¿Ajustes en el gobierno o ajuste de cuentas?


ajuste de cuentas

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Eso decía el título de una película. En la política suele pasar. El poder suele usar un diccionario que cambia los significados de las palabras. Ocurre hace siglos. Los cronistas de la conquista de Canarias y América llamaban “pacificar” al genocidio, hoy llaman intervención militar a las invasiones para el control de los recursos naturales. En el diccionario gubernamental se llama políticas de austeridad a l desmantelamiento del Estado del Bienestar y reforma laboral a la supresión de los derechos de los trabajadores.

Por eso no debe extrañarnos que el gobierno canario después de asumir también el diccionario de Rajoy cuando llama “reestructuración de los servicios sanitarios” al cierre de plantas de hospitales públicos y la condena al paro del personal interino, ahora quiera hacer sus propias aportaciones al diccionario. Este jueves llamó “ajuste decargos públicos” al o que en realidad fue un ajuste de cuentas.

El ejemplo más claro es el despido del Viceconsejero de Asuntos Sociales, Melchor Núñez. Lo había pedido hace meses la dirección de su partido, el CCN. Pero su presidente Nacho González se estaba portando mal, estaba demasiado pegadito a José Manuel Soria. Como el CCN es una veleta política, que se mueve según el viento, a Nacho se le ocurre romper el pacto con el PP en el cabildo de Gran Canaria y denunciar ante la Fiscalía a Juan Domínguez (al que llama públicamente “corrupto”). Pues habrá que premiar a Nacho, y le hacen caso y destituyen meses después de que lo pidiera el Centro Canario de Nacho a Melchor Núñez y de paso suprimen la viceconsejería de Asuntos Sociales que, total, tampoco hay tantos problemas sociales como para tener que hacer un seguimiento directo.

El viceconsejero de Cultura Alberto Delgado ha estado de baja por razones de enfermedad, pues se quita la viceconsejería de Cultura pero se crea la Dirección de Cultura y se coloca al técnico de Canarias Cultura en Red Xerach Gutiérrez. También se suprime la Viceconsejería de Energía que ocupaba Paquita Luengo, ya la consejera se encarga de todo (eso también ocurría antes cuando, por ejemplo, Margarita Ramos encargó un estudio sobre las energías renovables en Gran Canaria a Roque Calero sin contar con Luengo).

La supresión de varias direcciones generales también obedece más a razones internas de los partidos que están en el gobierno que a un plan de reducción de la administración. Estefanía Castro ya no era la líder de las juventudes socialistas, así que José Miguel Pérez no tenía ningún compromiso interno para mantenerla como Directora de Juventud , y se aprovechó para suprimir esta dirección general. Con los problemas que ha tenido el gobierno para pagar a las Farmacias era absurdo mantener la Dirección General de Farmacias. La Dirección de Aguas se suprime después de tener un año a un señor que no había asumido el cargo. Ahora el PSOE está en el gobierno y por tanto no hace falta el Plan de Medianías de la Gomera para luchar contra Casimiro, así que se suprime el invento.

Uno es crítico con el gobierno del Mencey Paulino y su comparsa psoecialista, pero escuchar al PP criticar el número de asesores de Rivero cuando en el cabildo de Gran Canaria y el ayuntamiento de Cardona tienen más consejeros (cabildo) y concejales (ayuntamiento) que los que les dieron los ciudadanos, en contra de su promesa electoral, pues da bastante risa por no usar otras palabras. El maestro de periodistas Pepe Alemán lo ha escrito muchas veces: una cosa es una cosa y otra cosa son dos cosas. Pues eso, que no debe confundirse un plan de ahorro de costes de la administración con quitar algunos carguillos a gente que ya no son importantes para los actuales dirigentes socialistas o suprimir algunos departamentos que en muchos casos sólo han servido para colocar a militantes fieles a la causa.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Economía, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s