Los señores de las guerras


Los señores de las guerras se reúnen en Lisboa. Son el brazo político de la banda armada de la OTAN, ese organismo que nació para defendernos del comunismo, para organizar guerras fuera de sus fronteras. Siempre lo tuvieron claro cuando había que elegir entre el opresor o los oprimidos: amigos de Israel frente a los palestinos, amigos de Turquía frente a los kurdos, amigos de Marruecos frente a los saharauis, amigos de las metrópolis frente a las antiguas colonias.

Aunque la mona se vista de seda mona se queda. Por mucho que nos hablen de intervenciones humanitarias, de lucha antiterrorista, de defensa de la libertad frente a los sátrapas, la OTAN es el brazo armado del Fondo Monetario Internacional, de la Unión Europea y de Washington. También es la cara política de las empresas de armamentos, de los generales que organizan las invasiones de Irak, de Afganistán, de todos los pueblos que el Pentágono considere que forman parte del eje del mal. Cuando existía el Pacto de Varsovia la OTAN montaba guerras contra los pueblos peligrosos porque podían exportar marxismo. Hoy las montan contra los que pueden acoger terroristas. Ocurre que los pueblos sospechosos suelen estar asentados sobre pozos de petróleos, bolsas de gas o minas de diamantes. Fíjese usted qué casualidad.

Estos días en Lisboa los señores de la guerra otánicos hablan de intervenir más todavía fuera de sus fronteras. Lo llaman “seguridad cooperativa”, la vieja y terrorista guerra preventiva de Bush pero dicha en lenguaje subliminal, más propio del Nobel de la Paz Mr. Obama. A esta gente de la OTAN les importa un pito lo que piensen los pueblos, incluso sus pueblos. A Felipe González lo amenazaron cuando ganó las elecciones después de prometer un reféndum sobre la OTAN. Tú sabrás lo que haces, le dijeron, pero “si nosotros (la OTAN) perdemos el referéndum tú sales de la Moncloa y la economía española se va para el carajo”. Le dijeron eso que digo, pero en inglés. Felipe se asustó tanto que pasó del Entrada NO, al por favor digan que sí. Y tras una de las campañas más manipuladas desde el poder, con preguntas trampas, salvó a Felipe por los pelos. Desde entonces ningún presidente se ha atrevido a convocar un referemdun sobre la pertenencia a la OTAN.

Estos paladines de la democracia armada, exportadores de libertades, han convertido Lisboa en una ciudad sitiada. Suspendieron el derecho a libre circulación de personas dentro de Europa y tomaron el aeropuerto y el puerto de Lisboa. Impidieron la entrada a Portugal a más de 200 personas, todas las que tenían pinta de venir a manifestarse contra la cumbre de los señores de la guerra. Los que lograron colarse participaron en una multitudinaria manifestación (unas 30.000 personas según el diario El Mundo). La policía disolvió a un grupo de antimilitaristas que estaban encadenados en medio de una avenida y detuvo a 45 pacifistas. Entre ellos están dos de Gran Canaria, Koldobi Velasco y Juan Carlos Navarro, que después de un juicio rápido por “desobediencia” fueron puestos en libertad la medianoche del sábado.

Los temas estrellas de esta cumbre son la retirada de Afganistán, la creación del escudo antimisiles y una alianza con Rusia. Uno se pregunta si estos señores de la guerra se retiran de Afganistán, ¿por qué no se retiran también del planeta tierra, y así daríamos un gran paso para que se cierre el negocio de las guerras y las ventas de armas? Sobre el escudo antimisiles podemos decir que es la prueba de que el algodón no engaña. Si pasamos un algodón por las caras de estos sonrientes líderes otánicos descubriremos que detrás del maquillaje de preocupados por la seguridad del mundo, lo que hay es el rostro de los peones de los matones del planeta, de los principales fabricantes y exportadores de armas. Ellos son los que venden el armamento a los países del Mediterráneo y después se plantean un escudo antimisiles para protegerse de los mismos a los que arman.
La alianza con Rusia la presentan como una nueva estrategia que deja atrás los años de la guerra fría. Han tardado 21 años en enterarse de que ya el Pacto de Varsovia está muerto y enterrado, y por tanto se les acabó aquella justificación que tenían para montar la banda armada de la OTAN. Ahora dicen que necesitan a Rusia como aliado, también buscan llevarse bien con China. Al final, quiénes quedan como enemigos: África, Latinoamérica y los países asiáticos que peor están. La fotografía es clara: la OTAN es el brazo armado de los ricachones, de los amos del mundo.

Los mismos gobernantes que han impuesto un plan de ajuste duro a Grecia y que amenazan con planes parecidos a Irlanda, Portugal y España, los mismos que promueven recortes de gastos sociales, cierres de hospitales públicos, privatizaciones de los servicios sociales, son los mismos que se ven las caras en Lisboa para aprobar la construcción de un escudo antimisiles con dinero público. Con el multimillonario presupuesto de su nuevo juguetito de guerra seguramente no habría que cerrar hospitales en Grecia, ni despedir a empleados públicos en Gran Bretaña, ni recortar los presupuestos sociales en España. Pero Business are Business, y la guerra es el principal negocio de este gente. Por eso la OTAN debe seguir existiendo.

PD: La última hora de la movilización en Lisboa la tienen en la web www.antimilitaristas.org

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en movimientos sociales. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los señores de las guerras

  1. dulce dijo:

    Este periodismo es el que informa
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s