Gracias Mandela por tu lucha


“Después de escalar una gran colina, uno se encuentra solo con que hay muchas más colinas que escalar” Nelson Mandela

“Tata todavía está con nosotros. Muy fuerte, muy valiente incluso, a falta de una palabra mejor, en su lecho de muerte. Creo que todavía nos está enseñando lecciones. Lecciones de paciencia, de amor, de tolerancia”, así hablaba hace apenas 24 horas Makaziwe Mandela, la hija del histórico dirigente del Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela. Tata significa “papá” en zulú. Y Mandela fue una especie de papá, de referencia en valores, para millones de personas que nacimos en el siglo XX.
Porque la lucha de Nelson Mandela contra el régimen del Apartheid en su país fue una lucha universal que recogía muchas luchas: contra la colonización europea, contra el racismo, contra la opresión de los ricos (solo eran los blancos) contra los pobres (siempre eran negros). Mandela murió en su casa de Johannesburgo, que se había convertido en una especia de hospital. Algo inconcebible en Sudáfrica hace 95 años, cuando él nació. Las casas de los negros no tenían las condiciones mínimas, mucho menos una casa con unidad de atención intensiva como se había instalado en su vivienda.
Leo que acaba de morir Nelson Mandela. Mandela murió de viejo, pero también murió por las secuelas que le dejaron 27 años de cárcel en condiciones indignas, en aquellas prisiones comenzaron sus problemas respiratorios. En el instituto, cuando empecé a interesarme por las cosas que pasaban en el mundo, me llegaron las primeras noticias de Nelson Mandela. Un africano negro que estaba en al cárcel para luchar por la libertad de su pueblo que estaba oprimido por la minoría blanca. Un régimen bendecido por la Europa que se proclamaba amante de la libertad frente a las “dictaduras comunistas”. En Sudáfrica los comunistas estaban con los negros, eran negros que forman parte del Congreso Nacional Africano junto a otros posicionamientos ideológicos.
Conviene recordar que Margareth Thatcher llamo a Mandela “terrorista”. Lo digo porque ahora en las redes sociales saldrán admiradores de Madiba debajo de las piedras, y también debajo de las gaviotas. Y hay que elegir. O se admiraba a la Thatcher o se admira a Mandela. No se puede admirar a Mandela y cantar su lucha por la libertad mientras se mantienen leyes de Extranjería y vallas con cuchillas en Melilla. No se puede admirar a los luchadores por la libertad y aprobar leyes para meter en la cárcel a los manifestantes que piden dererechos sociales y libertad.
Desde Sudáfrica llegaban las noticias del prisionero Mandela, pero también llegaba el refresco Appletiser. Era mi refresco preferido. Hubo una campaña de boicot a productos africanos. Me sumé a la campaña dejando de beber appletiser mientras Mandela estuvo en la cárcel. Su liberación la celebré brindando con el refresco de manzana. Un pequeño gesto por un hombre grande. Gracias Mandela por tu lucha.

Nelson Mandela ANC

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en África, democracia, derechos humanos, historia, Internacional, justicia, memoria histórica, Obituario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s