Acción Colectiva Canaria: “Las instituciones públicas no deben apoyar económicamente conciertos ni actividades culturales que promueven el machismo”



Desde hace unas semanas estás circulando una petición de firmas en Change.org para pedir que los Ayuntamientos de El Paso en la isla de La Palma y en el municipio de Güímar en la isla de Tenerife retiren la cobertura y el apoyo público al concierto de J. Balvin.

P: Este comunicado aparece firmado por Acción Colectiva Canaria, me lo remitieron a este blog y me plantearon entrevistarlas, para situarnos:¿quiénes son ustedes?

R: “Somos un grupo de activistas, principalmente de La Palma, isla de la que sale este comunicado. Nos unimos bajo este paraguas para evitar los personalismos y que esta iniciativa sea entendida como una acción y reflexión colectiva. Eso sí, para la elaboración del comunicado hemos contado con la colaboración de otras personas activistas de Tenerife y también del resto de islas”.

P: ¿Por qué decidieron poner el acento en el concierto de J. Balvin y no de otros cantantes o grupos con canciones machistas que han venido a Canarias otras veces?

R: “Es cierto que este comunicado tiene como detonante e incide en el caso concreto de los conciertos de J. Balvin, pero en el propio texto también se exige que la programación cultural impulsada desde la administración pública no debe apoyar, financiar, dar cobertura a ningún evento que sea considerado machista haciendo alusión a las leyes de igualdad y para lo que animamos a realizar una reflexión participada de la misma. Consideramos que las instituciones canarias deben dar un paso más allá en sus programaciones culturales, un paso participativo y reflexionado acorde a los nuevos tiempos y a los intereses colectivos”.

P: Sí, pero ¿por qué J. Balvin?

“Creemos que el contenido de algunas canciones que interpreta o en las que colabora J. Balvin, así como la representación de varios de sus vídeos supone, tal y como anunciamos en el comunicado, un menoscabo para las mujeres.

Concretamente escogimos el concierto de J. Balvin porque tanto en la isla de La Palma como en el municipio de Güímar (Tenerife), este concierto está siendo promocionando como “el evento del verano para la juventud”. Sabemos que las alternativas culturales de grandes dimensiones no son numerosas en islas como La Palma, por lo menos no en comparación con las islas o zonas capitalinas. Consideramos importante hacer una crítica a esos grandes eventos (también a los pequeños) que se apoyan con dinero público y cuyos contenidos son machistas, incluso yendo en detrimento de las políticas y las leyes de igualdad que esos mismos equipos de gobierno afirmar defender”.

P: Algunas de las letras que ustedes señalan en el comunicado no son cantadas directamente por J. Balvin, sino por otros cantantes.

R: Sí, hemos señalados también canciones en las que J. Balvin participa, sin ser escritas o cantadas solamente por él. Son canciones que forman parte de su repertorio y por eso creímos importante incluirlas. Tuvimos que aclarar esto en el comunicado que lanzamos en Change.org y en la nota de prensa posterior porque fue algo que no había quedado del todo claro. El contenido general de las letras que interpreta J. Balvin es machista, eso sí, en algunas el machismo está más visible que en otras.

P: Hay quienes piensan que poner el acento en el reggaeton cuando en todos los estilos musicales hay machismo puede resultar clasista o racista, al ser una música que viene del Sur, que se mira de otra manera porque es “lo latino” y no se mira con la misma lupa incluso a la música pop o incluso la música folklórica

R: Sí, en el pop y en la música tradicional canaria hay canciones machistas. Por otra parte también hay reggaeton que no es machista. De hecho en el escrito que planteamos en ningún momento mencionamos el género musical, somos conscientes que el machismo atraviesa los diversos géneros musicales y artísticos. La idea no es señalar el machismo en unos géneros sí y en otros no, la idea es utilizar un caso concreto para llevarlo a todos los ámbitos y que tomemos conciencia de cómo los mensajes machistas se cuelan por todos sitios. Y ya dijimos que en este caso es el concierto de J. Balvin es porque este comunicado sale de La Palma, isla donde este concierto está siendo promocionado como el evento del verano para la juventud. Es también importante conocer y saber desde que lugares salen las acciones.

Y ya que hablamos de reggaeton, somos conscientes de la complejidad que existe a la hora de abordar este tema desde una perspectiva feminista, hay que afinar mucho para no caer en una crítica puritana, clasista o racista. Pero nos llama especialmente la atención uno de los argumentos que incide sobre el clasismo en la crítica feminista al reggaeton donde se destacan las posibilidades de ascenso social de jóvenes a través de la música. Aquí se menciona que algunos de estos artistas se han hecho millonarios, “han ascendido socialmente”, posicionándose como un referente y alternativa, por ejemplo, al narcotráfico en Colombia (que es desde donde hemos escuchado este argumento). Pero nosotras pensamos que aquí no se trata solo de que una persona venda droga o como alternativa venda música que promueve una cultura machista. Detrás de ambos mundos hay un sistema económico capitalista que genera desigualdades y lógicas perversas donde siempre habrá unos pocos afortunados y unos muchos desgraciados. Además, es contraproducente hacer creer que en esas situaciones de desigualdad y explotación los referentes son personas que salen “por sus propios medios”, cuando consiguen el éxito por plegarse a los requisitos de la industria musical, y cuando son necesarias luchas colectivas, no individuales, para transformar esas situaciones sociales de injusticia. El éxito individual como mito, que refuerza las relaciones de dominación y explotación, pues cala la idea de que si uno de millón “sale” cualquiera puede salir, cuando lo que hay que hacer es luchar para que no halla nadie en esa situación, no para que triunfe uno aislado. Proponer a estos cantantes como ídolos a imitar no solo refuerza el machismo, también es un discurso político en contra de las luchas colectivas transformadoras.

También creemos que deberíamos pararnos a pensar de dónde vienen realmente las canciones, las músicas, las modas musicales, etc., pues muchas que creemos “vienen directamente del sur”, al final resulta que se componen y sobre todo son rentabilizadas “por el norte”.

P: Pero, ¿por qué creen que gustan las canciones con contenido machista?

R: Tienen éxito porque el espacio simbólico sigue siendo muy machista. Son un síntoma. Todo el discurso oficial y público a favor de la igualdad tiene la contraparte de reprimir el machismo milenario, que acaba saltando en los espacios de ocio, que aparentemente están libres de la “vida política”. En última instancia, podemos decir que el éxito de esta música tiene un elemento positivo: es un síntoma claro de que el imaginario colectivo sigue siendo terriblemente machista, y que en él todavía no ha entrado la igualdad transformadora. Queda mucho por hacer.

P: ¿Ustedes piden que no se haga el concierto?

R: Desde Acción Colectiva Canaria no planteamos la prohibición o censura. En un contexto en el que la derecha ha estado encarcelando artistas atacando directamente la libertad de expresión, no podemos más que estar en contra de la censura o represión de cualquier expresión artística. Ahora bien, las ideologías retrógradas no pueden promoverse desde lo público. Para esto es necesario un debate social porque este tipo de cuestiones debiéramos decidirlo todas las personas que vivimos Canarias cada día, ¿no?

P: Sin embargo mandaron el comunicado y algunos periódicos pusieron en el título que ustedes pedían que se suspenda el concierto.
R: Eso lo publicó algún periódico. No sabemos si porque el periodista no se leyó el comunicado entero o porque no entendían lo que poníamos. Nos duele pues no creemos en la represión, sino en la transformación. La igualdad vendrá desde el convencimiento sincero, no desde la represión o el miedo al castigo. También nos preocupa mucho el papel de los medios de comunicación, que no sepan trasladar bien este tipo de denuncias del machismo. Porque para que la gente tome conciencia, es necesario trabajar los mensajes y las denuncias con claridad.

P: ¿Creen que van a conseguir que la administración pública no apoye estos conciertos?
R: No lo sabemos, eso depende de quienes tienen la sartén por el mango, quienes están en gobierno en cada una de las corporaciones municipales. Pero lo cierto es que sacar el debate a la calle ya es un paso, ¿no?.

Campaña en contra de la financiación con dinero público de eventos culturales machistas. Puedes participar en este enlace.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en 8 marzo, Colombia, cultura, J Balvin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s