenta Candelaria Delgado. El presidente David Muñoz quiso reconocer “el trabajo de todo el personal del colegio y de otra mucha gente que todos estos años se ha implicado con la junta del gobierno, y también a los familiares de María Eugenia Quintana y Orlando Alonso, por estar aquí esta noche, que sepan que ellos siguen con nosotros”.

juntagobierno

gamá

DSCF5705

DSCF5725

DSCF5439

*Fotografías de José Carlos Guerra

Comunicado de prensa remitido a los medios de comunicación por el

Gabinete de Comunicación del Colegio Profesional del Trabajo Social de Las Palmas.

Publicado en derechos humanos, Redesscan, trabajadores sociales, Trabajo Social, Uncategorized | Deja un comentario

“No estamos solas”. Campamento Feminista Decolonial en Canarias



Comienza de nuevo la semana, la rutina, pero algo ha cambiado. Ya nada será igual a partir de ahora, porque lo acontecido este fin de semana durante el desarrollo del I Campamento Feminista Decolonial Canario en Pinolere (Tenerife), sentimos que ha cambiado nuestras vidas y nuestra mirada al mundo, a nuestro territorio y a nuestra identidad/es como mujeres dentro de él.

Entre todas abrimos un nuevo sendero, un nuevo camino para recorrer juntas entre todas las que conformamos este territorio archipielágico que nos atraviesa y enmarca parte de lo que somos. Sentimos que nuestra mirada sobre nuestro pasado, nuestro futuro y lo que queremos para nuestro presente, es un poquito más libre, más amplia, más fuerte, más colectiva y menos colonizada.

Sentimos que empezamos a andar ese camino más unidas, entendiendo que el mar no nos separa, sino que es un puente que nos une desde la riqueza diversidad de cada isla, de cada persona que la habita y brega en esta tierra, haya nacido o no en ella.

Por supuesto, recogemos el testigo de todas las mujeres, hombres y organizaciones que han bregado en esta tierra desde la izquierda anticolonial, manteniendo viva la llama de nuestras antepasadas para que su memoria no se pierda en el tiempo y en la historia escrita por quienes nos conquistaron. El testigo dejado por todas las mujeres luchadoras de nuestra tierra, por el camino recorrido por el feminismo hecho en canarias por mujeres canarias. Pero las mujeres, desde el feminismo decolonial, este fin de semana, dimos un pequeño pero enorme paso para seguir construyendo horizonte, para construir nuestra identidad propia.

Volvemos a casa acompañadas de todas las mujeres que fuimos, de todas las mujeres que somos. Con el corazón engrandecido, con resaca de sororidad y vivencias compartidas. volvemos conscientes de que hay que reconstruirlo todo, revisarlo todo, reescribir nuestra propia historia, esa que nos robaron, ocultaron y que sigue en la misma oscuridad en la que la sumieron quienes vinieron a imponer violentamente la suya , porque se sigue analizando y construyendo desde patrones coloniales, patriarcales racistas, moralistas …

Volvemos con ganas de empoderarnos y trabajarnos ese complejo de la colonizada, pero también de señalar al que nos coloniza, al que nos trata como a las culpables de ese complejo, de señalar las actitudes colonizadoras y colonizantes tal como señalamos las actitudes machistas, homófobas, transfóbicas, racistas, gordofóbicas …

Volvemos sabiendo también que nuestra condición de mujeres colonizadas nos hace a la vez tener actitudes colonizadoras para con otras personas, territorios, culturas. Por eso debemos combatir no solo nuestras opresiones sino revisar también nuestros privilegios.

Volvemos a casa sintiendo que debemos conectar más con las hermanas de nuestro continente Áfricano, desde perspectivas también decoloniales y horizontales. Al mismo tiempo que seguir compartiendo con nuestras hermanas de Abya Yala, del Kurdistán, del Sáhara… Hermanas que también viven y luchan la opresión colonial de distintas formas.

Pero sobre todo volvemos hermanadas con las mujeres de otras islas, cargadas de energías y de amores. Volvemos empoderadísimas de saber que no somos unas pocas en un rincón de nuestra isla pensado que debemos generar nuestro propio discurso como mujeres feministas canarias, nuestro propio lenguaje para nombrarnos, nuestras luchas desde un pensamiento y una mirada autocentrada, descolonizada. No, somos muchas. Muchas las que llevamos en las entrañas, en nuestras cuerpas las cicatrices de todas nuestras ancestras en todos estos años de colonización. Somos muchas y nos cansamos ya de lamérnoslas en soledad, nos cansamos de de callar dolores, de sentir los tabús de autonombrarnos.
Sí, descubrimos que somos muchas, que no estamos solas.
Descubrimos que por eso mismo somos fuertes, y que tenemos que seguir cuidando la semilla de lo que sembramos y empezó a crecer este fin de semana, porque solo así será posible avanzar en favor de una canarias libre de colonización, capitalismo y heteropatriarcado. Porque si las mujeres no somos libres, Canarias tampoco será nunca libre.

Hemos descubierto que solo juntas hacemos esa identidad de la que hemos podido hablar libre, abiertamente y sin miedos este fin de semana.

Gracias a todas por hacerlo posible, por todas las reflexiones, los saberes, los cuidados, el cariño. Gracias por ser y estar. Nos seguiremos encontrando, cuidando, reforzando lazos y construyendo futuro, porque el FEMINISMO DECOLONIAL CANARIO YA ES IMPARABLE.

*Organizadoras del I Campamento Feminista Decolonial Canario celebrado del 21 al 23 de septiembre en Pinolere, Tenerife. Textos y fotos publicados en el facebook del Campamento Feminista Decolonial Canario

Publicado en 8 marzo, Decolonial, feminismo, feministas | Deja un comentario

Sardina del Norte, 50 años después la lucha sigue. Juan G. Luján


mural1

De madrugada, con la misma cobardía que aquellas brigadas del amanecer falangistas salían por nuestros campos a tocar en las puertas de las casas de “los rojos” para secuestrar a gente humilde y trabajadora que desde la clandestinidad luchaban contra la dictadura, la noche de este 15 de septiembre se acercaron a la sede de la Asociación de Vecinos San Pedro González Telmo de Gáldar y arrojaron pintura azul sobre el mural dedicado a los protagonistas de ‘los Sucesos de Sardina’.

En el mural realizado por seis alumnas y tres alumnos de la Escuela Municipal de Dibujo y Pintura y por su director Raúl Mendoza, se representa en la parte izquierda a los trabajadores y trabajadoras que se concentraron en Sardina del Norte hace 50 años, y en la parte derecha a la guardia civil armada y al comandante Díaz Otero apuntando con una pistola a los pacíficos y desarmados trabajadores. En el suelo hay un hombre herido que se desangra. Al fondo está la cala Martorell. La pintura la tiraron sobre las víctimas de la represión, sobre los trabajadores y trabajadoras, pintura azul como el color del traje de los falangistas. Los autores de este ataque a la cultura y a la historia se retrataron con el color y con el objetivo de su disparo.

Medio siglo después de ‘los sucesos de Sardina’ queda gente que se sigue oponiendo a que se recuerde lo ocurrido en Canarias durante los 40 años de la dictadura fascista. Pero estos restos del franquismo son débiles y cobardes y no pueden con la fuerza de la memoria de los hombres y mujeres que este sábado volvieron a subir a la cala de Martorell a recordar la represión que el régimen ejerció contra trabajadores de la empresa Satra que llevaban 2 meses y cuyos patrones habían huido a Sudamérica con el dinero que sí habían cobrado. En Sardina del Norte aquel domingo de 1968 también se juntaron aparceros y aparceras de la zona que también llevaban tiempo sin cobrar, y dirigentes del Partido Comunista y del sindicato Comisiones Obreras. Aparentemente era un asadero popular según nos contaba este mismo sábado la hija de unos aparceros de Gáldar: “Nosotras éramos unas niñas pequeñas, yo recuerdo que aquello era como un asadero, y que bebíamos refrescos, agua de Moya, y que cuando aparecieron los guardias civiles y dispararon pasarmos mucho miedo”. Como miedo paso Carmen Quesada, la hija de Juan Quesada que solo tenía 7 años y que unas manos obreras la levantaron al aire minutos antes de que llegase una bala que acabó en el muslo del dirigente comunista Jesús Redondo Abuín, que había acabado en Gran Canaria desde su Galicia natal después de haber pasado por Asturias y el exilio y estar fichado en tantos sitios.

Es cierto que los niños y niñas pasaron miedo. Pero sus padres y madres le hicieron cara a la guardia civil, y se agarraron de los brazos para impedir que detuvieran a José Luis Gallardo, Toni Gallardo y otros dirigentes comunistas. Y ante el grito de “disparen” del comandante Otero (comandante “Rebote”), los valientes de Sardina siguieron caminando agarrados y gritando por la justicia y la libertad. Pagaron un precio muy alto por esa respuesta valiente. El 15 de septiembre fueron encerrados en la cárcel 26 hombres y dos mujeres. Después del Consejo de Guerra 20 hombres fueron condenados a penas que sumaban 75 años de cárcel. Hubo huelga de hambres en las prisiones, huelga de hambre  de mujeres encerradas en la catedral de Las Palmas. Protestas y mensajes de solidaridad de muchos países del mundo. Todo esto se pudo recordar el viernes 14 de septiembre en el Conservatorio de Música de Las Palmas . Jesús  Redondo Abuín contó como cumplió más años de los que establecía la condena porque dentro d la cárcel se seguí rebelando, Marisol Jiménez cómo perdió buena parte de la vista cuando la torturaban con un gran foco que le apuntaba a sus ojos cuando estaba detenida un mes en Barranco Seco (era menor de edad), Balbina Sosa recordó cómo pudo salir de Sardina ayudada por sus compañeros y cómo recordaba cuando detuvieron a su padre, Pepe del Toro contó cómo oyó al comandante rebote decir “no somos la policía municipal, yo he estado en Asturias y sé cómo tratar a estos rojos”, Emilio Díaz contó cómo su carrera olímpica en natación le silvió para salir de allí nadando y sacar a más gente por el agua, Carmen Quesada contó los recuerdos de una niña de 7 años que sentía que la fiesta en la playa no acababa bien y, mucho peor acabaría cuando la guardia civil fue a buscar a su padre a la casa en Los Giles… No hablaron pero estaban en el Conservatorio otros luchadores de Sardina del Norte que pasaron por la cárcel Ramón Armando Léon, Juan Francisco Morales, Antonio Naranjo Santana y Manuel Vizcaíno Reyes. Y junto a ellos Domingo Valencia, que no estuvo en Sardina pero desde el mismo 18 de julio de 1936 le hizo frente el golpe de estado fascista manifestándose junto a los 5 de San Lorenzo.

Las víctimas de la represión recordaron los sucesos de Sardina cincuenta años después con una sonrisa en la boca, celebrando que su lucha fue un paso más a favor de las libertades, celebrando que respondieron con unidad y solidaridad obrera a las amenazas de unos hombres armados.  Esa sonrisa no la borrará la pintura azul que unos cobardes lanzaron esta madrugada sobre el mural de Sardina,  pero que sepan los autores de este atentado que pretendían borrar una página de la historia (escrita en esta ocasión por artistas de Gáldar que trabajaron 42 horas horas bajo el sol y la calima), que si aquellos uniformados armados no dieron miedo, su asqueroso y cobarde gesto de arrojar pintura azul ni da miedo ni fastidió la fiesta de los héroes y heroínas de Sardina que hoy volvieron a la cala Martorell a celebrar que siguen vivos y luchando 50 años después…

Juan García Luján

calamartorell1

Sardina9-1

Canción:

”Si me quieres escribir, ya sabes mi paradero,

Voy a Sardina del Norte, a luchar con los obreros.

En Sardina los obreros, luchaban contra Civiles

Campesinos y aparceros y todos los hombres libres.

Disparaban en la calle, que estaba de bote en bote

Contra mujeres y niños.

El comandante ‘Rebote’.
Luchaban codo con codo, por ser detenidos juntos

La unión hace la fuerza y cambia la faz del mundo.

Si me quieres escribir, ya sabes mi paradero.

Voy a Sardina del Norte, a luchar con los obreros”.

@juanglujan

abuinramonjuan

familiasardina

Foto en el Conservatorio de Música al finalizar el acto de homenaje a los protagonistas de ‘los sucesos de Sardina’ Sentados de izquierda a derecha: Antonio Naranjo, José Del Toro, Juan Fco. Morales, Marisol Jiménez, Balbina Sosa, Jesús Redondo Abuín y Carmen Quesada. De pie de izquierda a derecha: Ana López, Hiurmix, Unai Sordo, Esther Ortega, Inocencio González, Armando Léon, Toni Pérez,  Manuel Vizcaíno, Juan Miguel Pérez, Luís Alsó y Emilio Díaz.

familiamural

Foto de familia en la inauguración del mural.

fotografías de Xenxo Redondo y Toni Pérez

Publicado en Domingo Valencia, franquismo, memoria histórica, Sucesos de Sardina, Uncategorized | Deja un comentario

Así viví los sucesos de Sardina del Norte. Ramón Armando León Rodríguez


fotocarcel ramon1

El próximo 15 de septiembre de 2018 se cumplirán 50 años de los Sucesos de Sardina del Norte en Gran Canaria. Unos hechos que fueron valorados positivamente por unos militantes del PCE y negativamente por otros, cuestión  que ya se debatió en su día.

Las elecciones en el Sindicato Vertical en 1966, con la entrada de algunos sindicalistas de CC.OO. (Clandestinos). La manifestación del 1º de Mayo de 1966, con varias detenciones y encarcelamientos, pasando al tristemente célebre TOP (Tribunal de Orden Público); los obreros no se repliegan sino todo lo contrario, termina el año 66 con la Huelga de los Conserveras Lloret y Ojeda.

El año 1968 marca un momento histórico importante en las luchas obreras y populares en Canarias. A principio del mes de febrero se hace la gran huelga portuaria con un éxito evidente: los puertos totalmente paralizados y mejoras laborales para los trabajadores. Aunque, como siempre, el régimen intenta descabezar a la vanguardia. El día 29 de dicho mes de febrero, se intenta hacer una huelga general, algunos sectores secundaron dicho paro, especialmente en el ramo de la Alimentación, donde hubo varios despidos.

En el verano se suceden distintas luchas en contra de los despidos de obreros en Alimentación, Artes Gráficas, etc. Solidaridad con chabolistas y vecinos de viviendas por desahucios.

Han pasado 50 años y no es fácil recordar los sucesos de Sardina del Norte. Falla la memoria, pero, poco a poco, te vienen los recuerdos, es como si las imágenes estuvieran grabadas en mi cerebro. Lo que sucedió no fue un hecho aislado, (como se desprende de lo dicho anteriormente), sino la consecuencia de numerosas acciones de un movimiento de grupos de trabajadores e intelectuales, que creían en otro tipo de sociedad. Que, la libertad de expresión era un derecho, que, los trabajadores engañados por los empresarios tenían derecho a manifestarse.

Es posible que haya algunos olvidos, pero estoy casi seguro de que el relato refleja en gran parte lo que allí aconteció. En el mes de agosto del 68 se contacta con obreros de la Compañía Satra (Empresa de Construcción dedicada a Trabajos Asfálticos), son 50 familias los afectados por la mala gestión de la Dirección de la Empresa, se les adeuda 2 meses de salario, más primas por producción, etc.

En el noroeste de Gran Canaria estalló otro conflicto: los aguatenientes abusan de su poder sobre los pequeños agricultores al negarles el agua para regar los cultivos. Ambas reivindicaciones las acogen con generosidad los militantes del PCE y las incipientes CC.OO. Se elige una Comisión Obrera en la Compañía Satra e igualmente en los pequeños agricultores.

Durante más de 40 días se organizan colectas, rifas, fiestas, etc., con el fin de recaudar fondos para las necesidades más acuciantes de los obreros, al mismo tiempo, se hacen Asambleas para organizar la lucha de los trabajadores.

Llega el 15 de septiembre de 1968, se celebra una Asamblea en la Cala de Martorell,  Playa de Sardina del Norte,(Gáldar) a las 11 de la mañana, un miembro del SIGC (Servicio de Información de la Guardia Civil), se dirige a los allí reunidos y les conmina a suspender dicha reunión. Todos decidimos que estábamos en una excursión popular con asadero y paella, intentan saber quién es Manuel Morales Macías (abogado) y otros dirigentes. Todos decidimos seguir con la Asamblea.

A las 4 de la tarde, aparece el miembro del SIGC y cuatro números de la Guardia Civil, que nos obligan a levantarnos y dirigirnos con tiros al aire hacia la Playa de Sardina. Entonces todos juntos, hombres, mujeres y niños, optamos en ir en manifestación hasta dicha playa con consignas de Libertad, Amnistía, etc. Al llegar a Sardina van apareciendo más guardias civiles y después de intentar un diálogo con las fuerzas represivas, todo es inútil, el Comandante (vestido de paisano), empuña el arma de un número de la Guardia Civil y empieza a disparar de forma brutal contra los manifestantes. Hay 2 heridos graves: (un obrero de la construcción y un obrero portuario).

Nuestra única arma era la convicción de que teníamos razón en la defensa de los trabajadores. Estos sucesos de Sardina del Norte constituyen uno de los episodios más importantes y significativos de la lucha de clases en Canarias. Son detenidas más de 50 personas y después de llevarnos al Gobierno Civil somos trasladados a la Comandancia de la Guardia Civil. En la memoria de todos están los tratos vejatorios a que fuimos sometidos. Trasladados a la prisión de Barranco Seco, organizamos huelgas de hambre como protesta por los hechos acaecidos y en defensa de la dignidad de los presos políticos. En la mañana del 18 de octubre de 1968 se celebra el Consejo de Guerra en los cuarteles de la Isleta, contra los 25 encausados. Al finalizar dicho juicio las condenas del Tribunal Militar fueron muy duras con penas de cárcel de 11, 8, 6, 5, 3, 2 y 1 año para los más jóvenes.

La Solidaridad de parte del pueblo canario (pese a la represión), fue muy importante con encierros en la Catedral de Las Palmas, colectas, manifestaciones, etc Igualmente tuvo gran repercusión en toda España y en el extranjero: Inglaterra, Bélgica, Francia, México, la Unión Soviética

Los sucesos de Sardina del Norte es un hecho histórico en la lucha por la emancipación social de Canarias, pues lejos de amedrentar a la clase obrera, sirvió para estructurar mejor las CC.OO. y prueba de ello, fueron las Huelgas de Aicasa en 1971, en la Refinerías, en 1972, en la Construcción. En 1973-74. Se celebran las primeras Asambleas Insulares de CC.OO. en Gran Canaria y Tenerife, consolidándose plenamente el Sindicato en Canarias.

En 1975 Huelga en Colomina y triunfo de las candidaturas de CC.OO. (Clandestinas) en el Sindicato Vertical. Todo un ejemplo de lucha y entrega generosa por los ideales de liberación de la clase obrera.

En definitiva, gracias a todos los implicados en los sucesos de Sardina y en todas las acciones anteriores y posteriores, hoy gozamos de una serie de libertades y derechos que, sin la aportación de todas estas gentes no hubiera sido posible. No hemos conseguido todo lo que anhelábamos, queda mucho camino por andar, pero, ¡Ojala! todo esto haya servido y continúe sirviendo para despertar algunas conciencias dormidas… ¿O no?

Ramón Armando Léon Rodríguez

P.D: Ramón Armando León Rodríguez Tenía 20 años cuando acudió a Sardina a respaldar a los obreros de Satra. Por estos hechos fue juzgado junto a otros  compañeros en el Consejo de Guerra celebrado en 18 de octubre de 1968. Ramón Armando León Rodríguez fue condenado a una pena de 3 años de presión acusado de rebelión militar, cumplió la condena en la prisión de Soria. La fotografía que encabeza este texto está hecha en esa cárcel española junto a otros presos políticos, están de izquierda a derecha: Juan Quesada Cruz, Ramón Armando Léon, un preso asturiano, Manuel Vízcaíno Reyes y Francisco Torres. Este viernes 14 de septiembre a las 11.30 en el Conservatorio Superior de Música de Las Palmas de Gran Canaria (en la calle Maninidra, 1) tendrá lugar un acto de homenaje a quienes participaron en los sucesos de Sardina, en el acto organizado por CCOO estará Ramón Armando junto a otros protagonistas de uno de los hechos considerados más importantes en la lucha antifranquista. El sábado 15 de septiembre habrá otro acto en Sardina de Gáldar y el Ayuntamiento entregará una placa a los homenajeados.

presospolíticosRamón, Valencia, MVizcaino

Fotografía de 2016 con otros expresos políticos: sentado a la izquierda está Ramón Armando, en el centro Domingo Santana conocido como Domingo Valencia (que fue encarcelado cuando era menor de edad por oponerse el golpe de Estado fascista en julio de 1936, debido a su edad no fue condenado a muerte), y de pie está Manuel Vizcaíno Reyes que también fue condenado a 3 años por rebelión militar en los sucesos de Sardina y compartió con Ramón Armando prisión en Soria. En la foto de abajo están de izquierda a derecha Manuel Vizcaíno Reyes, Juan Quesada Cruz, Ramón Armando Léon Rodríguez y un preso político asturiano, también fue realizada en la prisión de Soria.

fotocarcel1Ramon

Cartel de los actos organizados por CCOO del próximo viernes en la capital grancanaria y el sábado en Sardina en conmemoración de los sucesos de Sardina del Norte:

cartelsardina

Publicado en franquismo, historia, huelga, memoria histórica, Ramón Armando Léon Rodríguez, Uncategorized | Deja un comentario