Cuando Chávez fue interrogado por periodistas canarios


Chávez Canarias

Este oficio de periodista tan denostado por la ciudadanía según la última encuesta del CIS te da a veces oportunidades que no tienen otras profesiones más queridas y mejor pagadas (llámese bombero o albañil). Puede ocurrir, por ejemplo, que alguna vez te sientes en la misma mesa que un Jefe de Estado. Y eso me pasó con Hugo Chávez, dicho sea como introducción y para echarme el pisto.

Un servidor era director de Informativos de Canal 9 Las Arenas. El presidente Román Rodríguez había invitado a los directores de los medios a un encuentro sin micrófonos con el presidente venezolano, que se estaba de visita oficial en Canarias. Fue en febrero del año 2000. El consejero delegado de la tele me llamó a su despacho y me dijo: “hay un encuentro de directores de medios con Hugo Chávez, ni el director ni yo vamos a ir, ¿quieres ir tú?”. Por supuesto, pensé y le dije. Y allí fui.

Román Rodríguez le dio la bienvenida a Chávez y nos presentó al presidente venezolano. Nos sentamos mientras los gráficos grababan y hacían fotos, después comenzó el encuentro si n micrófonos. Hugo Chávez nos puso al día de la situación del país después de las inundaciones que habían ocurrido tres meses antes y que habían afectado a muchas zonas habitadas por emigrantes canarios. Dio unas pinceladas de la situación del país y comenzó el turno de preguntas.

Aquello no fue un intercambio de ideas con un jefe de Estado de un país amigo que había sido invitado por nuestro gobierno. Aquello fue un interrogatorio en toda regla, bueno, sin reglas diplomáticas. Se le recordó el golpe de Estado que Chávez había protagonizado en 1992 contra Carlos Andrés Pérez (curiosamente algunos de los que lo hicieron no llamaron golpe de Estado al que sufrió el presidente Chávez dos años después de su visita a Canarias). Las preguntas también hicieron alusiones a la corrupción, al poco talante democrático de los militares que estaban con el gobierno.

Recuerdo que incluso se hicieron alusiones al programa “Aló presidente” como muestra de lo poco serio que era el invitado de Román Rodríguez. Me sentí abrumado ante tantas lecciones de democracia proferidas por los directores de medios de comunicación canarios de entonces, así que tras la bromas sobre “Aló presidente” me decidí a abrir la boca. Se me ocurrió comentar que me llamaba la atención tantas críticas a la aparición semanal de un jefe de estado en la tele cuando en el caso español además de la presencia del presidente diaria en los telediarios del canal público también se daba el caso de la compra de una cadena de televisión privada por parte de una empresa pública dirigida por un amigo del presidente del gobierno. Me refería a la operación de compra de Antena 3 por parte de Telefónica durante el gobierno de Aznar. Reconozco que cuando lancé el comentario no me di cuenta que al lado mío estaba Paco Moreno, que me dio un discreto rodillazo y me sonrió. Paco Moreno era el director de Antena 3 en Las Palmas, pero no se enfadó conmigo.

No recuerdo cuánto duró el encuentro con Hugo Chávez, pero me sorprendió su capacidad para responder a las preguntas más desagradables sin mostrar ningún malestar ante sus interlocutores. Meses después estuve en Venezuela con la televisión autonómica para cubrir la visita del presidente Román Rodríguez, también allí vi al presidente Chávez en el Palacio de Miraflores, aunque fue una visita protocolaria y rápida del presidente Román Rodríguez. Y en abril de 2002 me tocó ir a la chalet presidencial de Ciudad Jardín para grabar las declaraciones de Román Rodríguez valorando el golpe de Estado contra Hugo Chávez. El presidente canario no tuvo mejor ocurrencia que decir que Chávez había dividido al país y pidió unas elecciones democráticas y una transición pacífica en lugar de solicitar la rendición de los golpistas. Las relaciones exteriores del gobierno canario las llevaba Francisco Aznar, un hombre de ATI recaudador de votos emigrantes y, por tanto, antichavista visceral.

Ahora que se acaba de morir Chávez y se montan tertulias de cinco contra uno, cinco hablando de “dictadura en Venezuela” y uno intentando dar otro mensaje. Ahora me apetecía contar este encuentro de Chávez con periodistas canarios. No subiré a Chavez a los altares ni lo descenderá a los infiernos, en eso coincido con Iñaki Gabilondo. Pero no me imagino un encuentro con otro Jefe de Estado extranjero (de democracia o dictadura) donde se pudiera usar ese tono con el invitado. Como muestra un botón: lo más/menos parecido que he vivido al encuentro con Hugo Chávez fue una reunión en Tenerife con el príncipe Felipe. Ocurrió unos años antes de la visita de Chávez. Reconozco que ahí no me dieron opción de elegir, mi directora en Onda Cero Canal 28 me dijo que tenía que estar en ese encuentro representando a otra de las emisoras asociadas. También fue un encuentro sin micrófonos. En teoría el heredero de la Corona quería tomar el pulso a la sociedad canaria a través de representantes de los medios de comunicación. Fue en el hotel Mencey.

No hubo interrogatorio. Todo era “Señor”, “Señor”, “Señor”, al más puro estilo de Jesús Hermida. Felipe de Borbón preguntó cómo iba el turismo, dio algunos datos que se había estudiado bien sobre la economía canaria. Algún director de periódico se permitió contar chistes de chicharrero-canarión. Otro sobre “el tema del que no se puede hablar”, en relación a rumores sobre noviazgos del príncipe. Otro preguntó por la diferencia entre navegar en Canarias y en el Mediterráneo. Siempre que recuerdo esas dos reuniones tan diferentes de periodistas con Hugo Chávez y con Felipe de Borbón (en muchos casos repetimos) me asalta una gigantesca duda ¿ por qué fuimos tan valientes con un caudillo latinoamericano que nos podía haber fusilado y tan serviciales con un príncipe democrático que no nos iba a hacer nada?

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en periodismo, política. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Cuando Chávez fue interrogado por periodistas canarios

  1. Gustavo dijo:

    Buena reflexión Juan:
    “Siempre que recuerdo esas dos reuniones tan diferentes de periodistas con Hugo Chávez y con Felipe de Borbón (en muchos casos repetimos) me asalta una gigantesca duda. ¿Por qué fuimos tan valientes con un caudillo latinoamericano que nos podía haber fusilado y tan serviciales con un príncipe democrático que no nos iba a hacer nada?”

  2. Pingback: De cuando creí conocer a Chávez | Tamaimos

  3. Sebastián Doreste Abreu dijo:

    Las declaraciones de Román Rodríguez, en abril de 2002, referentes al golpe de Estado contra Hugo Chávez, a que hace referencia García Luján, me dejan anonadado. Increíble de un político que he considerado siempre progresista…Esperemos haya sido un análisis precipitado.

  4. ANTONIO AGUADO SUAREZ dijo:

    Gracias Juan por mantenernos informados en contra de lo establecido.

  5. Pingback: Diferencias entre una entrevista a Chávez y una al Príncipe

  6. ¡Qué bueno eres, Juan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s