Contra la pobreza


pobreza cero
La propuesta es bien sencilla, vamos a pensar que no nos da lo mismo que durante los tres minutos que usted emplea en leer este artículo mueran de hambre 36 niños menores de cinco años en Africa o Latinoamérica. Cuando usted abra el chorro para lavarse las manos puede acordarse de los 3000 millones de personas que no disponen agua potable, que en Mali o Angola recorren kilómetros y kilómetros hasta encontrar un pozo. Cuando se tropiece con un cartel que le anima a vacunarse contra la gripe hoy decide acordarse de los chiquillos de una aldea de Tanzania, que no conocen el significado de la palabra vacuna, pero asumen que si a su hermanito le duele la garganta durante dos días seguidos por una simple infección de amígdalas seguramente se morirá antes de una semana. Y cuando usted deje a su hijo en el colegio quizá le de por recordar que hay 400 millones de niños que comenzaron a trabajar nada más salir el sol y que dejarán de hacerlo en el atardecer ,son niños esclavos que no tienen tiempo para ir a la escuela.

También en el plan de hoy usted se ha propuesto fijarse en los números. Y lee en el periódico que el gobierno de Estados Unidos ha aportado inicialmente 700.000 millones de dólares para rescatar al sistema financiero del caos, y la Unión Europea ya propone cifras parecidas. Y usted encuentra en otro rincón del periódico una noticia escondida que dice que para combatir el hambre la ONU solicitó sólo 30.000 millons de dólares. En el año 2000 la mayoría de los países firmaron los objetivos del milenio, que recogían el compromiso de acabar en 2015 con el hambre en el mundo. Pero usted sabe que en 2008 más de 50000 personas mueren diariamente por la pobreza extrema, y la distancia entre los más pobres y los más ricos se incrementa, el 20% de la población mundial consume el 80% de los recursos. También hoy le dicen que 200 millones de personas se ven obligadas a emigrar por todas estas causas.

Después de todo este ejercicio de olvidar la crisis coyuntural del sistema financiero y tomar conciencia de la crisis humanitaria permanente, a usted le cuentan que hoy se celebra el Día Internacional de erradicación de la pobreza, que la gente de Pobreza Cero en Gran Canaria organiza esta tarde una feria de comercio justo en la Alameda de Colón, que terminará esta noche con un concierto. Y le cuentan que también mañana sábado a las 7 de la tarde hay una concentración contra la pobreza junto al Auditorio Alfredo Kraus. Entonces usted, después de haberse olvidado de Wall Street, del euríbor, de las hipotecas jediondas, de la banca y de los fondos de altos riesgos, se acuerda de estos dos actos y decide acudir a ellos. Usted quiere rebelarse contra la pobreza, contra las injusticias. Quizá mañana volverán a morirse de hambre otras 50.000 personas, pero por lo menos usted ha dicho delante de otros que usted no está de acuerdo. La caída de los sistemas más opresivos siempre empezó de la misma forma: comenzó a juntarse gente para decir que no estaban de acuerdo.

*Publicado el 17 de octubre de 2008

Acerca de juanglujan

Juan García Luján es periodista, de las islas Canarias. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Entiende el oficio de periodista como la posibilidad de informar, comunicar y reflexionar en alto. Todavía cree que es una profesión útil para la sociedad. Después de 25 años de oficio no confunde libertad de empresa con libertad de expresión.
Esta entrada fue publicada en África, inmigración, Internacional, justicia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s