De vez en cuando la vida. Thalía Rodríguez


Todos los días se levanta antes del amanecer y pone rumbo con su perro hacia la carretera del centro. Para él no hay días de fiesta ni fines de semana, todos los días son iguales. Se dedica a señalar a los conductores dónde hay un hueco libre, les cierra el retrovisor y les pide algo de calderilla.

Desde hace unos meses coincidimos todas las mañanas. Siempre me da los buenos días con una gran sonrisa y charlamos durante un rato, luego le doy lo que lleve suelto y me voy a trabajar.

No sé su nombre, ni él el mío. Pero durante este tiempo me ha contado muchas cosas de su vida; que era cocinero, que el perro era de un amigo que ya no podía cuidarlo y que él lo recogió, que su madre murió hace menos de un año y que desde entonces tiene congelada la cuenta a la espera del juicio por la herencia.

Hasta la semana pasada, cuando volvía al coche para irme a casa después de trabajar, que me llamó para contarme, con lágrimas en los ojos, que había ganado el juicio y que le había salido un trabajillo de guarda de seguridad al que podía llevar a su perro y que empezaba el lunes. Me dijo que tenía que agradecer a mucha gente lo bien que se habían portado con él durante este tiempo y que ya nos veríamos para echar un café.

Esta mañana cuando llegué no estaba allí. Echaré de menos nuestras charlas mañaneras, pero estoy contenta, porque sé que le espera algo mejor que estar más de 10 horas al día aparcando coches. Le estaré eternamente agradecida porque me ha enseñado que hay dos cosas en la vida que no debemos perder nunca; una es la sonrisa, y la otra, la esperanza de que todo puede cambiar.

PD: Este bello artículo fue escrito para la sección ‘La Carta de Thalía’ y leído por su autora en ‘El Correíllo’ en CANARIAS AHORA RADIO

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en otros autores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s