El timple, apuntes sobre su origen. Luis Miguel Azofra*


“El timple canario es un cordófono de cinco órdenes caracterizado físicamente por su mango estrecho y su caja de resonancia abombada, y armónicamente, por la alternancia en la tesitura de sus cuerdas”. Esta definición, con finalidad clasificadora, resalta por su obviedad y es que a ningún canario, con ojos para ver y ganas para con ellos observar, se le escapa.

Sin embargo, el origen del timple es un tema del que podría decirse que se sabe más bien poco. Si bien el material es escaso, tampoco es que la sociedad haga un esfuerzo por enterarse, y lo que es peor, a nivel educativo esta pregunta y su respuesta brillan por su ausencia en los programas didácticos.

¿De dónde viene el timple?. Debemos saber que a lo largo de las últimas décadas del siglo anterior se propusieron varias hipótesis. La primera es conocida como la hipótesis aborigen, y mantiene que el timple es una realidad que nos viene de los indígenas que poblaban Canarias antes de la sangrienta conquista. Esta corriente de pensamiento, basada en la búsqueda incesante y no contrastada de elementos vernáculos, se desmontaba per se, ya que existen evidencias de que los antiguos pobladores de Canarias no contaban con los utensilios necesarios para construir un instrumento tan complejo y porque la Arqueología, la Historia y los elementos que han perdurado hasta la actualidad prueban que sólo contaba con membranófonos y con pitos sin un control del concepto de la afinación o en general de las construcciones tonales.

La segunda hipótesis, propuesta entre otros por el grancanario Lothar Siemens, fue la africanista. Siemens emparenta al timple con el laúd marroquí, el cual es un instrumento extendido por toda la costa del Magreb y zonas interiores. Su principal argumento se fundamentaba en las coincidencias de forma, que como hemos comentado al principio, son el mástil corto y la caja abombada. Esta hipótesis recobraba fuerza ante el criterio de la distancia. Recordemos que Canarias está en África y apenas nos separan algo más de cien kilómetros del enclave costero más próximo. No obstante, los puntos que desmontan la propuesta de Siemens son varios. Por un lado, la forma redondeada del laúd es homogénea, mientras que en el timple la curvatura de las tapas inferiores se presenta como un accidente que le aporta una inflexión que rompe de manera drástica con la planaridad del fondo tan presente en otros instrumentos similares de cuerda pulsada.
Por otro lado, cabe destacar la ausencia de trastes del primero, así como su condición de instrumento de plectro y su relación con la cultura islámica. Tres divergencias radicales que excluyen parentesco.

Finalmente, la tercera propuesta y más aceptada en el gremio, es la hipótesis europea y se plantea como consecuencia del fenómeno de conquista e inmigratorio. El pequeño tamaño del timple, palabra ésta derivada a su vez de la voz latina tiple y que significa sonido agudo, está asociado a las llamadas guitarras de viaje. No parece una locura si se observa que en Sudamérica (continente también marcado por la conquista y el fenómeno inmigratorio) existen muchísimos primos hermanos de nuestro camellito a pesar de separarnos todo un océano. Estas guitarras de viaje reciben tal nombre por una cuestión de óptimos, es decir, parece lógico que en un tiempo antaño donde el barco era la única forma de transporte hacia las Islas y las Indias no convenía introducir un órgano de iglesia o cualquier instrumento voluminoso. Lo práctico era y fue achatar a la guitarra barroca, y que como podrá comprenderse, es por tanto el pariente, a nivel jerárquico y en segundo escalón, que precede al timple.

Tristemente para la investigación etnográfica, el nexo entre las guitarras de viaje derivadas de la guitarra barroca y el timple se ha perdido en la noche de los tiempos. La falta de documentos y la insana manía de que el pueblo canario carezca de sus elementos historiográficos que expliquen la conformación de su identidad son las principales causas de ello. No obstante, Benito Cabrera recoge en su libro “El timple” un testimonio sumamente valioso. Contaba Simón Morales Tavío (Villa de Teguise, Lanzarote) que su abuelo compró un “cacharro” a un marinero de la costa de barlovento de Fuerteventura. Al llevarlo a Lanzarote, se inicia en esta familia un interés por el objeto y es el propio Simón el que estandariza la luthería del timple y la cual ha perdurado hasta la actualidad.

Aun así, quedan sin resolver dos grandes cuestiones: si las guitarras de viaje procedentes de la Península Ibérica poseían fondo plano y el “cacharro” que recoge el abuelo de Morales presentaba joroba, ¿cuándo y cómo se introduce pues este elemento?. Una posible respuesta puede extraerse a modo residual de la hipótesis africanista, y es la introducción de esclavos negros en la Canarias colonizada y su posible influencia en el abombamiento de la caja de resonancia como tan habitual es en los instrumentos de raíz de estas gentes. Pero aún más interesante, ¿el proceso de cambio entre las guitarras de viaje y el timple se da en Canarias?, esto es, ¿es el timple, en esencia, un invento canario?. A nivel personal creo que todas las pistas conducen a la rotundidad de un sí.

*Luis Miguel Azofra,(escrito en Vandœuvre-lès-Nancy, abril de 2012).Luis Miguel Azofra es químico teórico y timplista. En la actualidad desarrolla y aplica metodologías para el aprendizaje del timple rasgueado y punteado. Este artículo fue remitido a nuestro blog para su publicación.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cultura, otros autores. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El timple, apuntes sobre su origen. Luis Miguel Azofra*

  1. Pepe dijo:

    Por lo que se ve claramente ya por el 1600 el timple ya andaba sonando mas o menos como ahora; aquí les dejo este enlace muy interesante https://www.youtube.com/watch?v=qNvGiP_-ccg

  2. agroabona dijo:

    Parece mas probable que su origen pudiera ser el de la vihuela de mano, instrumento más antiguo menos voluminoso y más agudo que la guitarra barroca y que contaba con el fondo abombado muy similar al de el timple

  3. Luis Miguel Azofra dijo:

    Muchas gracias compañero por el enlace. Le echaré un vistazo ya que yo estoy muy interesado en los temas de didáctica del timple.

  4. Macaronesico dijo:

    Queria comentar que si alguien se anima a aprender timple por Internet, puede hacerlo, gratis y sin publicidad en http://www.guitarraline.com/canariasol/canariasolfinal.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s