Fernández Arcila, el peligroso concejal chicharrero


Arcila y Asun Frías

No tengo el gusto de conocer personalmente a Pedro Fernández Arcila. Desde el año 2011 cuando salió elegido junto a Asunción Frías concejal de Sí Se Puede en Santa Cruz de Tenerife he hablado con Arcila en una decena de ocasiones en entrevistas telefónicas en la radio. Pero he podido seguir su trayectoria estos años, y he seguido la formación, el nacimiento y la evolución de Sí se puede desde los años del movimiento popular contra las Torres de Vilaflor, contra el Puerto de Granadilla, con el nacimiento de Asamblea por Tenerife y de Sí se puede.
El trabajo de Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife ha estado marcado por la coherencia entre su discurso y la práctica política. Han realizado una política de izquierdas con apoyo a movimientos sociales y vecinales en las luchas contra los desahucios, las casas fuera de ordenación, las corruptelas de Las Teresitas, las turbias aguas de Emmasa, el reconocimiento a las víctimas del Franquismo que han sido ignoradas e insultadas por uno de los ayuntamientos que más ha tardado en quitar los nombres franquistas de las principales calles.
Antes que Pablo Iglesias y las tertulias de la Sexta, en Tenerife mucha gente llevaba unos cuantos años denunciando al tripartito que se ha repartido el poder en la isla: CC, PP y PSOE. Unos al norte y otros al sur. Cada uno con sus respetables militantes, pero también con sus porcentajes de dirigentes corruptos con sus correspondientes aliados empresariales en el sector de la construcción, de la agricultura y el mediático. Profesores universitarios, trabajadores sociales, activistas de movimientos sociales, viejos militantes de la UPC, jóvenes del movimiento estudiantil han ido construyendo en diferentes municipios “Sí se puede”. Si Madrid fuera Tenerife y Tenerife Madrid, ahora mismo en Vallecas se montaría el círculo de “Sí se puede” y no viceversa.
Todo esto lo saben los que mandan en Tenerife desde los años de Secundino Delgado. Por eso los nervios que sufren Esperanza Aguirre y otros dirigentes peperos desde que Podemos entró en el Parlamento europeo con 5 escaños son los mismos nervios que tienen los mandamases políticos y económicos de Tenerife. Por eso en las últimas semanas han convertido a Pedro Fernández Arcila en una especie de Pablo Iglesias, de enemigo a batir. Le están analizando el currículum, los casos que ha llevado en los juzgados, los trabajos que les han encargado en instituciones o empresas privadas.
Y como no colaría que descubrieran etarras a su alrededor, como no aparecen Hugo Chávez ni los hermanos Castro. Entonces convierten en noticia que Fernández Arcila cobró por un trabajo como abogado que hizo ¡en el año 2008! para el ayuntamiento de Granadilla. En el mismo texto de la ¿noticia? se reconoce que no hay ninguna ilegalidad, que, al contrario, el trabajo consistió en la realización de informes sobre presuntas ilegalidades del gobierno de González Cejas (que había sido alcalde socialista y desde 2011 regresó a la alcaldía con un pacto PSOE-PP). En Madrid la derecha es más transparente y Esperanza Aguirre y su tropa realizan sus campañas anti-Podemos delante de las cámaras. En Tenerife utilizan a tontos útiles (algunos hasta se dicen de izquierda) y a los habituales altavoces del régimen. Lo que Pablo Iglesias llama “casta” en las islas los hemos llamado caciques toda la vida.
Como abogado Pedro Fernández Arcila pisó los callos de algunos caciques que han participado en lo que serían nuestros gürteles bananeros. En el ayuntamiento el trabajo de Arcila y Asun Frías es absolutamente criticable, como el de todos los que cobran un sueldo público. Pero una cosa es criticar sus posiciones y otra echar basura para extender esa idea tan rentable para los defensores del statu quo “todos los políticos son iguales”. Saben que Arcila y Frías están dando esperanzas a ciudadanos y ciudadanas que se habían resignado a que el poder no iba a cambiar de manos, pensaban que Tenerife, como Sicilia, estaba condenada al gatopardismo político que describió Lampedusa en su novela: “Si queremos que todo siga igual es necesario que todo cambie”. Y precisamente eso, que el poder pueda cambiar realmente de manos, es algo que no van a tolerar los líderes del tripartito que estos días hablan de renovar ideas y personas. Por eso Fernández Arcila se ha convertido en el peligroso concejal chicharrero.

@juanglujan

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en movimientos sociales, nacionalismo, política. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Fernández Arcila, el peligroso concejal chicharrero

  1. Libertad de expresión, no libertad de confusión dijo:

    El comentario “te trancaron” es un ejemplo más de esa gente que trabaja para los caciques locales y para otros personajillos ególatras.
    Nadie trancó a Pedro porque su contratación fue completamente legal. Si alguien piensa lo contrario, que lo denuncie ante los tribunales. Pero nadie va a denunciarlo porque saben que es legal, solamente pretenden crear confusión y hacer daño.
    También es una contratación ética. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granadilla quería un abogado experto en Urbanismo para hacer una serie de trabajos muy especializados, así que contrató legalmente a uno de los mejores de Canarias, que entonces no tenía ningún cargo público. Además Pedro estuvo asesorando gratuitamente durante el resto del mandato 2007-2011, a su compañero concejal de Sí Se Puede, Antonio Cabrera, y de esa forma se pudo parar varios pelotazos urbanísticos iniciados en mandatos anteriores, entre ellos, el Puerto de Granadilla, cuya construcción logró frenar durante todos esos años. Por desgracia, desde que entró el gobierno PP-PSOE en 2011, la construcción de ese disparate de Puerto es una realidad.
    Pedro Arcila ha trabajado gratuitamente desde hace cerca de 30 años para cientos de personas y organizaciones sociales y ecologistas. Todo el mundo que lo conoce sabe que no es el dinero lo que le mueve sino una enorme solidaridad. Así que los dos personajillos que lanzaron esta campaña, con el apoyo de algún cacique local, están consiguiendo todo lo contrario de lo que pretendían. Somos miles los que estamos contra la casposa casta tinerfeña y no van a poder tumbarnos tan fácil.

  2. Te trancaron dijo:

    La noticia es que un Sr. que se las da de muy honesto fue contratado sin concurso ni oposicion ni libre concurrencia en un contrato que exprime el limite legal de los 12000 € para no sacarlo con publicidad sino a dedo, como la casta politica caciquil que tanto critica este señor. Si es legal y normal, no se comprende por que sus amigos y seguidores se ponen tan nerviosos. Parece que no les gusta la libertad de prensa ni la transparencia. Una pena

  3. PAULA PIMENTEL dijo:

    Excelente comentario sobre ese concejal chicharrero honesto, serio, entregado a su tierra en cuerpo y mal. Y además de todo esto, es una profesional sencillo y hasta humilde. Fernández Arcila nos recuerda a los hombres con decoro que nos decía el inmenso apóstol de América Latina, el cubano José Martí. Les recomiendo que busquen el texto titulado TRES HÉROES, escrito por él. Y nos dará muchísima vergüenza no encontrar polític@s, la mayoría por supuesto, que tengan esta apreciada y necesitada cualidad. Pero no podemos dejar a un lado a la concejala compañera de partido de Fernández Arcila, Asunción Frías, quien es de la misma arcilla de Pedro: honesta, responsable, entregada a su ciudad, o sea, también con decoro. Buscarán de la seca a la meca para encontrar con que tacharles su limpia vida y carrera. Pero les auguro, que se cansarán en su empeño. Son gente con decoro. Ella y él, pertenecen a la clase política de nuestro presente futuro. Es@s polític@s que tanto necesitan España, Canarias y el mundo. A l@s actuales, ya l@s conocemos de sobra y ya están más que “quemaos”.

  4. ejenenacar dijo:

    Por qué lo llaman libertad de prensa, cuando claramente se trata de libertad para difamar. Pagada además, cual sucios sicarios.

  5. Gregorio M. Hernández dijo:

    Tengo el gusto de conocer a Pedro desde hace muchos años y respeto su reconocido trabajo profesional lo mismo que sus posiciones claras y nada sectarias tanto en los asuntos sociales como políticos.

    En estos días he realizado algunos comentarios ante las -no- noticias que se han ido publicado de manera torpe tanto por lo que denomino “periodismo de investigación sureño” como en la publicación que, cada vez con mayor frecuencia en medios periodísticos, se empieza a denominar “La_Trola_Digital de Canarias” aunque desde mi punto de vista ni trolas saben contar.

    Per allá ellos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s