Vacaciones en el Sur. Por Jaime Sáenz


Alquílese un apartamento en las cercanías de San Agustín o las Burras o consiga un alguien que se lo empreste, y arranque con familiaje, señora y demás atriles propios pa’ ir pal Sur. Deje el perro ca’ de algún amigo o familiar, porque no lo van a dejar llevarlo a la playa, y tire temprano pa’ no coger ni calor ni colas.

Sepa que no puede jugar a la pelota en la playa, ni a las raquetas, ni pasear al perro. Tampoco puede pescar de la orilla sin los permisos oportunos y el carnet adecuado. El de la Seguridad Social no le vale, de momento.

Bótese bajo la sombrilla, porque el sonajero no perdona. Dígale a la parienta que lo unte a usted, a los chinijos con crema, y después embadúrnela bien usted a ella. Botarse sobre la arena como antiguamente, no es muy recomendable. La arena se pega y no sale. Puede poner una toallita del Barcelona que está de moda, pero si tiene una de la U.D. Las Palmas o del Tenerife de mejor ver será. De todas maneras mejor será que se mantenga de pie para que no tranque cualquier cosa de la arena.

Le digo esto, porque dicen que Tragsa anda sacando arena de una cancha de petanca, que está a la sombra de unos pinos marinos, donde el personal, desde hace algún tiempo, ha venido llevando los perros a desahogar, y la arena lleva pienso canino digerido en cantidad. Los gatos también colaboran, pero van por su cuenta y normalmente con nocturnidad. Ellos son muy suyos para con sus necesidades, hasta el punto que tienen por costumbre inmemorial, abrir un joyito y esconder el regalo para no molestar. Como le decía el tranque es porque dicen que la están repartiendo por la playa de San Agustín, y me da que el santo no se ha enterado, salvo que lo del epicentro y los temblores sea cosa de protesta milagrosa.

¿Que por qué le advierto que la arena de San Agustín puede que lleve como aditivos piensos digeridos?, pues porque es mi obligación cívica hacerlo. Si la policía local de San Bartolomé, Costas y Turismo no hacen caso de las protestas del personal, lo menos que podemos hacer los contribuyentes es avisarnos unos a otros y evitar que tirándonos en la arena hagamos de nosotros una croqueta con mierda perro.

El irse al agua no es suficiente, porque como quiera que la arena ha sido extendida a payor por los tractores, la marea se ha encargado de disolver el pienso digerido y compaña, el nuevo protector solar con que usted se untaría el pelo, la piel y los ocho orificios corporales, no tiene marca, pero puede dejarla. Por eso le decía lo del carnet de la Seguridad Social, ya que no es sólo la piel la posiblemente contaminable, uno puede tragar esa mierda por ocho conductos diferentes.

Jaime Sáenz

Este artículo fue escrito por Jaime Sáenz de Solidaridad Canaria, hombre desinquieto que sabe indignarse con la socarronería necesaria para resistir las cosas que pasan en este país nuestro.

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en medioambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s