Desquiciados. Paco Déniz


desquiciados Paco Déniz

Hace tiempo que anunciamos que el capitalismo desbocado nos iba a desquiciar. No sé por qué se extrañan ahora de situaciones como las ocurridas en el Estadio de Gran Canaria: un botón de muestra de lo que está ocurriendo en medio de un malestar generalizado con un futuro impredecible que nos lleva a actuar, a veces, de manera irracional. Lo ocurrido en el Estadio de Gran Canaria es sólo un indicador de la desesperación de algunos, lo cual no los exime de bandidaje, agresión, analfabetismo profundo, chulería, y cosas similares, ni tampoco de la aplicación de la justicia. Porque siendo el sistema el culpable, algo tendrán que decir las personas. Aun así, creo que el problema es más profundo de lo que a simple vista parece.
Estamos recogiendo lo que se ha sembrado. La desprotección y marginalidad a la que el capitalismo somete a los pueblos, no sólo es económica, sino que incide profundamente en un desarraigo cultural de cualquier tipo de referencias que construyan las comunidades al margen de los grandes emporios. Lo sucedido podía haber pasado en un concierto de música, en una boda o en la cola del paro, porque la gente está harta de no ser nadie, de votar y de contribuir a instituciones que les dan la espalda. Harta de ver a sus padres y madres en paro, o discutiendo porque el final de mes es el día 15. Harta de ser convidados de piedra en una sociedad donde unos se lucran y se dan un festín con los recursos públicos, y otros, a cambio, sólo reciben todo tipo de violencia física y simbólica. Y así se va tirando hasta que el cuerpo aguante. Por eso, lo ocurrido en el estadio, no es sino una celebración del orgullo de los nadie, un motivo más para celebrar el proceso autodestructivo en el que estamos inmersos. La celebración del ocaso de cualquier institución.
Por lo demás, no me creo que el desconcierto fuera sólo para la UD Las Palmas, los del Córdoba tenían más razones para estar descompuestos y fuera de lugar, en cambio se concentraron en el área sin ningún amarillo que marcara el lateral derecho. En fin, un golejo que nos mantiene en la desquiciada metáfora de la segunda división.

*Paco Déniz es profesor de Sociología en la Universidad de La Laguna. Este artículo fue remitido por su autor a nuestro blog para su publicación.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cultura, democracia, desigualdad, fútbol, Paco Déniz. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Desquiciados. Paco Déniz

  1. ejenenacar dijo:

    Me puede explicar qué es la violencia simbólica?.
    Tenía más o menos claro que la gente va al fútbol a descargar muchos tipos de negatividades y frustraciones, lo que viene siendo desconectar de toda la vida; pero a celebrar el ocaso de cualquier institución?.
    Ese “golejo” nos mantiene en segunda, punto. Dónde está la metáfora?.
    En general me cuesta mucho entender su artículo, quizá es que la sociología no es lo mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s