¡Te queremos un huevo Camps!


Nueve ciudadanos residentes en Valencia se reúnen durante dos días  para deliberar  el llamado “caso de los trajes” y cinco de ellos llegan a la conclusión de que Francisco Camps es “no culpable de cohecho”. Dice la mayoría del jurado que  estamos ante una “relación comercial” ya que  cuando Francisco Camps le decía al cabecilla de la trama Gurtell “Amiguito del alma, te quiero un huevo, tenemos que vernos para hablar de lo nuestro”. O cuando la señora de Camps le dice al mismo individuo: “te has pasado 20 pueblos “ ante lo caro que eran los regalos que le mandaba el presunto jefe de una red que escondió decenas de millones de euros en el extranjero, que eran  proveedores habituales de la Comunidad Valenciana durante la presidencia de Camps , la mayoría del jurado considera que  ahí sólo había amistad y  cariño, ¡un huevo de cariño! diría yo.
Por la mañana el ministro Ruiz Gallardón anuncia grandes cambios en la Justicia, nuevas leyes para endurecer determinadas penas y por la tarde vemos a un jurado popular que da más valor a unas contradicciones de un sastre que a la cantidad de grabaciones telefónicas y testimonios que nos dicen que los golfos de la Gürtell hacían unos regalos al molt honorable Camps , a su señora esposa y a su hija que la propia señora del president tuvo que decirle al bigotes “te has pasado 20 pueblos”.
Se trataba de red de empresas que, fitetú, siempre tenían suerte en los concursos de las comunidades donde gobernaba el PP. Cuando se publicó parte del sumario el propio Mariano Rajoy dio orden de que su partido dejara de trabajar con esas empresas, y  en la comunidad de Madrid varios diputados autonómicos imputados en la trama Gürtell dimitieron un mes antes de las últimas elecciones autonómicas.
Mariano Rajoy es lento, pero no tonto. Cuando le pidió a Camps que se declarara culpable si quería seguir presidiendo la comunidad de Valencia es porque  tenía datos que le llevaban a no poner las manos en el fuego por su compañero de partido. Para declararlo “no culpable” el jurado tuvo que poner en el veredicto que  el presidente Camps no tenía influencias sobre las contrataciones que hacía su gobierno.  Hablamos de contratos millonarios, de concursos públicos. ¿A qué se dedica un presidente de gobierno si es ajeno a las decisiones sobre los destinos de buena parte del presupuesto público?
Acabo de ver por televisión en directo la lectura del veredicto.  Camps es un gran actor. Después de mirar a la cámara, dirigió su vista al techo y dijo (vocalizando bien para que lo viéramos los espectadores) “gracias dios mio”.  Tras escuchar  el “no culpable” que le dieron 5 de los nueve miembros del jurado me acordé de aquel grito “vivan las caenas” que recibió a Fernando VII .Este año celebramos  el segundo centenario de “la Pepa”, la constitución liberal de 1812. El pueblo salió a la calle para dar la bienvenida al rey  absolutista Fernando VII, que regresaba de su destierro para enterrar las libertades que había traído la constitución de Cádiz. El veredicto de Camps y Ricardo Costa lo redactó un “jurado popular”.  Pues acatemos esta sentencia del pueblo y salgamos a la calle a gritar al molt honorable Francisco Camps “¡Te queremos un huevo, Paco!”

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en chanchullos, justicia, política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡Te queremos un huevo Camps!

  1. Carmen dijo:

    Siempre he defendido la teoría de que, dentro de cada Comunidad Autónoma, todos nos conocemos, Canarias no puede ser una excepción. Todos en la Comunidad Valencia tienen que saber y conocer quien es Camps, antes de que nos enteraramos el resto de los españoles. Luego, cuando le han votado tantas veces, los valencianos sabían a quién votaban. Este veredicto lo confirma, cuatro están en contra, pero los otros cinco no les importa que este hombre sea lo que se ha demostrado durante el juicio, y además un mentiroso declarado. Eso, o que las grabaciones que se oyeron durante el juicio eran cacofonías, que tambien puede ser, vamos, lo que vendría a llamarse una ilusión sonora.
    Que asquito, de verdad … Ya no solamente es la justicia la que da miedo, sin el mismo pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s