Vida y lucha de Arturo Cantero Sarmiento


El día que Franco dio el golpe de Estado en Canarias, el 18 de julio de 1936 Arturo Cantero Sarmiento cumplía cinco años de edad. El niño Arturo no tenía edad para entender o imaginar que la fechoría del generalote fascista iba a provocar una guerra que culminaría con un régimen dictatorial que lo condenaría a la cárcel cuando tenía 31 años.

Arturo fue uno de los fundadores del movimiento Canarias Libres junto a sus camaradas Fernando Sagaseta, Armando León, Andrés Alvarado Janina. Otros hombres que también acabaron en la cárcel por su militancia comunista fueron Luis Alsó, Manuel Bello Cabrera, Manuel Vizcaíno y Jesús Cantero (hermano de Arturo).
El año 1962 fue un año de muchos cambios en la vida de Arturo. Trabajaba en una fábrica de abonos nitrogenados llamada Cinsa. Se casó el 29 de enero del 62, el 5 de marzo fue a vivir con su esposa Estrella a una nueva casa. Su mujer se quedó embarazada. El 26 de marzo a las 10 y 30 de la noche detuvieron a Arturo. Una semana después Estrella sufrió un aborto. El 5 de abril un juicio sumarísimo condenó a Arturo a cuatro años de cárcel por “rebelión”.

Cuenta en su libro “Memorias de la prisión de Cáceres” que su detención y encarcelamiento se produjo oficialmente por su militancia en Canarias Libre, pero que los responsables de su empresa colaboraron con la policía franquista en la represión. Sabían que Arturo llevó a varios compañeros al despacho de Carlos Suárez, el látigo negro, para los asesorara frente a los abusos de la empresa Cinsa. En el despacho de Suárez se redactaron denuncias contra la empresa, Arturo convenció a sus compañeros para rebelarse contra los salarios bajos y para reivindicar el cobro de las horas dominicales o los plus de nocturnidad y peligrosidad (aquellas luchas en una dictadura que hoy no se plantean en democracia).

Arturo participó en el reparto de propaganda del PCE. Su rebelión continuó después de ser detenido. Se enteraron que Armando León continuaba detenido más de 72 horas (violando la legislación franquista) y Arturo, su hermano Jesús y Fernando Sagaseta iniciaron una huelga de hambre en la misma cárcel. La respuesta fue más represión todavía: los pelaron al cero y los ingresaron en las celdas de castigo.

En la prisión de Barranco Seco estuvieron en celdas diferentes, pero eso no fue un obstáculo para que Arturo y Fernando Sagaseta jugaran al ajedrez. “Caballo cuatro damas”, “Alfil por peón”, escuchaban los otros presos de las voces de Sagaseta y Arturo. Donde más tiempo pasó Arturo fue en la prisión de Cáceres. Allí estuvo entre el 29 de junio de 1962 y el 15 de octubre de 1963, cuando salió en libertad provisional rumbo a Canarias. La noche del lunes 14 de octubre la recordaría Arturo como una de las experiencias más emocionantes de su vida, se despidió de todos los presos abrazándolos uno a uno. Esa experiencia de 16 meses en la prisión extremeña la recoge en su libro “Memoria de la prisión de Cáceres”, donde rinde homenaje a 118 presos políticos más. Hace unos años tuve oportunidad de entrevistarlo en El Correíllo en Canarias Ahora Radio, cuando estaba presentado su libro. Casi todos los presos políticos eran comunistas, así lo escribió Arturo: “Hay que señalar, con más firmeza que nunca, que ninguno de estos hombres era delPartido Socialista ni de ningún otro partido, eran todos del PCE. Fue quien soportó en solitario el peso de la represión, aunque ahora sean otros los que se atribuyan los méritos”. Apuntó Arturo que sólo había uno que no militaba en el PCE, en concreto un viejo anarquista militante de la FAI y “tres seminaristas vascos pertenecientes a ETA”.

Estrella León Báez fue su novia, esposa, madre de sus cuatro hijos y compañera de vida durante 3 décadas hasta que falleció el 2 de diciembre de 1991. Estrella era católica y Arturo había militado en la “iglesia cubana”, un movimiento contracultural de reacción al régimen del nacionalcatolicismo. Algunos definían a la iglesia cubana como “un cuento como las otras iglesias pero te hace reír”. Esa burla a la religión chocó con las creencias de Estrella, pero llegaron a un acuerdo, y Arturo aprendió con Estrella a no ser un visceral anticatólico y Estrella a respetar a un hombre comprometido con sus semejantes.

En su casa familiar de la calle Peregrina Arturo, su hermano Jesús y su madre confeccionaron la primera bandera canaria tricolor, que se mostró públicamente la víspera de la fiesta del Pino en Teror en 1961, todo un desafío a la dictadura franquista. También participó Arturo en la “presentación pública” del movimiento Canarias Libre, durante un partido de la Unión Deportiva Las Palmas en el Estadio Insular se sacó una pancarta y se repartieron octavillas, la respuesta fue una gran operación represiva con números detenciones.
También participó en los “sucesos de Sardina del Norte” en septiembre de 1968, cuando militantes del PCE y de CCOO fueron a Gáldar a mostrar su solidaridad con trabajadores del campo que tenían problemas con los aguatenientes y con los trabajadores (53 familias) de la empresa Satra, que había cobrado por unas obras que no hizo y abandonó a los obreros sin pagarles sus salarios. La guardia civil apareció armada, precintó las guaguas y persiguió y disparó a los militantes de izquierda.
Además de su compromiso social y su trabajo profesional, Arturo Cantero Sarmiento se apasionó por la literatura y la historia, y lo dejó reflejado en la publicación en sus novelas y ensayos históricos. Fue autor de “Las Palmas 1950: vidas, hechos y milagros de la famosa iglesia Cubana” (1994, Cabildo de Gran Canaria). “La sombra del Aguairo” (novela, Centro de la Cultura Popular Canaria), “Mujeres canarias contra la represión” (historia, CCPC), “Tierra abrasada ” (novela, Tepermaquía), “Herr Nostradamus” (novela, Editorial Amalgama) y “Memorias de la prisión de Cáceres” (historia, CCPC).

Arturo Cantero Sarmiento falleció a las 12 y 15 minutos de la madrugada de este martes. Será despedido a la una del mediodía de este miércoles en el Tanatorio de San Miguel.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en democracia, derechos humanos, historia, política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vida y lucha de Arturo Cantero Sarmiento

  1. Sebastián Doreste Abreu dijo:

    Testimonio de admiración para ARTURO que, junto a tantos otros de sus compañeros, defendió siempre una visión de la sociedad igualitaria y solidaria, contribuyendo, con su partido y otras fuerzas progresistas, en el período de la Transición, a superar la dura etapa de la Dictadura. LO SÉ: se ha ido, sin embargo, con el pesar de no ver realizado su ideal de un mundo de pueblos hermanos que hubiere superado el actual escenario de lucha de intereses nefandos del sistema capitalista, en plena crisis económica y social; pero, también, LO SÉ: se ha ido convencido de que, algún día, la dialéctica de la Historia llevará a la Humanidad a integrar una sociedad universal superadora de la actual lucha de clases. DESCANSA EN PAZ, valiente amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s