Más cargos para el CCN


La comisión ejecutiva del CCN se reunió este sábado de forma urgente. Querían mandar un SOS desesperado a Paulino Rivero: queremos más cargos. La viñeta de Padylla en La Opinión de Tenerife describía la situación, se veía a Nacho González frente a Paulino Rivero bajo el titular periodistico “El CCN quiere más cargos”, y el presidente del gobierno señalaba una portada del periódico donde se leían todos los cargos que ya ya les ha dado la magistrada María de Lorenzo Cáceres-Fanizo: malversación de fondos públicos, falsedad documental, delito contra la Hacienda Pública, delito electoral y tráfico de influencias. Cinco cargos contra los dirigentes de un partido pequeño que apenas logró algunas concejalías en las elecciones de 2007, año en el que el CCN gastó más de cinco millones de euros en la campaña electoral, cinco veces lo que legalmente podía gastar.

Desde hace varios días La Provincia está contando los detalles del sumario de la llamada “operación Hubara”. Durante la investigación del caso Las Teresitas (un pelotazo de libro que ha investigado la Fiscalía Anticorrupción y el TSJC, en el que están imputados políticos de CC como Miguel Zerolo y empresarios como Ignacio González papá ) la policía se encontró con documentación relacionada con las cuentas del CCN (partido presidido por Ignacio González hijo). Contaba este domingo La Provincia que las cuentas de la caja B del CCN en 2007 las llevaba Felipe Manuel de Armas, el peón de Ignacio González papá que con una nómina de 720 euros mensuales logró un crédito de CajaCanarias de 33 millones que sirvió para el pelotazo que, según los tribunales perjudicó gravemente las cuentas del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Aunque Ignacio González atribuyó todas las informaciones que se publicaron estos días en los periódicos de Prensa Ibérica a una denuncia falsa de una antigua empleada del CCN, en la investigación judicial figuran las declaraciones de medio centenar de testigos y escuchas telefónicas a dirigentes del CCN y al propio Ignacio González hijo que llega a comentar “ya no le puedo pedir más dinero a mi padre”. En la campaña electoral de 2007 el CCN se presentó con el PIL, pero en Gran Canaria y Tenerife fue solo. Sobre todo en Tenerife fue uno de los partidos que más propaganda electoral derrochó. En el sumario se recoge una conversación telefónica de Francisco Padilla, que la policía sitúa como gerente del CCN, y, según La Provincia, llega a comentar : “buf, si yo hablara, y dijeran quién patrocinaba el partido, y qué empresas también, entonces más de uno se iba a cagar por las patas pá abajo…”

Decía José Carlos Mauricio que la derecha canaria manda a la política a los que no sirven para los negocios. Ignacio González hijo es el mejor ejemplo. Desde que entró en la política por la puerta grande del PP gracias al patrocinio de papá, ya en Tenerife decían que el PP tinerfeño era un partido que le regalaron a un hijo de papá. Recuerdo aquel congreso del PP de octubre de 1999 cuando José Manuel Soria logró la presidencia del partido contra la candidatura de Antonio Luis Medina (que tenía en su lista a José Miguel Bravo de Laguna, qué cosas, tú). Soria no reservaba ninguna plaza en la ejecutiva a Ignacio González hijo, así que Ignacio González papá se levantó enfadado del salón del recinto ferial de Tenerife. Los periodistas lo perseguían “don Ignacio, por favor, unas declaraciones, don Ignacio…”. Pero don Ignacio no quiso hablar. Ignacio González hijo dio una rueda de prensa anunciando que dejaba la política.

Pocos años después regresó también por la puerta grande. Y parece que papá siguió con la chequera. González Santiago llegó a la presidencia del CCN en 2003 en un congreso que ya nació con una denuncia en los tribunales puesta por su antecesor en el cargo, Luis Hernández, otro hombre dado a la insana mezcla de política y negocios.Ignacio González hijo sacó al CCN de Coalición Canaria cuando no le dieron un cargo en el gobierno. Su política de pactos siempre ha estado vinculada a los cargos que le den. En 2007 se presentó en solitario porque ni Nueva Canarias ni el CCN le ofrecían puestos de salida. No entró en el Parlamento, pero logró un puesto de concejal en Santa Cruz de Tenerife. Viendo el derroche de la propaganda electoral, fue sin duda el puesto más caro de todos los ediles tinerfeños.

La inversión del presidente de la Cámara de Comercio en su hijo salió rentable, porque durante el mandato pasado el voto del concejal del CCN ayudó a que el ayuntamiento presidido por Zerolo rechazara obedecer a los tribunales que pedían la anulación del pelotazo de Las Teresitas, así ni Ignacio González papá y ni Antonio Plasencia tuvieron que devolver el dinero al consistorio.En una de sus maniobras pirotécnicas, el alcalde Miguel Zerolo (que se puso uno de los sueldos más altos de España), declaró a Santa Cruz de Tenerife en emergencia social y puso al frente de la concejalía de Asuntos Sociales a Ignacio González hijo. Por suerte para los chicharreros, González ya no está en el ayuntamiento.

Cuando González Santiago fue la semana pasada al Parlamento a recoger su acta de diputado, se encontró con los manifestantes del 15M que gritaban contra la corrupción y mostraban carteles que decían “no hay pan para tanto chorizo”. González se debió dar por aludido y a los pocos días escribió un artículo contra los manifestantes en El Día donde decía que “ la policía debe actuar con contundencia y desalojar la plaza de la Candelaria limpiándola de esa morralla”. Con argumentos claramente fascistoides González Santiago dijo que a los acampados se habían sumado “un percal de políticos fracasados, provenientes mayoritariamente de partidos de extrema izquierda, libertarios, o sea, anarquistas, y buscavidas de todo tipo, bronquistas, borrachos, drogatas e indigentes”.

El señor que ha llevado los servicios sociales de una de las capitales canarias considera morralla a los indigentes, llama “drogatas” a los toxicómanos y se escandaliza porque según él en medio de Santa Cruz, “ comen, duermen y hacen sus necesidades, como en un poblado gitano”. El hijo de papá ya mostró su rostro xenófobo hace unos años cuando se manifestó en Santa Cruz con una pancarta donde se veía un cayuco con africanos bajo el lema “no cabemos más”. No caben en las islas los africanos que huyen de los paises donde su papá no ha tenido problemas para hacer grandes negocios utilizando subvenciones del gobierno canario. Con Ignacio González hijo al frente de los servicios sociales se murieron cinco indigentes en las calles de Santa Cruz. Después de leer su artículo en El Día empezamos a entender las cosas.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política, servicios sociales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s