Los insumisos al ejército nunca existieron


En el día en que el Ministerio de Defensa había decidido hacer público su regocijo por el décimo aniversario del inicio de la profesionalización del ejército mediante la aprobación del decreto de la suspensión del servicio militar en España, relatamos dos «incidentes» acaecidos a los grupos antimilitaristas de Bilbao, Madrid y Sevilla pertenecientes a la red de Alternativa Antimilitarista.MOC (antes Movimiento de Objeción de Conciencia), a la hora de participar en un programa de radio de ámbito estatal de la todopoderosa Cadena SER y en la cadena de televisión Cuatro, recientemente incorporada al entramado mediático-empresarial de Silvio Berlusconi, ambas del grupo PRISA. Puede que no sean ni noticia, quizás sólo sean dos anécdotas lamentables pero que reflejan, una vez más, de qué manera se consiguen los supuestos consensos en nuestra sociedad, a base de censura y de ocultación de la realidad. Lo que exponemos más abajo es sólo un ejemplo más: según nuestras noticias, en el resto de los medios el silenciamiento de la insumisión ha sido también absoluto durante estos días ¡Así es muy fácil tener buena imagen!.

Porque, por si alguien a estas alturas aún no se ha enterado, no fueron ni el capricho de Aznar , ni eso que llaman «la modernización» del ejército, los que acabaron con la «mili», sino una campaña de desobediencia civil organizada con miles de insumisos al servicio militar, así como la existencia de centenares de miles de objetores de conciencia.

NOTA:Conservamos las narraciones en primera persona tal como nos han llegado en e-mails informales, que inicialmente no fueron redactados para ser publicados.

A la insumisión no le abren ni una ventana

«Querida peña:

Os cuento un interesante susedido hoy, día en el que en los medios de comunicación se está hablando mucho de los «10 años sin mili». El Ministerio ha hecho un acto recordando el final de la ley de conscripción.

Hoy al mediodía, la SER ha contactado conmigo para salir a las 17:30 en el programa de La Ventana (con Gemma Nierga), realizado desde Barcelona y de difusión estatal, a cuenta de un programa sobre ese décimo aniversario.

Según le voy contando cosas al guionista, este se va entusiasmando más: que ese fin de la mili nos pilló a varios en la cárcel, los motivos por los que luchábamos y seguimos luchando, la insumisión, el efecto que tuvo, el gasto militar, las cifras de la profesionalización… Le encanta. También me dice que va a estar invitado el general Ballesteros, y que “a ver cómo te introducimos para que no se mosqueen”. Yo le pregunto si voy a poder hablar directamente con él, y me dice que “no sé, todavía estoy pensando cómo mezclarlo todo, si sacaros a cada uno por un lado, o cómo”.

Como yo no podía ir a los estudios de la SER en BIlbao, quedamos en que vaya Alberto a hablar. El general estaría desde Madrid, claro, “si es que está, que todavía no lo hemos atado con él”, dice el guionista.

Al final, tras marear la perdiz, llaman a Alberto y le dicen que nada, que lo han cancelado, que si había poco tiempo, que si la abuela fuma, que si mi primo es bombero. Nos queda la duda de si no van a hacer nada, o si lo van a hacer sin general, o sólo sin nosotros (duda teorética-retórica).

He estado oyendo el programa y ha sido lamentable: ha ido otro general (un general retirado con pocas tablas) y la Gemma Nierga le ha estado tratando como si fuera el abuelito que cuenta batallitas. Han intervenido Butragueño contando que le cambiaban las guardias para poder jugar, Jaime Urrutia (el único que ha dicho que el Estado le debe 13 meses a él y a mucha gente, y que le usaron de esclavo de un mando), al que la Gemma no le ha hecho ni caso, y Luis Eduardo Aute, que ha contado que durante la mili pudo pintar y hacer ilustraciones para la revista del ejército, y que le parece muy bien que haya un servicio obligatorio (no armado), para que a esa edad te des cuenta de que no eres un privilegiado.

Vamos, que sí que han hecho el programa y han censurado la posible presencia de una voz insumisa. Tal y como me ha dejado entrever el guionista, esto viene de arriba… Les estoy llamando para preguntarles, desde mi inocencia, qué ha pasado, pero no me cogen.

¡Con la SER hemos topado! »

Tampoco en Madrid

«Bueno no ha sido el único, esta mañana nos llama Nino que está ahora por Madrid, que le habían llamado de Cuatro, para hacernos una entrevista de como la insumisión había influido en la desaparición de la mili, tras varias llamadas para ver quién podía estar entre gente de Madrid y Sevilla, llamo a la periodista para concretar la cita y me comenta que está esperando la autorización de Cuatro de Madrid, que cuando le autoricen me llama, a esta hora aún no me ha llamado, así que supongo que Madrid no la ha autorizado. En fin a nadie nos coge de sorpresa, la libertad de prensa murió hace tiempo. »

Texto publicado en el blog: Antimilitaristas.org

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en derechos humanos, justicia, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s