Rajoy ya recibe órdenes


Cuando Rodríguez Zapatero se reunía con Merkel o en alguna cumbre de la Unión Europea donde la canciller alemana y Sarkozy leían en alto las recetas del Banco Central Europeo y los otros callaban, Mariano Rajoy decía en los mítines de la campaña electoral de las autonómicas: “como español no me gusta que me digan desde fuera lo que tengo que hacer”. Y la militancia tan española aplaudía a Mariano y abucheaba a ZP porque era un machango, sin personalidad ni peso político, que se hacía pipi en clase cuando gritaban los abusadores de Merkel y Sarkozy.

Apenas 24 horas después de su mayoría absoluta, con el absoluto poder de casi todas las comunidades autónomas, el electo presidente que dirige el partido con más poder político de toda la democracia recibía en su despacho las primeras órdenes…desde fuera. Ángela Merkel le mandaba un telegrama en el que, después de la diplomática felicitación por su victoria electoral, le decía “Ha recibido de su pueblo un mandato claro para decidir y poner en marcha rápidamente las reformas necesarias en este periodo difícil para España y Europa”. Mariano Rajoy, el mismo español al que hace unos meses no le gustaban recibir órdenes desde fuera, se preocupó ayer de filtrar a los medios de comunicación el telegrama de la canciller alemana.

También llegaban hasta Génova los mensajes (¿las órdenes?) de las agencias de calificación. La agencia Fitch decía que el próximo presidente del gobierno “Debe sorprender positivamente a los inversores con un programa de reformas estructurales y fiscal ambicioso y radical”. Otra agencia, el HSBC pedía a Rajoy que defina ya sus planes presupuestarios.Ya sabemos como son los jefes, dedican medio segundo felicitarte si hiciste algo muy bien, y luego te sueltan un chorro de órdenes que quizá te llevan a hacerlo mal. En apenas 24 horas en la calle Génova se ha pasado de diseñar mensajes que anunciaban que la crisis se iba a arreglar con un gobierno que inspirara confianza, con un gobierno fuerte, a recibir recados de los que no tienen contemplaciones, de los que no respetan ni siquiera a un señor que logró la mayoría absoluta. Parece que la prima de riesgo que tanto machacó a Zapatero tampoco es prima de Rajoy y sigue enloquecida, mientras las bolsas bajan para darle a Mariano el mismo recadito que le enviaron desde el Financial Time “Mr. Rajoy, se acabó la fiesta”.

Cuenta el diario El País que Mariano Rajoy dedicó sus primeras cuarenta y ocho horas en Génova a recibir mensajes de dirigentes internacionales y a hablar con los banqueros y los grandes empresarios españoles. Ese discurso de la victoria donde anunció que “seré un presidente de todos los españoles, contaré con todos”, por ahora no ha empezado a cumplirlo. Bueno Emilio Botín (Santander) y Francisco González (BBVA) son españoles. Algo es algo. Pero tenía que haber dicho “escucharé a todos los tiburones, también los españoles”. Porque los tiburones están desesperado por comer más, y le piden a Rajoy que diga quién será su ministro de Economía, quizá para darle las órdenes directamente. Quieren comer funcionarios, empresas públicas rentables, presupuestos para obra pública… Tienen prisa y no disimulan nada.

Por si no se habían enterado, el 48% de los electores que fueron a las urnas en Canarias votó por el PP (445.667 electores isleños). Es verdad que fueron más los que se abstuvieron (casi 538.000).En España el 44,66% (más de 10 millones de electores) votó al PP. ¿Esperaban otra cosa?¿Se creyeron aquel mensaje de la tertuliana de Intereconomía que después de echarse un vinito que le había llevado José Manuel Soria dijo “al día siguiente de la victoria de Rajoy la mitad de la prima de riesgo española se irá a León a la casa de Zapatero, y ya empezaremos a salir de la crisis”. Soria debería de invitarnos a vino a todo, para ver la economía con esa clarividencia.

Mariano Rajoy quiere tener el gobierno formado antes de la Nochebuena. Recomiendo que nos gastemos lo que nos queda en champán, porque la fiesta que no hemos tenido se va a acabar. Sé que suena duro decir en estas islas, con un 30% de desempleados, que se va a acabar la fiesta. Pero estos predicadores de la austeridad que ganaron las elecciones llaman fiesta a la ley de Dependencia, a la escuela y la sanidad pública que garantice los derechos recogidos en la Constitución. Las agencias de calificación y los grandes banqueros están deseando que Mariano Rajoy entre en La Moncloa para darle carácter oficial a sus planes. Sin ánimo de asustar, la cuesta de enero será más pendiente que nunca. Los que llevan tiempo caminando cuesta arriba tendrán que esforzarse más, y veremos a los que de verdad mandan, banqueros y señores del Ibex, bajando la cuesta más rápido que nunca, porque el dinero sigue la ley de la gravedad, donde Newton dijo “masa” ponga usted “dinero” o “capital” y verá que se cumple la ley de las manzanitas.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s