Brillante análisis sobre el periodismo de Milagros Pérez Oliva


Todos los periódicos debería tener una defensora del lector de la talla de Milagro Pérez Oliva. Llevaba un par de semanas sin aparecer en sus páginas, yo la echaba de menos. Si no me equivoco, su último artículo había sido una dura crítica al tratamiento que recibió Carme Chacón en una noticia en la sección política de El País, el artículo Chacón y compañía.
Este domingo Milagro Pérez Oliva se despide como defensora del lector de El País. Dice que “se acaba su mandato”. Y su útimo artículo es un texto muy brillante sobre el periodismo de versiones que se hace hoy, sobre la poca credibilidad del periodismo. Como perla les pongo estos párrafos y les invito a que lean el artículo completo pinchando el enlace de El País.

Una visión cínica del periodismo sostiene que la verdad no existe. Que puede haber tantas verdades como interpretaciones de la realidad. Este planteamiento es una gran trampa. Creo que los periodistas hemos sido negligentes al descuidar la defensa de la verdad. Porque la verdad, en periodismo, existe. Al menos existe la verdad de los hechos, la verdad factual. Aquello que es cierto y es comprobable.

La verdad no es un compromiso entre sus diferentes versiones. Y, sin embargo, potentes aparatos de influencia saturan el espacio informativo con versiones y contraversiones destinadas a falsear la realidad. Más que informar, lo que hace este tipo de periodismo es desinformar. Porque la falsa neutralidad del periodismo de versiones otorga las mismas oportunidades a quien dice la verdad que a quien miente. Y porque la verdad incómoda tiene más dificultades para imponerse al ruido mediático creado para sepultarla.

Adiós y mucha suerte. Milagro Pérez Oliva

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en democracia, periodismo, política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Brillante análisis sobre el periodismo de Milagros Pérez Oliva

  1. Carlos dijo:

    Solo se puede calificar de soberbio el artículo.

    Me gusta

  2. Javier Moreno dijo:

    Creo, amigo Juan, que el artículo es un ejemplo del periodismo al que nos hemos resignado: buena voluntad y poco más. La misma afirmación de que “Al menos existe la verdad de los hechos, la verdad factual. Aquello que es cierto y es comprobable.” me parece un error colosal, porque limita la verdad tan solo a los “hechos”. Eso significa negar que exista algo así como una verdad moral o una verdad política, lo cual es ubicarse poco más o menos a principios del siglo XX, cuando se estilaban esas teorías tan peregrinas sobre la verdad.

    Más abajo vuelve a insistir cuando dice: “La verdad tiene, desde luego, una utilidad práctica, pues necesitamos datos fiables para tomar decisiones correctas”. El periodismo parece haberse convertido en un mero escaparate de “datos fiables”: Soria hizo esto, Soria hizo aquello, etc. Al fin y al cabo es eso lo que se puede “demostrar”, como dice Milagros Pérez. En cambio, como lo “justo” no es un “hecho” sino una “idea”, ¿debemos resignarnos, según la defensora del lector, a que no haya ningún criterio de verdad sobre lo que es “justo”? Añádase a eso de que la afirmación “necesitamos datos fiables para tomar decisiones correctas” tiene su punto de peligro, pues las decisiones políticas no solo dependen de los “datos fiables”, sino también de algo tan etéreo como son los derechos de los individuos, la solidaridad, la justicia, etc. que, ni remotamente, son “datos”.

    El periodismo tiene que repensar las bases en las que se asienta si es que quiere superar el mero voluntarismo y el “culto al dato” que parecen ser hoy sus únicos referentes intelectuales. Y podría empezar por actualizar la definición de lo que hoy podemos entender por “verdad” que no es, y en esto estamos de suerte, ni remotamente lo que piensa Milagros Pérez, cuya buena voluntad no pongo en duda. Pero de buenas voluntades están los cementerios llenos.

    Me gusta

    • juanglujan dijo:

      De acuerdo contigo Javier que el periodismo no debe quedarse en el culto
      al dato. Pero lo que se está haciendo no es lo que resumes como “Soria hizo esto. Soria
      hizo aquello”, sino “Soria dijo esto. Soria dijo aquello”, lo cual
      es muy distinto. Se hace un periodismo de correveidile, no se contextualiza
      lo que pasa. Tú hablas de tener en cuenta otros aspectos
      más allá del dato, o cuestionas lo de “la verdad factual”, ahí si
      puedo estar más de acuerdo contigo, la verdad es algo más que los hechos.
      Pero corren tiempos en que no hemos ni llegado a la verdad factual. De todas
      formas, esta semana podremos debatirlo públicamente enlas jornadas
      de CCOO. Un abrazo factual y justo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s