El circo de la Duquesa de Alba


¿De qué hablamos hoy? Pues yo prefiero hablar de la boda de la Duquesa de Alba. Si quiero llegar al populacho debería tener en cuenta sus gustos, o al menos lo que se oferta y se consume. Entre usted en Google y ponga “Boda de Duquesa de Alba y Alfonso” y podrá leer 1.220.000 noticias. Ponga usted “Según el CIS los españoles quieren Estado de Bienestar” y encontrará 9850 resultados.

En los tiempos del pan y circo romano el imperio se mantenía con esclavos. Había un sector de la población que carecía de los derechos de la ciudadanía, no tenían personalidad jurídica y sus hijos pasaban a ser propiedad de los amos. Salían a la calle con un collar que ponía: “si me escapo, devuélvame a mi amo”. Como cosa positiva digamos que algunos esclavos llegaron a cambiar de estatus y que con los años subieron de precio en las subastas. Los emperadores romanos estaban preocupados por la rebelión de los ciudadanos, por eso utilizaban el circo para entretener a las masas. Hoy en día el circo sería esa boda entre la aristócrata anciana y su novio madurito. Nos muestran el circo en las portadas y nos esconden las noticias del pan. Para muchos hoy el único pan es lo que queda del Estado de Bienestear.

Según la última encuesta del CIS más del 67% de los ciudadanos consideran que debe mantenerse el Estado de Bienestar que” debe ser responsable del bienestar de todos los ciudadanos y tiene la obligación de ayudarles en sus problemas” frente al 21,3% es partidario de un modelo en el que los poderes públicos sean responsables de los más desfavorecidos. Sólo un 7,9% apuesta porque los ciudadanos se valgan por sí mismos. Para contarlo todo digamos que en junio de 2008 el CIS hizo la misma pregunta y entonces favorables al mantenimiento de un Estado de Bienestar para todos eran un 74,2%. Coincide esta tendencia, según el CIS, con un incremento de los ciudadanos que se consideran de derechas y de ultraderecha.

Desde junio de 2008 hasta la última encuesta del CIS hemos asistido a un bombardeo mediático de acoso y derribo al Estado de Bienestar. Sobran trabajadores públicos, las administraciones derrochan una barbaridad, hay que recortar gastos como en cualquier familia, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, no se pueden mantener todos los servicios, la gente abusa de la sanidad, los profesores son unos gandules, las ayudas a los parados van contra la productividad… Tertulianos profesionales, políticos con doble paga millonaria (último ejemplo Dolores de Cospedal) o sueldos camuflados (Esperanza Aguirre) o patrimonios desorbitados (José Bono) predican contra las ayudas a los más débiles y trasladan la sospecha a los de abajo. La defensa del Estado de Bienestar ha quedado en manos de algunos irredentos que parecen elementos exóticos o animales en peligro de extinción en medio de una masa de opinadores que despotrican de lo público (y meten en el mismo saco el coche oficial, el centro de salud o la caja de Ahorros).

Se quiere privatizar todo, porque lo privado funciona mejor. Así retratamos a los funcionarios (con un alto porcentaje de mileuristas) como unos millonarios privilegiados que ahogan los presupuestos públicos. En la empresa privada tenemos unas condiciones laborales cada vez más duras, cada vez menos derechos. Si uno habla con un abogado laboralista puede ver que la evolución actual del mundo laboral va en dirección contraria a la evolución del imperio romano. Cada vez hay menos más esclavos y cada vez valen menos.

Por eso es fundamental invertir en el circo. No es necesario que los gobiernos inviertan en circo, son las grandes empresas y las cadenas de televisión las que lo hacen, porque les interesa. La boda de la Duquesa de Alba y Alfonso es el mejor ejemplo. Hasta los periódicos canarios encuentran huecos en sus portadas para informar de los detalles de la boda o preguntar a sus lectores por ella. Un hueco que no han reservado para la última encuesta del CIS que dice que los ciudadanos prefieren que siga existiendo el Estado de Bienestar.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El circo de la Duquesa de Alba

  1. manuel sánchez verdeja dijo:

    Arrállese un millo, me oyó???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s