Recortes sociales en tiempos de crisis. David Muñoz Pérez


El 20 de marzo, conmemoramos el Día Mundial del Trabajo Social, desde nuestro cuerpo profesional queremos aprovechar esta jornada para visibilizar y promocionar la labor que como agentes del cambio social realizamos para el desarrollo del bienestar y por ende, para el desarrollo de la ciudadanía.

Este año, y a propósito de los innumerables recortes presupuestarios instaurados en las agendas políticas de los distintos gobiernos, el Colegio Oficial de Trabajo Social de Las Palmas ha celebrado unas jornadas denominadas “Por la defensa de la dignidad de las personas y de lo público”, cuyo lema se inspira en la necesidad de continuar la misión de defensa de los derechos sociales construidos a partir de los cimientos teóricos del Estado del Bienestar, en momento en el que asistimos al intento de su desmantelamiento.

Una potente corriente mediática pretende convencernos y justificar ante la sociedad que los recortes en los principales sistemas de protección (educación, sanidad y servicios sociales) son procedentes, necesarios y pertinentes para superar la grave situación de crisis que atraviesan nuestras islas, España y toda Europa. Esta corriente de opinión está provocada por el predominio de un modelo neoliberal en las formas de gestión pública que reiteradamente, ha perpetuado en el poder a entidades financieras y mercados. La principal consecuencia de esas políticas ha sido el aumento de la pobreza y por lo tanto, la presencia de indicadores de exclusión en un grueso importante de la población, sobreponiendo una marcada dualidad entre clases sociales. Por lo tanto, se denota cada vez más, una mayor distancia entre los más ricos y pobres (o empobrecidos) de tal forma que la cohesión social, se devalúa de manera sustancial.

Ante este alarmante panorama, desde el Trabajo Social nos planteamos como un reto fundamental la implicación y participación de toda la sociedad (organizaciones e instituciones) en la reconstrucción y rescate de las agonizantes políticas sociales. Creemos que es necesario generar alianzas entre instituciones, organizaciones, profesionales y la ciudadanía. Sólo es posible desde un trabajo vertebrado y conjunto que propicie el encuentro entre todas las partes; nunca desde la desidia institucional, el continuismo en los recortes presupuestarios o la precariedad del Sistema Público de Servicios Sociales. Tampoco desde el cortoplacismo en la gestión de los servicios sociales ni desde el clientelismo político.

En definitiva, en un contexto social en el que se evidencia una tasa de pobreza entorno al 30%, (en ella Canarias ocupa un triste liderazgo a nivel europeo) las instituciones públicas no sólo tienen la competencia, sino la obligación de generar recursos, instrumentos y mecanismos que erradiquen este tipo de situaciones y que empoderen a las personas. Nos parece una terrible contradicción que el aumento de la demanda de los servicios sociales coincida con un incremento de los despidos de trabajadores sociales y personas que ejercen su actividad laboral en el sector social, mientras se mantienen los presupuestos públicos para gastos militares y gastos suntuarios.

Con los recortes de los presupuestos públicos en educación, sanidad y servicios sociales se está produciendo de facto una vulneración de los derechos sociales que nos costó muchos años conseguir, que han servido para considerarnos una “sociedad desarrollada”. Por eso en el Día Internacional del Trabajo Social decimos de forma rotunda: ante la crisis, más políticas sociales.

*David Muñoz Pérez es
Presidente del Colegio Oficial de Diplomados/as en Trabajo Social y AA.SS de Las Palmas. Este artículo fue remitido a los periódicos canarios con motivo del Día Internacional del Trabajo Social

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en David Muñoz, derechos humanos, movimientos sociales, otros autores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s