Pues yo no le lloraré a Fraga


Aunque la calle era de él, aunque sobrevivió al baño en Palomares, aunque tenía el estado en la cabeza, aunque era un animal político, aunque pudo ser muy inteligente…A pesar de todo eso, que se sepa desde el principio, yo no le voy a llorar a Manuel Fraga Iribarne. Por respeto a la memoria de las víctimas de la dictadura franquista, por respeto a los que lucharon por la libertad y se jugaron la vida por ella durante el régimen del dictador gallego, por respeto a los que siguen enterrados en fosas comunes, por respeto a todos los que sufrieron persecución, cárcel, tortura o muerte durante el régimen que Fraga se negó a condenar, por respeto a tantos y tantas no derramaré ni una lágrima simbólica por el político gallego que falleció este domingo en su casa de Madrid.
Esta reacción de un servidor no habría que explicarla en un país como Alemania. Cualquier demócrata germano entiende que un ciudadano queda bastante mal si define a un exministro de Hitler como un apasionado de la libertad y un hombre que amó a Alemania. Eso sería inconcebible en el país de Merkel. Sin embargo el actual presidente del gobierno, Marian o Rajoy, escribió un artículo dedicado a Fraga usando esas expresiones “Amor a España y pasión por la libertad”, y para evitar llamar dictadura a la dictadura (al pan pan y al vino, diría Mariano) dijo que Fraga comenzó en la vida pública en los “años difíciles”.

En Chile el ministro de Educación de Sebastián Piñeira quiere que en los libros de texto no se hable de la dictadura de Pinochet, sino de un régimen militar, sin hacer alusión al recorte de las libertades que se impuso durante la sanguinaria etapa de Pinochet.  Por lo menos en el país latinoamericano se abrieron procesos contra los asesinos de Víctor Jara. Lo mismo ocurre en Argentina.
Pero en España se vive la situación contraria. Un juez se sentará en el banquillo de los acusados por intentar investigar los crímenes del franquismo. Muere un político que escribió “la mejor parte del país es la que se alzó el 18 de julio de 1936”, alguien que ordenó el cierre de un periódico por una artículo que entendía que criticaba a Franco (ni siquiera nombraba al dictador, pero hablaba de él entre líneas), alguien que justificó la tortura a un preso político como Julián Grimau al que la policía hizo  saltar por la ventana y  que fue ejecutado por “rebelión” cuando lo que había hecho era ser fiel a la República, alguien así puede recibir mil piropos, podría reconocerse su inteligencia, su altura como catedrático de universidad, su astucia como estratega político, su capacidad para adaptarse a una inevitable llegada a la democracia a España, sus esfuerzos para integrar a la ultraderecha en el partido de la derecha… se pueden decir miles de cosas, pero retratarlo como un defensor de la libertad y de España es insultar  a demasiados muertos y a demasiados vivos.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Pues yo no le lloraré a Fraga

  1. Desde luego que es una vergüenza que hoy en día aún se defienda a un asesino cómplice de la dictadura que tanto daño hizo a España, a un oportunista que se maquilló y disfrazo para convertirse en pseudodemocráta. He ahí la hipocresía vigente en nuestro sistema sociopolítico.
    Estoy harto de tanta injusticia.

  2. Carmen dijo:

    Yo tampoco lloro a Fraga. El día de ayer en los medios fue de vergüenza. Eso paso en un pais que vive en una demogracia de risa, la que diseñó él mismo con la ayuda de todos los que le rodeaban con el chantaje de que no se sublebara al derecha rancia. Y no me da pena de que se haya muerto, ya tenía 87 años, bien vividos, supo aprovechar el poder, que era su credo, desde la dictadura hasta la democracia, y se llevó a gente por delante….

  3. pepo dijo:

    Ya nadie se acuerda cuando era ministro de la Gobernacion con pacuco el del ferrol y decia aquello de ” la calle es mia “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s