La rebelión majorera en el PP


La aristocracia le está jugando malas pasadas a PP Manolo. Su partido en Fuerteventura estaba controlado hace sólo dos años por el Marqués de las Dunas. Domingo mandaba en el norte y en el sur, en el este y en el oeste, en las Dunas y en Tindaya. El Marqués no se conformaba con mandar en las Dunas y en la gasolinera, por eso montó la censura en el ayuntamiento. Eran unos años (¿se acuerdan?) en los que PP Manolo no tenía ese vicio de darle disgustos a Paulino. Por eso echó al Marqués del partido para no perder su coche oficial.

En aquella época el Marqués tenía mortificada a Águeda Montelongo. Pero a PP Manolo le daba igual, por eso Águeda lloraba y muchos militantes que también sufrían a don Domingo la consolaban. No es que PP Manolo se volviera sensible a las lágrimas de Águeda, es que tenía que dejarle las llaves del partido a alguien y por eso las entregó a Montelongo. Y aquellos militantes que la apoyaban descubrieron que la nueva líder se convirtió en Marquesa, y demostró ser una aventajada alumna de González Arroyo.

La crisis en el PP de Fuerteventura no acabó con la expulsión del Marqués. Las decisiones unipersonales de Águeda Montelongo están provocando una rebelión escalonada que vivió ayer un capítulo histórico con la marcha de más de 160 militantes del PP de Pájara. Perder Pájara en Fuerteventura es como perder San Bartolomé de Tirajana en Gran Canaria o Los Llanos de Aridane en La Palma. Es el tercer municipio en población, pero el municipio turístico por excelencia. En Pájara manda ahora otro Domingo, Domingo Pérez, que no es marqués de las Dunas, pero aspira a servir a la Marquesa Montelongo.

La marcha de los militantes y dirigentes de Pájara se produce dos días después de la destitución del presidente de Nuevas Generaciones de Fuerteventura. Leonardo Fernández denunció la semana pasada los modos dictatoriales de la Marquesa Montelongo, y la dirección del partido lo echó unas horas antes de que se marchara. Otro que se podría marchar del PP antes de que lo echen es Guillermo Concepción, vicepresidente del cabildo de Fuerteventura en contra de los deseos de Águeda Montelongo. Concepción también es militante de Pájara pero no quiere renunciar a su militancia y forma parte del sector crítico con la presidencia insular y con PP Manolo.

El problema del PP es que esos militantes y dirigentes no se van a su casa. Muchos se han dedicado a la política toda la vida y no saben hacer otra cosa. Después de sobrevivir al Marqués, a la Marquesa y al señorito PP Manolo se sienten con fuerzas para aguantar a quien sea. Incluso a Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias. Y aquí paro, que tampoco voy a contarlo todo.

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s