El movimiento 15-M tras las elecciones


Muchos dudaban que el movimiento 15-M siguiera tras las elecciones del pasado domingo. Los que se preocuparon de criminalizarlos decían que el ministro Rubalcaba estaba detrás de los acampados en Madrid, Barcelona, Gran Canaria, Tenerife y decenas de ciudades españolas. Los hechos han demostrado que los criminilizadores de cualquier disidencia mentían. Ahí están en muchas ciudades acampados y en otras muchas preparando una gran manifestación para el próximo 15 de junio.

Los que no desean que los que se movilizaron por una democracia real sigan en las calles dicen que los resultados electorales han supuesto un fracaso sus objetivos. El movimiento 15-M no se planteó ningún objetivo electoral, siempre se definieron apartidistas y proclamaron que ante la convocatoria electoral había que acudir a las urnas con un voto responsable. Resulta curioso que sea precisamente la derecha la que hable de fracaso ¿acaso no consideran un voto responsable haber logrado una victoria del PP?
La victoria del PP estaba cantada antes del 15-M, pero algunos datos de los resultados tienen que ver con la movilización ciudadana. El incremento del voto crítico con el sistema actual, de los votos blancos y nulos que se triplicaron en toda España, demuestra que mucha gente coincidía con la crítica que el movimiento 15-M realiza a toda la clase política y a la degradación de la democracia. El aumento en un 2% de la participación en Canarias no ha sido porque los partidos provocaran una mayor ilusión, al contrario, esa bajada de la abstención se debe al importante incremento de los votos blancos y los nulos que sumaron en las Canarias más de 50.000.
Las críticas al sistema electoral tienen más razón que nunca . Ahora que ve que Coalición Canaria no lo quiere apoyar para presidir el gobierno canario, Soria considera una prioridad la reforma del sistema electoral. El PP obtuvo 63.000 votos más que CC y sin embargo los dos partidos tienen el mismo número de escaños. También hemos visto que La Palma con menos población que Fuerteventura cuenta con un escaño más. Pero son los partidos pequeños los que más sufren la injusticia del sistema electoral Alternativa Sí Se Puede con más de 19.000 votos y Los Verdes con más de 18.000 no entran en el Parlamento, mientras que la Agrupación Herreña independiente obtuvo 1 escaño con 2145 votos, CC con menos de 18.000 votos logró 4 parlamentarios en La Palma y los socialistas gomeros consiguieron dos diputados con poco más de 5000 votos en esa isla. Cada escaño le costó a Coalición Canaria unos 10.000 votos, mientras que hubo tres fuerzas políticas que no entraron a pesar de doblar esa cifra o Nueva Canarias sólo obtuvo 3 a pesar de tener más de 80.000 votos.
Otra de las reivindicaciones es la participación ciudadana. Los movimientos políticos para formar los nuevos gobiernos en ayuntamientos y cabildos son una prueba más del funcionamiento antidemocrático de la actual clase política. Aquellos señores que en la campaña electoral iban al mercado o paseaban todos los días por las calles peatonales para hablar con los ciudadanos están ahora manteniendo reuniones secretas para cerrar acuerdos que les permitan acceder al poder en las diferentes instituciones. No se trata de que no escuchen lo que han dicho los ciudadanos en cada lugar, se supone que el mensaje debe ser que gobierne el más votado, es que no escuchan ni a sus militantes. Algunos cargos electos llaman a los periodistas para preguntarles “oye, sabes algo, porque mi partido a mi no me dice nada y supongo que ya se están moviendo para decidir qué debo votar”.

Hay otras reivindicaciones del 15-M que no afectaban a las elecciones municipales y autonómicas sino a las generales. El control del poder de los banqueros, el freno a las reformas laborales y los ataques al estado de bienestar son luchas que deberían centrarse en las próximas elecciones. Estamos viendo como partidos que se presentaron levantando la bandera de la lucha contra la corrupción, se echan a correr para llegar a acuerdos con presuntos corruptos. La ética política, la participación ciudadana, el control de los poderes económicos, la apuesta por un cambio del sistema económico…son asuntos que no están en la agenda de las negociaciones. Sólo se habla del reparto de poltronas.
Por eso hay que decir que sobran los motivos para continuar saliendo a la calle, para seguir señalando con el dedo a los financieros y a los poderes económicos, para seguir demandando que se escuche a los ciudadanos. Hay que recordarles a los profesionales de la política que copan las listas electorales que la democracia no puede reducirse a una partitocracia que monta una ceremonia electoral cada cuatro años, y que después del cierre de las urnas baja el telón del teatro y los actores se olvidan del guión y montan una auténtica orgía cegados por la erótica del poder. Lo que vivimos estos días con tanto entrada y salida de las alcobas, tantos cuernos, tantas traiciones y tantos amores nuevos no es democracia, es pornografía.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El movimiento 15-M tras las elecciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s