La Conferencia de Paz en Euskadi


Para mí la celebración de una Conferencia por la Paz en Euskadi es una noticia muy positiva. Considero que es un paso adelante que el Premio Nobel de la Paz y exsecretario general de la ONU, Kofi Anna, el exprimer ministro irlandés Bertie Ahern, el exministro de Interior y Defensa de Francia, Pierre Jose, la exprimera ministra noruega Gro Harlem Brundtland, el expresidente del Sinn Féin, Gerry Adams, se reúnan en Donosti junto a representantes de todos los partidos políticos (excepto el PP y UPyD), los sindicatos, la patronal vasca, las organizaciones sociales, que gente tan distinta y distante se reúna y firmen una declaración conjunta donde piden el cese definitivo de la violencia de ETA, y el reconocimiento y el apoyo a las víctimas por el dolor causado.

Cada palabra, cada párrafo, cada verbo de la declaración final lleva meses de trabajo, de intercambios de correos, de asesorías jurídicas y técnicas, de esfuerzo de personas con voluntad de avanzar hacia la normalización política y la paz en Euskadi. Entiendo y respeto que pueda haber gente escéptica, que considere que la Conferencia de Donosti no sirve para nada, o que será usada por el gobierno estatal, por el PNV, o por la izquierda abertzale para obtener rédito electoral el 20-N. Cada uno es dueño de sus desconfianzas y de sus dudas. Es comprensible que fuera del País Vasco la gente se deje llevar por el ruido mediático de la prensa cercana al PP.

Los mensajes de Mayor Oreja, Esperanza Aguirre, Aznar y otros dirigentes del PP que han intentado boicotear la Conferencia de San Sebastián encuentran un público fácil fuera de Euskadi, en los consumidores de tertulias que esconden que la mayoría de la población vasca cree que la paz es posible y considera que la tregua de ETA y el cese de la violencia callejera son síntomas de que se está caminando hacia la normalización política. La teoría que Mayor Oreja difundió ayer “Esta no mata porque está ganando” sólo es digerible por gente que no tiene ni idea de lo que ocurre en el País Vasco, porque una lectura contraría sería dramática: para que ETA vaya perdiendo hacen falta una media de cien muertos al año como llegó a ocurrir durante algunos años de los gobiernos de Felipe González o José María Aznar. Frente a los titulares que nos regalará este martes la prensa que prepara la ascensión de Rajoy a la Moncloa, hagamos una comparación entre la declaración de la Conferencia de Paz y la estrategia y declaraciones políticas que hizo el PP desde el gobierno.

Declaración de la conferencia: 1.- Llamamos a ETA a hacer una declaración pública de cese definitivo de la actividad armada, y solicitar diálogo con los gobiernos de España y Francia para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto. Fue el presidente del Gobierno José María Aznar quién declaró el 18 de diciembre de 1999:“El cese definitivo de la violencia es la piedra angular sobre la q asentar el proceso de normalización que corresponde en primer término a las instituciones y todas las fuerzas políticas vascas sin ningún tipo de excepción“. Estas declaraciones las hizo cuando Herri Batasuna era legal y los representantes del gobierno de Aznar se reunieron con sus dirigentes.

Declaración de la Conferencia de San Sebastián 2.- Si dicha declaración fuese realizada instamos a los gobiernos de España y Francia a darle la bienvenida y aceptar iniciar conversaciones para tratar exclusivamente las consecuencias del conflicto. Los analistas coincidían ayer en que este punto hace alusión al futuro de los presos de ETA. Pues el gobierno español dijo el 17 de septiembre de 1999 en declaraciones al dirio El País: ”Estamos dispuestos a dialogar, a flexibilizar la política penitenciaria, y estudiar una reinserción de los miembros de ETA. A hacer lo que sea necesario sin exigencias previas, sin negociar la entrega de armas., pero la paz depende de ellos”. ¿Quién hizo estas declaraciones? NI más ni menos que Jaime Mayor Oreja, ministro del Interior

Punto 3 de la Declaración de San Sebastián: Instamos a que se adopten pasos profundos para avanzar en la reconciliación, reconocer compensar y asistir a todas las víctimas, reconocer el dolor causado y ayudar a sanar las heridas personales y sociales. Fue José María Aznar en periódico El Mundo, un mes despúes del asesinato por parte de ETA del matrimonio Becerril quien declaró:” Estoy dispuesto a ser generoso si es necesario, a ser comprensivo si eso ayuda al final del terrorismo, eso es lo que tiene que entender todo el mundo no es un camino sencillo”.

Punto 4 de la Declaracion de San Sebastián: En nuestra experiencia de resolver conflictos hay a menudo otras cuestiones que si son tratadas pueden ayudar a alcanzar una paz duradera. Sugerimos que los actores no violentos y representantes políticos se reúnan y discutan cuestiones políticas así como otras relacionadas al respecto, con consulta a la ciudadanía, lo cual podría contribuir a una nueva era sin conflicto. ” En una entrevista concedida al diario El País el 11 de octubre de 1998 el presidente José María Aznar declaró: No estoy pidiendo ni siquiera que hagan condena explícita de sus propios crímenes, pero sí que acepten las reglas democráticas desde el momento en que anunciaron el cese de la violencia.”

Hay que reconocerle al gobierno de Aznar ese esfuerzo que hizo para intentar la paz y la normalización en Euskadi. Aznar lo que tenía que hacer, se reunió con Batasuna y con ETA, tuvo una estrategia simillar a la que defiende en la Conferencia de San Sebastián. La reacción del PP y sus corifeos contra la conferencia se debe al miedo a perder unos cientos de miles de votos que lo dejen sin mayoría absoluta. Como decía este martes en El Correíllo el senador Iñaki Anasagasti no hubiera sido posible la transición política en España.
Fue el gobierno presidido por José María Aznar y con Mayor Oreja como Ministro del Interior el que mandó al Director General de Seguridad, Martínez Fluxá, al jefe del Gabinete del presidente, Javier Zarzalejos y a su asesor más directo Pedro Arriola a reunirse con los dirigentes de ETA Belén González y Mikel Anza en Zurich. Fue el portavoz de ese gobierno, Miguel Ángel Rodríguez el que declaró “No debe haber vencedores ni vencidos.” Fue el presidente Aznar el que llamó Movimiento Vasco de LIberación a ETA y su entorno. De ese gobierno formaba parte como ministra de Cultura Esperanza Aguirre. La lideresa madrileña escribía ayer en twitter: “Es un indignidad que se sienten el gobierno y ETA en un estado democrática.” Lo decía con motivo de la Conferencia de Paz, pero resulta que en esa conferencia no habíaq nadie del Gobierno . Quizá aludía a la reunión de Zurich del gobierno presidido por José María Aznar.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Conferencia de Paz en Euskadi

  1. Carlos dijo:

    Como vasco que soy y familiar de amenazados, involucrados en politica y fuerzas del estado, estoy totalmente de acuerdo con lo expresado por usted y no comprendo las ganas del PP de dinamitar dicho proceso, necesitamos la paz y hay que hacer lo que sea por conseguirla , pero como siempre el terrorismo tambien genera dinero alrededor del cual el pp parece que se beneficia porque sino no lo entiendo

    • Juan Luján dijo:

      Le agradezco mucho su opinión. Me alegra mucho que precisamente la gente que conoce y ha estado en Euskadi sea la que se pueda identificar con este artículo. Un saludo

  2. Ricardo dijo:

    Ayer vi a González “niputaidea” Pons menospreciar la presencia y las opiniones de reputados dirigentes mundiales. Lo hizo con odio contenido, digno del inhumano Millán Astray. Se le notaba un rictus inquietante cuando escupió “ni puñetera idea”. Y precisamente eso es lo que abunda en este país ignorantado -me refiero al tuyo y al mío, tú sabes Juan. Mis paisanos se tragan lo que les echen si eso se acomoda al atávico deseo humano de identificar y aislar al maligno. Y la derechona española -ahora escupo yo- sabe utilizar eso como nadie para ganar votos de un modo indecente, aunque algunos socialistas (sic) no le van a la zaga, solo que moderan su lenguaje.

    Ha tenido que montarse toda una Conferencia por la Paz en Euskadi para decirle al mundo que lo que se libraba realmente en el País Vasco era una guerra camuflada. La cumbre reconoce internacionalmente y de manera tácita que el Estado español, con sus distintos gobiernos al frente, practicó la guerra sucia contra ETA, con varias decenas de muertos a sus espaldas, de los que no se ocupan las asociaciones de víctimas del terrorismo, por cierto.

    Dijo algún dirigente del PPsoe cuyo nombre no recuerdo, no sé si fue el propio bocachancla éste, que la diferencia con Irlanda del Norte es que en las calles vascas nunca hubo tanques… Bueno pues es solo una cuestión de tamaños, porque a mí las tanquetas de la policía se me parecen muchísimo a un tanque urbano. A Pons le digo que sí, que fue una guerra. Lo reconoce la Conferencia y lo demuestran los hechos, porque las guerras se libran también en los despachos de las embajadas; practicando la censura abierta de los medios incluida la producción artística; prohibiendo las ideas que no coinciden con las tuyas por “razones de seguridad nacional”; infiltrando espías entre las filas enemigas; fomentando la connivencia de la justicia con el aparato de propaganda; arrinconando a los que coquetean con el enemigo; desarticulando el soporte político e ideológico mediante secuestros y posteriores torturas, en algunos casos hasta la muerte; legalizando el apartheid con la juventud de un territorio (la condena no es igual si quemas un cajero en Euskadi o en Schamann). Si esto no es una guerra ¿qué es? ¿terrorismo de estado? Pues más les conviene defender lo primero. Y a la paz se llega con una conferencia internacional y con cesiones por ambas partes.

    Como siempre Juan, magnífico análisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s