No lapiden a Mauricio


Chacho, José Carlos, por Dios. Que no hay necesidad ninguna mi niño. Tú ya te habías despedido de todos nosotros, reconociste que “la política es una larga carrera hasta la derrota final”, y dimitiste después del fracaso de Coalición Canaria en Gran Canaria. Tú dimitías mientras tus compañeros negociaban el gobierno con los otros perdedores. Por eso, ahora, no es necesario volver a los escenarios de esta forma. Quedabas mejor en las charlas ante nuestro Producto Interior Bruto, en aquella conferencia en la que nos pusiste como modelo a Singapur y me contaste que estabas escribiendo unos libros que yo sigo esperando, como los picoletos esperan por tu carné de conducir.

Me dice una amiga abogada que la multa por este tipo de infracción suele ser de unos pocos cientos de euros. En el artículo 384 se castiga de 3 a 6 meses de cárcel o multa de 12 a 24 meses. El fiscal empezó pidiéndo 18 meses, una pena intermedia. Después aplicó el acuerdo habitual, reducción de un tercio por conformidad del acusado. Fíjate que con esa multa de 3000 euros que te pusieron por conducir sin carné tenías para un montón de taxis, que son casi tan cómodos como los coches oficiales y, como el pueblo tiene la memoria débil, seguro que muchos taxistas ni se acuerdan de tus hazañas políticas y no se plantean darte la tabarra mencionando tu pasado.

Cuando leí la primera noticia de tu multa en el Canarias 7 tuve mis dudas, pensé “este hombre no deja de ser un pensionista canario, que ya perdió la condición de hombre público”. Pero este jueves leí el top secret donde contaban que te volvieron a ver conduciendo el mismo coche, por la misma carretera. Y, cuando no terminaba de asumir la noticia de Canarias Ahora llegó el video de Antena 3. Y volví a las dudas. ¿Estamos ante un hombre público?¿Merece esta noticia tanto relieve como le estamos dando (incluido este periódico)?¿Y si, como decían en el Top Secret, te sacaste el carné la semana pasada?

Leo los comentarios de los lectores en los periódicos digitales y veo al personal muy enfadado.¡ Que no has matado a nadie, coño! Mucha gente dice que deberías ser un ejemplo, deberías de cumplir las leyes como todos. Parece que no saben que todos los días trincan a alguien sin carné en esta isla de ciudadanos respetuosos con el Código Penal. Mucha gente se cree que sigues reinando entre nosotros, no asumen que eres expolítco y dicen que debes dar ejemplo. Otros piden directamente que te manden a chirona, sin juicio ni nada. El personal cuando saca las vísceras es muy bruto. Los hay que se temen lo peor, que te condenen a trabajar para la comunidad y vuelvas a ser consejero del gobierno. Esos son los más benevolentes contigo, prefieren que la justicia haga la vista gorda a que tu pena sea nuestra condena.

Yo, personalmente, no lo tengo nada claro. Sabes conducir, simplemente no has pasado el trámite administrativo. ¿Te acuerdas las leyes de extranjería que apoyaste en el Congreso de los Diputados, donde se mandaba a los jóvenes africanos a las viejas cárceles (hipócritamente llamadas centros de retención) y se los expulsaba por una falta administrativa? Pues ahora, fitetú, te pasa lo mismo, que dicen que no tienes papeles y la gente se cree que se arregla en plan bestia, poniéndote entre rejas. Pero yo, en este punto, tengo que ser coherente, si rechacé la cárcel por falta administrativa para los africanos sin papeles no la pediré para un señor que no tiene la licencia para conducir.

Por eso pido tranquilidad a las masas. No lapiden a Mauricio. Llevo días defendiendo a los pensionistas de los ataques del gobierno. Ahora te defiendo a ti de la ira del pueblo. Una multita acorde con tus ingresos y prométeme que no lo volverás a hacer. Que a la tercera va la vencida y que esta sí fue tu derrota final. Que te vas a sacar el carné, que hasta que no lo tengas te montarás en la guagüita, en un taxi o te llevará algún amigo. Incluso te podría dejar un coche con conductor alguno de esos grandes empresarios con los que decidías el futuro de todos nosotros, diseñabas el REF, la RIC y todas esas tan buenas para ellos.

Pero no lo vuelvas a hacer, por favor. Que no hay necesidad ninguna. Que ya no eres consejero de Hacienda y los periódicos no te cuidan tanto como antes. Los wayú que habitan la costa colombiana dicen que se puede crecer como la palmera y caer como un coco, una lección que deberían aprender todos los que llegan tan alto. Y da gracias a los dioses que para estos delitos no se designa jurado popular, porque en ese caso hubiera sido difícil frenar la ira de la plebe siempre dispuesta a lapidar a los demonios que se escaparon vivos.

Anuncios

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 20 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en justicia, más leídos, política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No lapiden a Mauricio

  1. Encarna Morín de León dijo:

    Lo de la ley de extranjería te ha quedado bordado, Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s