Descansa en paz el proyecto Veredas. José Carlos Martín Puig


proyecto veredas

El Proyecto VEREDAS ha muerto. Los últimos monitores que a muy duras penas lo desarrollaban serán despedidos por el ayuntamiento en los próximos días. Una experiencia educativa, pedagógica y cultural sin igual, con catorce años de rodaje que lo convirtieron en tesoro cultural, también cae. Otro patrimonio “histórico” del Telde en positivo que cae.
Ante ello, me sorprenden algunos silencios. Otros eran de esperar porque lo que pose un día fue, farsa de falsos será siempre. Me decepciona el mutismo de algunos intelectuales, enseñantes y hasta dícense distinguidos prohombres de la cultura y mundo de la educación local, para los que, a tenor de su actitud, debe ser que su concepto de patrimonio cultural sufre de presbicia y su compromiso con la cultura de la comunidad humana en la que viven, como ella, está en peligro de extinción. Me indigna la falta de miras, la ausencia de altura, la ignorantación inoculada en regidores que disfrazan con la crisis su incapacidad, su vagancia, su falta de compromiso, su ausencia de motivación. Me entristece ver cómo cae otro referente que hacía que el nombre de Telde fuera acompañado de halago y no de vergüenza, otra más.

Llamo a esas fuerzas vivas, a esos referentes sociales, culturales e intelectuales de todos los ámbitos, a esos que un día vieron en el Proyecto VEREDAS una iniciativa valiosa, comprometida, coherente y necesaria para que nuestras nuevas generaciones se encontraran con lo nuestro, a que se pronuncien, a que como dice Pepe Dámaso “no se diluyan también en esta vorágine de ceguera identitaria que ya, no sólo nos hurta ser sino sentir, padecer, soñar y vivir”. Y los llamo porque el ninguneo, el desprecio, la falta de interés para salvar Veredas, es antesala y cuarto trastero de lo que ocurrirá u ocurre con ellos y ellas, sólo que a todos se les supone altura y referencia moral para decir algo.
El Proyecto Veredas fue una fabulosa iniciativa de promoción y revalorización de la identidad canaria en los centros educativos de Telde. En 14 años hizo llegar sus valiosas enseñanzas a toda una generación de niños/as entonces, hombres y mujeres hoy; canarios/as formados para ser ciudadanos libres pero también orgullosos conocedores de la identidad del pueblo que los vio nacer o los acogió. Casi no hay niño o niña que estudiara en Telde que no pasara por las enseñanzas de Veredas y pocos son los enseñantes que en sus aulas formen que no agradecieran poder cumplir así con los contenidos canarios que por ley, no por obra ni gracia de los seudonacionalistas que gobiernan la consejería, deberían impartirse.
El Telde de tantas noticias malas, de tanta crispación y peleas de patio de vecinos, el Telde que un día fue ciudad del deporte, ciudad educadora, ciudad del progreso y la innovación en muchos ámbitos, era el único de Canarias que cumplía con ese mandato moral y de su raquítico estatuto de autogobierno que instaba a las administraciones públicas a velar, fomentar, proteger y defender nuestras señas de identidad cultural. Era algo de lo que poder presumir en positivo, sin absurdas petulancias pero con absoluto convencimiento y reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras. Con elogios sinceros y fundamentados así lo hicieron historiadores, arqueólogos, enseñantes, artistas, poetas, conservadores, el mundo universitario y un sin fin de exponentes intelectuales de gran talla, canarios y de fuera de las islas.

Un Proyecto que dejó más de 40 murales de gran porte y tamaño en casi todos los centros escolares del municipio que representaban obras de pintores canarios; que permitió a nuestros niños hablar con personajes históricos de Telde y Canarias gracias a una metodología pedagógica innovadora. Un Proyecto que enseñó a nuestros niños a colocar a su mente y corazón el pasado, presente y hasta futuro de Telde y Canarias. Más de 6000 acciones formativas que llevaron incluso a municipios de otras islas a invitarnos a actos de sus días del libro, al Cabildo de Gran Canaria a pensar en formar a una cantera de promotores de identidad usando Telde como “universidad de ejemplo” o que llevó a los responsables de la Cueva Pintada de Gáldar o al presidente de la Fundación Pérez Galdós a suscribir convenios de colaboración. Un Proyecto que contó con el reconocimiento y apoyo económico de La Caja de Canarias durante casi una década porque Yoya González y Carmen Hernández se lo curraron y la entidad se enorgullecía de hacerlo.
No es verdad que el Proyecto VEREDAS fuera un lujo imposible de sostener económicamente en los tiempos que corren, porque nunca le supuso una carga económica al ayuntamiento cuando los responsables políticos que así lo vieron fueron a buscar patrocinadores externos a la institución. No es moral, ni ético, ni riguroso decir que en estos tiempos de recortes sostener una iniciativa así es hurtarle dinero a cosas más importantes, porque menos importante e inmoral sí que es que se coja esos mismo recursos para contratar a periodistas, voceros y trompetistas varios para hacer bombo, platillo y propaganda a los sepultureros de este proyecto que era ya patrimonio de todos y todas y si me apuran del municipio.
Me decía un asesor del PP por aquellos años previos al Faycán, cuando tuve el honor de trabajar en esa iniciativa cultural, que el Proyecto Veredas pretendía “convertir las aulas de Telde en Ikastolas y si no llega a ser por las miles de firmas que conseguimos entonces de padres y alumnos, Sonsoles Martín ya se lo hubiera cargado entonces. Tuvo que venir otro gobierno del PP, pero con una concejala de CIUCA al frente del área educativa, para querer reconvertirlo y, tras su fracaso en Corea, se planteó usar a los monitores del Proyecto para “organizar Haloween y fiestas infantiles de Navidad”. Nadie podía sin embargo predecir que Daniel Martín, un escritor infantil, enseñante, dícese canarista y ahora concejal de CC, sería el de la puntilla y no moviera un solo músculo por salvarlo. Sus acciones e inacciones les retratan a todos ellos y ellas.

Vayan estas últimas líneas para agradecer, reconocer y elogiar a las casi 50 personas que, como monitores y monitoras, fueron los verdaderos puntales del mismo. Algunos llegaron para sólo trabajar y ganarse la vida ejerciendo su profesión, pero todos y todas salieron con la satisfacción del deber cumplido, enamorados de nuestra cultura y más orgullosos aún de ser canarios, sin ombliguismos estúpidos de por medio. Gracias compañeros y compañeras por la semilla sembrada y los frutos de canariedad recogidos. Gracias por haber sabido estar a la altura, sin importar nuestras diferencias de credo político y siempre levantando la común bandera del sentimiento canario sin más. Gracias Yoya por haberte adelantado a tu tiempo, como en otras tantas cosas. Gracias Carmen y Minerva por bregarlo cuando tocó. Pero sobre todas las cosas, gracias Araceli Sosa, por tu saber estar, mejor sentir y compromiso sin par en ese tesoro cultural que tan pocos pero bien apoltronados han dejado marchitar.
Descanse en paz Proyecto Veredas. Que no puedan hacer lo mismo los que te dejaron morir.

*José Carlos Martín Puig es sociólogo. Fue jefe de gabinete del exalcalde de Telde Francisco Aureliano Santiago.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cultura, historia, identidad, José Carlos Martín Puig, otros autores, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s