El cainismo de la izquierda


Decía ayer en El Correíllo el coordinador de IUC en Tenerife, Ramón Trujillo, que sería bueno una reflexión sobre el cainismo de la izquierda en las islas. Trujillo se siente objeto de una lluvia de insultos y descalificaciones desde que su partido se planteó la posibilidad de pactar con Nueva Canarias. Las principales descalificaciones vinieron desde la propia izquierda. Aunque el propio Trujillo reconoce que en el espectáculo también participaron los dirigentes de su partido con aquel comunicado en el que descalificaban y rechazaban una coalición que no se había producido.

En estos tiempos que corren tan poco dados a la lírica y tan sobrados de resignación a la dictadura de la banca y los mercados, hay un importante sector de la población que piensa, que se da cuenta de lo que pasa, que entiende que los cantos de sirena del PP no son la alternativa a la claudicación del PSOE ante las presiones de la gran patronal y los mercados para que se aniquile lo que nos queda de Estado de Bienestar. Hay una izquierda social que no está muerta, está huérfana, sin referentes en las instituciones.

Hablamos de la gente que apoyó la huelga general de 29 S, de la gente que sigue militando en el movimiento ecologista, de los colectivos feministas, de una parte del movimiento vecinal, de padres y madres que se movilizan para defender la educación pública, de profesionales y pequeños colectivos que salieron a la calle para defender la sanidad pública, de familias que se organizaron para pedir que se cumpla la ley de dependencia, de gente del mundo de la cultura y del sindicalismo que no está absorvida por el pesebrismo institucional…Suma y sigue.

Pero el problema es que lo habitual en la izquierda no es el suma y sigue, sino el divide y resta. También la izquierda está llena de ombligos que están encantados de conocerse, de admirarse, de escucharse cuando hablan. También la izquierda está llena de egos que sucumben al encanto de ver tu foto colgada de una farola o el video casero de tu partido que el sistema permite que emitan a las dos de la madrugada en una televisión pública. También la izquierda está sobrada de expertos en el regate corto, el tacticismo político que te lleva a entregarte al que te promete votos fáciles y te dice que trae dinero para la campaña electoral. Algo de esto hemos visto en las últimas semanas sobre todo en Tenerife. Sectores de la izquierda estaban dando pasos para la unidad, había plataformas posibles y alianzas imposibles.

La irrupción de Socialistas por Tenerife revolvió más el patio. Pudo haber ayudado a sumar. Pero el tacticismo marcó los acuerdos y al final la excoalición canaria y el expsoe se fundieron en el abrazo de los náufragos que quizá llegue a poner a Santiago Pérez en el Parlamento para martirio de José Miguel Pérez y de Coalición Canaria. Me alegrará ver a Santiago Pérez sentado en el Parlamento a costa de cualquier escaño del eterno tripartito. Sí se puede en Tenerife sigue su camino en solitario con un trabajo intenso en los últimos años, lograron un acuerdo con Alternativa de Lanzarote pero han sido incapaces de sumar otras siglas en su misma isla, Los Verdes se multiplican en partidos con la misma facilidad que se dividen en votos y la coalición Izquierda Unida Canaria no es ni coalición ni unida, sino una franquicia en manos de algunos que, en el caso de Gran Canaria, se sienten felices en el papel de tertulianos radiofónicos o de algunas teles locales. Resulta curioso que se comuniquen con sus compañeros a través de un comunicado de prensa.

En Gran Canaria las peleas no son tan graves porque la izquierda tiene menos fuerza. Los padres de Ican bombardearon con tanta fuerza los restos de la UPC que los supervivientes no han tenido capacidad para trasladar a los jóvenes un poquito de historia y de ilusión. Tiene mérito que tantas décadas después haya gente preocupada por la unión de las izquierdas, pero habrá que salir del colegio de licenciados y llegar a los barrios, a los institutos y a la universidad. O más bien estar en los barrios y en los centros de enseñanza. El camino es largo, en dos meses se puede hacer poco. Pero no gastaré ni una línea en criticar a los que en estos tiempos que corren ni se rinden, ni se resignan, y llevan años caminando en la calle convencidos de que otra Canarias es posible.

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s