La estampida del Congreso. Paco Moreno


Como si de un documental de animalitos de La 2 se tratara, el jueves pudimos ver por la tele cómo se produce una estampida. No hizo falta ir a rodar la escena a la sabana africana o a las praderas del salvaje oeste. Fue en las Cortes españolas, y a falta de bisontes, los protagonistas de la violenta estampida fueron sus señorías los diputados. Como una manada más, sonó la campana y salieron de sus escaños como alma que lleva el diablo, haciendo honor al nombre de la calle donde reside la soberanía nacional: la Carrera de San Jerónimo.
Más que carrera, fue un carrerón. Venía un puente largo, y no era cosa de empezarlo mal perdiendo el avión o el AVE que les llevaría a casa. Si para resolver la crisis se dieran la misma prisa que para salir echando leches del hemiciclo, tal vez hoy no habría tanta desafección política. Tratándose además de los padres de la patria, a ver ahora quién le dice a los niños que esa no es manera de salir de clase.
No se qué pensarán ustedes, pero ya que los teatros se han vuelto imposibles por culpa del IVA, es destacable el esfuerzo de sus señorías por entretenernos con los espectáculos que ellos mismos producen. Lo mismo se ponen a patear y dar manotazos a los escaños, a abuchear e interrumpir al que habla, que ponen pies en polvorosa para no perder el antepenúltimo tren que les debe devolver a su circunscripción.
Había que celebrar el día de todos los Santos, pero para mí que esas prisas no se debían a la necesidad de llegar a tiempo a los cementerios. Allí hay pocos votos que captar y tampoco es cosa de alterar el descanso eterno. Para unos señores cuyo trabajo es hablar y negociar leyes, seguro que prefieren mejor la fiesta del truco o trato. Aunque no podamos consumir, seguimos viviendo en la sociedad del consumo, así que mejor la fiesta de Halloween con consumición incluida que la fiesta de los difuntos, que, como indica su propio nombre, siempre ha sido un muerto de fiesta. Hay que estar siempre a la última.
Si los servicios de inteligencia americana han tenido que leer los whatsapp de estos días, no sabrían si están escritos en Teror o en Oklahoma. Nos quejamos porque nos espían, pero en cambio no nos importa lo más mínimo que nos invadan culturalmente. De hecho, ellos se hacen los muertos vivientes un día, y nosotros llevamos ya cinco años sin quitarnos ese disfraz.
De hecho, lo que parece que ha ocurrido con eso del espionaje a nuestros mensajes es que, para no sentirnos inferiores, nos hemos estado espiando a nosotros mismos, y luego se lo hemos entregado a los americanos para poderles acusar de que nos espían. Al fin y al cabo, si no te vigilan es que no eres importante. Para la marca España, es de mucho valor que nuestros presidentes del Gobierno también se sientan espiados por Obama. Así al menos pueden ser escuchados en la Casa Blanca sin necesidad de recibirlos en el despacho Oval.
Para no ser menos que los demás, también nosotros hemos convocado esta semana al embajador americano, para que nos confirme si efectivamente recibieron y han podido escuchar todos los mensajes que les hemos suministrados.
Cumplido el trámite oficial, al embajador y a los espiados ya sólo les quedaba esperar al jueves por la noche para disfrutar de la fiesta. De la americana, por supuesto. Que para aburrimiento, ya tenemos en este país los días laborables sin trabajo.

*Paco Moreno es periodista. Fue director del área Audiovisual de Prensa Ibérica, de Televisión Canaria, de Antena 3 Las Palmas y director de Informativos de TVE-C. Esta columna de opinión fue realizada para la sección “una semana menos” que cada viernes realiza Paco Moreno en La Ventana de Canarias en la cadena SER.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en La Ventana, otros autores, Paco Moreno, política, Radio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s