A pesar de todo, un 1º de mayo histórico


A pesar de la decisión de la Delegación del Gobierno en Canarias de adelantar el inicio de las rebajas de verano a este martes con sus cifras de manifestantes. A pesar de que era un puente con solajero en el sur que invitaba a dejar la capital como un desierto. A pesar de que como casi siempre había feria del libro con actividades para niños. A pesar de que el miedo paraliza, y de que la izquierda transformadora sigue con su problema de identidad y continúa arrastrando divisiones y protagonismos patológicos . A pesar de que el gobierno de Mariano Rajoy tiene el respaldo mediático que no ha gozado ningún otro en la democracia. A pesar de los pesares, las manifestaciones de este 1º de mayo tuvieron en las islas un seguimiento masivo que no se recordaba hace décadas.

Algunos dirán que no fue para tanto, que hay más parados que manifestantes (qué manía esa de exigirle a los parados todo: que vivan con una mierda de prestación, que acepten empleos que dan más dinero a los intermediarios de las ETTs que a ellos, que abonen puntualmente la hipoteca aunque no les de el resto para comer y después de todo eso que no falten a ninguna manifestación). Otros nos contarán que para que tanta manifestación si hay que pagar la deuda soberana. Aquellos escupirán “yo no voy detrás de esos sindicatos que han estado callados mientras subía el paro”. Los hay que tras disfrutar de unos días alejados del mundanal ruido y del griterío sindical aportarán la sabia reflexión: “pues yo no sabía que habían convocado manifestación, nadie vino a contármelo aunque que estoy al día de la dimisión de Guardiola”.

Las miles de personas que salieron a las calles de las dos capitales canarias este primero de mayo nos están diciendo que la unidad sindical es un camino positivo. También nos están contando que los viernes de terror no han logrado paralizar a toda la sociedad. El 1º de mayo se había convertido en un encuentro de delegados sindicales que salían a la calle porque iba en el salario. Cuatrocientos por unas calles, 500 por otras. Cada uno con sus gritos. En unos casos salían unos días después de haber firmado alguna concertación social premiada con varios liberados sindicales y algunas subvenciones patronales. En otros casos los gritos de aquellas manifestaciones iban más dirigidos a los sindicatos de la competencia, a los “vendidos” que a la patronal o el gobierno.

Este 1º de mayo fue diferente. Casi todos fueron caminaron tras el mismo lema : unidos por el trabajo digno, por los derechos y por Canarias, y fueron por las mismas calles. En Las Palmas de Gran Canaria se apuntaron a aguar la fiesta unos bisnietos de Kropotkin que, sin embargo, no debieron llegar ni a la página 10 de La Conquista del Pan que habla uso que hace el sistema de las leyes y la policía para perpetuarse. Algunos deberían saber que aunque UGT y CCOO merecen muchas críticas, hay 364 días al año para gritarles, quienes lo consideren, que son “sindicatos del poder”. Pero de ahí a utilizar un megáfono (un 1º de mayo) contra el pecho de un “sindicalista de mierda” (grito literal de un bisnieto de Kropotkin) va un trecho que sólo sirve para abonar un terreno que acaba siempre en lo mismo: alguien se chiva (error) a la policía que, de repente, se siente necesitaría y pretende darle uso a sus herramientas de trabajo.

Pero no me voy a distraer con la foto del “incidente”, porque más importante fue la foto de la unidad, de las miles de personas que en las islas volvieron a decirle al gobierno y a la patronal que no somos cangrejos, que no estamos dispuestos a caminar para atrás. Cien días de gobierno han bastado para demostrar la gran mentira sobre la que el PP logró su victoria electoral. Los viernes de terror de los consejos de ministros presididos por Rajoy se han convertido en una anulación de su programa electoral, decretan lo contrario de lo que prometieron: subida de impuestos, reforma laboral para abaratar el despido, copago sanitario, recorte histórico de los presupuestos de Educación y Sanidad, bajada real de las pensiones, congelación del salario mínimo, anulación de los derechos laborales…

La gente va a las urnas a elegir a unos representantes para que cumplan sus programas electorales. En una democracia los gobernantes están obligados a cumplir sus compromisos con los electores y no las órdenes de los mercados financieros. Dicen que no pueden pagar la Sanidad y la Educación por la herencia de Zapatero. Pero estos herederos sí aceptan la deuda de 30.000 millones en gastos de armamento. Si la unidad de sindicatos y organizaciones sociales se mantiene, este 1º de mayo puede considerarse el inicio de una rebelión ciudadana que será difícil detener.

Con permiso de los aguafiestas volvamos a Kropotkin: “ sólo después de la derrota de los antiguos gobiernos comienza la obra real de la revolución. Incapaces e impotentes, atacados por todas partes, pronto se los lleva el soplo de la insurrección. En pocos días dejó de existir la monarquía burguesa de 1848, y cuando un coche de alquiler llevaba a Luis Felipe de Francia, a París ya no le importaba un pito el ex rey “.

La gente está bastante harta de que la crisis la paguen sus víctimas, y tengo la impresión de que no se va a quedar en sus casas a esperar muchos más viernes de terror, a pesar de las reformas penales contra los rebeldes que está preparando el gobierno del presidente mudo.

PD: Un ejemplo de cómo está la clase trabajadora se vio ayer en la Alameda de Colón. Intersindical Canaria organizó una fiesta donde se vendía a 1 euros un plato de paella y un refresco. Un camarero de una pizzería cercana se acercó y compró 5 raciones. ¿Les cobran por comer en su empresa?
*El autor de la fotografía es Fernando Ojeda

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en movimientos sociales, política, sindicatos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A pesar de todo, un 1º de mayo histórico

  1. Santiago Ramos dijo:

    Juan ¿Y si no fue un nieto de Kropotkin sino un sicario a sueldo de…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s