Gran Hermano vigila a TVE


“Al final el Partido anunciaría que dos y dos son cinco y habría que creerlo. Era inevitable que llegara algún día al dos y dos son cinco. La lógica de su posición lo exigía. Su filosofía negaba no sólo la validez de la experiencia, sino que existiera la realidad externa. La mayor de las herejías era el sentido común. Y lo mataran a uno por pensar de otro modo. Sino que pudieran tener razón. Porque, después de todo ¿cómo sabemos que dos y dos son efectivamente cuatro? O que la fuerza de la gravedad existe. O que el pasado no puede ser alterado.” 1984, George Orwell.

Volvemos a 1984, la gran novela firmada por George Orwell . En realidad volvemos a 1948, el año en la que fue escrita. De repente ayer Winston Smith, el protagonista de la novela, el funcionario del Ministerio de la Verdad encargado de aplicar la censura, se coló en el consejo de Administración de Radio Televisión Española y ganó su batalla más dura, sumar los votos suficientes para que el Gran Hermano se instale en la redacción de los servicios informativos de la cadena pública.

El PP llevaba tiempo intentándolo, en dos ocasiones anteriores sus consejeros habían llevado al Consejo de Administración de RTVE la propuesta de que todos consejeros tengan acceso al sistema informático Inews donde se puede ver en tiempo real el trabajo que están realizando los periodistas de los servicios informativos. Podrán ver en tiempo real qué imágenes y textos se preparan para el telediario. Antes de que salga en antena, justo en el momento en el que los periodistas están elaborando las noticias, los consejeros del ente público que fueron nombrados por las fuerzas políticas parlamentarias, pueden conocer todo el contenido del informativo.

A partir de ahí pueden ganarse a los jefes de los principales partidos políticos haciendo de chivatos. Así el consejero que representa al PP puede llamar a González Pons y contarle que el el Telediario están preparando un video donde se ven a unos profesores increpando a Esperanza Aguirre, o el consejero del PSOE puede llamar a un alto dirigente socialista para contarle el texto de una información que deja muy mal a Rubalcaba. A partir de ahí, los dirigentes políticos pueden movilizar la sala de máquinas para presionar y quitar la noticia o edulcorarla. Y puede ocurrir que todo eso pase sin enterarnos.

La reunión del Consejo de Administración se produjo ayer por la mañana, pero ayer tarde todavía había una gran confusión sobre el resultado de la votación. Al principio se dijo que salió adelante a propuesta del PP y Ciu, y el voto favorable del PSOE. Después se supo que los consejeros del PSOE se abstuvieron, igual que los de ERC y Comisiones Obreras. Esa abstención y los votos favorables del PP y Ciu permitió que la propuesta saliera adelante. En twitter se produjo una importante movilización de periodistas que rechazamos la medida, y le trasladábamos a dirigentes del PSOE y el PP a través de la red nuestra oposición a la instauración de Gran Hermano o la censura previa en TVE.

Parece que la movilización surtió efecto, porque González Pons (PP) y Elena Valenciano (PSOE) se desmarcaron de la votación de los consejeros de sus partidos. El comunicado del consejo de Informativos de TVE (un órgano que intenta garantizar la independencia y pluralidad de los servicios informativos) fue contundente: el acceso de los consejeros del ente público al sistema Inews “es un ataque directo a la independencia y la libertad de los profesionales de la información”.

Pero la votación existió, y la rectificación en twitter no tiene valor legal. Ahora tenemos que hacer todos de Gran Hermano y vigilar los siguientes pasos que van a dar los partidos y sindicatos representados en el Consejo de Administración de RTVE. Si, como dicen los dirigentes twitteros del PSOE y el PP, sus consejeros actuaron por libre sin consultar a la dirección de los partidos, lo mínimo es cesarlos de forma fulminante y nombrar a otros que aprueben la anulación de la votación de ayer. Con la nocturnidad y alevosía que significa votar una medida tan trascendental al final de la legislatura con un consejo de Administración descabezado tras la dimisión de su presidente Albert Oliart, los consejeros del PP, Ciu, PSOE, ERC y CCOO (unos con el voto favorable y otros con la abstención cómplice), escribieron ayer una de las páginas más tristes en la historia de RTVE.

Pretendían dar miles de pasos atrás en el camino andado los últimos años por profesionales de la talla de Fran Llorente y otros responsables de informativos, un trabajo que ha hecho TVE más plural desde el punto de vista de la información de partidos políticos, aunque con muchas carencias en cuanto a la sensibilidad hacia otras organizaciones sociales.

La página que ayer escribieron estos consejeros podría formar parte de la novela 1984 de George Orwell. Quién le iba a decir a su autor, que luchó como voluntario en el bando republicano en la guerra española del 36, que 75 años después en ese mismo país Winston Smith iba a cobrar vida con el cargo de consejero de RTVE para intentar convertir a todos sus consejeros en funcionarios del Ministerio de la Verdad ¡Qué horror!

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en derechos humanos, política, sindicatos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gran Hermano vigila a TVE

  1. Alabama dijo:

    Juan, llamamos pluralidad a lo que nos gusta oír y escuchar. La transparencia no es mala, es mala la interpretación que se hace de ella. El problema no es qué vean cómo trabajan los periodistas y cómo son las escaletas, el problema es que los periodistas se sientan desemparados para contar la verdad porque son sus compañeros los primeros en darle la espalda. El problema es; ¿cómo garantizamos la independencia de los profesionales de la información? ¿Dándole libertad con una herramienta en la que tú sabes que no hace falta la censura directa de un político para que esta exista? o ¿ protegiéndoles con herramientas directas que le legitime de una vez por toda ante la sociedad? Sinceramente ,creo que ya es hora que llamemos por su nombre a las cosas y no montemos los numeritos que montamos ante un supuesto “atropello” que ahora es público pero que hasta ayer era el mismo y peor. Vayamos al fondo de la cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s