Julia y los Excelentísimos en un martes de desahucio


Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.
Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas
pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo
con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las
plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

Este martes 22 de mayo no será un día normal para Julia. Pero este martes 22 de mayo sí será un día normal para los padres de la patria y para los hijos de sus madres. El Excmo. Alcalde Juan José Cardona acudirá algún acto oficial con su sonrisa siempre puesta ante los flashes de las cámaras, con su personal responsables de protocolo, comunicación, chófer y asuntos varios. Lo mismo le ocurrirá al Excmo. Presidente del Cabildo que quizá lea la prensa mientras el coche oficial le traslada desde su casa a la sede de la corporación insular. A esta hora quién sabe si el Excmo. Paulino Rivero está ya en un coche oficial especial alquilado en Madrid para ir a la Moncloa a ver a Mariano Rajoy
para una foto que entre billetes de avión, hoteles y dietas del séquito presidencial quizás cueste 5 ó 6 veces más que la deuda de 1.200 euros que Julia tenía con Banesto. También el Excmo. vicepresidente y consejero de Educación José Miguel Pérez tendrá un día normalito, aunque estará pendiente de la huelga en Educación. Y el Excelentísimo Diputado del Común viajará a Madrid para dar una conferencia en la Casa de Canarias en Madrid, donde será presentado por Paulino Rivero. Y qué decir de la Excma Inés Rojas, diputada en el Parlamento y, al parecer, responsable de Asuntos Sociales, Vivienda, Cultura, Menores y tantas cosas que la tienen ocupadísima, seguro que también tiene un martes normal.

En el barrio de Tamaraceite de Las Palmas de Gran Canaria, Julia habrá amanecido más triste que nunca. Habrá mandado a sus niñas al colegio y se habrá quedado en casa con su marido a esparar. ¿A esperar por quién? ´¿Vendrán de Asuntos Sociales del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que le enviaron una carta el 10 de mayo donde le ponían “en respuesta a su escrito del 30 de abril le informamos que esta concejalía de Asuntos Sociales no tiene competencias en materia de Vivienda, en el día de la fecha hemos remitido su escrito al servicio de Promoción y Gestión de vivienda de este ayuntamiento”. Tampoco irán a casa de Julia nadie de la consejería de Servicios SOciales del GObierno de Canarias, a pesar de que la semana pasada su responsable ¿? Inés Rojas declaró en la cadena SER ante las preguntas de Evaristo Quintana por la situación de Julia “en cuanto salga de esta emisora estudiré este caso en la consejería para buscarle una solución”. Así llegamos al 22 de mayo y nadie del Gobierno canario ha respondido a Julia. Desde el cabildo le dijeron “si nos trae un contrato de alquiler le damos una ayuda”, como si no supieran que nadie le firma un contrato de alquiler a alguien sin trabajo.

Tampoco acudirán a Tamaraceite desde los Servicios Sociales del cabildo de Gran Canaria ni desde el Diputado del Cómun. Sí irán (están allí ya) los activistas de Stops Desaucios y del 15M para sentarse en la puerta. De las instituciones públicas sólo irán los agentes de la policía nacional y los agentes judiciales, y harán cumplir la ley que está de parte de Banesto. La misma semana que el gobierno del Estado anuncia que dará a Bankia cerca de 8.000 millones de euros de dinero público para tapar los agujeros que provocaron o acrecentaron gestores como Rodrigo Rato (premiado con 1,2 millones de euros como indemnización por marcharse de Bankia).

Quizá los excelentísimos y excelentísimas verán la cara de Julia en las páginas de los periódicos que leen desde sus coches oficiales. Julia se manifestó ayer frente a la sede de Banesto en la calle Triana, junto a los activistas de Stops Desahucios. Allí acudió la policia nacional a sacar a los manifestantes de la sede bancaria y a fichar a uno que gritó “estos nos echan a los pobres y defienden a los ricos”. Quizá sus Excelentísimos y Excelentísimas pasen rápido la página de los periódiscos donde se ve a Julia en la puerta del Banesto, ellos, sus Excelentísimos, sólo se detienen en las páginas donde salen sus rostros (¡qué rostros tienen!).

Hace quince días el autor de este blog acudió junto a la abogada de Stop Desahucio a la sede del Banesto. Allí pude escuchar a la responsable del banco decir “el 22 será la ocupación de la casa, porque así lo ha decidido Madrid”. La abogada le preguntó “¿no existe la posibilidad de negociar una salida, que Julia se pueda quedar pagando un salario social durante un tiempo para evitar el desahucio?”. La respuesta fue la misma “no”. La abogada insistió: “¿con quién puedo hablar de Banesto, de la gente de Madrid, para negociar una salida?”. Y la representante del banco le dijo “busque en la página web, a lo mejor hay algún teléfono”.

La representante de Banesto cumplió su papel, los grandes profesionales de la banca no tienen alma. Lo que es intolerable es la desidia de las instituciones. La respuesta de algunas de ellas “No se preocupe Julia por sus hijos, que no se quedarán en la calle, le buscaríamos de forma inmediata un centro”, a esto más que una solución yo lo llamaría una amenaza. Las instituciones pueden quitar los hijos de los pobres por ser pobres. Por eso Julia aclara que tendrá casa, que su abuela la acogerá si este martes la policía cumple un servicio a Banesto echándola de su casa por una deuda de 1.200 euros. Mientras, sus Excelentísimos y Excelentísimas mantienen su agenda del día, con sus actos protocolarios, sus discursos habituales y sus sonrisas siempre dispuestas a exhibirse ante las cámaras de televisión. ¡Qué asco!

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en movimientos sociales, política, servicios sociales. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Julia y los Excelentísimos en un martes de desahucio

  1. emma dijo:

    asco hasta vomitar la bilis y vergüenza de vivir en esta sociedad

    Me gusta

  2. ejenenacar dijo:

    Asco, eso es lo que dan esa troika conformada entre las instituciones, la banca y las fuerzas de represión. Asco, porque sustentadas como lo están, a base de la aportación secuestrada de todos y todas de cada uno de nosotros, tienen miedo de sentar un precedente amenazador de su poder y estatus social. Es por ello que necesitamos imperiosamente que el caso de Julia y su familia no termine en la culminación pactada, sí pactada, del desahucio definitivo. Es de interés general que Julia y su familia ganen esta batalla. ¡Si nos roban nuestros sueños, no les dejaremos dormir!.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s