Tres años de Guinguinbali.com


guinguinbali africa

En Canarias el nombre de África aparecía en los medios de comunicación con dos caras: los desesperados de la tierra que llegaban a nuestras costas en barquillas (si morían en nuestras playas podían ser enterrados en cementerios majoreros o conejeros bajo una lápida de cemento que ponía “inmigrante número…”). La otra cara eran los viajes de cámaras de comercio y patronales financiados con dinero público, allí iban los periodistas empotrados y pagados por los organizadores. Unas veces se visitaba a un dictador, otras a un monarca, otras a otros empresarios.

En los viajes se hablaba de abrir líneas aéreas y marítimas con las islas, de usar a Canarias como plataforma tricontinental (una de las expresiones más vacías que se han repetido en los medios en los últimos años). En esos viajes, los mismos políticos y empresarios que se llevaban las manos a la cabeza por la “invasión” de pateras, hablaban de mejorar las comunicaciones para ir a África a venderles nuestros productos o para que nos visitaran los ricachones del continente vecino.

Así era África, con su cara A (cayucos, barquillas, pateras) y su cara B (cámaras de comercio, gobierno, negocios de día, puterío de noche, esto último no se contaba). Ambas caras lejanas a la sociedad africana y a la sociedad canaria. Ambas caras llenas de tópicos. Ambas caras en las que no se profundizaba, no se contaba que en cada cayuco había 30 historias diferentes pero una historia común: la de las relaciones internacionales económicas injustas, la del Norte que explota recursos del sur que no paga a su precio real, la del Norte que vende caro y compra barato.
Y así llegamos al 26 de febrero de 2010. Hoy hace 3 años. Nació Guinguinbali. Cuatro periodistas que podían seguir en redacciones que les daban (qué tiempos aquellos) cierta estabilidad laboral, de horarios y de ingresos deciden cambiar sus rumbos. Dicen adiós al periodismo de redacción, de ruedas de prensa, de contrato por cuenta ajena. Y se atreven a poner ahorros y tiempo en un proyecto. Hablar de África desde África. Escuchar a los africanos sin intermediarios. Hablar con África desde Canarias. En español, en inglés y en francés. Sin intermediarios. Sin agencias internacionales al servicio de París.

Txema Santana, Laura Gallego, Pepe Naranjo y Nayra Moreno. Nació Guinguinbali.com entre el interés y el escepticismo. A su presentación acudieron cónsules africanos, representantes de Casa África, activistas de ongs, empresarios interesados en África, alcaldes, concejales de solidaridad. ¿Sueño de hippys?¿Locura de periodistas?¿Se alquilarán?¿Los comprarán cámaras de comercios, gobiernos que violan derechos humanos, inversores de mentalidad colonialista?

La respuesta la podemos ver tres años después. Gracias a Guinguinbali conocemos más y mejor a África. Gracias a Guinguinbali nos hemos enterado de las tragedias de los homexuales en algunos países, de lo que ocurrió en tiempo real en el campamento de la dignidad en el Aaiún, de lo que piensan los muchos intelectuales que en África existen, de los foros sociales africanos, de las preguerras, guerras y posguerras.

En este aniversario Txema, Laura y Nayra escribieron un artículo en el que resumen el proyecto como el encuentro con el maestro Pepe Naranjo. Y Pepe se hizo maestro viviendo el periodismo como Kapuscinski, escuchando a la gente para contarnos sus historias, haciendo periodismo de guerra en las guerras y no en hoteles con aire acondicionado. Pero Guinguinbali es más que ese encuentro entre un maestro y tres periodistas un poco más jóvenes.
Txema, Laura, Nayra o Pepe no han hecho negocio. Pero con Guinguinbali nos han hecho más rico a todos: a los africanos porque les prestaron un altavoz y a los canarios y a los cientos de miles de lectores del resto del mundo porque en estos tres años hemos podido comprobar que África no se puede resumir en las dos caras simplonas que nos contaban en los periódicos canarios los periodistas empotrados en los tanques de las cámaras de comercio o en los comunicados de la Delegación del gobierno.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en África, inmigración, Internacional, periodismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tres años de Guinguinbali.com

  1. Sebastián Doreste Abreu dijo:

    Cuando se nos cuenta la labor desinteresada y solidaria de profesionales que denuncian los horrores de una sociedad decadente, solo movida por el ansia de poder y dinero, parece que se enciende una pequeña luz de esperanza…Hacen falta que brillen juntas muchas pequeñas luces de esta naturaleza que pongan al descubierto el daño inmisericorde que el sistema económico imperante está produciendo en la vida de los pueblos. Pero, el entorno está lleno de pomposos ecos: productividad, rentabilidad, competitividad, y demás vocabulario mercantil, basados en el egoísmo y la corrupción. Cuando el periodista cumple con su verdadera función, contar la verdad, requisito deontológico básico – ignorado por algunos medios- ilumina todo a su alrededor y hace posible que en el horizonte de la Humanidad brille esa esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s