Hay un sitio para mí en la fila. Pepe el Uruguayo *



Yo no quería venir a Canarias cuando apenas tenía 10 años y estaba en Uruguay donde había nacido. Mi padre, que guardaba cabras en Lanzarote y mi madre una mujer de la Isleta, me obligaron a regresar aquí, porque ellos se habían visto obligados por las circunstancias a ir allá. Y vinimos después de vivir la experiencia de la emigración, como mi prima Rosarito o Juanjo, que vivieron la misma experiencia, de mucha gente canaria que emigraron. Como le ocurre hoy a mucha gente colombiana, senegalesa saharaui que llegan a Canarias que están viviendo lo mismo que nosotros. Y así se hace un país, esa es la identidad que queremos construir. Uno se dedicó a esto, como decía Carlos Marx, los grandes literatos además de escribir bien, se dedican a la lucha, y a eso nos estamos dedicando, a la lucha.

Uno tiene la idea de cambiar el mundo y por eso un es radical .Y yo, que quieren qué les diga, les tengo coraje a la gente rica, a los que nos putean, a los que siguen yendo en zona VIP, a los que hacen lo que les da la gana mientras veo cómo viven en nuestros barrios. Uno estudió en un barrio, con la beca y el sacrificio del padre y la madre (mi madre que está aquí hoy y tiene 90 años). Y ese conocimiento lo debe poner uno a disposición de tu gente antes que a nadie. Y así vamos construyendo una lucha como toda la gente que está aquí hoy.
Cada uno de ustedes intenta cambiar el mundo desde su trabajo, desde una organización ecologista, en su casa o donde esté. Aquí estoy hoy, entre amigos y canciones, entre abrazos y emociones. Antes me emocioné cuando Yeray Rodríguez me cantó “Un país sin paso al frente”, que habla de nuestro país incomprensible.., porque me acordé de la experiencia de mi familia cuando emigró a Uruguay. Porque recuerdo cuando estábamos allí como mi padre lloraba en su cuarto porque no podía venir a Canarias al entierro de mi abuela porque no había vuelo hacia las islas.

Y me tocó la suerte, sin esperarlo casi, de tener una hija, de tener una transmisión en el tiempo. La veo y me plantea muchos interrogantes, sobre todo en qué mundo ella va a vivir. Si antes tenía un compromiso lo tengo que tener mucho más todavía por cambiar este puto mundo y hacer un mundo un poco mejor.

No perfecto, ni que no haya contradicciones, ni problemas, porque no hablo del fin del mundo, hablo del mundo y en el mundo siempre va a haber problemas y contradicciones, pero por lo menos que lo vivamos mucho mejor. Para eso hace falta manos. Y a veces digo lo de Zitarrosa:

“No por mi, hago falta… yo siento que la vida se agita nerviosa si no comparezco, si no estoy… Siento que hay un sitio para mí en la fila, que se ve ese vacío, que hay una respiración que falta, que defraudo una espera… Siento la tristeza o la ira inexpresada del compañero, el amor del que me aguarda lastimado… falta mi cara en la gráfica del Pueblo, mi voz en la consigna, en el canto, en la pasión de andar, mis piernas en la marcha, mis zapatos hollando el polvo… los ojos míos en la contemplación del mañana… mis manos en la bandera, en el martillo, en la guitarra, mi lengua en el idioma de todos, el gesto de mi cara en la honda preocupación de mis hermanos.”

*Palabras de Pepe el Uruguayo este sábado 11 de marzo, en una fiesta sorpresa que le organizaron su compañera y varias amigas para celebrar su 60 cumpleaños. Fue un discurso improvisado ante cerca de cien personas que llegaron de diferentes islas se juntaron para festejar con Pepe tantos años, tantas luchas, tanta amistad, tanta vida. La celebración coincidió con la decisión del Consejo de Patrimonio Histórico español de aprobar la candidatura de Risco Caído y las montañas sagradas de Gran Canaria para que sean declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, para llegar a esta candidatura fue fundamental el trabajo realizado entre otras personas por José de León (Pepe el Uru).

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cotidianas, Ecología, inmigración, José de León, migraciones, movimientos sociales. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Hay un sitio para mí en la fila. Pepe el Uruguayo *

  1. ejenenacar dijo:

    felicitaciones a Pepe el Uruguayo por su sesenta cumpleaños. Nadie es prescindible cuando de luchar se trata y empujar en la dirección del interés general.

  2. Tali dijo:

    Cuanto me emociono contigo, Pepe, tu buen hacer, tu alegría y ganas de vivir te caracterizan. Contigo se rompió el molde, Uru. Comprometido con todo lo que se menea por este mundo que nos ha tocado vivir, somos la generación de las carreras delante de la pasma para terminar con aquella dictadura en sus últimos coletazos. Tú siempre queriendo las tan anheladas justicia y libertad para hacer un mundo mejor, con la convicción de que este siglo XXI será más igualitario, porque tú no pierdes la esperanza, por eso eres un luchador de fondo y te queremos tanto, siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s