Benjamín cumple 90 años…y seguimos conversando


Benjamín González fotos
Me encuentro junto al teclado del ordenador un reloj de arena. No sé quién lo puso aquí, pero me pongo a observarlo mientras la arena va de un lado al otro y pienso que el tiempo puede ser una gran mentira. Yo me di cuenta de eso cuando conocí a Benjamín González Araña. Estamos hablando de hace 20 años. Así que aquel señor alto, de piel lisa, de sonrisa tímida que estaba entre papeles y libros en el segundo piso de la Casa de la Iglesia tenía entonces unos 70 años. Si uno hace caso a las reglas del tiempo aquel señor tenía que haber estado en esas fechas en el parque Santa Catalina jugando al dómino, o sentado en un banco de la plaza Santa Ana echándole millo a las palomas, o acercándose a la puerta de una guardería a recoger a un nieto.
Pero Benjamín estaba trabajando. Un trabajo voluntario que él se tomaba con la misma disciplina que un oficio del que depende la nómina del mes. Benjamín ojeaba y hojeaba los periódicos de las islas y de fuera (eran de papel, no había internet), los marcaba, luego les hacía fotocopia. Ordenaba las fotocopias por países y así construía el boletín de la Casa de la Solidaridad, un invento del jesuita Esteban Velázquez y otros cristianos de base preocupados por lo mal que estaba el mundo entonces (no se imaginaban que todo es empeorable).
Yo acudía a aquella Casa de la Solidaridad a las reuniones semanales de la plataforma del 0,7%. No sé cuándo fue la primera conversación ni la primera broma. El caso es que aquel señor-Benjamín- cuando entraba en confianza no era tan serio, ni tan tímido, ni tan encerrado entre fotocopias y periódicos. Hace 20 años uno ya desconfiaba de los poderosos, pero los conocía menos, hoy los conozco mejor y desconfío más. Pero la cosa política no estaba tan deteriorada, por eso yo en algún momento empecé a llamar a Benjamín señor Ministro como irónica muestra de respeto y él me decía señor Presidente. Y así, con esa tratamiento entre autoridades comenzábamos nuestras conversaciones. En aquellos años había una dura guerra en el corazón de África, y creo que Benjamín me aclaró algo el lío entre hutus y tutsis. Su visión estaba más influenciada por los cristianos que trabajaban en África, yo buscaba datos en publicaciones de izquierdas algo más alejadas de Dios y más cercanas a Trotsky o a Marx. Y con mucho respeto contrastábamos nuestras visiones después de leer nuestras informaciones, porque todavía no estaba google para servir los datos fáciles.
Después de hacer la revista con noticias internacionales y solidarias Benjamín hacía muchas copias. Quizá eran 100 o quizá 200. Había gente que las repartían por las parroquias. Otras veces se quedaban allí arrinconadas y apenas las leíamos los que íbamos a las reuniones del 0,7% o a recoger algún libro en la Casa de la Solidaridad. Años después quisieron hacerle un homenaje a Benjamín por su trabajo en la Casa de la Solidaridad, Benjamín iba en el coche cuando anunciaban por la radio su homenaje, pero él dijo que no iba, el mejor homenaje hubiera sido que nadie se olvidara de repartir aquellas revistas.
Con Benjamín hablaba uno de los temas divinos y humanos. En cada conversación yo aprendía mucho. A él parece que le gustaban mis ganas de comerme el mundo, aquella mezcla de muchacho recién salido de la universidad que empezaba en el oficio de periodista con la de ciudadano que quería seguir siendo crítico.

En la plataforma 0,7% había cristianos de base, pero también sindicalistas, ecologistas, izquierdistas sin siglas… Nos unía un deseo de cambiar el mundo, cada uno dejaba su dios o su ideólogo de referencia en casa. Combinábamos la sensibilización con las acciones, también acampamos en los parques, también hicimos asambleas ciudadanas en las calles, también nos miraron con desconfianza desde el poder y desde la izquierda institucionalizada. Como ven, la historia se repite.

En algún momento supe que Nacho González, el fotógrafo que veía por las noches en el Txiki y por la mañana en las ruedas de prensa era hijo de Benjamín. La amistad con Nacho me llevó hasta la casa familiar de Santa Lucía. Y 20 años después volví a discutir con Benjamín. Con el mismo respeto, con las mismas bromas. En Santa Lucía volvimos a recordar aquellos encuentros en la Casa de la Iglesia. Pero en las conversaciones nos fuimos más lejos todavía y Benjamín me contó, por ejemplo, que el día que cumplía 12 años, el 18 de julio de 1936, estaba en Las Palmas y recuerda que vio pasar a los falangistas eufóricos porque Franco acababa de dar el Golpe de Estado. Quizá esa visión del fanatismo en el inició de su adolescencia contribuyó a formar esa personalidad tan respetuosa con las opiniones de todos. En Santa Lucía supe que Benjamín fue profesor de Camilo Sánchez y de Carmelo Ramírez. En Santa Lucía descubrí la cara más familiar de Benjamín, a su mujer, a sus otros hijos, a su hermano Enrique…El caso es que este viernes Benjamín González Araña, el Kennedy, el Arbeja, el Sherif, el señor Ministro… cumple 90 años. Nelson Mandela nació cuando Benjamín cumplía cuatro años, también un 18 de julio. El tiempo es una gran mentira porque yo voy a seguir conversando siempre con Benjamín, una de las personas más especiales que he conocido. Gracias por sus conversaciones, señor Ministro.
@juanglujan

PD: La selección de fotos de Benjamín fue realizada por su hijo Nacho González

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cotidianas, historia, identidad. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Benjamín cumple 90 años…y seguimos conversando

  1. Guillermo ROBAINA MONTEIRO dijo:

    Gran maestro y excelente persona. Un privilegio encontrarlo en el camino.

  2. Benjamin gonzalez hijo dijo:

    Juan, muchas gracias, muy emotivo y lucido, de isabel y pochi

  3. Miguel Hernández Romero (Migueloucho Marx) dijo:

    Muchas gracias por sus palabras, estimado Sr. Doreste, solo expresé con palabras las emociones que el escrito de Juan provocó en mi.

  4. Sebastián Doreste Abreu dijo:

    Mientras clikeaba el espacio “Comentarios” estaba iniciando “in mente” el texto a imprimir, “tocado” por la sensibilidad que emana del artículo de Juangluján, y, al tropezar con las consideraciones que hace Miguel Hernández Romero, me he quedado en suspenso, porque ellas expresan justamente mis propias conclusiones, con una redacción más acertada, sin duda, de la que yo hubiera podido realizar. Agradecido a ambos, por tanto.

  5. ejenenacar dijo:

    Entrañable artículo Juan, al sr. Benjamín Gónzalez, por lo que se desprende, le cuadraría a la perfección ese poema de Brecht sobre los hombres y las luchas. Es bueno, yo diría que fundamental, apoyarse en personas buenas, para llegar a ser mejores. Yo también he podido conocer gente así, que sólo dejaron de luchar para despedirse sin duelo. De nuestro alejamiento no haya sentimiento.

  6. Miguel Hernández Romero (Migueloucho Marx) dijo:

    Sr Juan Lujan, la sencillez y humanidad de tu escrito,artículo o historia, yo le llamaría, vivencias reales, la has trasladado de una forma que me gusta mucho, diría que yo tambien la he vivido, este tipo de vivencias sobre personas y lugares de nuestra tierra son las que nos recrean una existencia muy humana y diría que poética de muchos canarios en el anonimato que viven o han vivido dejando huella sobre todo en personas cercanas sin pedir nada a cambio, te seguiré leyendo para conocer aún mas sobre Canarias y sus gentes con esas “formas” tuya de escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s