Esta noche último adiós a Sergio Correa en Vegueta


Algunos lectores me preguntaron cuándo se va a celebrar algún acto en memoria de Sergio Correa, el folclorista, escultor, compositor…fallecido el pasado sábado. Este jueves a las 8 de la noche en la parroquia de Santo Domingo en Vegueta será la misa funeral. Sus compañeros de la Orden del Cachorro acudirán vestidos de forma especial. No será una misa normal, tendrá todo el sabor y el sentimiento del homenaje a quien recibió recientemente “el cachorro de honor”.

Vuelvo a recurrir a las palabras del maestro Alfredo Ayala para recordar a Sergio. Nadie mejor que Ayala para retratar a su amigo, a ese hombre que tantos amigos tuvo, a Sergio que fue un digno merecedor de la frase de Machado “un hombre en el buen sentido de la palabra bueno”. Agradezco también a su yerno Octavio el comentario que hizo en la anterior entrada dedicada a Sergio. El texto que podemos leer a continuación fue publicado en la web www.etnografiayfolclore.org  de Lydia Díaz.

Sólo muere quien no se recuerda. Alfredo Ayala

Ni que decir tiene la amistad que me unió, durante muchos años  a Sergio Correa. Paseos, confidencias, largas conversaciones folclóricas, análisis, amanecidas, programas, transmisiones, humor  y proyectos, muchos de ellos truncados por las sorpresas que da la vida… Sergito, fecundo, recalaba por mi despacho, en El Sebadal, un día sí y otro también. Sacaba de su “mariconera”, agenda, teléfono y pluma estilográfica… Escribía sin parar, en mayúsculas, coplas, encuentros, datos y escuchábamos con devoción, numerosos discos que nos enviaban desde los más apartados rincones…

Ayer, -solía decirme-,  hablé con un grupito… o, casualmente me tropecé con un solista que nunca ha estado en la tele y aquí están los datos. Sergito, era un manantial de información… Observador, eran poquitos los detalles se le escapaban. Era, noblote. Hombre de mano tendida… Dispuesto para arrimar el hombro allá donde hiciera falta… Memorión como él solo, conocía, a bote pronto, la autoría de numerosos compositores o letristas con historias incluidas. En música e intérpretes de la otra orilla, lo conocía todo. En su casa, poseía una amplísima documentación. En nuestro recorrido adquiría numerosos CD y publicaciones.

Sergito, un día, como casi siempre, vino a verme. Tenía, bajo el brazo, un tocho de escritos sujetos, de coplas, historias y vivencias… Lo recibí diciéndole: ¡¡hoy traes el sobaco ilustrado!! Y nos reímos durante un buen rato, mientras en la mesa lo ojeaba cuidadosamente. Era, una historia minuciosamente elaborada…  ¡Esta es mi locura! Quiero, añadió, hacer una publicación de estas coplas que tienen historia reales de hechos y situaciones. Personajes irrepetibles, con los que he compartido muchos momentos o vivido de raspafilón algunos instantes… Creo que es una historia viva, levantada de una manera distinta, más referida a Gran Canaria pero con anotaciones sobre otras islas. Y terminó diciéndome: me gustaría que lo ojearas… Durante días, leí y releí el extenso trabajo.

Personajes como “La Perejila”, Antoñita la Cubana, Dacio Ferreras, lugares de encuentros como la Solana, Casa de mi Tía, La copa, el Tambanova o el Cuasquías, grupos como los granjeros,  Gofiones,  Sabandeños, la ternura de Valentina la de Sabinosa, Vicente Hernández “El Canario”, María Mérida… Romances… ¡en fin!, una publicación valiosa, de puño y letra que, estimo acta notarial de los últimos 30 años…. ¡Qué locura, le dije…! ¡Sí!, me replicó… ¡¡Pues bendita locura amigo!!

Entre las numerosas historias, que dieron pie a la obra que me refiero, recuerdo una sobre “El Camisón de mi abuela”. Es una conversación entre él y su madre… “Eran tiempos en que en las conversaciones con mi madre, no había la duda: Ella, decía; yo obedecía. Así, no habían errores…”

Es una densa publicación que ha quedado ahí, entre sus pertenencias, durmiendo el sueño de los justos hasta que alguien de un paso al frente y la haga pública… Algunas de ellas, Sergio Correa, se las entregó para su publicación en el blog de Lydia Díaz, http://www.etnografiayfolclore.org. De esa publicación entresaco una de sus coplas de malagueña:

Cuando me tenga que ir
Partiré como he llegado
Desnudo, casi dormido
Soñando con lo vivido
Llorando pero callado.

Amanecía el día 24, cuando recibí la noticia. Señalado día en que esperas la caída de la noche para reunirte con los tuyos.  Señalado día que esperas la noticia grata, el abrazo cálido de parientes y amigos. Señalado día en el que se te queda el corazón hecho añicos porque Sergito, el amigo, no está entre nosotros.

Para despedirlo, en el tanatorio de San Miguel, en Las Torres, numerosos amigos se dieron cita.

Descansa en Paz, amigo.

Alfredo Ayala Ojeda

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s