Carbón. Paco Déniz


carbón

Este es un buen año para dejar carbón, pero nada de carbón dulce o de ese para los asaderos, no señor, estoy hablando de carbón con algo de radioactividad. Nada de simbolismos, actos malignos de verdad. Porque hay gente muy mala, malísima.

Hay muchos fantoches que han firmado y mandado al paro a cientos de miles de personas a las que se les ha destrozado la vida de su familia. Muchas políticas bancarias que han provocado el suicidio de personas tranquilas y provocado la depresión de cientos de miles de personas hasta el punto de que en el hospital han dado la orden explícita de que no se informe de la cantidad de personas que, o bien ingresan, o bien van a consulta psiquiátrica por intento de suicidio. Dicen que de lo contrario se crearía alarma social, como si ya no estuvieran encendidas todas las sirenas. Porque no son luces navideñas lo que se han encendido en las calles, sino alarmas por cada ciudadano caído en desgracia.

Por eso, insisto, es el momento de dejar carbón en las casas de los jefes provinciales del PP, y en la casa de quienes diciendo que son oposición actúan como delegados provinciales sin discurso, sin política, sólo preocupados por los liderazgos.

Pero sobre todo, hay que dejarle carbón radioactivo al presidente de la CEOE de Tenerife y déspotas similares que sigue sin poder apretarse el cinto y diciendo que hay que despedir a 5000 empleados públicos. No se pueden ir de rositas. No pueden mandarnos a todos al caos, a la miseria, a la desilusión y andar por la calle tranquilamente como si fueran personas respetables, o creérselo siquiera.

Por eso, el carbón sería una buena metáfora de nuestro desprecio, pero carbón con algún componente radioactivo, insisto. A lo mejor altera el transcurrir de sus neuronas. El único problema es buscar al importador subvencionado (REA) de este mineral y negociar una partida buena de Ucrania, EEUU o de Chernóbil, algún sitio peligroso de esos que salen en la tele.
*Paco Déniz es doctor en Sociología y profesor en la Universidad de La Laguna. Este artículo fue enviado a nuestro blog para su publicación.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en justicia, otros autores, Paco Déniz, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s