Del escepticismo a la indignación


Mis queridos líderes de la nada, recolectores de aplausos cautivos, protagonistas de carteles de cartón, con sonrisas de cartón y labios con brillo, mis queridos omnipresentes por decretos propios, trepadores de farolas, mis rostros pintados en guaguas que jamás han montado, habitantes de techos de taxis, invasores de todos los espacios urbanos y rurales, visitadores de mercados municipales, ordeñadores de cabras por un día, predicadores del desarrollo sostenible, amantes de lo nuestro…

No sé si sabían que candidato viene de cándido, de limpio. Así fue el origen. Hoy, ya ven, unos cuantos se presentan sólo para saltarse a la justicia de base y negociar con magistrados de alturas, elegidos por los mismos que los juzgan. Ustedes, que cada cuatro años nos llaman ciudadanos y se interesan por nuestros barrios, ustedes que de repente tiene teléfonos accesibles, que están en las calles peatonales después de 3 años entrando en el coche oficial directos al garaje de las instituciones, ustedes que logran que hasta el escenario llegue alguien en silla de ruedas mientras dejan que la ciudad sea una carrera de obstáculos para los discapacitados.

Ustedes deben saber lo que pasó ayer en 50 ciudades españolas. Pasó que, por ejemplo, en las palmas de Gran Canaria, sin guaguas que los llevaran, sin bocadillos garantizados, sin melodías de Noelia, Noelia, Patria Canaria o gracias de Pepe Blanco, sin que nadie pasara lista, sin buscar un puestito para después del 23 M, con el único interés por echar la indignación para afuera, miles de personas salieron a la calle. Un domingo por la tarde y sin apoyo en los periódicos presagiaba poco público, pero se puede decir que fue un éxito.

Caras nuevas en la pancarta. Jóvenes que no se habían manifestado nunca, escépticos que vivieron otras mil manifestaciones, mayores que abandonaron los partidos del sistema, candidatos de la utopía, cristianos de base, ateos de altura, feministas de ayer y de hoy, habitantes de redes sociales, twitteros de 24 horas, feisbuqueros de casi todos los días, hartos de estar hartos, gente que pasó del escepticismo a la indignación, de la pantalla a las aceras. Gente que decidió pasar del escepticismo casero o el cabreo en la barra del bar a la indignación colectiva.

Y los gritos sonaban a nuevo, a espontáneos, a brisas de cambio: “Recortes a los banqueros no al obrero”, “No hay pan para tanto chorizo”, “A siempre de canapés yo no llego a fin de mes”,”Francia y Grecia luchan, España triunfa en fútbol”, “No es crisis es estafa”. Pitidos de alegría, tambores. Triana fue un río de gentes. La pancarta que cubre un edificio de 10 pisos en Triana con las grandes caras de Soria,Bravo y Cardona compitió en pitidos con la fachada del BBVA, es difícil adivinar de ellos obtuvo más rechazo.
Tengo la impresión de que la próxima manifestación de esta gente acabará frente a la sede del BBVA, del Banco de Santander (también recibió sonoras pitadas) o de alguna empresa del Ibex 35, se trata de señalar las entrañas de sistemas, al fin y al cabo los políticos son unos intermediarios. Cuando desde casi todas las siglas nos prometen la bajada de impuesto nos esconden que ya se los están bajando a los vampiros: entre 2007 y 2009, los primeros años de los recortes sociales, las empresas del Ibex 35 redujeron su contribución fiscal un 55%, a pesar de que esos mismos años crecieron de forma importante sus inversiones en paraísos fiscales. Según el Informe de Responsabilidad corporativa de las empresas del Ibex 35, estas empresas cuyos beneficios deben cotizar al 30% al final no llegan a cotizar ni un 10% debido a diferentes figuras fiscales.

Estos datos no suelen destacarse en las portadas de los medios masivos, a pesar de la cantidad de páginas que dedican a la economía. Los mismos periódicos que anoche destacaban los disturbios protagonizados por un centenar de personas en Madrid frente a la cívica protesta de decenas de miles de personas en 50 ciudades. También le daban más importancia a la detención del director del Fondo Monetario Internacional por presuntos abusos sexuales. Ya ven, todo lo que nos han escondido los abusos del Fondo Monetario Internacional con sus planes de ajuste contra los pueblos más pobres, con sus propuestas contra los que peor lo pasan en Grecia, Portugal o Irlanda, hasta hace poco referencia para ese FMI.Y a Strauss-Kahn lo detienen como a Al Capone, por un incidente que no costó ninguna vida, pero que para los periódicos es más importante que todos los crímenes del FMI juntos.

Los organizadores valoraron las manifestaciones de ayer como un primer paso. Así hay que verlas, un sistema no se tumba desahogando la indignación un día. Habrá que ver si después de las manifestaciones vienen propuestas de políticas alternativas, acciones de desobediencia civil frente al poder financiero o sus representantes políticos, rebeliones masivas de consumidores de esas empresas del Ibex 35. Habrá que ver si toda esa nueva gente que ayer salió a las calles y regresó corriendo a contarlo por twitter, también se organiza para pasar a la banca ética, para no comprar en comercios que encargan la mercancía a explotadores de niños, para pedir a Hacienda que no destine dinero a gastos militares, para convertir en exigencias cotidianas lo que los poderosos etiquetan de utopías. Un servidor es optimista, de ayer no puede quedarse en un alegre paseo por una razón muy sencilla: o cambiamos esto o nos resignamos a convertirnos en esclavos.

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en manifestación, movimientos sociales, política. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Del escepticismo a la indignación

  1. Pingback: #12mGlobal Hoy no es un día cualquiera | SomosNadie.com

  2. Pingback: Del escepticismo a la indignación | Protextos

  3. Pingback: Del escepticismo a la indignación | Protextos

  4. José Ignacio dijo:

    Observo que tu andadura viene de lejos, por lo menos lo parece.
    Cualquier manifestación (exposición pública de alguien o algo) debe ser bien recibida y aún más en estos tiempos de silencio en las calles.
    Como dice el querido Sampedro hemos perdido criterios, capacidad de debate, de intercambio, de opinión individual contrastada…Deseo que esta movida sea la expresión de un desencanto desde una ilusión y no desde la desesperanza. Por otra parte me preocupa que la multitud de plataformas que se han sucedido en los últimos quince años queden disueltas en una nueva que pierde recorrido. Es necesario entender que los actos del pasado domingo son política en mayúscula (guste o no guste el término a l@s que participaron), una expresión política que va más allá que la de un partido que solo tiene como función articular o converger por estrategia y porque nuestra Constitución indica que sólo mediante un partido se puede obtener representación.

    Me gusta

  5. Marianela dijo:

    Coincido en todo lo que planteas, Juan, también creo que no se van a hacer eco de algo que hace tambalear el estado del “bienestar” Solo salieron a la calle según todos los periódicos unos cientos de jovenes, que tenían ganas de armarla.
    Pienso que no se debe quedar todo en una manifestación, que debemos usar la imaginación y la inteligencia para obligar a que se cambie par mejor una sociedad que no da más de si. Felicidades a todos los participantes y juntos podemos más.

    Me gusta

  6. Graciliano Ramon Suarez Garcia dijo:

    Se puede decir mas alto pero no mas claro. ! enhorabuena !
    desde Noruega

    Me gusta

  7. Pepi dijo:

    Hoy me he sentido desilusionada al comprobar el poco eco que tuvo esta manifestación en la prensa, y le aseguro que me miré todos los periódicos, me sentí manipulada, yo que asistí con lumbago y pasando de los sesenta.
    Su escrito me ha devuelto la alegría, me ha hecho recordar de nuevo lo vivido ayer, y creo que en la próxima seremos más, porque solo unidos podremos avanzar.
    Mil gracias.

    Me gusta

  8. Juan Luján dijo:

    gracias por sus comentarios Mararía, Fran y José Manuel, coincido con ustedes en los lemas que destacan y las reflexiones que hacen. Es importante saber que somos muchos los que queremos cambiar este sistema. un abrazo

    Me gusta

  9. Mararía dijo:

    En Madrid hubo una pancarta que decía “NO, YOU CAN’T”, y otra “NO ME LLEGA EL MES CUANDO VIENE EL FIN DE SUELDO”
    Genial, esto tiene futuro! Hay imaginación, fuerza, convicción y sobre todo, indignación. Ya era hora

    Me gusta

  10. Fran López dijo:

    Suscribo todito.
    Particularmente me hizo mucha gracia el cartel de “No hay pan para tanto chorizo” y me llamó mucho la atención el de “Jovenes pre-parados”.
    Asombrosas las pitadas ante el Banco de España y el cartel de “Los Intocables de Soria Ness”.
    Muchas gracias a todos y todas. Muchas felicidades a todos y todas.
    Mucho ánimo y pa´lante.

    Me gusta

  11. He leido casi todos tus comentarios desde que adnas por aqui, pero este, sin lugar a dudas, porque alli estuve y doy fé de ello y además te vi con el “silbato” en mano, es de lo mejor sino el mejor artículo que has escrito. Respira el sentimiento y la indignación de la calle por los cuatro costaos.
    A mi particularmente el lema que más me gustó fue el de, PORQUE GOBIERNA EL MERCADO SI YO NO LO HE VOTADO, creo que eso resume todo el movimiento que se está generando en torno a la nueva politica terrorista usando la economía como arma y como ariete y azote contra los paises mas débiles e incluso alguno que otro fuerte, por los intereses de los grandes TRUST instalados en WALL STREET que junto con el Pentágono y la WHITE HOUSE son el verdadero EJE DEL MAL de esta nueva era.
    Felicidades por tu artículo y no nos abandones que somos muchos los que te seguimos tenlo por seguro.

    Me gusta

  12. Regina Hernández dijo:

    ¡Muy bien dicho Juan!

    Me gusta

  13. Margaret Hart dijo:

    Juan de la mirada limpia, cándida: eres mi candidato. Gracias por expresarlo tan bien y hacer que la gente vea que juntos podamos con un sistema que se abusa de nosotros.

    Me gusta

  14. Ricardo Curbelo dijo:

    Anoche, cuando llegué a casa, no era muy tarde. Al menos, no tanto como para que la principal noticia de la jornada siguiera abriendo los sumarios de los informativos televisivos. Lo único que podía desbancar ese titular hubiera sido un nuevo e indeseable mega-terremoto. La única fuente de noticias un domingo a esas horas era el canal 24Horas de RTVE. Esperé estoicamente una simple referencia a la gran noticia del día: la meteorología puso fin al informativo y a mi débil convicción de que la tele pública era independiente. Si acaso, equitativa. Sí, pero sólo entre PP y PSOE. El resto es un bluf. Ni “profesionales de los medios” ni nada de nada. Caquita para ellos y para todos los que hoy priman las hazañas de un violador de mujeres y de nuestras miserables economías domésticas. Unas cuantas dignas excepciones no cubren mis espectativas sobre lo que debe ser el cuarto poder. El Bobierno (sic) de Canarias da medallas a chiflados. Yo hoy, Juan García Luján, te doy mi particular medalla. Sin fanfarrias. Sin ceremonias. Y la compartes con todos los que ayer nos concentramos en la Plaza de “Las Ranas” y los que se fueron sumando a la masa popular durante el recorrido. De los motivos, espectativas y composturas no digo nada porque tú lo has narrado como siempre, con una maestría que ya quisieran para sí muchos plumillas a sueldo que cacarean una libertad (personal y de expresión) ficticia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s