Soy del mundo desde aquí


Puede usted aprovechar el día para descojonarse de la gente que se pone el cachorro como un disfraz, también puede usted reírse de los ombliguismos, incluso podría usted decir que no quiere renunciar a ver la vida desde unos peñazcos, que no quiere que le impongan la lectura de Pedro García Cabrera, Lezcano, Alonso Quesada, Isabel Medina, Víctor Ramírez o Pepa Aurora en la escuela a sus hijos. Lárguese usted un discurso sobre la universalidad y el cosmopolitismo que siempre queda más estupendo que la defensa de la belleza única del barranco de mi pueblo.

Ya sé que la música no se acaba en Taburiente, ni en las letras de Néstor. Por supuesto que los versos de Tomás Morales no tienen por qué esconder los de Darío, Neruda o Miguel Hernández. Tampoco sería bueno que los pibes que estudian Historia del Arte sólo vean los colores de Oramas, los delirios de Oscar Domínguez o la pinturas de Facundo Fierro o Juanjosé Gil .

Me dirá usted que más volcanes hay en Hawai, más playas en México o más montañas verdes en cientos de archipiélagos. Y ya puestos, puede usted soltar esa ocurrencia de Unamuno (desterrado a Fuerteventura) de que el nacionalismo se cura viajando, puede recordar que los nacionalismos generan monstruos como Hitler y puede rematar diciendo que fuerte bobería eso de pensar en patrias pequeñas o en la multiplicación de fronteras en plena era de la globalización (discurso muy recurrido por cierto por los nacionalistas españoles que han redactado racistas leyes de extranjería).
Y para que no se sienta solo, saltará alguien que lo ha escuchado atentamente y se pondrá a decir que con más de un 30% de desempleo, con nuestro liderazgo en pobreza y después de tantos años de olvidos no estamos para fiestas patrias y, por supuesto, que sería suicida pedir más autogobierno porque significaría dar más poder todavía a estos cáncamos que llevan más de 20 años en el machito de esta comunidad ultraperiférica.

Permítame ahora que hable yo. Mi infancia es un paisaje de barrancos y playas de la isla que me vio nacer. La adolescencia fue una fiesta de amistad bajo el cielo estrellado de la caldera de Taburiente, también fue acampada en el paraíso de Papagayo y parrandas en Fuerteventura y La Laguna. El Hierro fue año nuevo de pasión y la Gomera lindos pateos bajo un techo de laurisilva. En La Graciosa acabé de leer la universal “Cien años de soledad” y después de varias visitas todavía me quedan algunos senderos por descubrir.

No pretendo contarle mi vida. Sólo quería dejarle claro que después de patear miles kilómetros, pasar muchas fronteras y escuchar un montón de lenguas, la conclusión es sencilla: País viene de paisaje y con estos paisajes de estas islas crecí. Tuve la suerte también de conocer ciudades grandes y pueblos pequeños de varios países de Europa. Fui vecino de Bilbao, vi Molmö desde el tren, me bañé en las playas de Öland en el báltico sueco, pasé frío en Copenague y me perdí en aldeas africanas sin luz, también en los laberintos urbanos de Dakar y Banjul. Crucé el océano para encontrarme con los mayas de Guatemala y los de Méjico, me quedé prendado de los descubridores auténticos de América (las decenas de etnias y culturas que llaman indias), aborrecí el repetido paisaje turístico de Cancún o la desigualdad violenta de ciudad de Guatemala, me perdí en las coloridas calles de Pelourinho entre personajes de Jorge Amado sin necesidad de saber hablar portugués y escuché recitar versos de Martí en Pinar del Río.

El mundo es muy grande. Pero qué quiere que le diga. A mí me tocó este país volcánico, no lo elegí. Pero es el mío. Tampoco elegí a mi madre ni a mi padre. Que no son los mejores del mundo, pero usted me los respeta. Dicen que hoy es el día de Canarias. Cuentan que eligieron la fecha para conmemorar un parlamento que nació casi sin piernas, con un estatuto de autonomía para menores de edad. He estado muchas veces en ese Parlamento que fue conservatorio de música. No sé si hay otro en algún país del mundo con pinturas que representan el momento de la conquista, la estampa de la dominación, como si fuera un momento del que presumir.

Pero sepa usted que más allá de esa estupidez histórica, más allá de la pena o la risa (en algunos casos el profundo respeto) que me inspiran los que se sientan en los sesenta escaños. Sepa usted que aunque también se puede recurrir al tópico : el día de Canarias es todos los días. Si hoy toca pensar en quiénes somos, dónde estamos, de dónde venimos y adónde vamos. Servidor declara solemnemente que como escribió Pedro Guerra y cantó Marisa en el Taller Canario de Canción. Soy de un país, soy de aquí, de donde el mar llega al final de cualquier casa. Soy del mundo desde aquí.

No celebre usted nada, está en su derecho. Sepa que yo tampoco me pondré un cachorro ni un chaleco hoy. Pero me parece positivo que celebremos que somos pueblo a pesar del trabajo en contra de este mismo pueblo realizado por esos que vemos estos días poniéndose de pie mientras suena un arroró o soltando discursos para erigirse en defensores nuestros, esos mismos que cada vez que han podido elegir entre el paisaje (que viene de país) y el dinero para sus amigos, siempre han votado por lo segundo. Esos mismosque nos quieren salvar después de habernos dejado tirados en el barranco de la desigualdad social y la ignorancia colectiva.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en historia, nacionalismo, política. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Soy del mundo desde aquí

  1. Leopoldo O'Shanahan Roca dijo:

    La tierra y la gente, Juan. Eso es lo que tenemos que celebrar todos los días. La tierra que nos de sus frutos, la gente para trabajarla. Llamemos “tierra” a tus micrófonos, a los pasillos y a las aulas, al podio del director de la orquesta sinfónica, y al timple del director de un grupo musical y todo el grupo, al bisturí del cirujano y al mazo del juez, al volante del chófer de guaguas, a las manos del padre que rema a su hijita en el parque, al mismo padre que prepara el potaje de la familia, y el técnico electricista del estudio de radio y televisión…Todo eso es la tierra y todo eso es la gente. Concentremos en un sólo día todo eso, le damos una fecha, el 30 de mayo, dejamos el trabajo habitual y nos vamos a celebrar “nuestro” día, el de la tierra y la gente de nuestro entorno. E invitemos a los que se han apropiado de todo ese patrimonio cultural y afectivo importándoles muy poco nuestra cultura y nuestras relaciones de amistad, a que dejen sus privilegios, a que nos devuelvan nuestras cosas, y si no, que se vayan. Yo voy a celebrar contigo el día de nuestra tierra y de nuestra gente echándonos un roncito con una tapa y recitando un poema de García Cabrera, oyendo el virtuosismo de Kraus o de Benito Cabrera sin excluir la cultura y los sentimientos de cualquier otro pueblo del mundo. En este archipiélago celebremos nuestro día y el de todos los otros pueblos.

  2. Alberto de Lorenzo dijo:

    Excelente articulo Juan. Lo comparto todo. Pero también resaltar lo que voy descubriendo de “lo nuestro” con la excusa del dia de Canarias.

  3. Conchi dijo:

    Me identifico con tus palabras, me encanta celebrar “Canarias”, me gustaría que siempre la tuviéramos presente(al fin y al cabo es lo único que tenemos a muchos cientos de km.a la redonda) me encanta vestirme de canaria(aunque pase calor) no llevo cachorrro pero sí pañuelo y sombreo, no me importa lo que la gente de mi piense, no me siento ridícula, al contrario, y respeto a quien no le guste, a mi tampoco me gusta algunas otras vestimentas y otras celebraciones foráneas donde muchos canarios participan porque piensan que están más a la moda. Me gusta nuestro origen, nuestras costumbres, nuestro folklore, nuestra gastronomía…. me gusta todo. Me siento muy segura de “lo nuestro” porque lo vale. Quien lo quiera celebrar que lo celebre, con cachorro o sin cachorrro,

  4. Jorge Dorta dijo:

    Felicidades por el articulo, coincido plenamente con el contenido del mismo. ¿como pretende nadie ser ciudadano del mundo si no sabe ser ciudadano de la tierra que pisa?

  5. Dulce González dijo:

    Comparto lo expuesto. Además no sé para que tanta defensa de lo canario, si cuando tienen llenar de cemento las costas canarias y perforar en las aguas lo permitimos.
    Me encanta vivir en esta isla y adoro la calidad de vida que tengo aquí. No quiero vivir de momento en otro sitio, pero menos parranda y más respeto por el entorno oiga.

  6. ANTONIO AGUADO SUAREZ dijo:

    Querido Juan, excelente como todo lo que escribes. Aunque como dejas claro, también por las circunstancias, soy (y me siento muy orgulloso) canario. Pero por convicciones no soy nada nacionalista (respeto a quienes lo son) y por si acaso existe vida en otros planetas y para que no me acusen de nacionalista terrícola, me considero persona del Universo.
    Pienso que se valora más desde la añoranza y lejanía a nuestra querida Canarias y es lo que me pasó durante mis ocho años de emigrante en Londres. No pretendo dar clases de canariedad a nadie, pero tampoco las admito.
    Tengo por “himno” la canción de John Lennon IMAGINE que pienso lo describe todo.
    Un abrazo y sigue tal y como eres (coherente).
    Antonio Aguado Suárez

  7. Lo comparto todo. Parecía que habían puesto mi pensamiento por escrito. Claro que tengo más edad, estoy jubilado ya. Entonces, la conclusión será que usted escribe como un viejo. Y sabe que decir eso en Canarias, no es un insulto, es una prueba de respeto. A decir verdad, no concuerdan todos los datos del escrito con mis vivencias; también he tenido la suerte de visitar y/o vivir en esas u otras ciudades del mundo y por ello querer aún más el lugar donde vivo. Sé de la añoranza del canario. Y que la frase “no hay tierra como mi tierra”, es de provincianos. Porque la tierra es como la madre -mejor que la mía ninguna- , pero eso lo diremos todos los habitantes del planeta. Prefiero entonces decir: Yo quiero tanto a mi madre como tu a la tuya. Un abrazo.

  8. Chema Tante dijo:

    “Ca’uno es ca’uno”, decía mi difunta abuela. Y creo -ya lo reconoce el propio Juan- que tanto derecho tiene quien siente que el 30 de mayo es un día tan bueno como cualquier otro para celebrar que se es de -o se vive en- Canarias, como quienes pensamos que no está la cosa para celebraciones hueras.

    Porque a mí me parece que ese es el meollo de la cuestión. Compartimos la alegría por sentir esta canariedad nuestra, pero rechazamos que se instituya un día más para vestirse el ropaje mago o maúro y para que los centros comerciales recomienden que se consuman productos isleños, como si no hubiera que hacer eso mismo el resto de los días.

    No. Yo sigo pensando que no seré menos canario por pensar que no hay nada que celebrar. Ningún día.

    Lo que sí celebro -y mucho- es segir siendo amigo -y mucho- de tipos como Juan García Luján, Josemi Martín, Enrique Bethencourt, Raúl Vega y tantos otros que piensan otra cosa. Y por muchos años, hasta que llegue el feliz en que, al fin, sí haya mucho de qué alegrarnos, el 30M y los restantes.

    http://www.lacasademitia.es/articulo/sociedad/soy-del-mundo-desde-aqui-juan-garcia-lujan/20130531054743018537.html

  9. Sabes que Juan, me has emocionado. Añades valor a lo que pensaba, se aproxima mucho a lo que cuentas aquí. Soy canario. Celebro el día de Canarias todos los días y me pongo el cachorro cuando me da la gana. 🙂 Enhorabuena y saludos.

  10. Angel Rivero dijo:

    Excelente,Juan,como siempre..si llevara cachorro me lo quitaba ante tí…

  11. Pingback: Soy del mundo desde aquí | Tamaimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s