Parirás con dolor


Roto parir

A la mujer le dijo: «Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos: con dolor parirás los hijos. Hacia tu marido irá tu apetencia, y él te dominará. Génesis Capítulo 3 Versículo 16.

Y veinte siglos después del nacimiento del hijo de Dios llegaron al gobierno los fariseos. Habían engañado al pueblo. Se habían saltado todos los mandamientos. Bueno, no todos. El primero “Amarás a Dios sobre toda las cosas”. Pero Dios era la Santa Troika (Comisión Europea, BCE y FMI) y su doctrina era el déficit público, que venía a ser exactamente la contraria de “tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber”.
El segundo mandamiento “No tomarás el nombre de dios en vano” lo incumplieron cuando interpretaron el primero de forma falsa. El tercer mandamiento “Santificarás las fiestas” lo aplicaron para ellos mismos, aunque las fiestas las pagábamos entre todos: los confetis de los cumples de los nenes Ana Pastor, la boda de Anita Aznar apadrinada por la mafia, los aeropuertos sin aviones, las reformas del Palacio de la infanta, las cacerías del Rey…
El cuarto “honrarás a tu padre y a tu madre” lo cumplirían con sus padres, pero a los nuestros los pisotearon imponiéndoles el copago a los viejitos, quitando el presupuesto de la Ley de Dependencia, cerrando residencias de mayores para seguir comprando aviones de guerra. El quinto mandamiento “No matarás” lo ignoraron cuando se pusieron a declarar la guerra a un país para expoliar su petróleo, cuando siguieron vendiendo armas a países que violan los derechos humanos, cuando se quedaron solo votando en contra de que no se corte la luz a los hogares de los pobres para que nadie se muera de frío, cuando se pusieron a cobrar los medicamentos a los enfermos crónicos que no tenían dinero.
El séptimo “No cometerás actos impuros” lo aplicaron sólo al sexo, y se pusieron a promover la castidad a su manera, quitando la píldora del día después, apoyando la segregación de alumnos por sexo, saliendo detrás de los obispos en contra del derecho a amar a quien uno quiera.
El octavo “No dirás falso testimonio ni mentirás” no se lo leyeron nunca. Llegaron al poder mintiendo y ejercieron el gobierno desde la mentira. El noveno “No consentirás pensamientos ni deseos impuros” también lo interpretaron como los meapilas. Pero por ejemplo se podía cometer la impureza de indultar a corruptos o a policías torturadores, porque lo importante era ir a las procesiones de semana santa.
El décimo: “No codiciarás los bienes ajenos” lo pisotearon delante de todos nosotros, elevaron a las alturas de la banca, de los ministerios, de su propio partido a evasores fiscales, traficantes de influencias, estafadores de pensiones…
Todo eso hicieron, mujer. Un simple repaso de los mandamientos de la Ley de Dios como el que acabamos de hacer los deja en evidencia. Pero ya ves, hubo un capítulo de la Biblia que no se han querido saltar. Y por eso acaban de meter en el Código Penal el versículo 16 del capítulo 3 del Génesis: A la mujer le dijo: «Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos: con dolor parirás los hijos. Hacia tu marido irá tu apetencia, y él te dominará. Porque te obligarán a parir con dolor. Y después del parto los que precarizaron el empleo y pusieron el despido gratis y te negaron el derecho al trabajo son los mismos que te cerrarán las puertas de los Servicios Sociales, los mismos que si el parto se complica y la criatura sale con una malformación no te darán las ayudas que incluía la ley de dependencia que se han cargado, los mismos que te cobrarán los medicamentos si la criatura nace con una enfermedad que se convierte en crónica. Ellos, tan defensores de los no natos, se olvidarán de los nacidos. Ellos, tan malnacidos, sólo quieren gobernar aplicando la maldición del Génesis: parirás con dolor.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en derechos humanos, justicia, política, sanidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Parirás con dolor

  1. jomule dijo:

    Y, además, obvian lo que dice Mateo 22-21. “Den al César lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios”; en mi opinión quiere decir que el Estado debe separarse de la religión; por ello encuentro un error que el Estado reforme leyes basándose en principios religiosos, cada uno debe ser libre de actuar en estos temas como considere oportuno. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s