La supresión de la Cotmac


El Partido Popular vuelve a sacar su propuesta de suprimir la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Canarias (Cotmac). Lo dijo José Manuel Soria en el acto de presentación de la lista de su partido al Parlamento de Canarias que él encabeza y que tiene en el octavo puesto a Jorge Rodríguez, imputado por tráfico de influencias en varios procesos judiciales. Lo que pretende con la supresión de la Cotmac es “una mayor agilización de todos los proyectos de inversión bloqueados por la burocracia”

Hay que agradecer al presidente del PP que se nos haya desnudado en la presentación de su candidatura. No podemos decir que no nos avisó. Esa declaración de intenciones de convertir a Canarias en la ley de la selva, de vender nuestro territorio al mejor postor, de suprimir todos los controles que (con sus grandes defectos ) han permitido que todavía tengamos más de un 40% del territorio protegido, que todavía seamos uno de los rincones del mundo con una biodiversidad más rica, ese grito de ¡abajo la burocracia!, que en realidad quiere decir ¡ viva el anarco capitalismo, no hay más leyes que las del dinero! Si encima das ese grito el mismo día que presentas una lista al Parlamento donde tres de los ocho elegidos están imputados por saltarse normas urbanísticas o realizar tráfico de influencias para engañar a “la burocracia”, no hacen falta más explicaciones, te estamos viendo las orejas lobito.

Están tardando desde Coalición Canaria, el PSOE y Nueva Canarias en responder a la propuesta de Soria de suprimir la Cotmac. Si quieren una campaña electoral con ideas, con debate, podrían hablar de este asunto. Es más fácil centrar la campaña en eslóganes baratos como que se vaya Zapatero o viva Rubalcaba, es más simplón aprovechar los micrófonos para utilizar el paro o las listas de espera en Sanidad como arma arrojadiza. Estamos acostumbrados ya a este teatro electoral. Pero sería bueno romper con esa inercia y aceptar el reto de PP Manolo: ¿suprimimos la Cotmac?¿proteger nuestro territorio es un problema para nuestras islas o una garantía para nuestro futuro?¿controlar que se cumplan las leyes es un ejercicio democrático o un capricho de la burocracia?¿Quiénes son nuestras referencias los trabajadores públicos que desde la Cotmac intentan que la ley sea igual para todo o los traficantes de influencias que ponemos en nuestras listas al Parlamento para protegerlos de los jueces de clases bajas? En esta líneas

Lo ocurrido con el Plan General de Ordenación de Santa Cruz de Tenerife es un ejemplo de la actuación del PP en materia urbanística. Ni siquiera informan a sus concejales de lo que deben votar. Lo contó el edil del PP Alfonso Soriano, dijo que sospechaba de las irregularidades del PGO, que necesitaba toda la información, y no se la dieron ni siquiera desde su grupo municipal. Le dijeron que tenían que levantar el dedo en el pleno y punto, que CC y PP tenían unos compromisos adquiridos que debían cumplir. Tuvimos la suerte de que Soriano no dependía del sueldo del ayuntamiento ni de ir en las listas, por eso no tuvo miedo de contarlo públicamente. A Ángel Llanos le pasó justo lo contrario, el hombre quiere dejar su trabajo en la Coca Cola y disfrutar de la chispa de la vida en coche oficial, por eso después de haber criticado el PGO levantó sumisamente la mano y lo apoyó en el pleno.

Cuando Bravo de Laguna, que es abogado, habla del poder que tienen los jueces en la política pretende asesinar a Montesquieu. Pretende ganarse la confianza de su actual jefe y antiguo delfín. Nos quiere decir que Soria tiene derecho a seguir haciendo de las suyas, que hay derecho que todo un vicepresidente del gobierno tenga que pasar por esos disgustos de tener que acudir a un tribunal a explicar por qué los que le no le cobran el alquiler de su chalet o lo invitan a vacaciones gratis total sacan adelantes sus proyectos urbanísticos o se benefician de futuros concursos, ajenos al control de esa “burocracia” que pretende frenar los negocios de sus amigos. ¡Hasta ahí podíamos llegar, hombre!

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s