La dictadura marroquí



Foto: Lekhaila Hayuh, publicada en guinguinbali.com

Marruecos vuelve a mostrar su verdadero rostro dictatorial en el Aaiún. En el barrio de Casa Piedra lo que debió ser una fiesta de recibimiento a once activistas pro derechos humanos que venían de Tinduf, se convirtió en una noche de terror, con el ataque a ciudadanos pacíficos. Los activistas se refugiaron en una casa que fue sitiada por la policía marroquí. Desde dentro los saharauis bloqueaban las puertas y ventanas para evitar que entraran las fuerzas de ocupación, desde fuera los policías arrojaban piedras y agredían a quien se atreviera a asomarse a la calle.

La periodista de Guinguinbali.com, Laura Gallego, fue testigo directo de los hechos y cuenta que algunos niños sufrieron ataques de ansiedad y fueron agredidos por los marroquíes. Tres ciudadanos españoles también fueron víctimas de sus agresiones: Javier, Cecilia y Lorena López. El representante de la Casa de España se acercó a la vivienda sitiada por la policía para recoger a los españoles y darles protección. Cuando salían de la casa la policía arrebató las cámaras fotográficas de Laura Gallego y Lorena López, toda una demostración del respeto que Marruecos profesa a la libertad de expresión.

Después de 34 años de espera pacífica. Después de una generación perdida que nació en una tierra ocupada por Marruecos en contra del criterio de la ONU y de otras generaciones que padecieron el colonialismo español. Después de tres décadas de incumplimientos de las resoluciones de la ONU por parte de la monarquía alauí. Después de veinte años del retraso del referéndum que debía dar una solución al conflicto. ¿A qué espera la llamada comunidad internacional para pedir a Marruecos que respete los derechos del pueblo saharaui?

Más preguntas: ¿Qué tienen que decir el gobierno español y la oposición a las agresiones que sufrieron tres ciudadanos españoles el lunes en el Aaiún? ¿Organizará Esperanza Aguirre un homenaje a los agredidos como el que promovió con las damas de blanco de Cuba? ¿No tiene nada que decir el PP de Canarias, su presidente que tanto ataca a Hugo Chávez y al gobierno cubano?¿Se quedarán callados a pesar de que Lorena López, una de las jóvenes que fue agredida, era consejera del cabildo durante la presidencia de José Manuel Soria?¿Pedirá Moratinos la liberación de los presos políticos saharauis que podrían ser condenados a muerte?

Galia Djimi, miembro de la Asociación Saharaui de la Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí, nos contaba este lunes en El Correíllo su experiencia como prisionera política durante 3 años y 7 meses en una cárcel clandestina de Marruecos. Compartió celda con Aminatu Haidar, a la que considera su hermana. “Aminatu y yo somos de las que menos hemos sufrido, otros aguantaron más de 17 años en cárceles secretas, mi madre está desaparecida”, nos contó Galia. La activista saharaui me mostró las cicatrices de las mordidas de los perros que la policía marroquí llevó a su celda para asustarla a ella y a sus compañeros de cautiverio. Aminatu Haidar había comenzado una huelga de hambre y ellos pensaban sumarse a la protesta. Pero los carceleros trajeron unos perros que les soltaron encima hasta que se vieron obligados a comer.

Con su pantomima electoral, con sus partidos promovidos por Mohamed VI, con su prensa vigilada, Marruecos es una dictadura que Europa trata como socio privilegiado. Marruecos vende tomates y democracia con los mismos métodos: usando el fraude. A Europa le interesa un socio en esa zona para frenar a Argelia y a Mauritania. El pueblo saharaui se ha convertido en una mercancía más que las autoridades de Rabat utilizan en sus negociaciones. “Oye Bruselas yo te vendo tomates baratos y te compro el silencio sobre mis barbaridades en el Sáhara”. En la ONU Francia protege a Marruecos, evita que la Minurso tenga capacidad para vigilar el cumplimiento de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. España también se suele apuntar a la protección de Rabat en las instituciones internacionales.

Los aliados de Marruecos dicen que un Sáhara independiente se convertiría en un estado islamista. Ocultan la realidad: los saharauis son un pueblo que ha resistido de forma pacífica durante más de 30 años, que convive con los marroquíes en el Sáhara ocupado. Que le pregunten a los niños que sufrieron ataques de ansiedad en el barrio de Casa Piedra, qué le pregunten a las madres que no podían salir a buscar leche para los biberones, que le pregunten a ellas ¿quiénes son los terroristas que viven el Aaiún?¿ de qué color es su uniforme?

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en África, derechos humanos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La dictadura marroquí

  1. Tino Prieto dijo:

    Abrazos y todos los buenos deseos para esa enorme valentía, que se extiende en colores de solidaridad por todo el planeta.
    Mira el rostro saharaui y verás que es futuro es Libre, un pueblo Libre, haciendonos más libres a toda la humanidad.
    Compatir mi sentido humanista, la paz, la fuerza y la alegría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s