Je suis Guacimara


Mire bien el video señor Fiscal. Ahí la tiene usted, Guacimara es esa muchacha pequeñita que agarra la pancarta que dice: “Por una universidad pública y de calidad.”. Fíjese en el video. Es en la puerta del rectorado. Apenas son medio centenar de personas. Son estudiantes, profesores, representantes de Ampas. Están en la puerta del rectorado, en la acera. En la carretera algunos fotógrafos y periodistas que graban a los manifestantes y cada vez más policías. Fíjese como pasa un coche azul y luego esa furgoneta blanca sin ningún problema, aunque debe ir despacio porque hay un coche de la policía canaria mal aparcado que invade parte del carril de la calle Juan de Quesada. Escuche los gritos: “Menos gastos militares, más escuelas y hospitales”. “La lucha es hasta la victoria”. Observe bien el vídeo, señor Fiscal. Todo sucede en apenas 2 minutos. Los estudiantes agarraban la pancarta en la acera, gritaban a favor de la universidad pública, estaban en perfecto orden público. Ni siquiera impedían el paso a ninguna autoridad porque ya habían entrado. No hubo piedras, ni cócteles molotov, ni jóvenes encapuchados con palos. Eran estudiantes, padres, madres, profesores, profesoras, sus armas eran dos pancartas y unos folios que ponía: “la universidad no es un mercado”. Guacimara es esa muchachilla que agarra con fuerza la pancarta. Es una de las estudiantes que echan por la fuerza de la entrada del rectorado los antidisturbios (con la inestimable colaboración de la policía canaria pagada con los mismos presupuestos que no existen para material escolar o sustituir a profesores que se han jubilado). Quizá usted no conozca a Guacimara, señor Fiscal, pero los policías sí. La tienen más que vista y fichada. El día de la manifestación el 12 de septiembre de 2012 tenía 36 años. Los policías la conocen porque tiene más de un centenar de manifestaciones en su mochila. Además el  Guacimara cometió la osadía de mostrar a los periodistas los moratones en su culo que tenía después del desalojo por la fuerza provocado por la policía. Porque esta muchacha desinquieta ha formado parte de lo mejor del movimiento estudiantil canario. De origen humilde, Guacimara creció viendo a su madre en las luchas vecinales, en programas de Radio Guiniguada en los que se defienden los derechos de los vecinos. Así salió la niña, que en lugar de apuntarse a la agencia de empleo de Nuevas Generaciones o de otros partidos del sistema, se metió en el Sindicato de Estudiantes Canarios, en Azarug, en el movimiento ecologista y en otras peligrosas organizaciones llenas de gente que dedica su tiempo a defender los derechos de todos. Ahora Guacimara tiene un chiquillo de nueve meses. Ya lo tuvo que llevar a un juicio en el que también le pedían cárcel por colgar una pancarta en la sede de la patronal de Las Palmas y salió absuelta. Este viernes volverá Guacimara al banquillo de los acusados. El chiquillo pasará del calor de afuera (donde la esperarán militantes de más de una decena de organizaciones que se han solidarizado con Guacimara) al frío del palacio de Justicia. Fuera la solidaridad, dentro las togas y los agentes del orden que deberán relatar una película con mucha imaginación para dibujar a esa pequeña mujer como la causante de unos “desórdenes públicos” y la autora de un “atentado a la autoridad” tan grave que ha provocado que la acusación particular (el abogado de un policía) considera que merece estar 3 años en la cárcel. Será que habrá que llenar las celdas ahora vacías de Bárcenas, Jaume Matas o, en Canarias, las que no ocupan los imputados del Caso Faycán, caso Eólico, caso Unión, que más de una década después de realizar sus fechorías siguen sin sentarse en el banquillo de los acusados. Estamos ante uno de los mayores ataques a la libertad de expresión y manifestación ocurridos en los últimos años, ante una de las respuestas más duras del Estado contra una manifestante pacífica. Habrá que gritar Je suis Guacimara para que nos entiendan.

guazimara foto

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en democracia, derechos humanos, educación, Libertad de expresión, manifestación. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Je suis Guacimara

  1. Sebastián Doreste dijo:

    Nada más se puede añadir al certero comentario de ejenenacar.

  2. Pingback: El juez: “Yo aquí no veo nada” | SomosNadie.com

  3. José A. Déniz dijo:

    Hablando de celdas vacías te olvidas de las que aguardan, espero que por no mucho tiempo, a los delincuentes que construyeron el mamotreto de Las Teresitas. Según leí en la prensa los condenados a penas de cárcel por el mamotreto ya debían haber entrado en la trena. Supongo que les han dado una prórroga.
    Ánimos a Guacimara

  4. ejenenacar dijo:

    La reciente ley de seguridad ciudadana cobra todo su sentido en este tipo de situaciones que el ejecutivo quiere evitar a toda costa. La patética imagen que dan tanto dentro como fuera del país, quieren solventarla a base de reprimir brutalmente cualquier tipo de manifestación de protesta, que ellos disfrazan automáticamente de desorden público.
    El aumento desproporcionado de las penas punibles a quienes se atreven a contravenir la estrategia planificada desde las cloacas del ejecutivo, son otro objetivo ejemplo de que están dispuestos a llegar hasta donde haga falta y de que en su ADN late con fuerza el fascismo heredado de sus antecesores y dueños, durante los 40 años más nefastos para su historia, de este país. Presos políticos en las cárceles al más puro estilo franquista, mientras les falta tiempo para excarcelar a los que se han mantenido fuertes y confiados como así les ha pedido el sr. presidente Mariano Rajoy Brei.

  5. Estamos en manos de mafiosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s