Los insultos de El Día


Señor Paulino Rivero. Señora Ángela Mena. Otros familiares del presidente del Gobierno de Canarias. Personas piadosas con nuestro presidente. Por si no se han enterado, el primer ejemplar del periódico El Día no se publicó el pasado 19 de junio de 2011, fecha en la que el diario de don Pepito (también conocido como José Rodríguez) puso en su portada un documento que recogía una presunta fe notarial de una empresa de la mujer de Paulino Rivero y otros familiares del presidente en México. El Día publicó lo publicó después de ser advertido por los afectados de que se trataba de un documento falso. Lo publicó sabiendo que no lo había contrastado. Lo publicó, es verdad, con el objetivo de hacer daño a Paulino Rivero después de no haber logrado ninguna licencia en el concurso de radios convocado por el ejecutivo.

Pueden ustedes, señor presidente , familiares y personas piadosas, sentirse agraviados por El Día. Hacen bien ustedes en dar la cara, tarde, pero la dan. Actúan ustedes correctamente al difundir otros documentos y denunciar un presunto chantaje. Es su deber. Porque los ciudadanos canarios tenemos derecho a saber si el presidente del gobierno o sus familiares más directos montan millonarias empresas en México o en un paraíso fiscal. Ustedes están haciendo lo que deben hacer. Y ustedes gozan del derecho a la presunción de inocencia, son los medios que han insinuado que la familia del presidente del gobierno tiene una empresa en México los que tienen la obligación de demostrarlo.

Pero, señor Presidente, su denuncia contra las prácticas de El Día llega como cuatro años tarde, desde que usted es presidente. O quizá incluso 30 años tarde, desde que usted ocupa un cargo público. Porque El Día lleva insultando a la ciudadanía canaria desde hace décadas. Y ha insultado a lo mejor que tenemos en nuestra tierra. El Día ha insultado a los jóvenes que defienden nuestra naturaleza, El Día ha insultado a profesores universitarios como Federico Aguilera (Premio Nacional de Economía y Medioambiente), al historiador Domingo Garí (autor del artículo El Día un periódico miserable que fue silenciado por la mayoría de los medios a los que los envió Garí), al sociólogo Francisco Déniz, El Día ha insultado a diputados autonómicos, a consejeros del gobierno, a líderes de la oposición. Cualquiera que desde la universidad, la calle o la política haya cuestionado alguno de los grandes proyectos promovidos por la patronal tinerfeña y sus representantes políticos que gobiernan las instituciones desde hace décadas. Los proyectos como el Puerto de Granadilla, el anillo insular o la vía de Ronda han sido defendidos por El Día desde el fundamentalismo, con la lapidación de quienes osaran cuestionarlos. La potente maquinara de ATI siempre tuvo las instituciones para aprobar los proyectos, los grandes empresarios para montar los pelotazos y El Día para amedrentar o insultar a los cuestionaran la necesidad de esos negocios.

Desde las páginas de El Día mercenarios de la pluma, del micro y la bacinilla como Andrés Chaves han machacado a todo aquel que osara denunciar la corrupción en instituciones gobernadas por el partido que usted presidía señor Rivero. Desde los editoriales de El Día se ha insultado a políticos, abogados, fiscales, jueces o colectivos sociales que han denunciado o investigado la escandalosa y sospechosa gestión de Miguel Zerolo en el caso Las Teresitas. Cuando José Manuel Soria se hizo amigo de Zerolo El Día lo premió con su protección y pasó también a machacar a periodistas o jueces que investigaban el caso eólico, el caso salmón, Tebeto o cualquier asunto donde apareciera el apellido Soria. Y el presidente del PP correspondió a ese amor de Don Pepito firmando cheques del presupuesto público para financiar El Día a través de la publicidad institucional. Los ciudadanos grancanarios hemos soportado durante tres años, durante mil días, durante más de 24.000 horas la portada de la edición digital de El Día en la que se insultaba a esta isla y se hablaba de la peligrosidad de las playas de Gran Canaria y mientras eso ocurría ¡la consejería de Turismo! dirigida por José Manuel Soria (con Rita Martín de marioneta necesaria) invertía cientos de miles de euros del presupuesto público en los medios propiedad de José Rodríguez en forma de publicidad institucional.

Su gobierno, señor Rivero, que negó apoyo económico a ongs que querían realizar campañas contra el racismo, su gobierno y el de Soria tuvo la desvergüenza de dar a El Día casi medio millón de euros sólo en 2009 para apoyar unos suplementos a favor de la consejería de Obras Públicas y un suplemento ¡dedicado a Africa! en un periódico racista que había sido denunciado por sus artículos xenófobos. En lugar de pedirle usted a El Día que no fuera racista, que cesara de meter miedo contra la población africana, usted aprobó ayudas para que El Día publicara un suplemento sobre África, y también apoyó económicamente a ese periódico con el amparo de un decreto que establece ayudas “por defener la unidad de Canarias”. El Día insultando a Gran Canaria, y usted y el señor Soria apoyándolo por defender la unidad del archipiélago. Me dicen que usted ha dicho que va a revisar esas ayudas. Vaya, por dios, al final va a resultar que insultarlo a usted es un ataque a la unidad de Canarias, pero insultar a Gran Canaria no. Aquí también podemos recordar (¡ay las hemerotecas!) que después de haber insultado a Gran Canaria un periódico grancanario se hizo socio de El Día y Diario de Avisos para montar una productora que se presentó en el concurso de informativos de la Televisión Canaria. Fue El Día quien se salió del negocio por los celos de Don Pepito al presidente del Canarias 7, pero mientras El Día aceptó participar en el negocio (con garantías de ganar el concurso que se cumplieron) desde el periódico grancanario que ahora se convierte en paladín de la lucha con El Día no se cuestionó la insultante línea editorial de don Pepito (bussisnes are bussisnes!).

Debe usted saber señor Rivero que hay una gigantesca lista de agraviados `por El Día, en la mayoría de los casos (no en todos) son personas decentes que apostaban por el interés general. Esa personas no tenían servicios jurídicos autonómicos ni tuvieron fiscales celosos de su trabajo para investigar a El Día. Por eso, en estos tiempos duros que corren, señor presidente, cuando se le ve a usted afectado por los agravios del periódico fascista, cuando encuentra usted tanta solidaridad de tirios y troyanos, sólo quiero decirle que estaría dispuesto a solidarizarme con usted (El Día no ha podido demostrar esos oscuros negocios mejicanos y quien acusa debe aportar las pruebas, por eso usted y su familian tienen el sagrado derecho a la presunción de inocencia). Pero antes de mostrar mi solidaridad con usted sólo le pido una cosa, muestre usted su solidaridad con todos los agraviados por El Día. Mientras tanto, sólo puedo decirle : Bienvenido al club de los insultados por El Día.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en periodismo, política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los insultos de El Día

  1. Ricardo Curbelo dijo:

    Qué buena tunda de cachetones, oiga. Si no fuera por el poder que aglutina esa especie de entente, la compararía con las cuitas de un patio de colegio. Los conchabos interesados, los chantajes, las palizas (en aquel caso, mediáticas), las traiciones por el bocata de picadillo, los chivatazos al profe, la prepotencia del delegado de clase. La clara diferencia está en lo que nos jugamos. Esta tierra no se merece el pelaje de ese personal, en este caso, autorizado. Otra cosa que me jode “normemente” (Morgan dixit) es tener que defender mis sentimientos (más que ideas) independentistas teniendo a D. Pepito como interlocutor elegido y buscado con ahinco por los españolistas.

  2. toni dijo:

    Muy bueno, Juan. Has dado en el clavo (¿o en el calvo?). Me gusta lo que escribes. Ojalá nunca te llegaran a censurar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s