El oxígeno


Todas las células de nuestro cuerpo necesitan oxígeno. El oxígeno está en la corteza terrestre y en los océanos. Cuando subes una montaña y pasas de los 2400 metros de altitud disminuye la biodisponibilidad y te puede dar el mal de montaña. Dolores de cabeza, náuseas, vómitos. Resumiendo: si te falta el oxígeno te puedes ir pal carajo. Por eso en Tenerife, con una montaña tan grande como el Teide, es fácil subir y subir sin darte cuenta y quedarte con falta de aire.

También puedes vivir en la meseta española y sentir que te falta el oxígeno. Después de las elecciones primarias en el PSOE de Madrid, por ejemplo, con la derrota de Trini Jiménez el presidente Zapatero perdió aire. Se quedó con pocas energías. ZP sonrió y le dio las gracias a la democracia, pero casi se nos asfixia del disgusto que le provocó la victoria de Tomás Gómez.

Por eso la llegada de Paulino Rivero al Palacio de la Moncloa generó ayer mucha expectación. Se trata del mismo Paulino que acudió al mismo palacio hace unos meses, entonces Paulino iba a pedir oxígeno, a recordarle a Zapatero las promesas del Plan Canarias y de paso unas perrillas para comprar porras autonómicas. Al salir de la reunión sólo esperaban a Paulino Rivero tres periodistas, todos de medios isleños. Ayer, en el mismo Palacio, el mismo presidente ultraperiférico, se encontró con 20 periodistas en la rueda de prensa. ¿Qué diferencia había? Pues que Paulino no fue a pedir oxígeno, fue a dárselo a Rodríguez Zapatero. Y eso importa mucho en todo el Reino.

También es verdad que Paulino no le dio gratis la botellita de oxígeno para que Zapatero respire hasta el final de legislatura. A cambio ZP le dio el aire que tienen las aguas canarias, el aire del REF y el aire de un estatuto de autonomía sin reforma electoral. Le dio tanto oxígeno, que Paulino salió de la reunión sacando pecho, con la alegría de saber que si PP Manolo lo abandona los socialista canarios están obligado a darle aire.

Antes del encuentro con Paulino, en la calle Ferraz se reunió la ejecutiva federal del PSOE. Algunos enviados especiales de José Miguel Pérez llevaban el recado de la ejecutiva de los socialistas canarios. Hay que disolver la agrupación de Tenerife, y la de la capital chicharrera. Pero se encontraron que no podía ser. Hay dos versiones. Una que habla de un asunto que se despachó en varios minutos, otra que cuenta que la cosa duró bastante. Leire Pajín dijo a los periodistas que había que hablar con las dos partes. O sea, que hay dos partes. No fue un paseo militar, no fue una ejecución en plaza pública de medio partido. No. Los josemiguelistas fueron a Madrid a pedir oxígeno y en Madrid les dieron zapos.

Los que sacan pecho en Canarias llegaron a Madrid y no encontraron aire para llenar unos pulmones tan creciditos. En Madrid las cosas no son tan simples como un “es que son unos rebeldes”, “es que el 70% de la militancia apoyó a José Miguel”, “es que está en los estatutos”. No, chavales, vinieron a decir con acento castizo, las cosas no son tan simples. Las acusaciones hay que demostrarlas.

El comité insular tinerfeño (máximo órgano entre congresos) había rechazado el sábado por mayoría absoluta la creación de gestoras. Dirigentes históricos rechazaron la disolución de las agrupaciones díscolas. Los periódicos y columnistas más machacones con el psc-psoe estos últimos años aplauden a la ejecutiva de ahora. Uy, uy, en qué se estarán equivocando se preguntan los que sufrieron a esa prensa.

Téngase también en cuenta que en la dirección de Ferraz existe un núcleo de gofio que tiene otras informaciones que contradicen los mensajes que llegan desde la ejecutiva de José Miguel Pérez. En Ferraz no existen las unanimidades de Génova, donde Rajoy se traga las decisiones que le llegan en un vídeo con faltas de ortografía. No, en Ferraz la cosa es más complicada. Por eso ayer, Blanco y en botella (de oxígeno) no fue leche. ZP no pudo darle una botella de oxígeno a los josemiguelistas, Paulino se la había llevado con todo el agua de los mares canarios dentro.

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s