El 15M en Gran Canaria ¿franquicia o movimiento social?


Quizá después de vivir el éxito de las manifestaciones contra las prospecciones petrolíferas, las de la Huelga General del 29 de Marzo y la del primero de mayo, uno estaba acostumbrado a ver las calles de Las Palmas de Gran Canaria llenas de gente, con manifestaciones que parece que no se acababan nunca porque se leía el manifiesto y siempre seguía gente llegando. Pero la manifestación por el aniversario del 15 M en Gran Canaria se parece muy poco a las últimas movilizaciones que se han vivido en esta isla y, desde luego, no tiene ningún parecido con la del 15M de 2011.

Escribo en las primeras horas de la madrugada mientras en Madrid miles de personas desafían la orden del Ministerio del Interior de desalojar la Puerta de Sol a las 10 de la noche. En Barcelona los indignados acampan en la Plaza de Cataluña (con permiso de las autoridades) por lo menos hasta el próximo martes. En Valencia algunos cientos entraron en una plaza que tenía unas vallas que pretendían impedir la concentración final.

¿Qué ha pasado en las islas en los últimos 12 meses para que aquella movilización del 15M que situó a las dos capitales canarias entre las ciudades con manifestaciones más multitudinarias de todo el Estado haya tenido este sábado un aniversario con mucha menos fuerza? Porque la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero, según sentenció Juan de Mairena (texto de Machado que no se ha leído el director de La Razón). Los portadores de la pancarta de cabecera en Las Palmas de Gran Canaria eran los “resistentes” de San Telmo y quizá eso lo explica todo.

El Parque San Telmo pasó de ser un encuentro de esperanzas plurales, un espacio de construcción de una democracia soñada que quería ser real, a ser un seminario sobre los colores, formas y olores de los ombligos. Una organización que quiere ser tan pura, tan libre de injerencias externas, tan ajena a las otras organizaciones, tan aislada de líderes y banderas, tan nueva en las formas de hacer las cosas, tan cambiante de portavocías…puede acabar siendo algo tan perfecto, tan perfecto como Dios mismo y, claro, podría ser que Dios no existe.

Acudí a algunas de las asambleas de San Telmo. La espontaneidad de las primeras semanas se fue transformando en otra cosa. Esa desconfianza hacia toda persona que perteneciera a cualquier organización llegaba al absurdo. “Es que ellos son de un colectivo jerarquizado”, “es que aquellos pertenecen a un sindicato”, “es que aquí no se puede poner una bandera de siete estrellas verdes”…Así ser miembro de la coordinadora de Ben Magec, ser afiliado de CCOO o ser militante de un partido conocido era siempre sospechoso. Sin embargo no lo era tanto haber estado en las listas de Falange o querer pactar todo con la policía.

Se hicieron muchas cosas bien. Se empezaron a formar grupos de indignados en barrios y pueblos de la isla, la gente de Stop Desahucios (que nació del 15M en San Telmo) logró frenar varias expulsiones de viviendas. Cuando se salía del Parque San Telmo para realizar acciones concretas el movimiento crecía. Pero ese miedo a no ser manipulados por otros provocó tambien cierto aislamiento. Los puros cada vez fueron más puros, porque a la gente militante de toda la vida no le gusta sentirse sospechosa. Algunos de los episodios que se vivieron en los últimos días de la acampada en el Parque San Telmo más vale olvidarlos para siempre. Se pasó de las páginas de sociedad en los periódicos a las de sucesos. Sí, a cierta prensa le gusta el amarillismo, pero desde un movimiento social tampoco deben ponérselo tan fácil.

Otro de los desaciertos fue la importación de los discursos. De Madrid se traín los manifiestos mientras no había comunicación con Tenerife o Lanzarote. Unos simpatizaban más con Barcelona, otros con Sol, pero no se planteaba la coordinación entre las islas y no cabían reivindicaciones canarias (“porque eso son cosas locales”). Y así llegamos al 12M de 2012. En la misma ciudad donde en apenas un mes ha habido tres manifestaciones con decenas de miles de personas en las calles (contra las prospecciones de petróleo, por la Huelga General y el 1º de mayo), la manifestación de este sábado fue la menos concurrida a pesar de que se reivindicaban las mismas cosas que en las movilizaciones anteriores.

Habrá que reflexionar. Sería bueno volver al principio de todo. Que el Parque San Telmo se abra a todo el mundo. Que no sean sospechosos los que militan en otras organizaciones. La democracia se construye con la pluralidad de las identidades y no anulando y enterrando todas las banderas. El 15M puede volver a ser un movimiento social de referencia en las islas y desde las islas. Otros prefieren que se convierta en una franquicia de la Puerta de Sol madrileña.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en democracia, manifestación, movimientos sociales, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a El 15M en Gran Canaria ¿franquicia o movimiento social?

  1. juana dijo:

    A todos los interesados como Maria les remito a la pagina www,15mgrancanaria.org donde podran ver el calendario con las fechas de las asambleas ciudadanas de pueblos y barrios mas cercanas a sus domicilios asi como el calendario de movilizaciones en contra de los recortes de nuestros servicios publicos,difundimos desde la pagina porque son nuestros servicios los que estan en peligro,nosotros,los ciudadanos los afectados y los que debemos manifestar nuestro rechazo,muchas gracias.

  2. Gara dijo:

    En el 15M empezamos, y seguimos, muchas personas que creemos en la inclusión, el respeto y la horizotalidad como algo esencial para unirnos en la lucha. Más allá de personas que han pretendido excluir, tanto a título individual como pertenecientes a colectivos, considero que la autocrítica nos la tenemos que aplicar tod@s. Los que empezaron, los que seguimos y los que se fueron, porque lo que ahora somos es el resultado de la actitud que hemos tenido TOD@S.
    Sigo diciendo cada vez que intervengo en una asamblea que no se trata de que venga la gente a decirnos a los del 15M que estamos haciendo tal cosa mal o bien, se trata de asumir la lucha común y ver cómo podemos contribuir a ella.
    Las asambleas siguen en las plazas, bastante flojitas, es verdad, y aunque vamos mejorando, nos queda mucho trabajo por hacer en cuanto a coordinación, objetivos y estrategias.
    Estamos en ello, ¿van a arrimar el hombro o se van a quedar fuera esperando a que nos equivoquemos?
    Para información sobre los lugares y horarios de las asambleas: http://www.15grancanaria.org

  3. María dijo:

    He empezado a leer este artículo con mucho interés y con ganas de preguntar dónde se puede participar en las asambleas de barrio para aportar mi pequeño granito de arena… pero a media que he avanzado en la lectura de los diferentes comentarios, se me han ido quitando las ganas de asistir a las asambleas… si esto es un reflejo de lo que me voy a encontrar, quizás mejor siga luchando a mi manera como lo he venido haciendo hasta ahora …Con el 15 M ha nacido una oportunidad de unirnos para luchar por un mundo mas cercano a lo que todos hemos deseado siempre y es una pena, que nos cueste tanto abstraernos de nuestras realidades individuales para convertinos en un colectivo unido y respetuoso con el otro. De todas formas, no quiero dejarme llevar por la primera impresión, así que si alguien me pudiese decir dónde se celebran las asambleas, le estaría muy agradecida…vivo por el cono sur

    Muchas gracias

  4. rené dijo:

    Me preocupa que la gente cercan al 15 M que comenta el artículo no asuma una actitud autocrítica y reflexiva y prefiera culpar al clima y al gayparade de la evidente perdida de fuerza del movimiento. Creo que sería bueno evitar responder a la defensiva y asumir que algo tiene que heber fallado para que haya menos gente en la calle y sobre todo con un espíritu menos indignado y combativo que en octubre por ejemplo. Cuanado motivos para la indignación sobran.

  5. Pingback: Una de cal y otra de arena | Democracia Real Ya Gran Canaria

  6. juana dijo:

    Coincido con usted en parte,durante este año hubieron errores como los que menciona pero tambien una vez superados llegaron los aciertos,cosa que no menciona.Me temo que no los menciona porque los desconoce,porque dejo de asistir a las asambleas,las de pueblos y barrios,las que nacieron una vez descentralizado San Telmo y convertida en una asamblea mas.Yo le invito a que asista y compruebe en persona el trabajo y la conciencia que ciudadanos anonimos aportan y comparten generosamente,manteniendo activo,vivo y agil el motivo por el que nacio el bautizado como 15 M.Si en algo se caracteriza este movimiento ciudadano(que no se nos olvide,somos ciudadanos anonimos)es su caracter r-evolutivo,se adapta a nuevas circunstancias,se recarga,se renueva,se regenera….sigue vivo mas que nunca,ha madurado y corregido el rumbo cuando ha sido necesario,trabaja en alternativas,se forma,se informa…..Tenemos objetivos generales pero tambien los tenemos locales y globales….la conciencia,la voluntad que nos mueve la compartimos y estamos en permanente contacto con ciudadanos de nuestras islas,con ciudadanos de distintas asambleas de la peninsula y por supuesto con ciudadanos del mundo,el 15M es un movimiento GLOBAL,nosotros trabajamos a nivel local pero mantenemos la escucha activa y los ojos bien abiertos….Le esperamos en las asambleas de pueblos y barrios,necesitamos su aportacion,todos somos imprescindibles……

    • juanglujan dijo:

      gracias por su comentario. Intentaré acudir a las próximas
      asambleas. Para aprender, más que para aportar.

    • Blas Padilla dijo:

      Juana, yo creo que debemos ser mas criticos, no hasta el estremo de flagelarnos, pero si que nos hemos equivocado y debemos valoralo y corregirlo. Si decimos que todo es guay, malo.

  7. Baifito dijo:

    Me gustaría comentar algunas cuestiones de tu análisis:
    – Es cierto que a la salida de la manifestación había bastante menos gente que en otras marchas convocadas (Mayo de 2011 por ejemplo) Pero en la llegada al Parque San Telmo la cabecera estaba a la altura de la ermita y la cola en la Plaza de La Feria (Más que el Mayo de 2011). Si bien es cierto que no en la cantidad de las manifestaciones que nombras.
    – En lo que comentas en cuanto a la pureza de los participantes y el no entender la procedencia de los mismos (sindicatos, organizaciones…) Tienes razón en que se peco en un primer momento de ello, pero ahora se está reconduciendo esta situación. En el 12M habían múltiples banderas sin que nadie dijera nada. Cuando algo es nuevo y se junta la gente para construir alternativas, es normal que no sea perfecto, que haya errores y que además estos se intenten arreglar. Por
    – El 15M no es solamente la gente que acude a las Asambleas, es algo que va más allá. Es un sentimiento de hartazgo ante un sistema que un día se visibilizó y decidió pasar a la acción. Es 15M cualquier persona que desde su puesto de trabajo o desde sus hábitos de consumo, construye una sociedad más justa.
    – Tenemos que evitar los personalismos y evitar pensar que como en San Telmo en un momento determinado las cosas fueron de una manera, todo sigue siendo así. Y si por contra las cosas no han cambiado, es muy fácil criticar desde afuera…

    • juanglujan dijo:

      En la comparación que haces de la gente que hubo el 15M de 2011 y la gente que
      había al final este año no tengo esa percepción, el año pasado creo que hubo
      mucha más gente. A nivel personal conozco a mucha gente que fue el año
      pasado y este año no acudió. Sobre el resto de tu comentario tengo que decirte
      que estoy totalmente de acuerdo con tu análisis. Gracias por tu participación.

  8. Alexis Ravelo dijo:

    Amigo Juan: estoy, en general, muy de acuerdo contigo. El año pasado, por estas fechas, yo asistía a todas las asambleas que podía y estaba muy ilusionado con la posibilidad de que la ciudadanía, por una vez, pudiera organizarse para cambiar las cosas. Sin embargo, asamblea a asamblea, fui viendo cómo, al mismo tiempo que se planteaban movimientos positivos (Stop Deshaucios, asambleas de barrios, etc.), los “resistentes” al final se resistían más a la diversidad que al sistema. Creo que estos, digamos, autogoles (debidos, como dices, al interés por el color de cada ombligo) son más letales que los golpes que nos propina cada día el estado de cosas que nos habíamos reunido para cambiar.
    El resultado es que este año, al llegar el aniversario y la convocatoria de nuevas movilizaciones, no he sentido ni frío ni calor y ando, en general, bastante desencantado. De hecho, volvía ese día de un viaje de trabajo y hubiera llegado a tiempo de unirme a la convocatoria. Pero recordé las cosas que había visto y oído en las últimas asambleas a las que asistí (actitudes sectarias, maniobras de exclusión, consagración de postulados irrazonables o poco pragmáticos mientras ideas interesantes y fácilmente llevables a la práctica eran rápidamente olvidadas) y decidí, finalmente, quedarme en casa. Y, sinceramente, no tengo mala conciencia por ello, aunque sí que me da mucha pena que algo que nació con tanta luz y tan movido por la razón (no el periódico, sino la de verdad, la que utilizamos cuando hacemos problemas de lógica) se haya convertido en algo como lo que, en mi opinión, tan acertadamente describes.

  9. Bueno, el primer párrafo ya deja claro que no es usted una persona que analice en profundidad los asuntos que trata. Por ejemplo, ¿cómo cree usted que va a tener el mismo seguimiento que otras anteriores una manifestación cuando hay 40º en la calle, cuando se celebra el Gay Parade en el sur de la isla, cuando hay un concurso de bandas en el Auditorio y cuándo hay otros eventos de índole social en El Confital?

    ¡Un poco de realismo y de análisis por favor!

    • juanglujan dijo:

      Me parece perfecto que usted considere que no soy profundo en mis análisis. Habrá lectores que
      coinciden con usted y lectores que no. Puestos a justificar la escasa asistencia de gente a la
      manifestación del 12M le recuerdo que la masiva manifestación contra las patlaformas petrolíferas
      coincidió con un partido del Madrid o el Barça, no recuerdo, y sospecho que la inmensa mayoría de
      los que secundaron la manifestación el día de la huelga no fueron a la gay pride. Pero, sobre todo,
      debo decirle que si usted me pide a mi realismo, aplíqueselo usted, porque ha hecho un ejercicio
      de imaginación tremenda al decir que había 40 grados en la calle. Mire, igual eso fue en el Sur,
      en las calles que recorrió la manifestación del 12 M no había ni 30, a no ser que usted cogió
      por calles diferentes. En cualquier caso, gracias por su comentario. Un saludo cordial

  10. ejenenacar dijo:

    La exclusión social no entiende de patrias, banderas ni religiones. Mientras nos peleamos por menudeces sectaristas, los verdaderos sectarios viven de rositas.

    • Pedro el Gasio dijo:

      Lo que no se debe permitir, es que se prohiba, o pretenda prohibir a la gente, expresar su descontento con esa exclusión como mejor crea y le plazca. Y si a mi me place con una tricolor, o con una bandera comunista, anarquista, LGTB, republicana, etc, nadie me lo va a prohibir, ni la policía, ni nuevos capataces surgidos en el mismo lado de mi barricada.

      • daniel dijo:

        Totalmente de acuerdo contigo, como ya comenté yo nunca llevaría banderas, siglas o cualquier otro símbolo a una manifestación estas características. Pienso que debería ser un lugar de unión de personas anónimas en su más pura esencia, esa en la que todos coincidimos, reclamando necesidades comunes. Pero es lo que yo haría, por educación, por respeto y como estrategia común ante los que quieren acabar con el movimiento. Pero al mismo tiempo, jamás impediría la participación de alguien que quisiera llevar su símbolo, es su decisión. Esos que excluyen con el pretexto de banderas o símbolos no han entendido nada, siguen anclados en un enfoque antiguo. El gran logro del 15 M creo que es mostrar una nueva visión de las relaciones humanas entre sí y con el mundo. Para poder enfocar bien este movimiento tenemos que dejar nuestros egos a un lado.

    • juanglujan dijo:

      De acuerdo contigo. Yo no llevo ninguna bandera a las manifestaciones, pero
      no me molesta que otros las lleven. Cada uno con su identidad podemos
      salir por las mismas calles para denunciar lo mismo.

  11. Miguel dijo:

    Así nos va, nos dan por todos lados y nosotros con el tema de las banderitas de colores… Yo no voy porque a lo mejor mi bandera molesta a alguien, yo no voy porque soy “sospechoso” de pertenecer a un sindicato, yo no voy porque hay mucho godo… Cada loco con su tema. Este es mi pueblo canario, unidos pero de vez en cuando, y el sábado pa la playita.

  12. Papanegra dijo:

    Totalmente de acuerdo, Sr. Lujan, con el contenido este artículo.
    Algo me dice, quizás la experiencia, que sospechar de todo, incluso de muchas personas que han guiado su vida por el compromiso social y la militancia anónima, no es el camino.
    En la manifestación del 1º de mayo en S.C. de Tenerife convivimos unas horas y marchamos juntos personas de diversa ideología: socialistas, nacionalistas independentistas, nacionlistsa no idenpendentistas, numerosos sindicatos con notable diversidad de pensamiento. Además de la consigna unitaria cada grupo pudo expresarse en total liberta. El resultado lo conocemos: la movilización fue un exito para los trabajadores y las clases sociales que más están sufiendo los recortes sociales.

  13. Jose dijo:

    El patetico seguidismo del 15M canario con respecto a sus homonimos de Godilandia tiene un nombre: SUCURSALISMO, y este consiste en, como muy bien dices Juan, en hacerse con una franquicia de un movimiento español y seguir el programa, las consignas y la legitimación ante los medios de comunicación que llegan desde la metrópoli sin tener para nada en cuenta nuestra realidad diferente, nuestras peculiariedades, nuestra idiosincrasia, etc., etc,

  14. Tabaibo dijo:

    Cuando hay pensamientos que ponen por encima de todo el “respeto” a una bandera, insignia o estandarte de la capillita de turno se hace muy difícil encontrar algo que nos una frente al descomunal ataque de la clase privilegiada y de sus mercenarios.

    La historia (y mucha historia hay) de las vanguardias esclarecidas que en este territorio insular han pululado durante las últimas décadas nos hacen dudar que siguiendo sus estrategias y “maneras” podamos hacer algo útil para ir construyendo alternativas viables a tanto desamparo y tanta injusticia.

    Claro que los problemas que tenemos son distintos a los que tienen en Madrid o en Avilés. Como distintos son los que existen en Jinamar y en Escaleritas. Cuando se utiliza el discurso del “territorio” para referenciar a poblaciones sometidas a la explotación y al ninguneo, aparecen las iluminadas mentes que reducen todos los problemas a una cuestión de banderas, símbolos o santos patrones milagreros que son la auténtica y revelada salvación.

    Que el buenismo y el purismo no contaminado abundan más de lo deseable es una triste realidad. Pero esconderse detrás de ella para evitar una profunda reflexión y un cambio de fracasadas y marginales estrategias nos puede llevar a seguir insistiendo en mirarnos el ombligo y descubrir esas pequeñas perlas sudorosas que nos encontramos cuando escarbamos un poco.

  15. Pedro el Gasio dijo:

    Creo que no se puede generalizar a todas las islas. Sé que en Las Palmas existió mucho sectarismo desde el principio, pero en Tenerife, y otras islas, la pluralidad ideológica era mucho mayor y ayudo a que el boletín en Santa Cruz se llamara Tilellit, por ejemplo, y a que se trataran asuntos ideológicos sin problema alguno. Fue un problema la actitud fascista de la gente de DRY, atacando a personas por portar la bandera nacional canaria, aunque en otras islas eso no existió. En La Palma, se hicieron cosas interesantes y gran parte de las personas que colaboraban de alguna manera, venían de antiguas militancias, sin suponer problema alguno.

  16. El dani dijo:

    Yo nunca llevaría banderas, siglas o cualquier otro símbolo representativo de un colectivo concreto a una manifestación de las características de la de ayer. Pienso que debería ser un lugar de unión de personas anónimas en su más pura esencia, esa en la que todos coincidimos, reclamando necesidades comunes. Pero es lo que yo haría, por educación, por respeto y como estrategia común ante los que quieren acabar con el movimiento. Pero al mismo tiempo, jamás impediría la participación de alguien que sí quiera llevar su símbolo, es su decisión.

  17. El dani dijo:

    Hola Juan! yo estuve en la manifestación, y efectivamente hubo muy poca gente. Yo no creo que el movimiento esté cayendo, la gente sigue indignada, seguimos con ese sentir. La gente es muy cómoda y cualquier cosa puede suponer el no asistir a la manifestación (playa, fiesta gay, romerías, etc…). Al ser un sentir, hoy se expresa, mañana no , pasado sí, etc… La llama está encendida dentro de mucha gente; este sábado 12 mayo esa llama no alumbró, pero repito sigue ahí con más fuerza que nunca; otro día alumbrará extraordinariamente y nos asombraremos todos.

  18. tamarco dijo:

    Pues yo no fui por eso mismo. Donde no se respeta una bandera canaria y sí una española pues ahí yo no quepo. Durante el primero de mayo por ejemplo a pesar de que las tricolores ganaban por goleada nadie le dijo nada al que portaba una republicana española. La falta de respeto, la falta de comprensión y la falta de ideas y soluciones para Canarias han hecho que el 15M en el archipiélago sea algo puntual y no una masa de gente reivindicando un futuro mejor. En Canarias no tenemos los mismos problemas que en Madrid, eso, lo tenemos que tener bien claro. Quizás el problema sea Madrid… Hay que sumar y no restar. Tenemos que unirnos los isleños y no enfrentarnos. Tenemos que actuar desde nuestra base, Canarias hacia el mundo. Esto siempre tenemos que tenerlo claro.

  19. Juan Luis dijo:

    El problema, Juan, es que quizás el 15M canario está liderado por mucho godo suelto; de ahí la magüa (perdón morriña) por la patria (la española, of course)

    • jorconboy dijo:

      En estos comentarios que leo, ya hay motivos de exclusión. Por lo que entiendo, para ser “indignado”, hay que ser independentista y como mínimo republicano (pero republicano “pro-segunda república”, aclaremos). No caben pues, los canarios que además se sienten españoles y no tenemos vergüenza de reconocerlo. No caben los ciudadanos que no sean de izquierdas. Y así seguimos sumando…

      • Juan Luis dijo:

        No, hombre, si usted es español y no tiene vergüenza de reconocerlo y, además, no es de izquierda, no se preocupe. Siempre me sentí, por el discurso insultante hacia todo lo que no fuera o estuviera en el 15M (al menos, de los que los que hablaban en representación de los indignados de San Telmo, especialmente los peninsulares) , que quien no cabía seguro era un tipo como yo, militante nacionalista canario (no españolista que esos parecían no tener problema) y de izquierdas. Puede que lo mío sea para psiquiatra, pero a mi como canario me gusta que me hablen en canario. En cualquier caso, que mucha gente se sienta excluida del 15M canario es por su propia dinámica excluyente que exige sello de calidad y prueba de virginidad ideológica-vital. Pues, que quieres que te diga, que con papas se lo coman. Y que construyan el nuevo mundo sin nadie más, sino por los uncidos por el rayo de la pureza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s